Cuando de ataques al corazón se trata, los dolores en el pecho parecen ser más comunes entre los hombres que en las mujeres, según una investigación hecha entre más de un millón de personas en Estados Unidos.



En general, los hombres son más propensos a los infartos, pero entre las personas menores de 55 años el riesgo de muerte es mayor para las mujeres.


Problemas del corazón: a ellas le duele menos


Y los investigadores creen que una posible razón es que, en la ausencia de los clásicos síntomas de un ataque al corazón, las mujeres no buscan el tratamiento adecuado a tiempo.
El estudio analizó a pacientes tratados en más de 1.000 hospitales estadounidenses.
Y la diferencia de síntomas entre mujeres jóvenes y hombres de la misma edad resultó notable.
Así, el 42% de las mujeres menores de 55 años dijo no haber sentido dolores en el pecho, mientras que con los hombres eso sólo ocurrió en el 30% de los casos.
Aproximadamente el 14% de las mujeres murió, por solamente el 10% de los hombres.

En un artículo publicado por la Revista de la Asociación Médica Estadounidense, los autores del estudio destacan la importancia de reconocer y tratar a tiempo los infartos de miocardio (IM).
"La presencia de dolor o incomodidad en el pecho es uno de los síntomas típicos de IM", explican.


"Y los pacientes sin dolor acostumbran a buscar ayuda más tarde, son tratados menos agresivamente y tienen una tasa de mortalidad que es casi el doble de la de aquellos que presentan los síntomas típicos de IM".
Cathy Ross, enfermera experta en asuntos cardíacos de la Fundación Británica del Corazón, explicó los ataques al corazón no siempre van acompañados de agudos dolores en el pecho.
"Los síntomas varían: para algunos el dolor es muy severo, mientras que otros no sienten nada más que un pequeño malestar o una sensación de pesadez", dijo.
"Y las mujeres tienen que estar especialmente alertas, porque tienden a sufrir menos de dolores en el pecho y si el personal médico tiene poca experiencia puede pasar el problema por alto, ya que los ataques al corazón son raros entre las mujeres jóvenes", agregó.
De hecho, la edad promedio de las mujeres ingresadas en los hospitales en los que se practicó el estudio era de 74 años, por 67 entre los hombres.
Pero aunque en términos generales el número de muertes por infarto ha ido disminuyendo, cuando estos se presentan en mujeres jóvenes los pronósticos son poco halagadores.
Los investigadores estadounidenses describieron los resultados de su estudio como "provocadores" y llamaron a continuar profundizando el tema.
Pero también dijeron que, por el momento, no se debe cambiar el mensaje de salud pública de que dolores o incomodidad en el pecho podrían ser síntomas de un infarto.