A continuación daremos a conocer algunas de las recomendaciones más importantes para combatir la común enfermedad de artrosis:

Controlar el peso: Es ideal que las personas que posean esta enfermedad se mantengan en buen estado físico ya que el sobrepeso ayuda a obtener mayor carga sobre las articulaciones produciendo una deformación mayor.

Realizar actividad física: Debemos considerar que para combatir esta enfermedad es prácticamente necesario incorporar nuestra rutina diaria una serie de ejercicios de actividad física relacionados con la gimnasia de mantención, estiramientos y natación (puedes revisar algunos tipos de ejercicios en el capitulo de actividad física).

Aumentar el consumo de calcio: Es totalmente recomendable el consumo de sustancias que sean ricas en calcio diariamente dentro de las cuales podemos encontrar especies como lácteos, harinas integrales y no olvidar incorporar unas 3
cucharadas de semillas de sésamo al día.

Alimentos como la gelatina son muy son muy buenos para las articulaciones, ya que poseen un tipo de composición similar a la de los cartílagos, es muy fácil incluirla en la dieta diaria que podamos planear ya que se encuentra en muchas
variedades como en postres o platos salados.

Las especies ricas en calcio también son muy importantes ya que gracias a ellas podemos conseguir una mayor resistencia con el paso de lo años.

Ejercicios para prevenir la artrosis de cadera: Los ejercicios que revisaremos a continuación son muy eficaces a la hora de prevenir artrosis en la cadera:

Se deben flexionar dos o tres veces las piernas al máximo, sin levantar los talones del suelo por día. Por razones casi obvias las personas de una edad avanzada deberán recurrir al apoyo de sus manos. Una ves que el primer ejercicio se nos torne un tanto fácil podremos comenzar con el segundo que consiste en dar saltos como rana flexionando totalmente las caderas, rodillas y tobillos.

Otro ejercicio que podemos realizar es el de caminar en cucullas durante un minuto con las piernas totalmente flexionadas.

Es recomendable que luego de cada sesión se realice algún tipo de elongación en cada una de las piernas.