Agua Destilada

Agua destilada :la otra verdad

El agua destilada, es aquella que como todo tipo de agua su composición se basa en
la unidad de moléculas H2O, solo que se le han eliminado las impurezas e iones
mediante la destilación.

La destilación es un método de producción de agua que consiste básicamente en
separar los componentes líquidos de una mezcla. Por lo tanto, el agua destilada es
H2O sin compuestos añadidos.


link: http://www.youtube.com/watch?v=RQc4yJwLBsQ&feature=related

El agua forma parte importante del cuerpo humano y no podemos prescindir de ella,
si la podemos ingerir destilada es la mejor forma de hacerlo, pues el agua destilada
carece de elementos perniciosos para nuestra salud.
No existe estudio científico que nos señale posibles efectos fisiológicos adversos
respecto al consumo de agua destilada. Históricamente se ha señalado que su
consumo alarga la vida celular y por lo tanto la nuestra propia. Tiene además la
ventaja de carecer del cloro y otros elementos nocivos presentes en el resto de
aguas potables corrientes y a veces en el agua embotellada.

bidon

agua destilada y agua potabilizada.

Cloro

La potabilización del agua se aplica a aguas no aptas para el consumo humano, las
cuales a veces sufren procesos para matar microorganismos y extraer partículas y
metales que puedan ser dañinos al organismo. El agua destilada al estar libre de
estos compuestos, no requiere de potabilización.
En la potabilización se utiliza a menudo el cloro, presente en gran parte del agua
corriente que sale de los grifos. El cloro acaba con los microorganismos
potencialmente perjudiciales para el consumo, aunque a su vez es uno de los
elementos más destructivos conocidos en biología. Su ingesta es considerada
médicamente inadecuada excepto como recurso para la potabilización y evitar
males mayores.
El cloro incluso en bajas cantidades, es agresivo con la flora intestinal. Además del
cloro, a menudo el agua potabilizada contiene plomo, cal, flúor y otros metales
tóxicos que se sedimentan en el organismo haciéndolo envejecer prematuramente. Desde el comienzo del siglo XX, la medicina y la biología defendieron la pureza del
agua en el consumo; los médicos higienistas empezaron a recomendar como nunca
antes la ingesta de agua destilada.

agua

Uso del agua destilada como consumo humano.


link: http://www.youtube.com/watch?v=bllExMczZWs

La potabilización del agua corriente así como el mercado del agua embotellada,
hace que el uso del agua destilada como bebida no sea más frecuente o tan
popular. No obstante, muchos fabricantes de bebidas la usan como base de sus
productos para asegurarse su pureza y buen sabor. También se puede encontrar
embotellada en algunos supermercados lista para ser distribuida.
El uso de técnicas de purificación de agua como la destilación, es común en lugares
donde no hay una fuente de agua potable asequible. En muchos hogares, es
frecuente el uso de filtros como las resinas intercambiadoras que al eliminar parte
de los iones al calcio y al magnesio, convierten el agua más potable y eliminando
sabores y malos olores, pero el agua sigue siendo “dura” y por lo tanto no perfecta
para beber.
También la utilización de dispositivos domésticos de ósmosis inversa, han permitido
el consumo de agua mucho más pura y casi destilada. Sin embargo, el dispositivo
doméstico que asegura el agua más perfecta y pura que existe para el consumo
humano, es el aparato destilador de agua.
Por eso nuestro lema es: El agua destilada es: FUENTE DE SALUD PARA TODOS.
El agua potable que se suministra en las redes urbanas, proviene de ríos y fuentes
que además de arrastrar impurezas y contaminación que recoge en su recorrido,
son utilizadas también como vías de desecho para la industria y la agricultura, por
lo que contienen metales y microorganismos nocivos.
Para asegurar unos niveles de seguridad, es sometida a repetidos procesos
mediante ósmosis, ozono, ultravioletas y cloración. Es muy frecuente que existan
grandes aportes de cloro para asegurar su potabilidad. No obstante y como antes
dicho, durante todo el recorrido por la red hasta que llega a los usuarios, el agua
acumula todo tipo de residuos que no son ni pueden ser eliminados por las plantas
potabilizadoras; pero si serían eliminados si el agua se tratase mediante un proceso
de destilación.

