El objetivo de SUMAR, presentado por la Presidenta, es bajar la tasa de mortalidad infantil y las muertes por cáncer de útero.

La presidenta Cristina Fernández presentó el Programa SUMAR, que amplía el plan materno infantil Nacer y apunta a bajar la tasa de mortalidad infantil, disminuir muertes por cáncer de útero o mama y expandir los marcos de prevención sanitaria en niños.

Con una inversión de 2.500 millones de pesos por parte de la Nación y de 200 millones de las provincias, el SUMAR brindará cobertura sanitaria en todo el país a embarazadas, niños y adolescentes de hasta 19 años y mujeres hasta los 64.

Se estima que entre 2012 y 2015 el Programa Sumar brindará cobertura de salud a más de 9,5 millones de personas, incluyendo a 1.800.000 niños y niñas de 0 a 5 años, casi 4 millones de adolescentes, 230 mil embarazadas y 3.800.000 mujeres de 20 a 64 años que no tienen otra cobertura sanitaria que la que ofrece el sistema público de salud.

"Esto es un salto cualitativo de la medicina preventiva", dijo la presidente al lanzar el plan, acompañada por el ministro de Salud, Juan Manzur, y otros funcionarios.

"Esto es mucha plata, pero fundamentalmente es mucha decisión política puesta en servicios de salud. Cuanto más se afecta a la prevención, mucho menor y más efectivo termina siendo el gasto final de salud", agregó la mandataria.

Al igual que el Plan Nacer, el Sumar profundizará "el acceso y el ejercicio de los derechos de la salud a través de un camino innovador en la gestión sanitaria del país, que utiliza un modelo de financiamiento basado en resultados por el cuál la Nación transfiere recursos a las provincias en función de la inscripción y nominalización de la población", informó la cartera de Salud.

El nuevo programa establece "distintas prestaciones de acuerdo a las particularidades de los distintos grupos que serán ofrecidas dentro de un marco de acceso gratuito a los servicios médicos, una atención sin discriminación, protección y contención ante situaciones de peligro, y vacunación oportuna".

Control y seguimiento

Entre las prestaciones dirigidas a los niños, establece la atención al recién nacido, el examen para detectar hipoacusia, controles clínicos del bebé, aplicación de las vacunas del calendario oficial, controles odontológicos y oftalmológicos y consultas pediátricas.

Además, define atención de enfermedades respiratorias, diarreicas y nutricionales, prestaciones de alta complejidad (cirugías y tratamientos de cardiopatías congénitas, cuidados intensivos para recién nacidos e internaciones por neumonía), e información para los padres sobre lactancia materna, pautas de alimentación, crianza y desarrollo infantil, entre otros.

En cuanto a las embarazadas, la cobertura del Sumar incluye la prueba de embarazo y posteriores controles, el análisis de sangre y orina, ecografías, vacunación, control de salud bucal y arreglo de caries, atención con especialistas y prestaciones de alta complejidad para embarazos de alto riesgo, entre otras prestaciones.

Para la población adolescente se prevé una consulta médica anual, asistencia y orientación en caso de sufrir problemas de exceso de consumo de alcohol y drogas, y asistencia en caso de violencia sexual. Las personas de esa franja de edad contarán con aplicación de vacunas indicadas en el calendario nacional, controles de vista y salud bucal, consulta ginecológica anual, test de embarazo confidencial y acceso a la información sobre salud sexual y reproductiva, prevención de adicciones, VIH Sida e infecciones de transmisión sexual, violencia de género y familiar, y trastornos alimentarios.

Para las mujeres hasta 64 años habrá controles clínicos anuales y ginecológicos periódicos para la prevención de enfermedades como el cáncer de cuello de útero y de mama, vacunación, examen odontológico anual, atención y seguimiento para víctimas de violencia sexual y acceso a la información sobre planificación familiar, prevención de adicciones, y promoción de hábitos saludables.
Cristina extiende programa de salud para embarazadas y niño