El origen del SIDA podría estar en un viejo tigre


El virus del SIDA está cómodamente instalado en los seres humanos, y continúa desafiando a la ciencia atándonos de manos e imposibilitándonos el hallazgo de curas para la enfermedad. Cualquier avance respecto al entendimiento del virus puede tener implicaciones, por más que éstos daten de millones de años atrás.

Desde la Universidad de Rochester se ha profundizado en el estudio molecular del VIH, comprobando que sus moléculas contenían algunos elementos de ADN propios de una antigua especie de tigre, despertando algunas interrogantes respecto a sus orígenes.

Aparentemente el virus se originó en un tigre que vivió hace millones de años atrás, incubándose allí hasta que el felino mordió a un mono y le traspasó el virus. A partir de allí se inició un largo y complejo proceso evolutivo, que en última instancia hizo que el virus desembocara en nuestros organismos traspasándose de uno a otro y ganándole partidas de ajedrez a la ciencia.

La conclusión no constituye ningún aporte directo sobre el virus, pero podría arrojar algo de información respecto al virus y su tratamiento de forma indirecta. De hecho, conocer un poco más sobre sus orígenes podría ser fundamental para conocer un poco más de cerca su funcionamiento.


sida