El olor del sexo

Que tal AMIGOS BUENO LES DEJO UN ESTUDIO SOBRE EL OLOR EN LAS RELACIONES SEXUALESSSSS


1. Olores corporales como estimulantes sexuales

¿Qué función desempeñan los olores agradables y desagradables en la relación sexual humana?

Para responder a esta pregunta, se realizó una encuesta a través de un cuestionario. Había 432 participantes entre las edades de 15 y 84 años (273 mujeres y 159 hombres). Se les preguntó acerca de sus propios olores corporales y los de su pareja y específicamente acerca de la influencia de estos olores en sus vidas sexuales. Para una evaluación de las respuestas, los resultados de diversas disciplinas científicas (Fisiología, Neurobiología, Zoología, Psicología) fueron utilizados para proporcionar un contexto más amplio, y este contexto luego se amplió una vez más por medio de numerosas referencias de fuentes etnológicas, históricas y literarias.

La encuesta mostró que, de hecho, los olores corporales desempeñan un papel significativo en la comunicación sexual. Por ejemplo, pueden proporcionar un impulso para la actividad sexual y también poner fin a contactos sexuales. De hecho, el 48,4% de los entrevistados respondieron que fueron estimulados sexualmente por el olor corporal de su pareja. Además, no menos del 8,8% de los hombres y un 5,5% de las mujeres informaron que por lo menos una vez habían recurrido a la ropa anteriormente usada por sus parejas como un medio de estimulación sexual.

Podría demostrarse que los seres humanos pueden y distinguen entre los olores que emanan de diferentes partes del cuerpo; pueden distinguir entre los olores del sudor de hombres y mujeres y también entre los olores frescos y rancios. De hecho, los hombres pueden distinguir entre los olores vaginales según las diferentes fases del ciclo menstrual. La percepción de los olores puede ser así tanto consciente como inconsciente, y puede conducir a reacciones conscientes como inconscientes. Algunas de estas reacciones son involuntarias. Por ejemplo, los olores masculinos y femeninos pueden influir en los procesos hormonales, es decir ellos pueden, hasta cierto punto, regular los periodos menstruales.

Estas observaciones han conducido a muchos investigadores a una comparación directa con las denominadas feromonas que regulan el comportamiento sexual en los animales y, de hecho, tales feromonas han sido también encontradas en los seres humanos. Sin embargo, ya que los seres humanos experimentan generalmente un proceso complejo de socialización, su caso no es de ninguna manera sencillo. Después de todo, debido a diversas restricciones culturales, no reaccionan inmediata o "automáticamente" a los olores estimulantes. Aún así, el 76,4% de los hombres y mujeres elegidos se sienten sexualmente estimulados por ciertos olores y tales olores pueden tener fuentes muy diferentes, como ilustra el siguiente gráfico:



En lo concerniente a los dos olores más estimulantes ("olor corporal sin perfume" y "olor corporal con perfume", no hay mucha diferencia entre las preferencias de las mujeres y hombres. Sin embargo, hay una diferencia significativa con el tercero: el 26,0% de las mujeres nombran el "olor corporal después del coito" como el tercer más estimulante, mientras el 43,4% de los hombres nombran el "olor de los genitales" en tercer lugar. En otras palabras, para la estimulación sexual, los olores genitales son mucho más importantes para los hombres que para las mujeres. (La estimulación sexual femenina atribuye el "olor corporal después del coito" generalmente referida a la estimulación renovada la cual puede ocurrir hasta muchas horas más tarde e incluso después de que la pareja se haya ido).



2. Llegar a conocerte - por el olor

Ingelore Ebberfold*

(Informe Dragoco 6/1997, pp. 246-257)

Los hombres tienen rasgos específicos por los que se les puede reconocer, entre ellos está el olor corporal individual. Este olor se hereda y los miembros de la familia pueden reconocerlo 1. Así, las madres pueden identificar por el olor a sus hijos, y los bebés, a los siete días, son capaces de reconocer el pecho materno 2. Pero también se reconoce a la pareja por sus olores, bien por el suyo propio 3 o por las fragancias de sus productos de higiene y tocador.

Normalmente, para percibir el olor de una persona, debemos entrar en la atmósfera de su fragancia, es decir debemos estar bastante cerca de esa persona. Esta corta distancia entre dos personas puede producirse por diversas causas, pudiéndose llegar a distancias muy pequeñas en situaciones formales e informales. Podemos citar, por ejemplo, ciertas formas de saludo o actos sexuales. Debido a estos estrechos contactos, las fragancias de una persona quedan grabadas definitivamente en nuestra memoria olfativa, tan definitivamente que el olor de una prenda de vestir o de un perfume nos recuerdan a una persona en especial.

Este registro de fragancias personales es generalmente inconsciente, al igual que también registramos inconscientemente la cara o los andares. Una percepción consciente o, mejor dicho, una percepción que estimula una reflexión con juicio, se registra normalmente si se trata de olores individuales "chocantes". Puede tratarse de olores corporales agradables o desagradables, importantes o de fuerte percepción debida a un exceso en la utilización de las fragancias. Los criterios de valoración que cada uno utilice están supeditados a una escala de valores individual que viene determinada por el sexo, la cultura y factores hereditarios y diversos.

