Por que criticamos a otras personas.

Por que criticamos a otras personas.

critica

Dejando de lado por el momento el concepto de “crítica constructiva”, se puede decir que las críticas normalmente son puntos de vista negativos sobre las acciones o dichos de otras personas y peor aún en ocasiones, sobre las propias personas. Si bien puede ser socialmente aceptable criticar acciones o declaraciones equivocadas, lo que resulta muy dañino es lanzar críticas sobre la persona en su conjunto. No obstante las consecuencias negativas de criticar a otras personas, esta es una práctica muy común entre los grupos de personas en diferentes ámbitos de la vida: familiar, laboral, escolar y social. La práctica de criticar a otros ha llegado a tal grado, que actualmente existen muchos programas de radio y televisión cuyo contenido se basa únicamente en criticar, sobre todo a personas famosas. Lo peor de todo es que estos programas manejan niveles de audiencia bastante altos, es decir, las personas disfrutamos al escuchar comentarios negativos contra otros, incluyendo personas a las que admiramos.

Existen diversas razones por las que las personas adoptamos el hábito de criticar a otros, y paradójicamente, muchas de ellas son derivadas de problemas o debilidades propias, antes que de las personas a las cuales se critica. Algunas de las principales razones por las que criticamos son las siguientes:

Para agradar a otros.

Existen ocasiones en las cuales nos sentimos poco importantes y con el autoestima baja, así que pensamos que hablar mal de otras personas, sobre todo las que no están presentes, nos volverá más interesantes ante nuestros amigos. Es posible que esta estrategia funcione momentáneamente y nos ayude a entretener a algunas personas, sin embargo, nuestra imagen empeorará y nos volveremos menos confiables, ya que nuestros amigos sabrán que cuando no estén presentes probablemente los criticaremos a ellos también.

Porque no estamos agusto con nosotros mismos

Lanzamos la crítica sobre otras personas con el fin de que nuestros propios defectos parezcan menos graves ante los demás y ante nosotros mismos. La critica es la salida negativa a nuestros errores. Al criticar a otros nos mentimos a nosotros mismos diciéndonos que el problema está en otras personas. Cuando criticamos queremos hacer notar que los demás también tienen errores y que son más graves que los nuestros. Normalmente son las personas con vidas más complicadas las que más critican a otros.

Criticamos las cosas que detestamos en nosotros mismos.

¿Te molesta demasiado que alguien sea impuntual, sucio, malhablado, antipático? ¿Y tu que tal estás? ¿Cómo te juzgas cuando cometes las mismas fallas que criticas en los demás? Cuando emitimos algunas críticas, es posible que simplemente estemos reflejando lo que nos molesta de nosotros mismos. Por ejemplo, si te enoja demasiado que alguno de tus hijos no sea bueno en la práctica de un deporte, es muy probable que tu tampoco hayas sido muy bueno en tu niñez en el mismo deporte.

Por celos o envidia.

La envidia y los celos son grandes generadores de críticas sobre otras personas. Sentirnos inferiores a alguien activa un mecanismo de defensa que consiste en rebajar a la otra persona y tratar de aminorar sus cualidades a través de la crítica. Es muy común que en estos casos se magnifiquen pequeñas fallas de la otra persona, que se asuman cosas sin comprobar y que se inventen historias sobre ella y sus comportamientos.

Cuando tenemos celos o envidia podemos reaccionar de las siguientes formas:

Celos o envidia hacia una persona acaudalada.

Nuestra reacción: ¡Lo único que le importa es el dinero pero el dinero no lo es todo!. ¡Quien sabe de donde sacará tanto dinero porque su negocio no parece ir tan bien!

Celos o envidia hacia una persona con apariencia impecable.

Nuestra reacción: Se nota que no tiene otra cosa más que hacer. Si tuviera que trabajar como yo o cuidar a 3 hijos…

Todos estos comentarios que expresamos, en ocasiones no son más que pretextos para justificarnos por no tener el éxito de esa persona, sin darnos cuenta que nadie, absolutamente nadie puede obligarnos a ser exactamente igual que otra persona, ni a tener las mismas metas y objetivos.

¿Cómo dejar de Criticar?

Como todos los demás vicios de los humanos, el hábito de criticar a otros puede ser muy difícil de eliminar si estás demasiado acostumbrado a hablar mal de otros, si las relaciones con tus amigos se basan en esta práctica, o si tu auto estima depende de ello.

