Ser bipolar es la nueva moda

El desorden de moda: La bipolaridad
Primero definamos que es:


Es una afección en la cual las personas alternan entre períodos de un estado de ánimo muy bueno o irritable y depresión. Las "fluctuaciones en el estado de ánimo" entre manía y depresión pueden ser muy rápidas.

Salud Mental

Causas
El trastorno bipolar afecta por igual a hombres y mujeres, y generalmente comienza entre los 15 y 25 años. La causa exacta se desconoce, pero se presenta con mayor frecuencia en parientes de personas que padecen dicho trastorno.

Tipos de trastorno bipolar:

Las personas con el trastorno bipolar tipo I han tenido al menos un episodio completo de manía con períodos de depresión grave. En el pasado, el trastorno bipolar tipo I se denominaba depresión maníaca.
Las personas con trastorno bipolar tipo II nunca han experimentado un episodio maníaco completo. En lugar de esto, experimentan períodos de niveles elevados de energía e impulsividad que no son tan extremos como la manía (llamado hipomanía). Dichos períodos alternan con episodios de depresión.
Una forma leve de trastorno bipolar llamado ciclotimia implica fluctuaciones en el estado de ánimo menos intensas. Las personas con esta forma alternan entre hipomanía y depresión leve. Es posible que las personas con trastorno bipolar tipo II o ciclotimia reciban un diagnóstico equivocado de depresión.
En la mayoría de las personas con trastorno bipolar, no hay una causa clara para los episodios maníacos o depresivos. Los siguientes factores pueden desencadenar un episodio maníaco en personas con trastorno bipolar.

Cambios en la vida como un parto.
Medicamentos como antidepresivos o esteroides.
Períodos de insomnio.
Consumo de drogas psicoactivas.
Síntomas
La fase maníaca puede durar de días a meses y puede abarcar los siguientes síntomas:

Distraerse fácilmente
Poca necesidad de sueño
Deficiente capacidad de discernimiento
Control deficiente del temperamento
Comportamientos imprudentes y falta de autocontrol:
excesos de comida, bebida y/o consumo de drogas
deficiente capacidad de discernimiento
sexo con muchas parejas (promiscuidad)
hacer gastos exagerados
Estado de ánimo muy elevado
exceso de actividad (hiperactividad)
incremento de la energía
pensamientos apresurados
hablar mucho
autoestima muy elevada (creencias falsas acerca de sí mismo o de las habilidades)
Compromiso exagerado en actividades
Muy alterado (agitado o irritado)
Estos síntomas de manía ocurren con el trastorno bipolar I. En las personas con trastorno bipolar II, los síntomas de manía son similares pero menos intensos.

La fase depresiva de ambos tipos de trastorno bipolar incluye los siguientes síntomas:

Tristeza o estado de ánimo bajo diariamente
Dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones
Problemas en la alimentación
pérdida del apetito y pérdida de peso
consumo exagerado de alimentos y aumento de peso
Fatiga o desgano
Sentimiento de minusvalía, desesperanza o culpa
Pérdida de interés en actividades que alguna vez disfrutaba
Pérdida de la autoestima
Pensamientos de muerte y suicidio
Dificultad para conciliar el sueño o dormir demasiado
Alejarse de los amigos o las actividades que disfrutaba
Existe un alto riesgo de suicidio con el trastorno bipolar. Los pacientes pueden abusar del alcohol u otras sustancias, lo cual puede empeorar los síntomas y el riesgo de suicidio.

Algunas veces, hay una superposición entre las dos fases. Los síntomas maníacos y depresivos se pueden presentar juntos o rápidamente uno detrás de otro en lo que se denomina un estado mixto.