Es decir, la atención individual forma la base de la percepción inconsciente y consciente de las fragancias corporales. Es también la que hace posible una fijación especialmente intensa en nuestro recuerdo. Los olores destacados e importantes golpean insistentemente nuestro consciente, siendo las fragancias más importantes las que se perciben a través de las relaciones estrechas e íntimas, como la existente entre madre e hijo o entre amantes. "El olor nos hace acariciarnos y extasiarnos" 4, nos transmite seguridad y establece una relación íntima debido a que el sentido del olfato no se entiende sin el sentimiento. Cuando percibimos una fragancia, nuestro ánimo se ve afectado y forjamos inevitablemente un juicio intuitivo. Nos gusta o no nos gusta, nos es indiferente o reaccionamos vehementemente con deleite o rechazo. Respecto a la percepción de un olor corporal nos sucede lo mismo que con otras fragancias, tomamos una decisión íntima sobre su popularidad y sobre su calidad.

Por ejemplo, cuando se dice "A éste no puedo ni olerlo", (se utiliza en alemán por el castellano "A éste no puedo ni verlo". N.d.t.) quiere decirse: "A éste no lo soporto", "éste no me gusta". Aunque podemos suponer que esta frase en sus origenes tenía exactamente su significado literal, es decir que alguien podía encontrar rechazo en otra persona, posiblemente porque no le gustaba su olor. Tomando esta premisa al revés, podría decirse que las personas a las que se les tiene un especial afecto también nos gusta olerlas. Efectivamente es así. A las madres les gusta el olor de sus bebés y a los niños les gusta el olor de sus madres. Esta relación olfativa es completamente ostensible en los amantes. Ya se sabe que casi siempre están locos por la fragancia de la persona amada y huelen frecuentemente los objetos que conservan su olor.

Como parece que el amor y la fragancia están unidos entre sí, no es extraño que el olor en el lenguaje y en el significado de las palabras tenga mucho que ver con el amor. Según las investigaciones etimológicas de Hagens 5 "... El significado original de la palabra amor de los arios se atribuía a representaciones olfativas...", pues, según su opinión, sólo a través del olor se conseguía la más íntima relación entre hombre y mujer. Así la raiz "ghrâ" significa "besar" y también "olfatear". En persa "bujah" significa olor y amor, anhelo. Por eso los persas dicen me llega el olor de alguien a la nariz, es decir anhelo a esa persona. Asimismo los franceses utilizan la misma palabra "sentir", para oler y sentir.

Y realmente deben estar relacionados el olfatear y el gustar o el olfatear y el conocerse, pues muchas costumbres y tradiciones se refieren a ello. Por ejemplo, se dice que en el año 1880 en algunas partes de Bohemia se dejaba a los novios solos durante una noche para poder conocerse íntimamente. Debían "olerse mutuamente", literalmente: "aby se scuchli" 6.

Algunas de las viejas costumbres han llegado a nuestros días y conservan aún su antiguo carácter, que consistía en oler al otro para llegar a conocerle. En mi opinión algunas formas de saludo, como el abrazo o el estrecharse la mano, se remontan al olfateo. Actualmente, por ejemplo, un pueblo nómada tuvino de la estepa de Mongolia aún tiene la costumbre de olerse al saludarse y despedirse. A los niños se les coge en brazos y se les huelen las manos y el pelo 7. Se sabe que, en sus orígenes, los habitantes de Samoa no solamente se "frotaban las narices uno contra otro", sino que además se olfateaban las manos 8.

Por lo tanto, el olfatear a los demás se hace para examinar, para asegurarse íntimamente que se reconoce al olfateado, pero también para conocer a los demás. En sus orígenes los hombres, al igual que los animales, lo olfateaban todo. Sin embargo, al empezar a andar erguido se volvió, poco a poco, un "animal de la vista" y el olisquear se convirtió progresivamente en una mala costumbre animal y se reprimió especialmente en el "mundo civilizado". En los llamados "niños salvajes" podemos darnos cuenta de la importancia del olfateo. Olfateaban cosas y personas para reconocerlas o para trabar conocimiento. Daban más crédito a su nariz que a sus ojos. Por ejemplo, uno de ellos, Victor von Aveyron, al que se encontró cuanto tenía 11 años en 1801, un día se perdió y fue encontrado por la persona que le educaba, primero olió dos y tres veces sus manos y sus brazos y sólo después de ello se decidió a seguirla y empezó a dar gritos de alegría 9.

A pesar de que las palmas de las manos y las plantas de los pies no tienen pelo y por lo tanto huelen menos que, por ejemplo, las axilas, transmiten, sin embargo, suficiente fragancia individual como para identificar a las personas. Por la conducta de los perros estamos muy familiarizados con esta identificación a través del olor, pero también las personas son capaces de distinguir manos femeninas y masculinas 10. Con el estudio de Wallace se pudo incluso detectar una diferencia individual sólo con ayuda de los olores de la palma de la mano 11. Por lo tanto, puede suponerse que el apretón de manos europeo al saludarse proviene de una especie de mutuo olfateo de las manos.