Para dejar de criticar es necesario que realices un auto análisis muy profundo para descubrir cuales son las verdaderas razones por las que te ves impulsado a criticar, además de indagar cuales son las “necesidades interiores” que satisfaces cuando criticas, cuales son las carencias interiores, que es lo que te hace falta: aprecio, aceptación, amor, reconocimiento, admiración, etc.

Cualquiera que sea la necesidad personal e interior que encuentres insatisfecha, no esperes a que otros lleguen a satisfacerla. Tu puedes comenzar a darte lo que necesitas, ya sea aprecio o reconocimiento. En la medida en que seas más capaz de aceptarte a ti mismo, más fácil resultará para los demás apreciarte y reconocerte. Una vez que logres encontrar tu propio valor personal, tu necesidad de criticar a otras personas será mucho menor o inexistente.
Fuente_Jesus Guerrero.

Destrucción

Las personas que te critican u ofenden sin que tú les hayas hecho nada, lo hacen porque les molesta lo que tú haces o tienes, y se molestan porque se sienten inferiores a ti, o porque se creen muy superiores, y si se creen muy superiores, es porque tratan de compensar algún sentimiento de inferioridad, entonces, podemos resumir que la causa de esas conductas es:

SE SIENTE INFERIORES DE ALGUNA MANERA

ofensa.

En la Sociedad abundan y mucho estos individuos. Son personas sin escrúpulos, contaminantes que serían capaces de donar tu vida a cambio de unos centavos. Y aquí en este POST te ayudaré a detectarlos ya que siempre he estado rodeado de estos individuos. Al ser capaz de detectarlos también podrás prescindir de ellos.

Los Patrones de Comportamiento que te voy a dar puede prevenirte de personas así. Cuando detectes alguno de estos patrones TEN CUIDADO. Y si se juntan varios te aconsejo que te alejes de esa persona.

Personas que SOLO hablan de si mismas

Personas que Critican a los demás

Personas que Rebajan a otros

Personas que te Rebajan

Personas que mienten constantemente

Personas que no Respetan

Son esas personas que las llamarías estando ingresado en un hospital, diciéndoles los mal que estás, y, acaban hablando sobre ellas, sus hobbies e incluso sus problemas.

El narcisismo en la gente es común. Pero este tipo es exagerado y son personas que solo piensan en si mismas. TU vida les importa un rabano, créeme. No te conviene estar con personas así, al menos que te guste que te jodan y traicionen. Y más tarde o más temprano te van a traicionar. Es matemático.

Personas que Critican a los demás

Estás con un amigo y te pone a parir a otro. Si eso se hace a menudo sin venir a cuento… Ten cuidado. Si te crees que SOLO critica a los demás, lo llevas claro.

Se que nos gusta sentirnos especial y que somos los mejores. Pero si esta persona critica con frecuencia a otras, ten por seguro que te ha puesto verde un par de veces. Guárdate las espaldas y no reveles demasiadas cosas, pues puede usarlo (si no lo hace ya) contra ti.

Personas que Rebajan a otros

Esto es casi lo mismo que criticar pero está hecho con mala leche. Ridiculiza la otra Persona hasta rebajarla al máximo. Recuerda que NO eres especial. Y si lo hacen con otros delante de tu presencia también te lo hacen a tus espaldas.

Todos criticamos y rebajamos a alguien alguna vez. Bien porque estemos enfadados, nos haya puteado, nos venga en gana o se lo merezca. Pero si es un comportamiento común o se repite mucho, ten cuidado.

Personas que te Rebajan

Son aquellas que delante de tuyo te hacen quedar mal, te rebajan, insultan… No hace falta decir que te alejes de esa basura humana.

Personas que mienten constantemente

¿Sus versiones no te cuadran? ¿Cada 2 minutos dice una cosa? Se retrae de las cosas. ¿Te deja tirado más de una vez? Aléjate de ella.

Personas que no Respetan

Son esas que les da igual dejar plantado a otra persona. Que les da igual que se queden solas. Dejarlas mal cuando no están delante. Es decir, no les importa pisar a las demás personas para sentirse mejor ellos.

Es el típico que va intentándolo con las novias de los demás, que se ríe de ti a las espaldas, que no te tiene en cuenta, que siempre quiere hacer lo que quiere… etcétera.

Mi consejo es: Aléjate de ese tipo de gente

Moraleja:

Vigila con quien andas. Cuando detectes cosas así ESTÁTE ALERTA. Pues la gente tiende a joderte a ti antes de quedarse mirando como tu subes. Como vayas pasando por alto estos aspectos TU VIDA estará jodida constantemente.

