¿Por qué no se debería legalizar la marihuana?


La OMS define la marihuana como toda sustancia introducida en el organismo por cualquier vía de administración produce una alteración, de algún modo, del funcionamiento normal del sistema nerviosa central del individuo y es, además, susceptible de crear independencia, ya sea, psicológica, física o ambas.

En relación a la salud, la marihuana interrumpe la actividad cerebral, abarcando el razonamiento, la concentración y la memoria reciente.

Consumir en exceso lleva a aluscinaciones, produce dificultad para recordar cosas, toma más tiempo para reaccionar, dificulta la concentración, lleva a la somnolencia, produce ansiedad y paranoia (sienten o piensan que todas las personas piensan en ellos y están en su contra), tienen la percepción del tiempo alterado.

El uso de sustancias adictivas como la marihuana, constituye un grave y complejo fenómeno social, ya que es un problema de salud directamente relacionado con la familia y la educación; es por esto, que la marihuana no afecta individualmente, sino también, al entorno que nos rodea. Consumir marihuana por largo tiempo, hace que algunas personas pierdan el interés en el colegio, trabajo, relaciones sociales y otras actividades.

Marihuana: argumentos en contra de la legalización.

Efectos físicos:

-náuseas
-dolor de cabeza
-menor cordinación
-problemas de respiración
-aumento del apetito
-disminución del flujo de sangre al cerebro

La adicción que se crea con la marihuana es principalmente psicológica, comienza a gustarte y crees que te sientes mejor cuando la consumes. Las personas que prueban la marihuana estando deprimidos, comienzan a relacionarla con el escape a la depresión y así la adicción se hace más grande, y así vas siendo cada vez más dependiente de la marihuana.

El abuso de la droga produce numerosos efectos nocivos, tanto para la sociedad como para el consumidor. El recurso a ella o el deseo de obtenerla, causa con frecuencia una conducta antisocial, supone cargas elevadas para muchas familias y para la sociedad y es una forma de enfermedad difundidas ampliamente en la sociedad.

Efectos físicos del consumo


Gráfico aparecido en la revista médica The Lancet que compara el daño físico y la dependencia del cannabis con otras drogas psicoactivas.

marihuana

Efectos psicoactivos

Las manifestaciones clínicas producidas por una intoxicación aguda por Cannabis son muy variables entre personas y dependen de la dosis, del contenido de THC, de la proporción THC/CBD, de la forma de administración, así como la personalidad, las expectativas y experiencias previa del sujeto y también del contexto en que se consume (Camí et al., 1991)Algunas personas que consumieron Cannabis afirman que puede inducir a la sociabilidad, así como al recogimiento; de cualquier manera, puede generar la sensación de incremento de la percepción visual y auditiva, dependiendo de la variedad e incluso de la planta en concreto ingresada al organismo.
Algunos autores afirman que las personas que consumen grandes cantidades de marihuana pueden presentar desorientación, despersonalización, paranoia y probables alucinaciones.Algunos estudios sugieren que puede producir enfermedades mentales graves como psicosis tóxicas en las que aparecen síntomas como alucinaciones y delirios graves,mientras que otros indican que puede acelerar la aparición de enfermedades psicóticas. Aquellas personas que padecen esquizofrenia están especialmente predispuestos a estos efectos, existe probada evidencia de que la esquizofrenia puede empeorar con el uso de marihuana. Según algunos estudios, los consumidores de marihuana son más propensos a presentar anhedonia y desorganización cognitiva. Pueden producirse reacciones de pánico.Otros efectos incluyen taquicardia.

Efectos a largo plazo

El consumo de cannabis se ha evaluado en diversos estudios que lo corelacionan con el desarrollo de ansiedad, psicosis y depresión,además del desarrollo de trastornos de pánico independiente de si se continúa con el consumo o no, actuando por lo tanto la cannabis como detonante en al menos el 33% de pacientes que presentaron ataques de pánico por primera vez 48 horas después de consumirla.
Con respecto a la aparición de trastornos mentales como depresión y ansiedad se comprobó que los consumidores diarios tienen 5 veces más posibilidades de desarrollarlos que los no-consumidores, mientras que aquellos que son consumidores semanales tienen cerca del doble de posibilidades.Respecto a la aparición de trastornos psicóticos los individuos con predisposición tienen entre un 25% y 40% más de posibilidades de padecer alguno de estos trastornos, mientras que en los individuos sin predisposición tienen entre un 4% y 6% más de incidencia.Algunos estudios avalan estos resultados afirmando que probablemente el consumo de cannabis sea la única causa del desarrollo de trastornos psicóticos, en aquellos individuos que se encontraban sanos, previo al inicio del consumo mientras que otros estudios están de acuerdo en que, aunque el cannabis aumenta el riesgo de padecer trastornos psicóticos, existen además otros factores que inciden sobre el desarrollo ulterior de la enfermedad.
Estudios en consumidores de cannabis crónicos reportaron una reducción del volumen del hipocampo y de la amígdala.
Se considera que los consumidores ocasionales de cannabis tienden a acumular el THC, ya que el mismo suele depositarse en zonas ricas en grasa (como el cerebro, el hígado y las gónadas), esta acumulación suele asociarse a problemas de pérdida de memoria,(ocasionados por las alteraciones del hipocampo), como también a otros problemas de salud como impotencia. Se estima que se necesitan alrededor de 4 semanas para que el THC sea eliminado completamente del organismo, en consumidores ocasionales, sin embargo, se cree, que los consumidores crónicos de cannabis, requieren mucho más tiempo para recuperar sus funciones cognoscitivas, y que algunos de los trastornos producidos son crónicos.Una característica de los efectos del consumo de psicotrópicos como la marihuana es el conocido como síndrome amotivacional, estudiado primeramente por R. H. Schwartz,caracterizado por abulia, apatía, pasividad, indiferencia o irritabilidad, dificultad atencional y fatigabilidad fácil. Pero esto no está claro del todo ya que existen fuentes que afirman que esto tiene que ver con la personalidad y la conducta del individuo más que con el consumo en sí.
Aunque el consumo de cannabis ha sido a veces asociada con episodios de Accidentes Cerebro-vasculares, se piensa que estos accidentes se deben a su combinación con otras drogas como el Alcohol.
Se encontró correlación entre el consumo de cannabis y el desarrollo de enfermedades del corazón, incluyendo la exacerbación de enfermedades del corazón ya existentes.
Aunque algunos estudios (IRMf) han mostrado fuertes cambios en la función neurológica a largo plazo en los consumidores diarios de cannabis, no se observaron cambios significativos en la conducta de aquellos individuos, que realizaron un periodo de abstinencia de la sustancia.

ACLARACION: POR QUE EN VEZ DE LEGALIZAR LA MARIHUANA SE PROHIBE EL TABACO???EN VEZ DE PROGRESAR,SEGUIMOS RETROCIENDO!QUE BIEN QUE VAMOS!