Tema tabú como pocos, el mal aliento es una de esas cosas de las que “no se habla” pero que en algún momento nos ha tocado experimentar, a veces como fuente y otras como receptores de esos desagradables hálitos. Mal que nos pese, la enorme mayoría de nosotros ha sufrido de mal aliento, ya sea de forma puntual o, en casos más graves, como un padecimiento crónico. A continuación te muestro una manera rápida y súper efectiva para que puedas determinar por vos mismo si tenés mal aliento y algunos consejos para que puedas enfrentarte a esta condición. Espero que no les parezca demasiado off-topic el artículo.


link: http://www.youtube.com/watch?v=Pub5izUJVFo


Cómo saber si tenés mal aliento + 6 tips para combatirlo

Cómo saber si tenés mal aliento + 6 tips para combatirlo

Si bien muchas personas se avergüenzan, la halitosis afecta al 50% de las personas en algún momento de sus vidas y el 25% de la población se estima que padece de halitosis crónica. La principal causa del mal aliento son las bacterias que habitan nuestra boca, que generan sustancias con fuertes olores al descomponer los restos de comida, saliva, sangre y mucosas que tenemos entre los dientes, encías y principalmente, nuestra lengua. Salvo que exista alguna patología grave, como gastritis o cáncer de pulmón, la enorme mayoría de las veces la halitosis es producto de una mala higiene bucal.


La lengua, principal fuente de mal aliento

dientes
clorets-lenguas-mal-aliento
Campaña de Clorets, original ¿no?

Desde niños se nos ha inculcado la costumbre de cepillarnos los dientes después de cada comida y de pasarnos hilo dental por lo menos una vez por día. Aunque esta práctica nos ayuda a mantener nuestros dientes sanos y sin caries ni sarro, no es efectiva a la hora de combatir el mal aliento. ¿Por qué? Porque alrededor del 90% de las bacterias que causan el mal aliento habitan en nuestra lengua.



Ahora que sabemos esto, van a poder entender mejor cómo funciona este truco para saber si tienen mal aliento fácilmente:

Tomen una cuchara y utilizando el lado cóncavo, raspen su lengua, de atrás hacia adelante, tratando de llegar lo más adentro de la garganta posible. (¡¡Cuidado de no tocarse la campanilla!!)
Dejen que la cuchara se seque, por aproximadamente un minuto.
Por último, huelan la cuchara. Si tienen mal aliento, no les va a quedar ninguna duda





Con esta propaganda lo van a entender mejor, aunque esté en inglés, queda más que claro cómo tenés que hacer:

link: http://www.youtube.com/watch?v=y-eZaV_DdvU&feature=youtu.be

6 tips para combatir el mal aliento

Cepillarse bien la lengua, cuánto más atrás lleguemos, mejor. Si no conseguimos una escobilla especial, el mismo cepillo que usamos para los dientes también sirve.


Enjuagarse la boca con una solución hecha a partir de un vaso de agua con una cucharada de té de sal. Es mucho más efectivo que los enjuages comerciales, que al tener alcohol, son una fuente de alimento para las bacterias que viven en la lengua y además, es casi gratuito.


Las bacterias que contiene el yogur ayudan a mantener a raya a la población bacteriana de la boca y a disminuir los niveles de Sulfuro de Hidrógeno, uno de los principales agentes del mal aliento.


Comer manzanas, zanahorias y cualquier tipo de verdura o fruta con alto contenido de fibra hace que salives mucho más, manteniendo la circulación y evitando la formación de sarro. Las manzanas son excelentes para mejorar el aliento.


Mantener una dieta con alto contenido de Vitamina C genera un ambiente poco confortable para las bacterias que viven en la boca, además de mejorar la salud de nuestras encías y disminuir la probabilidad de que tengamos gingivitis. Se recomienda incorporarla a través de los alimentos, ya que los suplementos de vitamina C pueden causar irritación gastrointestinal, una de las causas del mal aliento.


Mascar hojas de menta, coriandro, cardamomo, estragón o eucalipto es una excelente opción a la hora de enmascarar nuestro mal aliento, de manera mucho más sana y natural que con un chicle. Otra alternativa es preparar infusiones con estas hierbas, que además de dejarnos una sensación de frescor en la boca, son potentes digestivos.



¿Conocen otras técnicas para combatir el mal aliento? Si se animan, los invito a compartir sus experiencias con este delicado tema. ¡Saludos!