Pruebas y exámenes
Muchos factores están involucrados en el diagnóstico del trastorno bipolar. El médico puede tomar todas o algunas de las siguientes medidas:

Preguntar acerca de los antecedentes familiares como, por ejemplo, si alguien tiene o ha tenido trastorno bipolar.
Preguntar acerca de las fluctuaciones del estado de ánimo recientes y por cuánto tiempo las ha experimentado.
Llevar a cabo un examen completo para buscar enfermedades que puedan estar causando los síntomas.
Solicitar pruebas de laboratorio para verificar problemas de tiroides o niveles de drogas.
Hablar con los miembros de la familia respecto al comportamiento.
Elaborar la historia clínica, incluyendo cualquier problema médico que usted tenga y cualquier medicamento que esté tomando.
Vigilar el comportamiento y el estado de ánimo.
Nota: el consumo de sustancias psicoactivas puede causar algunos síntomas; sin embargo, esto no descarta el trastorno bipolar afectivo. La drogadicción también puede ser un síntoma de trastorno bipolar.

Tratamiento
Los períodos de depresión o manía retornan en la mayoría de los pacientes, incluso con tratamiento. Los mayores objetivos del tratamiento son:

Evitar moverse de una fase a otra.
Evitar la necesidad de una hospitalización.
Ayudar a que el paciente se desempeñe lo mejor posible entre episodios.
Prevenir la autoagresión y el suicidio.
Hacer que los episodios sean menos frecuentes e intensos.
El médico primero intentará averiguar lo que puede haber desencadenado el episodio del estado anímico. Igualmente, puede buscar cualquier problema médico o emocional que podría afectar el tratamiento.

Los siguientes fármacos, llamados estabilizadores del estado anímico, se se usan primero :

Carbamazepina
Lamotrigina
Litio
Valproato (ácido valproico)
También se puede ensayar con otros fármacos anticonvulsivos.

Otros fármacos empleados para tratar el trastorno bipolar abarcan:

Antipsicóticos y ansiolíticos (benzodiazepinas) para problemas del estado de ánimo.
Se pueden agregar antidepresivos para tratar la depresión. Las personas con trastorno bipolar son más propensas a tener episodios maníacos e hipomaníacos si se les administran antidepresivos. Debido a esto, los antidepresivos sólo se usan en personas que también estén tomando un estabilizador del estado de ánimo.
Se puede usar terapia electroconvulsiva (TEC) para tratar la fase depresiva o maníaca del trastorno bipolar si no responde a los medicamentos. La terapia electroconvulsiva utiliza una corriente eléctrica para causar una breve convulsión mientras el paciente se encuentra bajo el efecto de la anestesia. Esta terapia es el tratamiento más efectivo para la depresión que no se alivia con medicamentos.

La estimulación magnética transcraneal (EMT) usa pulsos magnéticos de alta frecuencia que están dirigidos a las áreas afectadas del cerebro. Casi siempre se utiliza después de la terapia electroconvulsiva.

Los pacientes que están en la mitad de episodios maníacos o depresivos posiblemente necesiten permanecer en un hospital hasta que su estado anímico se estabilice y su comportamiento esté bajo control.

Los médicos todavía están tratando de decidir la mejor manera de tratar el trastorno bipolar en niños y adolescentes. Los padres deben considerar los posibles riesgos y beneficios del tratamiento para sus hijos.

PROGRAMAS Y TERAPIAS DE APOYO

moda

Los tratamientos familiares que combinan apoyo y educación acerca del trastorno bipolar (psicoeducación) pueden ayudar a las familias a hacerle frente y reducir las probabilidades de retorno de los síntomas. Los programas que ofrecen servicios de integración y apoyo de la comunidad pueden ayudar a las personas que carecen de apoyo social y familiar.