fluor

Muy a menudo se encuentran compuestos COV (compuestos orgánicos volátiles),
fluoruros y otras 75.000 especies diferentes de compuestos que no se eliminan
mediante las técnicas tradicionales de purificación, pero que prácticamente
desaparecen al destilar el agua.
La presencia de compuestos cancerígenos como el boro otros, ha sido denunciada
en varias grandes ciudades, en especial de los trihalometanos. La presencia de
trihalometanos es polémica, porque aunque se defienden unos niveles seguros en la
ingesta de agua, se ha demostrado científicamente que son muy peligrosos y
cancerígenos al inhalarse en duchas, baños y otras actividades comunes.

arsenico

La destilación del agua en forma masiva.

metales pesados

Aunque muy costosa energéticamente, la destilación también es una técnica
aplicada para potabilizar agua del mar. Se ha utilizado en misiones militares como
en las recientes guerras del Golfo o de Irak para abastecer a las tropas. Se aplica
también a barcos de propulsión nuclear al tener acceso a una fuente de calor
intensa y asequible usándola también como refrigerante del reactor nuclear. En las
plantas de desalinización para el consumo de la población civil, es poco frecuente la
destilación ya que hacen falta cantidades importantes de energía. En vez de la
destilación se usan técnicas como la ósmosis inversa.
Actualmente ya existen algunas desalinizadoras instaladas con este sistema, pero a
pesar de la generosa aportación de sus creadores en la entrega de patentes, la
presencia de sistemas que faciliten el acceso al agua no se ha extendido por
motivos políticos en base a exigencias de costo.
De hecho, las reservas subterráneas de los países africanos con sequía pertinaz, son
de las más grandes del mundo, pero no existen proyectos para satisfacer las
demandas de la población y evitar cientos de miles de muertos cada año a causa de
la sequía y la contaminación de las aguas.

agua destilada

Mercado del agua destilada.

agua corriente

El consumo de agua destilada como bebida, no tiene ningún estudio científico en
contra de su uso; a la vez que sigue siendo recomendada hoy por sectores médicos
al igual que lo era desde finales del siglo XIX.
La comercialización de aguas de "mineralización débil" así como la creciente
presencia de equipos domésticos para la destilación o la ósmosis inversa, muestra
que la pureza del agua en el consumo es deseable para la salud, a la vez que vuelve
a ser un elemento importante de interés para el consumidor de las sociedades
desarrolladas.
A pesar de que el agua está presente en todas partes y que por tanto el acceso al
agua para el consumo debería ser fácil, el mercado del agua forma parte de grandes
intereses económicos y comerciales, donde el mensaje que se transmite a la
población de la necesidad de adquirir agua embotellada mineral es muy fuerte, sin
embargo no se gasta casi nada en promover el consumo de agua destilada, a pesar
de las grandes ventajas que esta reporta sobre la “natural” que se comercializa. De
ahí posiblemente el bajo o escasísimo nivel de consumo de agua destilada por la
población.

Agua destilada :la otra verdad

Existen estudios de bajo perfil científico que animan al consumo de agua
embotellada. Suelen ser utilizados o promovidos por marcas comerciales para
anunciar sus aguas como preventivas contra la caries, como complementos
dietéticos, o como remedio para curar o evitar enfermedades.
El “Journal of General Internal Medicine”, publicó un estudio sobre el contenido
mineral de diferentes aguas de consumo público en los EE. UU. El estudio concluyó
diciendo que:

1 - Que el agua accesible a la mayoría de estadounidenses, puede contener altas
concentraciones de calcio, magnesio y sodio.

2 - Estas cantidades podrían suponer una parte importante de la ingesta diaria de
dichos elementos.

