Si estás aburrido del sabor del yogurt regular o light, deberías probar el yogurt griego, que tiene una textura más suave y cremosa. Éste tiene una serie de ventajas, además de tener un agradable sabor, te hará sentir satisfecho por más tiempo, lo que te favorecerá para bajar peso. Contiene probióticos, que son cultivos activos saludables que ayudan la digestión, así como otros nutrientes como el Calcio y el Fósforo.

Se encuentra disponible en mucho sabores, puede ser usado incluso como aperitivo, como postres, batidos o en un sinfín de recetas, sólo debes cuidar escoger el tipo que sea más adecuado a tus necesidades dietéticas.

El yogurt griego puede llegar a tener el doble de aporte de proteínas que el regular. Este aporte extra de proteína te ayudará a sentirte más lleno y hacer que te sientas satisfecho, lo que hará que comas menos para bajar peso, ya que por ejemplo, una taza de yogurt convencional bajo en grasas, por lo general contienen 5 a 10 gramos de proteínas, mientras que el de tipo griego aporta 13 a 20 gramos.

Respecto al Sodio, debes tener en cuenta que la sal, debe estar restringida por sus efectos negativos en la salud. Según el USDA, el yogurt griego contienen hasta un 50% menos de Sodio, sin perder un buen sabor.

Para bajar peso, es importante que vigiles el consumo de hidratos de carbono, y esto se hace fundamental para quienes sufren de diabetes, para ellos el yogurt griego está más que recomendado. Al comparar el aporte de hidratos de carbono de un yogurt convencional la cantidad es de 15 a 17 gramos por taza, mientras que el griego contiene alrededor de 9 gramos.

Gracias a que el yogurt griego aporta menor cantidad de hidratos de carbono que el convencional, también contiene menos lactosa, que es un azúcar propia de la leche, que genera intolerancia en ciertas personas, que dentro de sus síntomas es la sensación de malestar estomacal.

Otra de las ventajas del preferir el yogurt griego, es su versatilidad, ya que puede ser utilizado para la elaboración de muchas comidas, incluso postres. Gracias a su textura más gruesa y agradable sabor, mucha gante lo usa como sustituto de la leche, crema de leche, crema agria, e incluso para hornear, y lo más importante que con un aporte de calorías mucho menor.

El yogurt griego tiene una consistencia muy suave, rica y espesa. Estos atributos son generados en su elaboración, ya que es filtrado para eliminar el suero de la leche, por lo que el contenido de agua también es menor, lo que se traduce en la obtención de una textura más gruesa, más sustancial. Esta es la principal razón de por qué se ha tornado como un producto tan popular, gracias a la satisfacción que produce en quienes quieren comer algo dulce, suave y cremoso, pero sin muchas calorías.
Una porción de yogurt griego bajo en grasas aporta 80 a 100 calorías, 15 a 18 gramos de proteínas, 6 a 7 gramos de hidratos de carbono, 0 gramos de grasa y de 60 a 80 mg de Sodio.

Tomas Murphy es un experto en el área general de la salud, la nutrición, fitness y coach personal en formar sistemas exitosos de negocios. En los últimos años ha ayudado y cambiado la vida de muchas personas, brindandoles bienestar y un mejor estilo de vida. Puedes comenzar las clases gratuitas en www.clasesvidasanaypesoideal.com