Ásana en casa: shavásana (Yoga)

Ásana en casa: shavásana (Yoga)

Shavasana es el ásana (posición física) de la relajación y reposo corporal. Lo ideal es realizarlo acostado, boca arriba con los brazos a los costados del cuerpo y las piernas ligeramente separadas. A medida que se va familiarizando con la técnica, y si el espacio propone otra situación, puede realizarla también sentado.

En una práctica regular de yoga se suele utilizar al final de la serie de ejercicios o posiciones físicas. Usted puede realizar la técnica como único ejercicio si así lo desea.
Una vez acostado, cierre los ojos, propóngase abstraerse de los sonidos externos y permanezca despierto. Entrene y aprenda a relajar el cuerpo de forma consciente.

Busque que la respiración se aquiete, y vaya soltándose más. Comience a relajar sin moverse el cuerpo comenzando en las plantas de los pies y desde ahí ascienda hacia las piernas, caderas, tronco, brazos, cuello y cabeza (usted puede ir relajando cada parte en detalle). Relaje los músculos, nervios, tendones y huesos.

El ideal es desconectarse de cualquier disturbio externo, con el tiempo la abstracción le será más fácil y podrá realizar este ejercicio en diferentes ámbitos.
Con este ejercicio el sistema nervioso descansa completamente.

Selvarajan Yesudian en el libro yoga y salud dice: “La relajación de los músculos es tan importante como su actividad. La circulación de la sangre está en completo equilibrio y su distribución es regular.”
“Diez minutos de descanso de en esta posición, con nuestra respiración más lenta y nuestros pensamientos concentrados en un completo y perfecto descanso, tiene más valor que el sueño de toda una noche.”

Lucila Paiva
Instructora de Yoga Laboral

yoga

2 comentarios - Ásana en casa: shavásana (Yoga)

@BCNA
¡muy bueno lo probare!