3 - Los médicos deberían persuadir a los pacientes para que comprobaran dichas
cantidades en el agua que beben a diario, y que éstos decidiesen a partir de estos
datos. El estudio concluye que como el agua destilada no contiene sales minerales
disueltas, éstas deberían proceder de la dieta a base sobre todo de alimentos
vegetales, pues con la ingesta común de comida durante el día, no existirá tal
déficit.


bidon

Cabe también señalar, que aunque se consuma agua embotellada, actualmente no
existen criterios sólidos que aseguren de manera bien visible al consumidor que no
está comprando en realidad agua destilada creyendo que es agua mineral o de
manantial, y que a menudo la normas sobre su procedencia se muestran inútiles.
El consumidor a menudo está comprando un agua que no sabe de donde procede, o
que es simple agua del grifo sometida a procesos de ósmosis, destilación u otros
procedimientos que él mismo podría preveer en su casa con aparatos domésticos,
evitando así gastar una gran cantidad de dinero que emplea a lo largo de toda su
vida en adquirir del mercado agua embotellada.

Cloro

Resumiendo diremos:

agua

Los problemas con las redes de suministro, el interés por la salud, las prácticas
empresariales poco éticas y una tecnología al alcance del consumidor, están
creando un nuevo mercado de la purificación y destilación del agua. ¿Por qué no lo
utilizamos también nosotros y fabricamos nuestra propia agua en casa?
Nosotros en: www.aguapuraysana.com , les podemos ofrecer a Usted y todos los
suyos una solución a esta necesidad, ofreciéndole un pequeño, vistoso, eficiente y
duradero electrodoméstico de calidad al mejor precio posible que pueda encontrar
en el mercado.

fluor

Falacias : Es peligroso beber agua destilada

La Falacia de hoy es bastante común, y me sirve además para hacer un pequeño paréntesis. En primer lugar, si no conoces esta serie y piensas que el nombre de “Falacias” es incorrecto porque esa palabra tiene un significado diferente en el DRAE, o bien crees que me las doy de iluminado y nadie cree estas cosas, te pido que leas la descripción de la serie antes de seguir.

arsenico

En segundo lugar, no me considero mejor que el común de los mortales por escribir esta serie de artículos, y esta Falacia sirve para ponerlo de manifiesto: yo mismo he creído que era cierta durante años, entre otras cosas porque hice justo lo que denuncio en la serie -repetir algo que he oído sin pararme a pensar si tiene sentido o no-. Afortunadamente, Geli (si no eres lector asiduo, la responsable técnica de El Tamiz y mi paciente mujer) no se la creía, y al intentar convencerla de que era algo lógico y evidente me di cuenta de que no era ni una cosa ni la otra. Ni siquiera tenía sentido.

¿A qué viene esto? A que todos, y me incluyo, creemos cosas evidentes que son falsas cuando pensamos sobre ellas. Esta serie es mi granito de arena, no porque sepa más que nadie y me crea muy listo, sino porque son las cosas sobre las que he pensado e investigado – y me encanta leer sobre otras en las que no he pensado, o de las que sé muy poco, y desterrar mis propias ideas falsas. Así nos avisamos unos a otros sobre posibles tonterías.

metales pesados

Dicho todo esto, la Falacia del día es la siguiente: es peligroso beber agua destilada, porque puede causar daños a tu organismo o incluso matarte. Existen diversas versiones con información adicional sobre la razón, y gravedades varias del peligro:

… porque tus células pueden absorber agua hasta reventar.

… porque es muy ácida debido al dióxido de carbono que se disuelve en ella desde el aire.

… porque no te proporciona las sales minerales que tu cuerpo necesita.


Recuerdo mirar el matraz de agua destilada del laboratorio de química de la facultad y pensar en lo aparentemente inocua que era pero, al mismo tiempo, qué peligrosa. Sin embargo, los terribles peligros del agua destilada no tienen ningún sentido. ¿El agua destilada puede matarte? Mentira.


El agua destilada es H2O, sin nada más. La diferencia con el agua que solemos beber normalmente, por supuesto, es que la segunda tiene cosas disueltas: sales minerales (sobre todo cloruro de sodio, es decir, sal común), cloro (en el agua de la mayoría de los grifos), sales de flúor (en los lugares en los que se fluoriza), etc.

agua destilada

Antes de entrar de lleno en el argumento falaz en sí, un pequeño recordatorio (o explicación, si no lo habías oído antes) de unos cuantos términos que suelen aparecer en este asunto:

Cuando se ponen en contacto dos disoluciones a través de una membrana permeable al agua, el agua puede pasar de uno a otro lado de la pared por un proceso denominado ósmosis. Por ejemplo, si a un lado de la membrana hay agua con una gran concentración de sales, pero al otro hay agua con una pequeña concentración, el agua tiende a pasar a través de la membrana para tratar de igualar las concentraciones, del lado con menor concentración al de mayor concentración.

