Cuidado e higiene de la vista

La vista es un sentido muy delicado; todo cuidado es poco para mantenerlos en perfecto estado. Escribo esto porque constantemente veo personas leyendo en los colectivos, con luz escasa y variable, de acuerdo por donde pase el vehículo. Desde los jóvenes universitarios que van leyendo apuntes camino a la universidad, hasta los adultos leyendo el diario, provocándose una miopía precoz por fatiga anticipada del iris.

Su cuidado exige:

1. Evitar la luz excesiva, así como la falta de luz. En las zonas muy iluminadas como en las del sur de España hay más peligro de un exceso de luz y si uno no posee una adaptación adecuada debe usar gafas de sol.
Al leer la luz debe ser lo suficientemente intensa ya que la escasez de luz o una luz parpadeante cansan la vista. Los reflejos producidos por la luz en libros con papel brillante también se deben evitar.

2. Evitar la fatiga de los ojos, no leyendo ni escribiendo en los vehículos en marcha si tienen mucho movimiento. No leyendo durante largo rato en libros con letra muy pequeña ni acercando el libro a una distancia menor de 20 cm.

3. Proteger los ojos frente a las infecciones, no tocándolos con las manos sucias y evitando las zonas con mucho polvo.

4. Vigilar la vista sobre todo en la infancia, para corregir cuanto antes los defectos que se presenten.

5. En caso de una herida en el globo ocular acudir lo antes posible al oculista ya que la primera cura de estos accidentes es de suma importancia y puede evitar la pérdida de la visión

¿Qué sabemos de nuestros ojos y de la visión? ¿Qué condiciones son necesarias para un adecuado funcionamiento del sentido visual? ¿Podemos prever las disfunciones de la vista? Las pautas de percepción para lo cual se adaptó nuestro aparato visual han cambiado dramáticamente desde que el ser humano apareció en este planeta, el ambiente cambió mucho más rápidamente de lo que puede adaptarse la biología humana.
¿Nos exponemos todos los días a la luz natural o trabajamos en una oficina mal iluminada? ¿Usamos con tensión nuestra vista? ¿Arrugamos o fruncimos el entrecejo con frecuencia? ¿Sentimos frecuentemente la necesidad de "entornar" los párpados para ver mejor o para rechazar una luz fuerte ya sea natural o artificial?
Son muchas las preguntas y respuestas que leeremos en este informe.

Introducción
Tenemos que saber que hay dos aspectos fundamentales en la salud del sentido visual:
El ojo se adaptó para funcionar con la mejor iluminación posible; esta es la luz natural o la luz solar.

El sentido visual está hecho para trabajar en condiciones de relajación o de reposo. Esto se refiere al uso de los ojos de manera relajada, sin tensión, tanto psíquica como física.
Por eso, algunos malos hábitos perjudican la visión. Por ejemplo, la mirada fija en un punto y a la misma distancia por largos períodos de tiempo. Esto es, el trabajo en la computadora, la tele, los juegos de video, todo lo que se haga a corta distancia. También nos perjudica no parpadear lo suficiente. O la limitación de los movimientos oculares.
Permanentemente el ojo está variando su distancia de enfoque y su posición, de acuerdo a la distancia del objeto que vemos y a la cantidad de luz. Para corregir la "mirada fija" se establece el hábito de la "variación". Consiste en cambiar la distancia de enfoque, de manera permanente. Especialmente cuando estamos absortos en el estudio o trabajo que implique visión cercana. ¿Cómo se hace? Simplemente dirigiendo la mirada a objetos cercanos, lejanos y más lejanos. Por ejemplo haciendo foco en la pantalla de la computadora y lo que hay detrás, así sea la pared a 70 cm.

Esto hay que establecerlo como un hábito, practicarlo en la calle, en el cine, en el auto, en el trabajo, en el estudio… a todas horas... ¡para eso se formaron los ojos!
Lo que sucede es que la mirada fija genera disminución de la frecuencia del parpadeo. Cuando queremos estar muy atentos, fijamos la mirada y muchas veces dejamos de parpadear lo suficiente. El parpadear sirve para lubricar y limpiar el ojo de las impurezas del aire, pero también sirve para darle descanso al iris, lo que le da el color a los ojos, que es un músculo y regula la cantidad de luz necesaria para ver mejor.
Con cada parpadeo hay una pausa o descanso de la luz. El iris se relaja en esa milésima de segundo de oscuridad, ayudando a mantener todo el aparato visual en condiciones naturales de relajación.

