Lo que hacemos inmediatamente después de hacer ejercicio es tan importante como el ejercicio en sí mismo. ¿Has tenido en cuenta ello alguna vez?


A veces, luego del gimnasio, pensamos que nos “merecemos” un plato de comida deliciosa, que es lo mismo beber gaseosa o agua o que necesitamos dormir como dormirnos cualquier día, cuando la realidad es absolutamente diferente. Después del ejercicio necesitamos una recuperación adecuada para devolvernos la energía que gastamos y hacer que nuestros músculos vuelvan a regenerarse, y por supuesto, para permitir que el esfuerzo realizado valga la pena.

Ignorar estas necesidades de nuestro organismo muchas veces nos lleva a cometer errores.

01 Bebida deportiva/energética sin necesidad.


5 errores después de hacer ejercicio


A menos que hayas hecho ejercicio intenso, de por lo menos una hora, el cuerpo no ha perdido electrolitos suficientes como para tener que recuperarse. La mejor bebida para recuperarse después del ejercicio en este caso sería el agua y no esas bebidas isotonicas que prometen milagros. Solo son bebidas con azúcar y colorantes...

02 No recuperarse.


ejercicio


Imagina que tu cuerpo funciona como una máquina: luego de trabajar duro, necesita combustible para volver a funcionar. Para ello debes consumir mucha agua y alimentarte con alimentos ricos en proteínas e hidratos de carbono, entre 15 minutos y 2 horas después del ejercicio. Esto es fundamental para activar la regeneración muscular.

03 EXCEDERSE EN LAS COMIDAS.


errores


Que hayas quemado muchas calorías haciendo ejercicio no es justificación para lanzarte a un plato de comida chatarra a la hora de la cena. Si bien es normal tomar una comida deliciosa como premio del esfuerzo realizado, en realidad es todo lo contrario ya que podrías tirar por la borda todo el ejercicio que habías hecho, en cuestión de minutos; a menos que lleves un control muy preciso de tus macronutrientes de cada uno de los alimentos que consumes de acuerdo a el objetivo que quieras alcanzar (volumen, definición muscular).

04 EL SNACK INDEBIDO DURANTE LA NOCHE.


después


¡No arruines tu entrenamiento a minutos de terminar el día! A todos generalmente nos da un poco de hambre a la noche antes de irnos a dormir, hambre que erróneamente saciamos con dulces, snacks salados y otros alimentos pocos saludables. Si tienes un “antojo” de comida antes de irte a dormir, consume bocadillos o snacks saludables como, por ejemplo, una manzana. Claro, esto solo es una sugerencia, depende de ti y de tu control de macronutrientes (si lo llevas) tomar la decisión. Pero siempre es recomendable optar por la comida y los nutrientes más limpios como los que se encuentran en la fruta, legumbres, semillas y productos de origen animal, ‘no procesados’.

05 NO DORMIR LO SUFICIENTE.


hacer


Luego de haberte alimentado correctamente, procura tener un buen descanso a la noche. Durmiendo bien, es decir, entre siete y ocho horas, recuperas la energía que has gastado en el ejercicio y, al mismo tiempo, tu cuerpo produce altos niveles de la hormona del crecimiento, la cual es clave para el crecimiento y reparación de los músculos.

Ahora que sabes que NO hacer luego de la actividad física IMPARABLE, ejercítate con responsabilidad para sacarle el máximo beneficio.