Nuestros fluidos corporales tienen una determinada concentración de sales minerales, y una disolución de esa misma concentración se denomina isotónica. Si la disolución tiene mayor concentración, se llama hipertónica y, si tiene menos, hipotónica. De modo que una disolución isotónica, en contacto con otra hipotónica a través de una membrana permeable al agua pero no a las sales minerales, hará que el agua pase del lado “hipotónico” al “isotónico” para igualar las concentraciones.

Bien, uno de los supuestos peligros del agua destilada es el siguiente: El agua destilada es una disolución muy hipotónica, ya que no tiene sales disueltas, mientras que nuestros fluidos corporales sí. De modo que nuestras células pueden empezar a absorber agua de la disolución hipotónica para tratar de igualar la concentración hasta que, al final, se llenan tanto de agua que revientan y puedes morir.

De hecho, la “explicación” que suele darse (que es bastante intuitiva pero totalmente engañosa) es la siguiente: en un extremo está el agua destilada, sin nada de sal, y en el otro el agua de mar, con mucha sal. Si pones en contacto tus células con agua de mar, muy hipertónica, las células pierden agua y se “secan”. Si las pones en contacto con agua destilada, muy hipotónica, las células ganan agua y se “hinchan”. Ambos efectos son peligrosos. Lo ideal, dicen entonces, es beber agua “normal”, en el medio de ambos extremos, que tiene la cantidad adecuada de sales.

Y ahí está la clave de la cuestión: ¿Cuál es la concentración de sales del agua “normal”? ¿Está realmente en algún punto medio en el rango de concentraciones posibles del agua? ¿Cómo de hipotónica es cada una de ellas comparadas con nuestro organismo? ¿Cómo son de diferentes el agua destilada y el agua “normal”?

Bien, la concentración de sales en nuestro interior es bastante grande: no tan grande como la del agua de mar (que es de unos 33 gramos por litro), pero somos relativamente “salados”: más o menos unos 9 gramos por cada litro. Efectivamente, el agua de mar es una disolución hipertónica (tiene 24 gramos más de sales por cada litro que el plasma sanguíneo). El agua destilada es una disolución muy hipotónica, pues su concentración ideal es de 0 gramos por litro, es decir, tenemos 9 gramos por litro más de concentración. Hasta aquí, todo correcto.

Pero es que el agua que bebemos también es una disolución extremadamente hipotónica. Por ejemplo, un agua mineral de mineralización muy débil, como Bezoya (si no vives en España no la conocerás, pero habrá otras similares donde vives), tiene una concentración máxima de sales de 50 miligramos por cada litro. Sí, has leído bien: 0,05 gramos por cada litro de agua.

Dicho de otra manera, el agua destilada tiene un defecto de concentración respecto a nuestro organismo de 9 gramos/litro. El agua Bezoya tiene un defecto de concentración de 8,95 gramos/litro. Las personas que beben Bezoya deberían caer fulminadas como pájaros, sus células reventando como ciruelas maduras según le pegan un buen trago a la botella. Sin embargo, esto no pasa. Nuestro cuerpo no es tan vulnerable: casi cualquier líquido que bebemos es muy hipotónico, y si eso fuera suficiente para matarnos, estaríamos todos muertos.

agua corriente

Pero incluso para aguas con más mineralización, la concentración sigue siendo muy pequeña comparada con la de nuestro cuerpo: un agua del grifo con más de 1 gramo por litro suele saber a rayos y centellas (especialmente si contiene mucho calcio). Una gran cantidad de aguas minerales del mercado tiene menos de 0,5 gramos por cada litro de agua: un defecto de 8,5 gramos/litro respecto a una concentración isotónica, frente al defecto de 9 gramos/litro del agua destilada.

Aquí está una de las dos claves de la Falacia: El agua que bebemos no es destilada pero, comparada con el interior de nuestro organismo, es casi destilada. La diferencia no es, ni de lejos, tan grande como los argumentos sobre los peligros del agua destilada quieren hacer parecer.

