El principal obstáculo del realizar rutinas para bajar de peso en el hogar, basándose en ejercicios, es que se requiere de mucha auto-disciplina, pero si logras esto, alcanzarás los resultados que deseas obtener. Ten en cuenta que puedes quemar la misma cantidad de calorías realizando actividad física de tipo cardiovascular, de flexibilidad y pesas en la casa, que son los mismo que podrías ejecutar en el gimnasio.

Cierto tipo de ejercicios queman más calorías, además de tener niveles de dificultad diferentes, desde moderada a muy intensa. Recuerda acudir a consultar a tu médico antes de comenzar algún tipo de rutinas para bajar de peso en casa, por sobretodo si tienes algún problema de salud.

La manera más fácil y eficiente para quemar calorías haciendo actividad física en casa, es prefiriendo realizar actividad física de tipo cardiovascular vigorosa. Actividades de alto impacto como son por ejemplo, correr y saltar la cuerda, puedes llegar a gastar entre 800 a 1400 calorías por hora, dependiendo de tu peso actual y tu condición física. Pero ten en cuenta, que no todo el ejercicio de tipo cardiovascular tiene que ser de mucha intensidad. El subir escaleras en tu hogar quemará alrededor de 700 calorías por hora, mientras que trotando gastas la misma cantidad de energía. Si cuentas con una máquina trotadora, ejercita situándola en un plano inclinado y fortalecerás tus músculos además de bajar de peso.

En las rutinas para bajar de peso, debes incluir ejercicios de resistencia o levantar pesas, lo que favorece el reemplazo del tejido graso por masa muscular magra, ya que al trabajar tu cuerpo más fuerte para alimentar el músculo, se incrementa también la tasa metabólica y se queman más calorías durante el día.

El subir y bajar pesas de manos a medida que marchas en el mismo lugar, caminar o correr mientras entrenas en tu propia casa. Puedes hacer ejercicios de tríceps de brazo usando tu mesita de café o una serie de estocadas recorriendo la sala de estar, flexiones de brazos, ya sea en el suelo o contra la pared, son ejemplos de ejercicios que puedes hacer en tu hogar, recuerda que lo más importante es trabajar la parte superior e inferior del cuerpo. No olvides incluir el trabajo de tus abdominales.

Puedes convertir tu casa en un gimnasio, mediante la creación de una serie de estaciones de ejercicio. Un ejemplo de circuito sería, partir con un calentamiento subiendo las rodillas, después de cinco minutos, seguir con flexiones de brazos. Usa algunas latas de sopa o de conservas o pesas de mano y comienza a hacer sentadillas, mientras levantas pesos a la vez con tus brazos alternadamente, puedes también saltar la cuerda, para recuperar tu cuerpo, puedes recurrir a algunas posturas de yoga, sin olvidarse de respirar profundo. Ten en cuenta que mientras más rápido sea el ritmo y menos el descanso entre las diferentes estaciones de un circuito, quemarás más calorías.

Tomas Murphy es un experto en el área general de la salud, la nutrición, fitness y coach personal en formar sistemas exitosos de negocios. En los últimos años ha ayudado y cambiado la vida de muchas personas, brindandoles bienestar y un mejor estilo de vida. Puedes comenzar las clases gratuitas en www.clasesvidasanaypesoideal.com