Esta suposición no es totalmente descartable, pues el olfateo de las manos como saludo se ha observado en diversas manifestaciones. Por ejemplo, en la etnia Kanum irode del sur de Nueva Guinea, practicaron hasta 1939, por lo menos, el olfateo de las manos. Consideraban un signo muy especial de amistad, cuando se recogía con la mano el sudor de la axila de la otra persona, se olía y a continuación se frotaba esta secreción en el propio pecho 12. Eibl Eibesfeldt observó un ritual con el sudor muy parecido cuando un Gidjingali (miembro de una etnia en la provincia de Arnheim en Australia) despedía a un visitante. Primero tomó su propio sudor de su axila, luego frotó las manos en las axilas de su amigo y finalmente de nuevo en las suyas 13.

Aquí se establece al mismo tiempo, aparte del olfateo, un intercambio con una mezcla final de olores. Este acoplamiento de fragancias tiene como efecto que el olor del otro casi se convierte en el propio olor, pudiendo así posiblemente impregnarse de manera definitiva en la memoria olfativa, pues los propios olores siempre son más valorados que los ajenos. Además, el olor corporal de los demás se retiene algún tiempo lo cual tiene especial importancia, lo que queda es algo real, algo que puede unir íntimamente a las personas y además les permite recordarlas. Por ejemplo, en una novela se dice lo siguiente "Cuando ella se despidió de él, pasó varias veces las manos por su pelo y luego se puso rápidamente los guantes. Y todo el día y al siguiente inhaló... la fragancia de su amado y de sus cabellos, que se desprendía de sus manos que no se había lavado" 14.

También Malinowski dice que los trobriandos se olfatean en sus juegos amorosos, siendo el frotamiento nasal, que es de lo que aquí se trata, una práctica que también se emplea con parientes cercanos. Además de esto, las madres miman a sus hijos echándoles encima su aliento 15. El beso con la nariz que allí practican los amantes, estaba a principlos de siglo más extendido que el beso en la boca actual 16. Lo más importante del beso con la nariz no es, ni mucho menos, el frotarse las narices, sino el olfatearse mutuamente 17, por eso se habla de un beso olfativo. Se supone que el origen de esta forma de beso está en el deseo de oler al otro 18. Naturalmente aún existe el beso de nariz que también se utiliza como saludo. Hace poco se utilizó en la Conferencia de la Commenwealth en Nueva Zelanda. Fue el maorí Edger Hugh Kaukaru quien saludó al estilo maorí al presidente de Suráfrica Nelson Mandela. Es decir: se frotaron la nariz 19.

El beso de nariz varía en su ejecución, pero parece ser que es típico en China. Havelock Ellis lo describe de la siguiente forma:

"1. Se coloca la nariz en la mejilla de la persona querida,

2. bajando los párpados se inspira profundamente por la nariz,

3.sin tocar la mejilla con la boca se chasquean ligeramente los labios" 20.

Este chasqueo produce un mayor paso de aire de la cavidad bucal a la nariz. Lo mismo sucede automáticamente al comer y beber, como si se pudiera seguir oliendo mientras se "mastica" o saborea el vino. Cuanto más elocuente es el gesto del beso, mayor es el efecto de olfatear u olisquear durante el beso. Se dice de los pueblos de las montañas de Chitogong que colocan la boca y la nariz en la mejilla, respirando profundamente al mismo tiempo. No dicen: "dame un beso", sino "huéleme". Lo mismo se observó en los birmanos 21. Jagor en su libro "Viajes a las Filipinas" de 1873, dice de los indios que los enamorados se intercambian, al despedirse, prendas de ropa interior usadas, para inhalar el olor del ser querido durante la separación. También practican esta inhalación del olor al besarse 22. Sin embargo, Crawford observó en 1820 en el archipiélago malayo una ceremonia de salutación que yo comparo a nuestro común saludo con un beso. En este saludo hay un abrazo en el que la cabeza y el cuello se rozan y, al mismo tiempo, se puede oir el rumor de un olisqueo. Todas las tribus que allí viven conocen esta forma de saludo y en su idioma oler y saludar tienen el mismo significado 23.

Por lo tanto, el beso de nariz sirve para conocerse. El estrecho contacto de los cuerpos permite percibir la fragancia del otro muy "limpia y claramente". En la secuencia del registro del olor puede identificarse o conocer a quien se huele. Es un reconocerse con la nariz. A diferencia del reconocimiento que se hace con los ojos, éste no es sólo externo, sino que se produce una muy íntima profundización del otro, porque la fragancia de una persona se reune en todo su cuerpo.

