Extiéndele a cada persona, sin importar cuán trivial sea el contacto, todo el
cuidado y bondad y comprensión y amor que puedas reunir, y hazlo sin pensar en
recompensa alguna. Tu vida nunca volverá a ser la misma.

La felicidad depende de nosotros mismos

Dar amor es la ley que se aplica a todo en tu vida. Y dar amor es la ley de las
relaciones. A la fuerza del amor no le importa si conoces a alguien o no, si una
persona es amiga o enemiga, un ser querido o un extraño. A la fuerza del amor no
le importa si estás encontrándote con un compañero de trabajo, tu jefe, uno de
tus padres, un hijo, un estudiante o una persona que te sirve en una tienda. Con
cada persona que tienes contacto, estás o dando amor o no. Y lo que das es lo
que recibirás.
Las relaciones son tu mayor canal para dar amor, de modo que puedes
cambiar tu vida entera simplemente mediante el amor que des en tus relaciones.
Al mismo tiempo, sin embargo, las relaciones pueden ser tu mayor fracaso,
¡porque a menudo son tu mayor pretexto para no dar amor!

amor


Los seres más iluminados a lo largo de la historia nos han dicho que
amemos a los demás. A ti no te dijeron que amaras a los demás sólo para poder
ser una buena persona. ¡Te estaban dando el secreto de la vida! ¡Te estaban
dando la ley de atracción! Cuando amas a los demás tienes una vida fenomenal.
Cuando amas a los demás recibirás la vida que mereces.

jesus

"Toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás
a tu prójimo como a ti mismo".
San Pablo (CIRCA 5-67)


Dale amor a los demás mediante bondad, estímulo, apoyo, gratitud o
cualquier otro sentimiento bueno, y regresará a ti y se multiplicará, trayendo
amor a todas las demás áreas de tu vida, incluyendo la salud, el dinero, la
felicidad y tu carrera.
Dale negatividad a los demás mediante críticas, ira, impaciencia o cualquier
otro sentimiento malo, y recibirás esa negatividad de vuelta, ¡garantizado! Y
según la negatividad regresa a ti, se multiplica y atrae más negatividad, lo cual
afecta el resto de tu vida.

felicidad


No depende de la otra persona
Puedes saber en tus relaciones ahora mismo lo que has estado dando. Si
una relación actual es magnífica, ello significa que estás dando más amor y
gratitud que negatividad. Si una relación actual es difícil o desafiante, ello
significa que inadvertidamente estás dando más negatividad que amor.
Alguna gente piensa que tener una relación buena o mala depende de la otra
persona, pero la vida no ocurre de esa manera. No puedes decirle a la fuerza del
amor: "¡Te daré amor sólo cuando la otra persona me lo dé a mí!" ¡No puedes
recibir nada en la vida a menos que tú lo des primero! Cualquier cosa que des,
eso recibirás, así que no depende de la otra persona en lo absoluto: ¡todo depende
de ti! Todo depende de lo que estás dando y lo que estás sintiendo.
Puedes cambiar cualquier relación ahora mismo buscando las cosas que
amas, aprecias y agradeces en esa persona. Cuando haces un esfuerzo deliberado
por buscar más las cosas que amas que las cosas negativas que notas, ocurrirá
un milagro. Se te presentará como algo increíble que le ha ocurrido a la otra
persona. Pero es la fuerza del amor lo que es increíble, porque disuelve la
negatividad, incluida la negatividad en las relaciones. Lo único que tienes que
hacer es aprovechar la fuerza del amor buscando las cosas que amas en esa
persona, ¡y todo cambiará en esa relación!
Conozco miles de relaciones que se han restaurado mediante el poder del
amor.

buda


He aquí la parte problemática de dar amor en las relaciones, y es
precisamente lo que ha impedido a muchos recibir la vida que merecen. Es
problemática simplemente porque la gente ha tenido un malentendido sobre lo
que significa dar amor a los demás. Para tener claridad sobre lo que significa dar
amor a los demás necesitas entender lo que significa no darle amor a los demás.
¡Tratar de cambiar a otra persona no es dar amor! ¡Pensar que sabes lo que
es lo mejor para otra persona no es dar amor! ¡Pensar que tienes la razón y que la
otra persona está equivocada no es dar amor! ¡Criticar, culpar, quejarse, fastidiar
o encontrarle defectos a otra persona no es dar amor!

