Medicina Tradicional China-Meridiano Vesicula Biliar, Sacro

El hígado forma pareja con la vesícula biliar; es decir, la alteración de Uno desequilibrará automáticamente al otro. La medicina china nos dice que la vesícula biliar es mucho más que un pequeño saco para almacenar bilis y segregar mucosidad; se considera la sede del coraje y la decisión. 


La vesícula biliar está a cargo del ‘Departamento de Limpieza Central'. Ella segrega los puros y potentes f
luidos que se requieren para digerir y metabolizar grasas y aceites, y su energía provee fortaleza muscular y vitalidad. Trabaja junto al sistema linfático para limpiar las toxinas producidas por el metabolismo del sistema muscular, eliminando de ese modo dolencias y fatigas musculares En chino la expresión idiomática < tener una vesícula biliar grande> significa ser valiente y decidido.

En la imagen podrán observar el trayecto del meridiano de la vesícula biliar. Los frecuentes dolores de cabeza, la falta de coraje y decisión, dolores de cadera, ojos, axila y cuello, muchas veces se deben a un bloqueo en dicho canal de energía. Con un peine o cepillo de puntillas duras, pásenselo por la cabeza desde la frente hacia atrás siete veces, luego sigan pasando el peine siguiendo el trayecto del meridiano por los costados del cuerpo hasta los pies; sentirán una grata sensación y no se extrañen si sus dolores empiezan a desaparecer, sintiéndose a la vez con mayor poder de decisión.


medicina



La Medicina Tradicional China considera al sacro como un elemento extremadamente importante. Se le conoce como una bomba que ayuda a empujar el flujo del fluido espinal y energía (CHI) al cerebro. Es también el nexo que une los órganos sexuales, el recto y las piernas. El dolor ciático, que se proyecta en las piernas, se origina en el sacro; por lo tanto, su fortalecimiento aliviará esta desagradable molestia.

Este simple ejercicio de CHIKUNG fortalecerá nuestro sacro:

a. Lleve energía a las manos, frotándoselas
b. Con los nudillos de las dos manos alternativamente, apliquese golpecitos a ambos lados del sacro, sobre la zona de los ocho agujeros sacros y los costados por tres minutos. Hágalo dos veces al día.
c. Sentirá una agradable sensación y la energía fluirá tanto a la cabeza como a las piernas con mayor comodidad.