La masturbación tiene una historia tórrida, y siempre fue un tema tabú. Desde siempre fue mal visto, incluso en el “saber popular” hasta se la ha etiquetado de mala para la salud, habrán escuchado el famoso “se te caerá la mano”, “te saldrá pelo en la palma”, “te volverás loco” o “te quedarás ciego”.

Pero gracias a que muchos investigadores del sexo la han defendido como un placer normal, y algo común que casi todo el mundo hace, pero oculta, la masturbación está perdiendo ese tabú que pesa sobre ella. Y el asunto es que por si fuera poco el placer que aporta a la persona, también es saludable.

De forma general, para ambos sexos, la masturbación es buena para reducir el estres y mejorar el humor, ya que se liberan endorfinas. Incluso es un sedante natural para dormir, también fortalece los músculos pélvicos.

Por ejemplo para los hombres, según un artículo publicado en 2007 en Sexual and Relationship Therapy, la masturbación mejora el funcionamiento del sistema inmune, también construye una resistencia contra la infección glandular de la próstata, a la vez que vuelve a la próstata en sí más saludable. Son varios los estudios que dicen que la masturbación frecuente baja el riesgo de cáncer de próstata en hombres de entre 20 y 50 años.

Para las mujeres también aporta beneficios, como por ejemplo mejorar la resistencia contra la infección por hongos. También combate la tensión pre menstrual y otras condiciones física asociadas a los ciclos menstruales, como los calambres. También alivia los dolores menstruales al incrementar el flujo sanguíneo en la región pélvica. Esto se asocia a lo que decíamos antes de reducir los calambres pélvicos y también los dolores de espalda asociados.

Así que no se sientan mal por masturbarse, es algo normal que todo el mundo hace, por lo que no hay que reprimirlo.

Masturbarse puede llegar a ser muy saludable


visiten mis otros post