Regulación del metabolismo hídrico y patologias

Regulación del metabolismo hídrico y patologias

Funciones del riñón:
-Eliminar sustancias toxicas producidas por el organismo.
-Regulación de la presión arterial.
-Regulación de la producción de eritropoyetina.
-Regulación de la concentración de electrolitos.
-Regulación de la homeostasis del medio interno.
-Ayuda a regular el balance acido base.
Regulación del metabolismo hídrico:
Para un peso de 70 Kg hay 42 litros de agua este es el liquido corporal total influenciado por la edad entre menor es la edad mayor es (80% en niños) en los ancianos el volumen es menor alrededor del 40 al 50%, la constitución establece que el porcentaje de agua corporal guarda relación con el tejido adiposo, entre mayor sea menor será la concentración de agua; el peso está relacionado con el tejido adiposo, el sexo en el hombre habrá mayor concentración debido a que posee mayor masa muscular (interior de la célula con agua) y en la mujer el tejido graso hace que la concentración sea menor además los cambios hormonales influyen en esto.
• El agua está distribuida en en 3 grandes compartimientos: 60% AGUA

40% Intracelular

20% Extracelular
• Intravascular
• Intersticial
2% Transcelular

El intravascular está representado por la sangre que circula dentro de los vasos y con ella los elementos celulares que la conforman además de las proteínas siendo la más importante la albumina. El liquido intravascular está en contacto con el espacio intersticial que no es más que el espacio que hay entre célula y célula ese espacio está en constante comunicación con el EIV donde existe una membrana que permite el paso de agua y de algunos electrolitos pero no de componentes sanguíneos ni de proteínas, por esto se dice que este liquido es un ultrafiltrado del plasma. El espacio Transcelular es un espacio relativamente pequeño que se encuentra en las áreas que están separadas por un epitelio como lo es el humor acuoso, articulaciones (sinovial), pleural y LCR.
En el espacio extracelular el electrolito más importante es el sodio y en el intracelular es el potasio, este diferencial de concentración es debido a la bomba Na/K y esto va a dar la osmolaridad de los comportamientos intracelular y extracelular lo cual es el numero de partículas osmóticamente activas por unidad de volumen (L), la osmolaridad del EC la da al sodio y en el IC lo da el potasio. El agua equivale tanto a un litro como a un kilo lo cual hace que sea igual decir osmolaridad que osmolalidad. Esta osmolaridad va a tener un mismo valor en ambos y es 280 a 290 mosm/L o kilo, esto lo da la membrana que es permeable al agua pero no a los electrolitos. Por lo tanto cualquier cambio de osmolaridad lo regula la membrana plasmática a través del paso de agua.
El cuerpo siempre trata de mantener un equilibrio entre sus componentes, por ello el ingreso de líquido es igual al egreso. El ingreso promedio de agua al organismo es de 2500 cc, el balance hídrico se refiere no solo al agua sino también a los refrescos, patilla y cualquier comida hidratada. Cuando ingerimos liquido se ponen en marcha una serie de mecanismos que mantienen el equilibrio esto se logra a través del SNC que regula el volumen a través de la “C “ o en una liberación de hormonas y el corazón mantiene un gasto cardiaco adecuado para que el riñón pueda trabajar normalmente.
El agua ingresa por:

• Ingesta de líquidos: 2500 cc el volumen ingerido varía de persona a otra por las condiciones fisiológicas y ambientales.
• Agua de los alimentos: 750 cc que provienen de la ingesta lo cual es de relevante valor porque permite el mantenimiento de la homeostasis interna en pacientes deshidratados dándoles de comer arroz, patilla, papa, entre otros. La papa al ser horneada se deshidrata y así con varios alimentos, esto debe aplicarse en pacientes con exceso de agua.
• Agua endógena350cc: Agua producida por el metabolismo de los glúcidos y proteínas. En pacientes con alteración metabólica se ven afectados.
En los egresos están considerados:
• Egreso insensible: A través de la respiración y el sudor, son 750 c/c
• Vía pancreo-intestinal: 200 c/c a través de las secreciones biliares y jugo pancreático.
• A través de los riñones: 1500 c/c.
Las alteraciones se van a evaluar a través del espacio extracelular, cada vez que existe una disminución del espacio se presenta una deshidratación y un aumento se ve reflejado en hipervolemia y edema.
Hay tres tipos de deshidratación:
Isotónica: Es aquella en la que existe una perdida equitativa de agua y sodio, la osmolaridad esta disminuida por lo que el EEC se encuentra en estado de deshidratación y la concentración es igual para ambos compartimientos. Hay que recordar que la osmolaridad depende de la concentración de sodio y en este caso hay igual pérdida de agua y electrolitos. Se recomienda la administración de hidratación oral del tipo isotónico. 280 o 290 = 280 o 290 mosm/l
Hipotónica: Es aquella en la que se pierde más sodio en proporción con el agua y por ende la osmolaridad se encuentra disminuida en el espacio EC y el agua va a pasar por gradiente osmótico hacia el intracelular y por ende habrá edema intracelular si se mantiene en el tiempo. EC < 280 mosm/l.
Hipertónica: Es aquella en la que hay un aumento de la concentración de sodio en el espacio extracelular y por ende hay una mayor osmolaridad con respecto al espacio IC, por ende el agua va a desplazarse del intracelular al extracelular para mantener el equilibrio. EC > 280 o 290 mosm/l.