Según mi opinión, el saludo de los franceses con un beso, que cada vez está más implantado en Alemania, si se practica correctamente, tiene más momentos olfativos que táctiles. Si se hace bien nunca hay un contacto con los labios, sino que durante un breve momento se rozan las mejillas y se besa al aire dos o tres veces, de forma simbólica, pudiéndose oir el leve sonido de un beso. En este procedimiento quienes se saludan se abrazan más o menos estrechamente, según la intimidad, el conocimiento y la duración de la separación. También esta forma de saludo hace posible una percepción del olor corporal, destacando con especial intensidad y claridad las fragancias de la cabeza, es decir piel y pelo.

El beso táctil que los adultos gustan de realizar como beso de amor, es todo lo contrario de lo anterior. Aquí el contacto está en primer plano y el oler va muy a la zaga. Esta forma de beso es un desarrollo del primitivo "beso de madre" 24. Esta tesis ha sido rebatida con gran fuerza porque el niño no besa el pecho de la madre sino que se amamanta en él. Von Bernsdorff y otros autores son de la opinión que el beso es la necesidad más primaria de los animales y los hombres para husmearse mutuamente, es decir olisquearse y olfatearse. Según su opinión "el descubridor del beso" descubrió que "el contacto de los labios es más agradable y blando que el frotarse las narices". Creo que el beso representa la mezcla de las almas y que es "el símbolo y el equivalente del coito". 25

Para los europeos, el beso táctil es "un descubrimiento relativamente reciente". En la Baja Edad Media parece que no era del conocimiento general y sólo lo apreciaban las gentes más cultas, como forma de expresión sexual 26. Actualmente el beso en la boca es mundialmente conocido y se utiliza en muchos sitios, en todas sus versiones, como demostración de cariño. Y, aunque al contrario del beso olfativo, el momento de oler en el beso táctil es menos intenso, el sentido del olfato participa igualmente. Tiene más peso cuanto más intenso e íntimo sea el beso.

Sin ninguna duda el besar y acariciarse el cuerpo con la boca, no sólo satisface el tacto y el gusto27, sino que al mismo tiempo el olfato queda satisfecho. Y si seguimos a Most que, en "Efecto de los sentidos sobre el alma", ve el sentido del olfato como el más efectivo unido al amor físico, entonces puede valorarse muy alto el oler en el beso 28. "El, el más subjetivo de todos los sentidos", escribe Most, "tiene mucha mayor importancia que el sentido del gusto. No sólo es para las personas una rica fuente de placer, el sentido de delicadas y suaves impresiones y deliciosos recuerdos, sino que incluso puede concretar simpatías y amistades" 29.

En el beso, junto al hecho de oler, hay además una transmisión de saliva. La saliva, así como otras secreciones del cuerpo humano, desprende sustancias olfativas, logrando que este intercambio pueda valorarse de forma parecida a los rituales de sudor que ya he examinado anteriormente. El grado de intensidad de la fragancia que se consigue por la transmisión del olor por medio de la saliva, dependerá seguramente del beso. Por ello, es de suponer que en un beso táctil de saludo y en un beso cariñoso se transmitan menos sustancias olfativas que en un intenso beso de amor. También este aspecto del beso muestra que su origen debe buscarse en una de las formas de conocimiento, una manera de familiarizarse con los demás, entre las que pueden contarse las formas de saludo. Sin embargo, el intercambio de saliva como forma de conocerse olfativamente en un saludo especial que Eibl-Eibesfeldt descubrió en 1985, es mucho más notorio que el del beso. Observó en Nueva Guinea, cerca del río Ramu, que la gente que se saludaba se escupía en las manos para frotarse a continuación mutuamente la saliva en las piernas 30.

El abrazo, el beso, el apretón de manos, son formas de saludo y despedida que hacen posible el conocimiento olfativo. Con ciertas limitaciones, pero la "impresión olfativa" no debe ser subvalorada y quizás puede llegar a decidir si queremos llegar a acercarnos o no a una persona. El olor corporal puede tener un cierto papel en las interrelaciones humanas. La importancia de este papel se manifiesta en el aumento del consumo de fragancias, pues cada vez son más las personas que se esfuerzan por oler bien. No solamente para gustarse a sí mismas sino, sobre todo, para gustar a los demás. Por tanto, cuando hoy en día se saludan las personas, los olores humanos no están en primer término, sino que sobresalen las fragancias que despiden los productos para el cuidado del cuerpo y los perfumes.

Estas fragancias son una característica más del usuario y ofrecen dos motivos para reconocerle. Por una parte, porque los olores individuales de las personas nunca se desvanecen totalmente, a pesar de las fragancias, como demuestra, entre otros, un esfudio de Streblow 31. Con el uso de perfumes pueden surgir olores individuales específicos de fragancias características, por lo que el usuario de perfumes puede ser identificado olfativamente también por personas poco habituadas a ello 32. Por otra parte, las fragancias de los perfumes tienen un rango parecido al de las prendas de vestir, son partes de una persona y la marca de perfume que utiliza se pone a su mismo nivel. Esto es así y podemos verlo ejemplarizado en las confesiones de Franz Grillparzer, donde podemos leer: "apenas me llega la fragancia de su olor (su perfume), mi corazón palpita, sólo pienso en ella, flota en todas partes..." 33.