La segunda clave de la Falacia, por supuesto, es que nuestras células no se ponen en contacto directo con agua destilada. El agua entra en nuestro torrente sanguíneo tras pasar por el aparato digestivo y ser absorbida por las paredes del estómago y el intestino, y se mezcla con la sangre que tiene unos 9 gramos/litro de sales disueltas. De manera que tus células no van a “reventar” por beber agua destilada.

Pero, ¿y si sigues bebiendo más y más agua destilada sin ingerir ninguna otra cosa? ¿No llegará un momento en el que tu sangre vaya disminuyendo su concentración tanto que sea peligroso?

Desde luego, lo mismo que si bebes demasiada agua normal y corriente sin ingerir nada más. Beber un líquido con 0 gramos/litro diluye los 9 gramos/litro de la sangre…pero beber algo con 0,05 gramos/litro hace un efecto prácticamente igual. Sí, si sudas mucho (con lo que pierdes sales minerales) y sólo bebes agua destilada y nada más, no es que sea la opción más inteligente… es igual de poco inteligente que beber agua del grifo y nada más, y la diferencia es minúscula.


Otro argumento que suele oírse es el siguiente: bien, tal vez el agua destilada no sea peligrosa a corto plazo, pero si bebes agua destilada en vez de agua normal, no estás recibiendo las cantidades de sales minerales que deberías, de modo que tu salud puede perjudicarse.


Una vez más: el agua normal tiene una concentración minúscula de sales minerales. Las sales minerales que necesitamos, en una proporción abrumadora, no las absorbemos del agua sino de los alimentos. ¡Si dependieras del agua del grifo para obtener el potasio o el sodio que necesitas, estás listo! Si bebes únicamente agua destilada y no comes nada, por supuesto que no vas a recibir sales minerales… pero si bebes únicamente agua del grifo y no comes nada, la cantidad es tan minúscula que tampoco va a servirte de mucho. Si comes lo suficiente para seguir vivo, la diferencia entre ambas es muy pequeña porque casi todas las sales las recibes de la comida.

De hecho, en algunos casos puede ser bastante más recomendable el agua destilada: si vives, por ejemplo, en algún lugar en el que el agua tiene mucho calcio, pero tienes tendencia a padecer cálculos renales, probablemente no deberías beber agua del grifo, sino agua de mineralización muy débil o destilada.

Agua destilada :la otra verdad

Aunque también suele decirse que el agua destilada puede aumentar el riesgo de padecer caries porque no contiene flúor, lo mismo sucede con muchas aguas minerales, así como muchas aguas del grifo en los lugares en los que no hay sales de flúor de manera natural ni se fluoriza el agua, de modo que, una vez más, el agua destilada no es tan especial.

La supuesta acidez del agua destilada es otra punta de lanza en esta Falacia. Al no tener nada disuelto en ella, el dióxido de carbono se disuelve muy bien en agua destilada, de modo que en cuanto está expuesta al aire, parte del CO2 se disuelve en ella, haciéndola algo ácida. Sin embargo, ya hemos hablado antes acerca de la acidez de otras bebidas. La acidez del agua destilada con dióxido de carbono disuelto es muchísimo menor que la de muchísimas cosas que comemos o bebemos, y en ningún caso suficiente para hacernos daño. Además, ¿qué hay del agua con gas, que tiene cantidades de CO2 disuelto mucho mayores que el agua destilada? En fin.

Lo curioso del asunto es, aunque no voy a dedicar otra Falacia al asunto, que hay gente que piensa justo lo contrario – que beber agua destilada es extraordinariamente saludable porque es muy “pura” y puede llevarse impurezas del organismo (hay países en los que comprar destiladores o agua destilada embotellada es una auténtica moda), lo cual tampoco tiene mucho sentido. Una vez más: el agua destilada y el agua mineral normal y corriente son muy parecidas (salvo casos de aguas minerales de gran mineralización, que no son las normales). Si bebes agua destilada y te comes una paella, a tu sangre no llega agua destilada ni de lejos, y la diferencia entre “agua destilada + paella” y “agua del grifo + paella”, al llegar a tus células, es inapreciable.

