Dieta sana y equilibrada.
Ahora que viene el veranito y antes de comenzar con la operación bikini, te proponemos una dieta fácil para vitaminarse, de lujo, ¿no?

Dieta sana y equilibrada.

Si quieres empezar el verano con una dieta sana y equilibrada, esto es; una dieta sana que seguramente, además de aportarte la suficiente energía como para empezar el día a tope, podrás perder peso y, ójala pierdas ¡los malos hábitos!.

No olvides incluir en el desayuno de tu nueva dieta sana y equilibrada, alimentos que contengan:

- Calcio: interviene en la transmisión de los impulsos nerviosos. Es muy importante absorberlo bien, por eso, debemos evitar el alcohol y el café si no queremos tener dificultades en la absorción. Una dieta sana y equilibrada debe estar compuesta por algunos de estos alimentos ricos en calcio: queso cheddar, mozarella, sardinas en aceite, de oliva, leche descremada, espinacas cocidas, brócoli, nueces, yema de huevo, etc. Estos son algunos de los alimentos mediterráneos que aportan más equilibrio a tu dieta. Según la tabla del departamento de nutrición del IOM ( Institute of Medicine) tanto hombres como mujeres debemos consumir unos 1000 mg diarios de calcio.


- Hierro: influye en el rendimiento y la resistencia. Se trata de un oligoelemento vital para la creación de globulos rojos y, también, de hemoglobina. La falta de hierro en el organismo puede producir: cansancio, alteraciones anímicas, anemia o deficiencia inmunitaria, entre otras. En nuestra propuesta de dieta sana y equilibrada podemos consumir hierro si ingerimos alimentos como: semillas de soja, lentejas, avena, espinaca fresca, pan de harina integral y judías, son algunos de los alimentos ricos en hierro que nos ayudarán a mantener una dieta sana.

- Vitamina B: especialmente la B1, B6 se encuentran en las dietas mediterráneas con alimentos como el melón, el pollo y los plátanos y B12 en el hígado, huevos y en el queso, esta última importante para contrarrestar el estrés y facilitar la agilidad intelectual.