Las habilidades importantes abarcan:

Hacerle frente a los síntomas que están presentes, incluso mientras se estén tomando medicamentos.
Aprender un estilo de vida saludable, incluyendo el hecho de dormir bien y mantenerse alejado de las drogas psicoactivas.
Aprender a tomar los medicamentos correctamente y cómo manejar los efectos secundarios.
Aprender a estar atento al retorno de los síntomas y saber qué hacer cuando éstos reaparezcan.
Los miembros de la familia y los cuidadores son muy importantes en el tratamiento del trastorno bipolar. Ellos le pueden ayudar a los pacientes a buscar los servicios de apoyo apropiados y a constatar que el paciente se tome el medicamento correctamente.
Dormir lo suficiente es muy importante en el trastorno bipolar, debido a que una falta de sueño puede desencadenar un episodio maníaco. La terapia puede ser útil durante la fase depresiva. El hecho de vincularse a un grupo de apoyo puede ayudar a los pacientes con trastorno bipolar y a sus seres queridos.

Un paciente con trastorno bipolar no siempre puede comentarle al médico acerca del estado de la enfermedad. Los pacientes con frecuencia tienen dificultad para reconocer sus propios síntomas maníacos.
Los cambios en el estado anímico con el trastorno bipolar no son predecibles, de manera que algunas veces es difícil decir si un paciente está respondiendo al tratamiento o saliendo de manera natural de una fase bipolar.
Los tratamientos para los niños y los ancianos no se han estudiado bien.

trastorno

Expectativas (pronóstico)
Los medicamentos estabilizadores del estado de ánimo pueden ayudar a controlar los síntomas del trastorno bipolar. Sin embargo, los pacientes a menudo necesitan ayuda y apoyo para tomarlos apropiadamente y para garantizar que la manía y la depresión se traten tan pronto como sea posible.

Algunas personas suspenden el medicamento tan pronto se sienten mejor o porque la manía se siente bien. Suspender los medicamentos puede causar problemas serios.

El suicidio es un riesgo muy real tanto durante el estado de manía como durante la depresión. Las personas con trastorno bipolar que piensan o hablan respecto al suicidio necesitan atención de emergencia inmediata.

Complicaciones
Suspender el medicamento o tomarlo de manera equivocada puede provocar que los síntomas se presenten de nuevo y llevar a las siguientes complicaciones:

Alcoholismo y/o drogadicción.
Problemas con las relaciones interpersonales, el trabajo y las finanzas.
Pensamientos y comportamientos suicidas.
Esta enfermedad es difícil de tratar. Los pacientes, sus amigos y la familia deben conocer los riesgos de no tratar el trastorno bipolar.

Cuándo contactar a un profesional médico
Llame de inmediato al médico o a un número de emergencia si:

Tiene pensamientos sobre la muerte o suicidas
Está experimentando síntomas severos de depresión o manía
Le han diagnosticado trastorno bipolar y los síntomas han vuelto a aparecer o se están presentando nuevos síntomas
Nombres alternativos
Depresión maníaca; Trastorno bipolar afectivo

bipolar

Referencias
Beynon S, Soares-Weiser K, Woolacott N, Duffy S, Geddes JR. Pharmacological interventions for the prevention of relapse in bipolar disorder: a systematic review of controlled trials. J Psychopharmacol. 2009; 23(5):574-591.

Schiffer RB. Psychiatric disorders in medical practice. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa:Saunders Elsevier;2007:chap 420.

Benazzi F. Bipolar disorder -- focus on bipolar II disorder and mixed depression. Lancet. 2007;369:935-945.

Morriss RK, Faizal MA, Jones AP, Williamson PR, Bolton C, McCarthy JP. Interventions for helping people recognise early signs of recurrence in bipolar disorder. Cochrane Database Syst Rev. 2007;24;(1):CD004854.

Sachs GS, Nierenberg AA, Calabrese JR, et al. Effectiveness of adjunctive antidepressant treatment for bipolar depression. N Engl J Med. 2007;356:1711-1722.