Desde luego, otra cosa es si el agua del grifo que bebes tiene algún tipo de contaminante peligroso en bajas concentraciones – en ese caso, por supuesto que es mejor beber agua destilada, pero la cuestión no es la concentración de sales sino otras sustancias en el agua.

El problema en la red, por supuesto, es que muchas fuentes que hablan en uno u otro sentido sobre el agua destilada son empresas que la producen, o que producen alternativas, de modo que la defienden o atacan de una manera exagerada e interesada. La cuestión es que no hay ningún estudio científico serio que demuestre ningún efecto (beneficioso o adverso) del consumo de agua destilada respecto al agua normal y corriente:

Por otro lado, en algunos países pueden venderse aguas embotelladas con un contenido mineral muy bajo, como aguas desmineralizadas o destiladas. Aunque una gran cantidad de gente ha consumido tradicionalmente agua de lluvia, que tiene un contenido mineral similarmente bajo, sin ningún efecto adverso aparente sobre la salud, la Organización Mundial de la Salud no tiene ningún estudio científico sobre los beneficios o peligros de consumir regularmente este tipo de aguas embotelladas.

(Sacado de la página de la Organización Mundial de la Salud sobre aguas embotelladas -original en inglés-).

De manera que, resumiendo:

La diferencia entre el agua destilada y el agua “normal”, comparada con la diferencia de cualquiera de ellas con la concentración salina de nuestro organismo, es ínfima.

Nuestras células no se ponen en contacto directo con nada de lo que bebemos, antes debe ser absorbido por las paredes del sistema digestivo y mezclarse con el torrente sanguíneo.

No hay ningún estudio científico serio que indique ningún efecto (ni bueno ni malo) del agua destilada.

bidon

POR QUE ES MEJOR EL AGUA DESTILADA

Cloro

Esta foto refleja el resultado de hacer 15 cargas de agua aproximadamente. Podrá ver las galletas de cal y demás restos recogidos del depósito de acero de la destiladora.

Si lee el libro LA ELECCION ES CLARA (este libro lo adjuntamos al pedido como obsequio), comprobará que los minerales que necesitamos deberían ser orgánicos (fruta, verdura...), y no inorgánicos, como los de la foto, que lo único que hace es perjudicarnos.
La destiladora primero hierve el agua, eliminando en esta etapa los virus y las bacterias. A continuación enfría el vapor y lo convierte en agua de nuevo, dejando todas las impurezas (Arsénico, Químicos, Metales Pesados, Nitratos, Pesticidas) en el depósito de acero inoxidable.

Por ultimo pasa por un filtro de carbono activado para garantizar la neutralización de pequeñas cantidades de gases no deseados que hayan podido acompañar al vapor de agua.

La destiladora solo debe ser usada con agua que sea apta para el consumo humano.

Aunque en situaciones y circunstancias extremas, la podríamos recoger del mar en zona abierta, lejos de muelles y de zonas habitadas, así como de desembocaduras de ríos y arroyos que pueden llevar gasóleos y detritos de todas clases, pero no es aconsejable que se haga si se puede evitar.

Por lo tanto y para que quede claro decimos:

LA DESTILADORA DE AGUA, SOLO DEBE SER USADA CON AGUA APTA PARA EL CONSUMO HUMANO.

Como es la suministrada por los Ayuntamientos o empresas suministradoras que son las que nos proveen el agua que sale por nuestros grifos.

LA UTILIZACIÓN DE OTRO TIPO DE AGUA QUE NO SEA LA ANTERIOR, SERA BAJO LA TOTAL RESPOSABILIDAD DEL USUARIO FINAL DE LA DESTILADORA DE AGUA.

Solo nos queda decirles que usen y disfruten de esta maravillosa destiladora de agua que distribuimos. Su salud y bolsillo lo apreciarán, pues el ahorro económico si es que adquieren el agua embotellada del supermercado, es extraordinario.

No dejen de leer el libro

"La Elección es Clara", del Doctor Allen E. Banik, que aclarara muchas cosas y de forma sencilla sobre todo tipos de aguas y sus consecuencias.
Muchos de ustedes se asombrarán de las cosas que averiguarán en este libro.