3. Olores artificiales vs. naturales (Informe Dragoco 1/1997, pp.30-37)

Por naturaleza, los humanos tienen un olor propio. Este olor incluso es más fuerte que el de sus parientes más cercanos, los monos. El olor es diferente en la cabeza que en las axilas o en los pies. Las mujeres esparcen un olor diferente al de los hombres. Cada persona tiene su olor individual, que es tan único que un perro es capaz de identificar a un mellizo que se encuentra en un grupo de personas, solamente por su olor. El hombre moderno trata de disimular esta unicidad mediante una cierta higiene corporal y generalmente perfumando su cuerpo con fragancias agradables. ¿Cuál es la razón para este comportamiento? ¿Qué papel juegan las fragancias, sobre todo en el campo de la sexualidad? ¿Y puede un perfume o una colonia para después de afeitar cumplir realmente con la tarea esperada?

De Cleopatra se dice que fue al encuentro de Antonio embalsamada de pies a cabeza con fragancias deliciosas y habiendo hecho perfumar las velas de su embarcación 1. ¿Por qué? ¿Para que el hombre que ella deseaba la percibiera desde lejos y la deseara inmediatamente? Todavía las mujeres siguen adornando su cuerpo con ricas fragancias y aplicándose cremas con lociones fragantes. Hoy más que nunca. En ese afán, algunas mujeres tienden a veces a usar tanto perfume que son capaces de echar a perder a los demás el deleite de una cena, de un concierto o de una ópera. En la Scala de Milán, por ejemplo, fue necesario pedirle al público femenino que se abstuviera de repasar su perfume durante la pausa 2.

El consumo de perfumes y la oferta de sustancias odoríferas crecen año por año 3. El hombre moderno tampoco está dispuesto a renunciar a su fragante colonia para después de afeitar, y se perfuma, quizás seducido por las promesas de la publicidad que le sugieren que adquirirá una irradiación erótica y más éxito en relación al sexo opuesto.

Según la encuesta que realicé en 1995 4 el 80,1% (346) 5 de las personas encuestadas declaraban usar perfumes o colonias para después de afeitar. Entre ellas, son las mujeres quienes con mayor frecuencia se valen de fragancias que los hombres entrevistados, como lo muestra la figura 1.

El olor del sexo

Para justificar el uso de fragancias se mencionan diferentes factores. En primer lugar está la necesidad de "oler mejor", y en segundo lugar el deseo de "resultar más atractivo" (véase figura 2).

olor



La necesidad de "oler mejor" mediante sustancias odoríferas "no naturales", está relacionada con el intento de evitar olores que son percibidos como desagradables. Y los olores que se desarrollan naturalmente en el cuerpo, por lo general son percibidos como desagradables. Nada peor, por ejemplo, que oler a sudor. Bremer y Klein escriben en un libro de cosmética "A pesar de ser desde un punto de vista biológico neutrales en su valoración, los olores corporales en las sociedades industriales modernas de orientación occidental, son percibidos como algo impertinente, repugnante y que demuestra falta de cuidados personales, lo cual puede provenir de su significado original, manifiestamente sexual. La aplicación de desodorantes cosméticos es una posibilidad para impedir la emanación de olores corporales. " 6 De esta posibilidad se sirve la mayoría de la población. Un 74,1% (320) de las personas entrevistadas por mí, declararon utilizar desodorantes o jabones perfumados. Entre ellas, son las mujeres las que utilizan estos productos con mayor frecuencia (un 77,3% [211]) que los hombres (un 68,6% [109]). Las razones principales para la utilización de desodorantes o jabones perfumados eran: "porque el olor a sudor me molestaría a mí mismo/a", o "porque podría molestar a otros" (véase figura 3).

Sexo


Junto a la necesidad de oler mejor, lo cual a la vez significa la negación de los olores corporales propios, existe entre los entrevistados el deseo de aparecer más atractivo mediante el perfume o la colonia para después de afeitar (véase fig. 2). Para no menos de un 42,5% (116) de las mujeres encuestadas y un 28,3% (45) de los hombres entrevistados ésta constituye entre otras la razón de utilizar aquellas sustancias fragantes.

En este contexto, el concepto de lo atractivo puede significar toda una serie de cosas, pero para Bain (1994), cuya opinión yo misma también comparto, el instinto sexual es sin duda alguna la base para toda cultura perfumística. Por lo tanto, en muchas situaciones, puede ser que el motivo para utilizar perfumes sea de naturaleza sexual 7. En el caso de Cleopatra, este motivo se ve muy claramente, y según lo que se sabe de la historia, ella logró cautivar los sentidos de Antonio. No podemos decir si realmente fueron las fragancias las que lo sedujeron. Sin embargo, sabemos con seguridad que Cleopatra esperaba aumentar su atractividad mediante el uso de fragancias y que Antonio se vio derrotado ante su encanto sexual.

