¿Cómo elaborar una dieta balanceada?


Independientemente de nuestro presupuesto para comprar alimentos, todos podemos elaborar una dieta balanceada, es decir que contenga todos los grupos de alimentos y que sea sabrosa, pero además, útil a nuestros requerimientos específicos. Veamos entonces cómo elaborar una dieta balanceada, para que comer no sea sólo saciar el apetito, sino brindarle a tu cuerpo todo lo que necesita para funcionar correctamente.

¿Qué es una dieta balanceada?


La respuesta es fácil, es aquella que contiene todos los alimentos que nuestro estilo de vida requiere. No existe una dieta balanceada única para todas las personas, ya que muchos factores influyen en la elección de los alimentos, empezando por la edad y la actividad física, continuando por el estado de salud, donde se ubican las enfermedades relacionadas con la alimentación como la diabetes, la celiaquía o la intolerancia a la lactosa, y finalizando por los gustos o decisiones personales, como las personas que eligen ser vegetarianas.

dieta


¿Cómo sé si estoy comiendo bien?


Muchos sitios gubernamentales del área de salud tienen su espacio dedicado a la alimentación y dan buenos consejos para alimentarse correctamente. También, será buena idea consultar al menos una vez al año con un especialista en nutrición, que luego de algunas preguntas y análisis de laboratorio nos podrá decir si estamos incorporando todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

Luego, tendremos que modificar, además de la alimentación los hábitos de compra ya que de nada servirá una dieta balanceada si los alimentos que compramos son de mala calidad o presentan alteraciones típicas de las sociedades de consumo actuales. Si aprendemos a leer las etiquetas de los productos que compramos podremos mejorar nuestra alimentación y hacer una dieta balanceada.

una


¿Cómo elijo los alimentos?


Tendremos como parámetro la vieja y conocida pirámide nutricional, que actualmente se representa también, con una cornucopia de la abundancia, de la que parten los alimentos que debemos consumir de menor a mayor cantidad. La pirámide de alimentos contiene al menos un representante de cada grupo de nutrientes entre los que están principalmente los vegetales, las carnes, los lácteos, los cereales y las proteínas. Aquí es cuando, al comprar debemos prestar atención, siempre siguiendo los consejos médicos que identificarán la cantidad de cada uno de estos alimentos que debemos ingerir a diario, deberemos leer las etiquetas y buscar:

• Bajo contenido de grasas saturadas, transgénicas y colesterol.
• No contengan o bajo contenido de azúcar y sal añadidos.

Luego, preferiremos siempre los productos frescos a los envasados, aunque cuesten más trabajo al momento de elaborar los alimentos, ganaremos en salud y calidad de nutrientes.

¿Cómo


¿Cuánto y cuándo?


La calidad y la cantidad de veces que comemos en el día, también forma parte de la elaboración de una dieta balanceada; el balance de los alimentos se logra si cambiamos algunos hábitos de nuestra alimentación, el Dr. Alberto Cormillot de Argentina, recomienda que antes del almuerzo y la cena, durante el verano, como primer plato prepares una ensalada con todos los vegetales que desees y luego el platillo que quieras, y durante el invierno una sopa de vegetales en lugar de la ensalada.

También recomienda que se realicen 6 comidas diarias: desayuno, colación, almuerzo, merienda, colación y cena, y que cada una de estas tenga una fruta o vegetal y frutas secas o cereales, aportados en las dos comidas más importantes con la ensalada o la sopa, y en las colaciones y merienda las que elijamos.

La dieta balanceada


Cuando sabemos los requerimientos nutricionales específicos de cada uno, podremos realizar una dieta equilibrada, buscando preparaciones que no requieran mucha grasa agregada y acompañándolas con agua o jugos naturales, no con gaseosas ya que arruinarán el apetito y no nos permitirán seguir la alimentación balanceada.

El equilibrio en la dieta lo lograremos si prestamos atención a lo que comemos, entonces, elegimos preparaciones sabrosas, coloridas y naturales, no importa que un día comamos más que otro o que nos tentemos con los dulces, porque así, acostumbrados a comer de todo y bien, mantendremos la salud y la línea sin mayores problemas.