"El odio no se conquista con odio. El odio se
conquista con amor. Ésta es una ley eterna".
Gautama Buda (563-483 AC)


Ley


La vida te presenta todo para que puedas escoger lo que amas. Y parte del
regalo de la vida es haberte entregado todo tipo de personas de modo que puedes
escoger lo que amas en esas personas y distanciarte de lo que no amas. No estás
llamado a fabricar amor hacia aquellas cualidades que no amas en una persona,
sino simplemente distanciarte sin otorgarles ningún sentimiento.
Distanciarte de lo que no amas en alguien significa sentirte relajado con el
tema y saber que la vida te está dando una opción. No quiere decir que tengas
que polemizar con ellos para demostrarles que están equivocados, ni criticarlos,
culparlos o querer cambiarlos porque piensas que tienes la razón. Porque si
haces cualquiera de esas cosas, no estás dando amor ¡de ninguna manera!

“A su alma hace bien el hombre misericordioso; mas el
cruel se atormenta a sí mismo.”


Eres un ser eterno. Tienes todo el tiempo en el mundo para vivirlo todo. ¡No
te va a faltar el tiempo porque tienes una eternidad! Tienes tantas aventuras en
tu futuro, tantas cosas que vivir. No sólo aventuras en la Tierra, porque una vez
que hemos llegado a dominar la Tierra, comenzaremos nuevas aventuras en otros
mundos. Hay galaxias, dimensiones y una vida que no podemos imaginar ahora,
pero las viviremos todas. Y las viviremos juntos porque nosotros somos una parte
de la creación. De aquí a miles de millones de años, cuando miremos a la
creación en busca de nuestra próxima aventura, habrá mundos entre mundos,
galaxias entre galaxias y dimensiones ilimitadas extendiéndose delante de
nosotros por toda la eternidad.
Entonces, ¿piensas con todo esto que tal vez tú seas un poquito más
especial que lo que jamás imaginaste? ¿Piensas quizás que es posible que seas un
poco más valioso que lo que suponías? ¡Tú, todas las personas que conoces y
todos los que han vivido alguna vez no tienen fin!
¿No te dan ganas de abrazar la vida y decir gracias? ¿No te emocionas por
las aventuras que tienes por delante? ¿No quisieras subirte a la cima de una
montaña y gritarle ¡Sí! con alegría a una vida interminable?

nosotros


"El destino no es una cuestión de casualidad.
Es una cuestión de opciones".


La vida te sigue. Absolutamente todo lo que te ocurre en la vida es un
resultado de lo que has dado en tus pensamientos y sentimientos, estés
consciente de ello o no. La vida no es algo que te está ocurriendo... la vida te está
siguiendo. Tu destino está en tus manos. Lo que piensas, lo que sientes, decidirá
tu vida.
¡Todo en la vida se te presenta para que puedas escoger lo que tú amas! ¡La
vida es un catálogo y tú eres el que escoge lo que te gusta en ese catálogo! Pero
¿estás escogiendo las cosas que amas? ¿O estás demasiado ocupado juzgando y
poniéndole etiquetas a las cosas malas? Si tu vida está lejos de ser maravillosa,
entonces inadvertidamente has estado poniendo etiquetas a todas las cosas
malas. Has permitido que las cosas que consideras malas te distraigan del
propósito de tu vida. ¡Porque el propósito de tu vida es amar! El propósito de tu
vida es la alegría. El propósito de tu vida es escoger las cosas que amas y
rechazar las que no amas.