El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Una grata lectura: "El viejo y el mar"

Una lectura de gran contenido espiritual en envase breve
Una grata lectura: "El viejo y el mar"
Antes de describir mi experiencia confieso que los motivos que me llevaron a él fueron inconexos. Para empezar desconocía sus obras, hecho que me resulta indignante confesar, como también la excentricidad de su vida.
Meses atrás tropecé con varias biografías, entre ellas "Hemingway" de Anthony Burgess, descubriendo allí uno de los más destacados escritores norteamericanos.
El joven Ernest Hemingway trabajó como reportero de un diario local y al llegar la Primera Guerra Mundial se enroló en la Cruz Roja, al regresar se lo reconoció con varias distinciones. Años más tarde fue corresponsal en la Guerra Civil Española y en la Segunda Guerra Mundial. Mucho hubo de intercambio cultural en esos años. En España ganó aprecio por las corridas de toros y en París formó parte del denominado grupo de escritores de la generación perdida. A lo largo de su vida realizó numerosos viajes, en los que cabe mencionar sus irresistibles safaris al África.
En muchos de sus libros hay experiencias personales que aluden a esos años de hombres rudos en tiempos de crisis. Puede decirse que él mismo se veía así, un retador nato, un luchador, un hombre de armas tomar.

El libro "El viejo y el mar" narra con sentida emoción y extraordinaria sencillez, digna de una escritor de su talla donde no hay palabras de más ni de menos, la historia de un viejo pescador que emprende una magnífica conquista en el mar después de ochenta y cuatro días de absoluta miseria. Acompañado en su mente por un joven muchacho, que es casi obligado a apartarse de él por motivos de fortuna, el viejo logra atrapar un pez de tamaño y fuerzas formidables. Dicha captura lo lleva a luchar durante días en condiciones tan extremas que termina por acercarse a su oponente en un vínculo de estrecha belleza.
Cuando la pesca finaliza el acarreo hasta la costa termina siendo frustrado por un grupo de tiburones que atacan insidiosamente ante la celosa mirada del viejo, dejándole solo un gran esqueleto amarrado al bote.

Sin más que decir, me despido. Esperando que la lucha interior de este hombre fortalezca nuestra forma de ver la vida.

Saludos, José Maria Calvo
http://www.josemariacalvo.com.ar/
libros

Fuentes de Información - Una grata lectura: "El viejo y el mar"

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 767 Visitas
  • 0 Favoritos

0 comentarios - Una grata lectura: "El viejo y el mar"