A mi parecer, no cabe duda de que existen olores que tienen un efecto estimulante a nivel sexual. Mis estudios lo verifican, en vista de que un 69,7% (301) de las personas entrevistadas, es decir un 64,8% (177) de las mujeres y un 78% (124) de los hombres declaran haber vivido una estimulación por medio de ciertos olores. En relación a la sexualidad, mi encuesta dio lugar a una pequeña sorpresa. El olor corporal general sin perfumes era preferido por un 48,4% (209), pero también el olor corporal general con perfumes era vivido como estimulante sexual por un 45,8% (198) de las personas entrevistadas.

Queda más que evidente la componente erótica de los perfumes en conexión con el olor corporal, lo que confirma la afirmación del psicólogo sexual Havelock Ellis, quien ya en el año de 1906 dijo aproximadamente lo siguiente: la finalidad del perfume es "reforzar el olor natural, si es atractivo, y disimularlo si llega a ser desagradable". En muchos casos tiene el "mismo efecto que los olores corporales primitivos", sirviendo a la vez para "afinar el sentido del olfato" 8. Los "olores corporales primitivos" sin embargo no tienen un espacio de desenvolvimiento en público, no deben manifestarse, ya que con ellos, o a través de ellos, posiblemente una componente de la sexualidad podría entrar en acción incontroladamente en el espacio interpersonal. Además, el hombre civilizado ha aprendido a percibir como algo desagradable las sustancias odoríferas producidas por él mismo. Por esta razón, las fragancias "sintéticas" asumen el papel de los olores corporales y los enmascaran, recubren o subrayan, es más, envuelven el cuerpo en una nube fragante "inofensiva". La tarea de las esencias fragantes es similar a las que asumen ciertas prendas de vestir. Un vestido ajustado, por ejemplo, cubre el cuerpo desnudo, siguiendo las convenciones, pero con su corte, color y las costuras audaces, acentúa exactamente aquellas partes del cuerpo que se pretenden cubrir y a la vez subrayar.

Sin embargo, los olores corporales naturales, los olores primitivos, no han perdido totalmente su importancia en el campo interpersonal. En la sexualidad están permitidos, incluso son deseados, como lo demuestra la encuesta relacionada a los olores corporales que estimulan sexualmente. La figura 4 evidencia que junto a los "olores sexuales principales" ya mencionados, es decir, el olor corporal general sin y con perfumes, los olores íntimos y los olores que se producen después del acto sexual, ocupan el tercero y cuarto lugar, y el olor axilar y del pecho el lugar quinto y sexto. Hay que mencionar además el aliento, que con un 16% (69) nada insignificante, se sitúa en el séptimo lugar de los olores corporales estimulantes.



Según lo que muestran las respuestas, el olor corporal general con perfumes ocupa un lugar significativo entre los olores estimulantes sexualmente. Sin embargo, algunas regiones del cuerpo son preferidas sin un aditamiento de fragancias. Sobre todo en la sexualidad o en las relaciones íntimas, los olores naturales ejercen un atractivo y pueden seducir. Sin embargo, también en este campo no se debe sobrepasar un cierto límite. Es necesario mantener un delicado balance entre un olor propio agradable y una fragancia aseada.

Al preguntarles cómo debería oler la zona íntima del compañero o de la compañera, los entrevistados contestaron que preferían el olor a "recién lavado", y situaron el olor íntimo que huele a "olor propio", en el segundo lugar. Los olores íntimos definidos como "olores que huelen a sustancias fragantes" o a "olor propio con sustancias fragantes" ocuparon lugares de preferencia mucho más bajos (véase figura 5).

Se evidencia entonces que los olores corporales deben tener una cierta expresión deseada y que se esperan ciertas fragancias de cada región corporal individual. También queda claro que los olores corporales juegan un papel público y otro privado, y sobre todo que las sustancias odoríferas sintéticas sólo pueden enriquecer una situación erótica bajo ciertas condiciones. Es decir, cuando juegan un papel de guía y cuando se emplean para reemplazar olores no permitidos.

Los perfumes y las colonias para después de afeitar han de ser un complemento, o mejor dicho, un enriquecimiento de la irradiación personal. La fragancia aplicada debe aumentar la emanación fragante, ya que el olor propio ha sido reducido o suprimido. Además, el perfume aplicado conscientemente ha de mostrar a la otra persona que se tiene enfrente, lo bien que se huele. Queremos oler "mejor" de lo que normalmente olemos, y no para nosotros, sino para el otro, porque el olor aplicado poco a poco se nos va perdiendo de nuestro propio olfato. Y como los olores corporales propios también son de naturaleza sexual, es decir, estimulan sexualmente, aplicamos sustancias permitidas que los reemplacen. Visto así, no nos sorprende la afirmación de Paul Jellinek, de que el hombre moderno espera de un perfume "en primer lugar ‘sex appeal', un efecto erógeno estimulante" 9. El eslogan: "Amor con la primera fragancia" 10 es entonces más que una afirmación publicitaria llamativa de los años setenta, tras ella se encontraba el conocimiento de los deseos y anhelos secretos de las potenciales usuarias de las eaux de toilette. Si hoy, en los años noventa, los redactores publicitarios crean textos como: "Gammon, con esta fragancia todo te puede ocurrir", o "Axe, la fragancia que provoca a las mujeres" 11, entonces responden a las expectativas de los consumidores, que desean aparecer eróticos y atractivos.