Creeme, si un amigo habla con una chica y esta de repente ya no quiere nada contigo…NO es casualidad. Hay cosas que parecen casualidad, pero en realidad están cultivadas por este tipo de personas. Te asombrarías de lo que te quitarían rápido tus amigos un tesoro u la novia si tuvieran ocasión.

Así que…Ándate con Cuidado
Fuente_Domenec fuste.



¿Por qué criticamos?
Recopilación para la Web
CL Jorge Cassieri - Argentina

La crítica es, en realidad, un lugar donde ponemos nuestro enojo. ¿Entonces, qué hacemos? Nos ponemos a criticar, o mejor nos sentamos a mirar nuestra propia rabia? El hecho es que, más de una vez el hecho de fijarme en el entorno, hablar de los que me rodean, me puede permitir no ver mis propias cosas. Por eso, es que a veces, sobretodo en los barrios o pueblos donde las personas se conocen más, se encuentran personajes de los que se dice: "Viven pendientes de la vida de los demás..."

Si los analizamos no tienen vida propia, no tienen forma de hacer su historia personal. No sienten que tengan cosas valiosas; internamente tienen la sensación de: "yo ya no tengo nada..." , "yo no puedo corregir nada y no sirve nada mío..." Entonces se ponen a mirar y en ciertos casos a inventar, todas las cosas negativas que podría haber alrededor. Observan, vigilan, critican. En este juego, obviamente, lo único que se logra es vivir cada vez peor. Porque en realidad se está viviendo una vida que no les pertenece, una vida prestada.

Yo puedo mirar en el ser que se me acerca porque es el que me ponen adelante para aprender, en tanto y en cuanto vea todo lo bueno que tiene para aportarme; y a su vez, todas las cosas que me molestan, tratar de estudiarlas, de verlas, de aprender, porque allí está mi trabajo, de lo contrario, no me molestarían. A mi no me fastidia una persona ansiosa, si yo soy seguro. Me molesta lo afín, lo igual. Cuando critico muchas cosas de una persona, si yo analizo la base de lo que estoy juzgando, me doy cuenta que es mío, yo también lo tengo. Hay un juego que quizás es el que más nos lleva a esto y es el que tiene que ver con los límites; es esto de "no me gusta que me invadan", o "no me respetan". Y no me doy cuenta que cuando critico me estoy metiendo en la casa del otro y, mientras yo haga esto, estoy transgrediendo mis propios límites.

Yo me dispersé y en ese extenderme, los límites no están claros, por lo tanto, cada día me van a invadir más. Es un juego de ida y vuelta, es una ley de Causa y Efecto. Si yo necesito que me respeten, que me valoren, lo primero que tengo que tener claro es cuáles son mis espacios. Saber cuáles son mis cosas, lo que me costó tenerlas, valorarlas y respetarlas. Si transmito pautas de respeto, todo el mundo me va a respetar. Cuando me invaden, es porque no transmito pautas que indiquen que me tienen que respetar, y lo que se da es lo inverso: me enojo mucho y ahora soy yo el que se mete en la vida del otro. En esto de pensar, hablar y actuar, como sabemos, hay emisiones y esas emisiones vuelven a mí. Entonces cuidemos que sean positivas, pues con ellas aporto, ayudo y yo crezco, o ensucio, lastimo y me lastimo...

Deberíamos tener una actitud más abierta hacia los demás. Una actitud de respeto y de comprensión. Y antes de arremeter sin piedad con nuestra crítica deberíamos ofrecer nuestra mente y nuestro corazón abiertos. Y exhibir nuestra sensibilidad con la misma facilidad con que exponemos nuestra crítica. Hay una frase que siempre debemos recordar: "Nunca juzgues a otra persona sin haber caminado un kilómetro con sus zapatos". Por lo tanto antes de criticar al otro tratemos de ver qué nos está faltando en nuestro interior que nos lleva a eso, y por sobre todo tratemos de entender que la ley de causa y efecto siempre se cumple y que lo que damos regresa a nosotros en algún momento de nuestra vida. Entonces hagamos que todo lo que salga de nosotros sea tan lindo que al volver nuestra vida día a día se transforme en el mejor lugar, el más preciado y en el más bello.

Por que criticamos a otras personas.

critica

0 comentarios - Por que criticamos a otras personas.

Los comentarios se encuentran cerrados