“Ser bipolar no es una condena ni un callejón sin salida y existen caminos para cambiar esta condición y transformarla en un talento. Solo es cuestión de modificar el enfoque que tenemos sobre la bipolaridad y dejar de recurrir al auxilio externo como su salvación y a alcanzar la estabilidad como su máxima meta, para centrarnos en la tarea de despertar las fuerzas curativas interiores de cada persona y lograr, no dejar de oscilar, sino hacerlo de un modo proporcionado”. Eduardo Greco

Actualmente nos encontramos con una enfermedad catalogada por la OMS. La realidad es que detrás de esta “enfermedad”, encontramos a una persona que no ha sabido encontrar la forma para darle salida a un precioso talento que guarda dentro de sí como si como una vergüenza y por lo tanto, termina siendo carcomida por dicho don.

Algo que pareciera caracterizar a la bipolaridad, más allá del mero hecho de oscilar como un péndulo en los opuestos emocionales, es el que hay una falta de “orientación”, es como si internamente en balanceo extremo, se perdiera la función de nuestra brújula interna.

-Que el bipolar viva intentando controlar su oscilación y forzándose a ser estable o que se lo impongan desde la psicoterapia y la farmacología no es el camino indicado, ya que a lo que conduce es a todo lo contrario de lo que se busca.- afirma Eduardo Greco.

El como algunos terapeutas humanistas y de medicina alternativa, recomiendan que las personas que padecen la oscilación puedan encontrar la forma de tocar los umbrales, siempre sabiendo que hay un seguro regreso a casa, al centro, al hogar interno.

Lo más importante para esto es establecer un proyecto de vida donde se puedan encontrar diferentes propuestas y que la persona “etiquetada” pueda elegir entre una basta cantidad de acciones que lo lleven del padecer al disfrutar.

Mario Benedetti, es este fragmento, nos muestra como es la vida de un artista por dentro y es un excelente ejemplo para ver a través de este cristal de intensidad: “… o sea / resumiendo / estoy jodido / y radiante / quizás más lo primero / que lo segundo / y también / viceversa”.

Con esto podemos percibir que todos tenemos una buena dosis de bipolaridad, el mundo en sí es bipolar, la única diferencia es saber como integrar por ejemplo a la alegría y a la tristeza, convirtiéndolas en “mejores amigas”. La una necesita de la otra y muchas veces lo que hacemos es alejar más a cada uno de nuestros opuestos sin darnos cuenta de que en si son lo mismo. Es como tratar de separar un imán, tiene dos polos que lo mantienen unido.

Recomendaciones para integrar los opuestos:

Nutrición. Comer bananas, alimentos altos en vitaminas B12, B6, B1, nuez de macadonia, amaranto, y mucho agua.
Ejercicio. Bailar salsa, hacer Yoga y Tai chi, es recomendable por lo menos 3 veces por semana.
Naturaleza. Hacer contacto con nuestra tierra, abrazando sus arboles, pisando sus tierras con nuestros pies descalzos y bañándonos en sus aguas y acariciando a sus criaturas.
Medicina alternativa. Flores de Bach, biomagnetísmo (de lo mejor), acupuntura y masajes energéticos.
Arte. Comprometerse a una clase de arte una vez por semana por lo menos.
Esto para empezar, puede darle una nueva visión y la recuperación de una brújula interna que restablezca cuales serán las acciones a llevar para encontrar esa misión de vida que el llamado bipolar, viene a compartir enriqueciendo este mundo.

Recomiendo altamente una página en español, dirigida a pacientes y parientes de personas con diagnostico bipolar, para ir dando una hojeada a nuevas formas de ver este, desorden que en ocasiones es pintado de una forma aterradora.

La bipolaridad puede ser un don, un regalo y tener cerca un vínculo con un ser humano así puede ser un gran tesoro emotivo, lleno de sorpresas y reflejos que solo nos podrán conducir a una mayor plenitud de vida. www.redbipolar.com En esta página puedes encontrar libros en español, que pueden ayudarte a ti, terapeuta, a ti familiar y a ti protagonista de tu compleja y extraordinaria vida.


Ser bipolar es la nueva moda