Patologías que originan una deshidratación:
• Pérdidas de sangre a través de heridas, fracturas, por vía genital, hemorragias digestivas superiores e inferiores (melena y hematemesis).
• Perdidas gastrointestinales en la cual se encuentra principalmente la diarrea por perdida de agua y electrolitos.
• Cutáneas y respiratorias: Por quemadura severa que ocasiona perdida de líquido por lesión de la piel y en la respiratoria es debido a la presencia de hemotórax que ocasiona pérdida de sangre.
• Tercer espacio: Peritonitis, pancreatitis en donde se ocupa el espacio virtual.
• Perdida Renal: Los diuréticos son medicamentos que propician la orina y por ende la disminución de liquido. Se inhibe la reabsorción de agua.
• La diabetes insípida: En esta enfermedad los pacientes orinan de una manera tan diluida que prácticamente sus desechos se podrían considerar agua (no saben a nada). Pueden llegar a miccionar hasta 15 litros de agua al día, lo que puede conducirlos a una deshidratación en caso de que no sea compensado por la ingesta. Se manifiesta de forma característica por polidipsia (sed excesiva) y poliuria (exceso en la producción de orina). Para evitarlo se administra al paciente vasopresina por medio de un vaporizador nasal, de tal manera que ésta pasa al flujo sanguíneo. Puede estar asociada a hipernatremia (alto contenido de sodio en sangre).
De acuerdo al mecanismo fisiopatológico se la puede clasificar en:
1) Diabetes insípida central, neurógena o hipotalámica, provocada por déficit de secreción (total o parcial) de AVP, (no se produce la ADH) puede ser adquirida (procesos traumáticos, inflamatorios, golpes de calor, postquirúrgicos, tumorales), genética (herencia autosómica dominante), o idiopática. Puede responder a tres mecanismos desencadenantes:
la ausencia de secreción de AVP ante ninguno de los estímulos conocidos
Un umbral osmótico más elevado para la liberación de AVP,
La alteración de los osmorreceptores que impida la liberación de AVP por cambios de osmolaridad plasmática, pero no por hipovolemia o deshidratación. Si la liberación de AVP frente a los distintos estímulos es menor la habitual, la diabetes insípida se denomina parcial.

2) Diabetes insípida nefrogénica, ocasionada por insensibilidad renal al efecto antidiurético de la AVP o ADH. La falta de respuesta a la acción de la AVP en los túbulos colectores renales puede deberse a causas adquiridas: trastornos hidroelectrolíticos graves (hipercalcemia, hipopotasemia), fármacos, enfermedades renales, o causas genéticas: son raras y están causadas por mutaciones que afectan al gen del receptor V2 de la AVP, o al gen que codifica la aquaporina renal (AQP2). La AVP plasmática aumenta en respuesta a la elevación de la osmolaridad sérica, pero la sensibilidad renal a las concentraciones fisiológicas de AVP está parcial o totalmente inhibida. Las formas parciales, pero no las totales, responden a niveles de AVP plasmática elevadas.

La hormona antidiurética (ADH), o arginina vasopresina (AVP), es una hormona liberada principalmente en respuesta a cambios en la osmolaridad sérica o en el volumen sanguíneo. Hace que los riñones conserven agua mediante la concentración de orina y la reducción de su volumen, estimulando la reabsorción de agua. Recibe su nombre de esta importante función como regulador homeostático de fluidos. También tiene funciones en el cerebro y en los vasos sanguíneos. Se sintetiza como prohormona, al igual que la ocitocina, en las neuronas magnocelulares de los núcleos supraóptico y paraventricular del hipotálamo.

Las células blanco fisiológicas más importantes de la ADH en los mamíferos, son las de los túbulos contorneados distales y las estructuras colectoras del riñón. Estos conductos pasan a través de la médula renal, en la cual el depósito metabólico común extracelular de solutos tiene un gradiente de osmolalidad cuatro veces mayor que el del plasma. Estas células son relativamente impermeables al agua, de modo que en ausencia de ADH, la orina no se concentra y puede excretarse en cantidades que exceden de 2L, en ocasiones hasta 15 L/día. La ADH incrementa la permeabilidad de las células al agua y permite el equilibrio osmótico de la orina de los túbulos colectores con el intersticio hipertónico, lo cual hace que los volúmenes excretados de orina oscilen de 1 a 1.5 L/día.
** Hay dos tipos de receptores de ADH: V1 y V2. Los receptores V2 sólo se encuentran en la superficie de las células epiteliales renales. Estos receptores se enlazan con la adenilciclasa y se considera que el AMPc media los efectos de la hormona sobre el túbulo renal. Esta acción fisiológica es la base del nombre "hormona antidiurética". El AMPc y los inhibidores de la actividad de fosfodiesterasa (cafeína, por ej.) imitan las acciones de la ADH. In vivo, una concentración alta de calcio en el medio que baña la superficie mucosa de las células tubulares inhiben la acción de la ADH sobre el movimiento del agua, aparentemente al reprimir la actividad de la adenilciclasa, puesto que por sí misma no disminuye la acción del AMPc. Esto puede explicar, en parte, los volúmenes excesivos de orina característicos de los pacientes con hipercalcemia. Por los receptores V2 la AVP ejerce su pricipal acción, la de conservar el agua corporal, estimulando la reabsorción de agua a nivel de los túbulos colectores renales. Estos colectores están acoplados a una proteína G estimuladora del sistema adenilciclasa, que al aumentar el AMPc intracelular, permite la síntesis de proteínas que forman canales o poros en la superficie de las células tubulares, que aumentan su permeabilidad osmótica al agua. Estas proteínas se conocen como aquaporinas. En los túbulos colectores renales se hallan las aquaporinas tipo 2 (AQP2).

FUENTE: http://www.biblioteca-medica.com.ar/2012/11/regulacion-del-metabolismo-hidrico-y.html

0 comentarios - Regulación del metabolismo hídrico y patologias