Todo sobre el Miedo Escénico

Hablar en público es todo un reto para muchas personas. Aprender a hacerlo y superar la ansiedad que provoca esta situación es algo que puede conseguirse fácilmente con las técnicas adecuadas.

SUPERAR LOS MIEDOS
Todo sobre el Miedo Escénico
Tanto para eliminar el miedo como para mejorar la oratoria y conseguir un mayor éxito a la hora de comunicarse –ya sea en público o de persona a persona– hay muchísimos libros, vídeos y talleres especializados que resultan de gran ayuda. Existen también técnicas específicas que, una vez aprendidas y ensayadas convenientemente, convierten el arte de hablar en público en algo fácil, placentero y satisfactorio. La primera vez que Elia Méndez se tuvo que poner delante de un auditorio le temblaba “hasta el pelo”, según recuerda ella misma, pero salió airosa gracias a que había ensayado su discurso previamente. Después, optó por hacer cursos sobre oratoria que la ayudaron a estructurar mejor la información. Por ello, considera que “hablar en público es una herramienta que todos deberíamos aprender a manejar, independientemente de nuestra edad, condición social o profesión”. En la actualidad, Méndez trabaja con elementos de la Programación Neurolingüística, la psicología energética y los métodos de comunicación utilizados en teatro. Asimismo, el coaching también ayuda a la hora de hablar en público y favorece que nuestro discurso sea más moderado, coherente y directo. El objetivo principal de estas técnicas consiste en aumentar la confianza y reconocer el poder mental y la capacidad del individuo para adaptarse al entorno e identificar cómo se comunica.

LENGUAJE VERBAL Y CORPORAL

miedopersonas
Más importante que la expresión verbal, que sólo supone un 7% de la comunicación, es el lenguaje corporal, que representa el 93% del mensaje. La postura corporal, la mímica facial, la mirada, la gesticulación con las manos y el tono de la voz se transmiten junto al mensaje verbal y, si son deficientes, influyen negativamente en la audiencia. Además de aprender a controlar el lenguaje corporal, es preciso ser conscientes de que estamos marcados por nuestras creencias. Cuanto más limitadoras sean, mayores serán las dificultades para comunicarse con éxito. “No me escuchan”; “no me comunico bien”; “no me toman en serio”... Si no somos capaces de superar este tipo de pensamientos, los transmitiremos inconscientemente a través de nuestros gestos, nuestros movimientos, nuestras miradas y nuestras palabras. Natalia Aranda quería sentirse más segura a la hora de enfrentarse a la situación de hablar en público porque tenía que hacerlo en su vida profesional. Lo consiguió tras aprender las técnicas necesarias: “Ahora soy más consciente de los fallos que cometía y de los pequeños errores que aún cometo –señala–. En general, entiendo mejor el proceso que me lleva a ponerme nerviosa y, por tanto, controlo más la situación gracias a las técnicas de relajación, la neutralización de los pensamientos negativos y los ejercicios de voz. Me siento mucho mejor conmigo misma”.

EL ARTE DE COMUNICAR: TRES BLOQUES FUNDAMENTALES

Hablarlibro
Una formación completa en el arte de hablar en público debe incluir enseñar a estructurar el contenido de la presentación, a crear el ambiente adecuado y a manejar las emociones y favorecer la seguridad en uno mismo. Para ello hay que dominar los tres bloques fundamentales de una buena comunicación:
- Bloque estructural: Presta especial atención a la estructura de la exposición, que se divide en: presentación o introducción, cuerpo de la información y colofón que destaque los puntos esenciales de lo expuesto.
- Bloque cosmético. Comprende todo lo relativo al auditorio, es decir, cómo preparar la sala, escoger el atuendo más adecuado para la ocasión, etc.
- Bloque emocional. Incluye la comunicación no verbal, el control de los miedos y las emociones, etc.

EL BUEN ORADOR: PAUTAS BÁSICAS

desacargar
- Aportar a la audiencia algo de valor. Debemos conocer a nuestra audiencia y adecuar nuestro discurso a sus necesidades.
- Ser uno mismo. Un buen comunicador tiene que ser natural y dominar el tema del que está hablando. No debe imitar a nadie, sino que tiene que encontrar su propio estilo.
- Admitir las propias debilidades. La humildad nos hace más creíbles y respetables, nos ayuda a crear un buen clima y favorece la conexión con el público.
- Cuidar el aspecto físico. Una apariencia en exceso transgresora en un ambiente conservador aleja al orador de su audiencia.
- Prestar atención a la forma de hablar. La dicción tiene que ser clara. El volumen de la voz, la velocidad del discurso y el ritmo también son elementos a tener en cuenta.
- Añadir humor. Si el discurso va aderezado con unas gotas de humor resultará más ameno.
- No pretender controlar el comportamiento de la audiencia. No debemos pretender controlar la situación, sino aprender a controlar el comportamiento y los pensamientos propios.
- Mirar a todo el mundo. Es un elemento esencial para contactar con la audiencia y saber cómo responde.
- Lenguaje corporal. Los brazos deben estar próximos al cuerpo y la espalda, recta.

ADIÓS AL ESTRÉS... Y LA EMPATÍA CON LA AUDIENCIA
Las técnicas para hablar bien en público ayudan a:
- Eliminar el estrés.
- Descubrir y desarrollar nuestras capacidades.
- Organizar, preparar y trabajar el discurso.
- Aprender a moverse en sincronía con lo que decimos.
- Ejercitar la voz, tanto el ritmo como el tono, los silencios y la proyección.
- Controlar el tiempo.
- Crear empatía en la audiencia.
- Improvisar cuando sea preciso.

Si necesitan más información y ayuda acá les dejo un link para que descarguen un libro para superar el miedo escénico: http://www.mailxmail.com/descargarPdf.cfm?gfnameCurso=desarrolle-sus-habilidades-directivas (copian el enlace y lo pegan en el navegador)
Espero que les guste y les sirva de gran ayuda.
Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 1.354 Visitas
  • 1 Favoritos

2 comentarios - Todo sobre el Miedo Escénico