Si además de ello, la sustancia fragante es capaz de "simular" hábilmente el olor corporal y logra enriquecerlo, los productores de las fragancias han dado en el blanco. El ejemplo del texto publicitario para Chanel N° 5 muestra que los productores de perfumes han reconocido estas condiciones. El texto dice así:

"Una mujer maravillosa pasó a mi lado, rubia que se contoneaba al caminar con un andar suelto y seguro. De repente me embargó una sensación totalmente nueva. Una fragancia que desconocía, algo que sobrepasaba todas las fragancias. La materia de la que está hecha el alma, una melodía discreta, elocuente, una espiral tierna y profunda que lleva directamente al amor. Me di vuelta hacia ella y la seguí. La fragancia permanecía en el aire casi imperceptible y sin embargo clara, transparente y omnipresente. Habría jurado que esa mujer no usaba un perfume creado por otros, sino que era su piel, su esencia que me hablaban de esta manera. Estaba cautivado en ella como una mariposa en un rayo de luz estival. Ya era suyo, aún antes de haberla encontrado realmente." 12 Sin embargo, en el momento del acto sexual, incluso el perfume más exquisito ha de cederles el lugar a los olores naturales.

comodidad




vaginal




BUENO ALGUNAS OPINIONES DE LA REDDD SON LAS SIGUIENTESSSS :


Ginna 19/03/2012 at 5:49 PM #

Hola buenas noches, quería hacer una pregunta a ver si tiene solución; se trata de lo siguiente:

Me gusta mucho mi pareja, es un chico que es amable, simpático, guapo, lo tiene practicamente todo, y me encanta estar con él, pero a la hora de hacer sexo yo soy reticente a ello, pues su olor corporal, en los genitales, me producen rechazo; es decir, no me apetece nada tener sexo oral con él, incluso a veces casi me da algo de reparo de tocarle sus genitales, todo ello debido a que su olor sexual no me atrae, todo lo contrario, me produce repulsa.

¿Se puede cambiar su olor corporal de sus genitales para que me sienta atraída como debería de ser “lo normal”, que me atrajese muchísimo su olor genital y me produjese ganas de hacer el amor con él?

Muchas gracias.

QUE LE PODEMOS ACONSEJARRRR CHICOS Y CHICASSSSSSSSSS TARINGUEROS

QUE LO BAñE Y LE LAVE CON UN CEPILLO DE ACERO PARA VER QUE PASA JAJA


Utilidades de la sudoración « superaelsudor - 11/10/2011


[...] – Aunque los seres humanos tenemos el olfato muy atrofiado en comparación a otros animales, el sudor tiene una función de identificación y nos influye de manera inconsciente a la hora de escoger a nuestra pareja. [...]

OTRA OPINION DE LA RED(INTERNET)

pues numero uno chicas REVICION GINECOLOGO solo el puede decirte que esta bien y que esta mal

numero dos el aseo intimo es indispensable ya los tiempos de ahora nos venfician demaciado

TIPS -------------------------------------------------

1 - HAY PRODUCTOS DE LA LINEA "VENZAL" QUE VIENE PARA DUCHAS VAGINALES, JABONES , SPRAYS , TOALLITAS HUMEDAS, WOUUU SON MUCHAS COSAS PARA LA HIGIENE INTIMA Y QUE NOS DEJAN REFRESCADITA LA CONCHITA Y OLIENDO RIKOOOO


2 - HECHATE UN POKITO DE TU PERFUME EN LA ENTREPIERNA O INGLE (NOTA) NO EN TU VAGINA POR QUE PODRIA PROBOCARTE INFECCIONES, IRRITIACIONS, ETC; COMO LES DECIA UNA GOTITA HACE QUE TUS POROS DE ESA ZONA TRANSPIREN UN AROMA RICO.

3- ULTIMA Y MENOS IMPORTANTE !!! HIGIENE MUJERES PORFAVOR!!!!! UNA BAÑADITA 2 VESES AL DIA O HAY DUCHAS INTERNAS VAGINALES ( QUE REALMENTE NO SIRVEN D NADA POR QUE NUESTROS MISMOS FLUIDOS LIMPIAN TODO ALLI DENTRO) PERO HAY MIL COSAS PARA OLER RICO.

OTRA OPINION DE LA RED(INTERNET)


Lo normal es que si nos guste sobretodo cuando es una vagina sana y la cual uno conoce por se la mujer a la cual amas.
Ahora te voy ahacer una observacion aparte¿
Acaso te haz fijado que muchos animales como perros y vacas caballos borregos, todos antes de tener relaiciones sexuales siempre hacen caricias con su lengua a la hembra?
Ellos actuan por instinto y en el instinto es para ellos lo correcto, en cambio para los humanos actuamos por desicion propia. ypor preferencias, asi que no es raro que esas preferencias sean en el sentido de agradarnos hacer eso.




MI OPINIOOOOOOOOOONNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNN


LA HIGIENE ES FUNDAMENTAL OBVIO ES LO QUE MAS ESTIMULA TENER UNA PERSONA LIMPIA EN MI CASO TENGO MI PAREJA NO HAY PROBLEMA ES LO PRIMERO QUE ME FIJE , CREO QUE HAY OTROS PARáMETROS QUE PUEDEN AYUDAR A ESTAR BIEN O PODER CONSUMAR BIEN EL ACTO :

POR EJEMPLO PARA LOS HOMBRE ; LO SIGUIENTE


El olor del sexo



olor



Sexo



comodidad



vaginal



El olor del sexo




AHORA VA LA PREGUNTA DEL MILLON SI SE TE PRESENTA UNAS DE ELLA LAS QUE MAS TE GUSTE Y TIENE UN POCO DE OLOR ....................... LE DAS? JAJAJJA BUENO AMIGOS SE LOS DEJO
A SU CRITERIO DIJO LA BOLUDA DE KARINA JELINEK


Buenas noches disculpe la ortografía y el formato del post soy principiante y bueno es lo que hay, saludossssssss

Fuentes de Información - El olor del sexo

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Tags: olor | Sexo | comodidad | vaginal

Dar puntos
10 Puntos
Votos: 1 - T!score: 10/10
  • 0 Seguidores
  • 6.957 Visitas
  • 3 Favoritos

18 comentarios - El olor del sexo

@gorderobcs Hace más de 2 años
ok!
@BRIANPUNKROCK Hace más de 2 años +1
Pero, por supuesto... una asi como las de las fotos?? si, por supuesto
@SSAnarquistaSS Hace más de 2 años -7
Y eso qué tiene de Intligencia Colectiva.? Por qué posteas esto.? Te sientes bien divulgando estas cosas.?
@HenryYabar Hace más de 2 años
Tienes toda la razon, esas chicas estan hermosas pero si hay abajo huele raro man mejor no la metas que por arrecho puedes acabar con algo malo, de por vida y no podras a volver a meterla jamas. Hay cada cosa... asi te pongas condom man hay enfermedades que se pegan a los testiculos. saludos,

alejandrogrunge dijo:LAS FOTOS ESTAN MAL ? NO HAY NADIE DESNUDO , LA INFO ESTA BUENA , LA HIGIENE ES FUNDAMENTAL ADEMAS EL OLOR DE UNA MUJER PODES SABER SI ESTA ENFERMA O NO , PARA MI ESTA BIEN CADA UNO DEJA SU PUNTO DE VISTA . HOY EN DIA LA E.T.S SON MONEDA CORRIENTE .

CREO QUE ES MAS IMPORTANTE QUE POST DE MESSI Y JUSTIN BIEBER
@xdfrakas Hace más de 2 años +2
jaja el video salvo el post
@SSAnarquistaSS Hace más de 2 años -2
No sólo que no me sirve de nada esto,sino, que ceme sAAlen los HOJOS AL LER HEZTA HYNFORMAZION, tan eztupida komo los k botaron nejatibo ha mi komentarrio.
@BRIANPUNKROCK Hace más de 2 años +3
alejandrogrunge dijo:MIRA AMIGO SI TE PARECE TONTO NO LO VEAS Y SI CREES QUE LAS ETS NO HAY QUE DARLE IMPORTANCIA MIRA



link: http://www.youtube.com/watch?v=bsthwiQrsPQ


HAY QUE PENSAR A LA HORA DE CONSUMAR CON LA CABEZA DE ARRIBA NO CON LA DE ABAJO , HAY QUE CUIDARSE Y CUIDAR A LA FAMILIA YA QUE SON ALTAMENTE CONTAGIOSAS

SEXO SEGURO ES MENOS ENFERMEDADES Y MAS VIDA



Tenes toda la razon, hay que pensar antes de actuar de esta forma, etc, etc. pero no podes ponerme esto despues de esas terribles minas, y P!? ahora no se si entrar o no...


aparte hay que ser medio boludo o ignorante para no cuidarse.
@monkkey09 Hace más de 2 años +2
olor
@XeoXPro Hace más de 2 años +2
SSAnarquistaSS dijo:Y eso qué tiene de Intligencia Colectiva.? Por qué posteas esto.? Te sientes bien divulgando estas cosas.?


Sexo
@Refutador_R Hace más de 2 años +1
comodidad
@SSAnarquistaSS Hace más de 2 años
XeoXPro dijo:
SSAnarquistaSS dijo:Y eso qué tiene de Intligencia Colectiva.? Por qué posteas esto.? Te sientes bien divulgando estas cosas.?


vaginal
@fayno1506 Hace más de 2 años
hacia falta esas fotos¿Ç¿Ç
@tuckson Hace más de 2 años
mas bien seria olor a garchada
@Diego87 Hace más de 2 años +1
El olor del sexo