Frutas para curar el dolor en las articulaciones

El dolor en las articulaciones es uno de los problemas más comunes. Sobre todo se relaciono con aquellos que comienzan una rutina de ejercicios o a practicar algún deporte. Por otro lado, aunque con menor frecuencia, también afecta a aquellos de carácter más sedentario.

Los médicos generalmente recetan un tratamiento basado en el consumo de medicamentos y algunos calmantes que si bien pueden aliviar el dolor de forma rápida y eficaz, a largo plazo puede tener efectos no deseados.

Algunos de estos efectos son náuseas, erupciones en la piel o ardores estomacales. Teniendo en cuenta esto y sabiendo que se trata de un problema que puede afectar a muchas personas, hoy en OtraMedicina queremos contarte otra manera de curar el dolor en las articulaciones natural y más saludable. Éstas son las mejores frutas para curar el dolor en las articulaciones.

Cerezas

curar

Señalamos que el dolor en las articulaciones afecta a todo tipo de personas, pero no mencionamos a aquellos que sufren de artritis. Para los que padecen de esta enfermedad, el dolor y la inflamación en la zona de las articulaciones no es algo nuevo.

Para ellos está especialmente recomendado el consumo de cerezas. Todos los tipos de cerezas son deliciosas. Se utilizan sobre todo en platillos dulces y en pastelería, pero se pueden comer solas o en una nutritiva ensalada de frutas.

Las cerezas tienen un alto contenido de antocianinas y flavonoides que pueden ayudar a aliviar los dolores musculares y sobre todo los de las articulaciones en forma natural y saludable, sin efectos adversos.

Piñas

dolor

En todo el mundo y a lo largo de la historia siempre se supo que el ananá, más conocido como piña, es la fruta más eficaz para aliviar el dolor de las articulaciones naturalmente. Es una fruta tropical típica de Sudamérica y Centroamérica.

Las piñas se utilizan en jugos y en muchos platos de todo tipo. Sus grandes contenidos nutritivos la convierten en una fruta casi milagrosa cuando se trata de aliviar el dolor de las articulaciones.

Además, posee mucha vitamina C y vitamina A. La primera aumenta las fuerzas dándole potencia extra al sistema inmunológico y funcionando también como un antioxidante. La vitamina A es fundamental para el fortalecimiento de los huesos y el tejido muscular de las articulaciones. Por último, la piña es una buena fuente de calcio.

Granadas

frutas

Aunque no son tan populares como las cerezas o las piñas, las granadas son unas frutas muy beneficiosas para la salud, tienen muchas propiedades curativas, son nutritivas, deliciosas y también son excelentes frutas para curar el dolor de articulaciones.

Las granadas se utilizan para calmar el dolor, sobre todo el jugo o utilizándolas en licuados. Suelen recomendarse tanto para los dolores articulares como para la artritis, la inflamación muscular, problemas reumatológicos, etc.

Esto se debe a que son una gran fuente natural de antocianos y taninos hidrolizables, ambos compuestos antioxidantes y anti-inflamatorios que son sumamente eficaces para tratar todas estas condiciones.

articulaciones

Incrementar el consumo de estas tres frutas y añadirlas a nuestros hábitos alimenticios es una de las mejores opciones tanto para recuperarnos de estos problemas de salud relacionados con los dolores en las articulaciones como para prevenirlos.

¿Conocías las propiedades de estas frutas? ¿Consumes alguna de estas frutas? ¿Qué otras frutas conoces que funcionen de manera similar?