Luego de esta introducción, ¿Cuándo conviene revisar la vista?

De los 0 a los 5 AÑOS: El desarrollo integral del niño depende del desarrollo de su visión. La visión está experimentando cambios durante toda la vida y por ello, debe revisarse anualmente desde el nacimiento.
De los 5 a los 6 es muy importante un examen en profundidad que valore, además de la agudeza visual, si su visión está preparada para afrontar la escolarización con éxito (más del 80% de lo que el niño aprende entra por los ojos).
De los 6 a los 20 es la época escolar primaria/secundaria/universitaria en la que la visión soporta un intenso esfuerzo. Conviene hacer controles preventivos al iniciar y finalizar cada curso.
Si al finalizar la etapa escolar-universitaria no tiene defectos visuales puede espaciar los controles preventivos cada 2 años.

Después de los 40 años, la capacidad visual decrece y las patologías oculares aumentan. Se recomiendan de nuevo visitas anuales.

Los mitos sobre la salud visual
Comer zanahoria garantiza una buena visión.
Falso. Aunque es cierto que la zanahoria contiene una gran concentración de vitamina A, la cual es esencial en el proceso visual, no por ende se debe relacionar su consumo a un proporcional estado de los ojos.
Sólo las personas mayores desarrollan catarata.
Falso. Aunque la catarata es algo común entre las personas de mayor edad, existe una forma de catarata que se puede desarrollar en los niños o adultos jóvenes. Además, cualquier persona que padezca de diabetes o haya sufrido un trauma ocular temprano en su vida, tiene un riesgo mayor de desarrollar la enfermedad a una edad temprana.
La visión de noche es menor, por lo tanto, aumenta el peligro de conducir.
Verdadero. La noche enturbia los contrastes, incluso en los que tiene una visión normal. Por la noche, sólo la retina periférica es verdaderamente funcional, pero ésta no distingue en absoluto la tonalidad de los colores, sino que solamente aprecia su brillo relativo. Así, el rojo parece más alejado de lo que en realidad está.

Las modificaciones del contraste y de la sensibilidad cromática van a perjudicar el sentido de la profundidad y del movimiento, que son sin embargo indispensables para situarse y evaluar las distancias de los otros vehículos.
Este sentido de la profundidad es 7 veces menos eficaz por la noche que durante el día. En la noche y también en tiempo de nieblas, las distancias son subestimadas, lo que supone retrasos en el frenado y explica ciertas colisiones.


Para tener ojos saludables es muy importante examinarse con regularidad. Los exámenes permiten la detección temprana de varias condiciones oculares como el glaucoma o la catarata. Con la detección temprana y el tratamiento adecuado, muchas condiciones se pueden corregir o minimizar. Veamos algunas de las patologías más comunes:
El glaucoma ocurre cuando hay demasiada presión de fluidos en el ojo. Esto causa daños en el ojo y hasta ceguera. Desafortunadamente, es raro que el glaucoma muestre señales tempranas y, por lo general, el incremento en la presión no duele. La enfermedad no tiene ninguna relación con la vida que llevamos, con lo que comemos o con la profesión que desempeñamos.

Sabemos únicamente que la herencia puede tener cierta importancia. En cerca de un 20% de los enfermos de glaucoma se conocen otros casos en la familia. Así, sólo en uno de cada cinco enfermos de glaucoma interviene el factor herencia. La mayoría de los glaucomas comienza entre los 40 y los 65 años.

La presbicia es una dificultad gradual para enfocar objetos cercanos o ver las letras pequeñas. Se considera como una parte normal y casi inevitable de la vejez. La mayoría de las personas desarrollan presbicia alrededor de los 40 años. Sin embargo, la gente que realiza tareas en las que usa la visión de cerca, como leer o trabajar con objetos pequeños puede verse afectada más temprano, aunque el hecho de utilizar los ojos no hace que la situación empeore.

Los síntomas son dificultad para leer las letras del diario o separar el texto de su cuerpo para poder leerlo, confundir números similares como el 3 y el 8, dificultad para ver claramente etiquetas de precios o la hora en un reloj pulsera. La presbicia se trata fácilmente con anteojos. Ejercitar ciertos músculos oculares y una dieta adecuada también pueden ayudar a retardar el comienzo de la enfermedad.

El astigmatismo es una curvatura adicional en la superficie de la córnea, o lente ocular, que no permite enfocar bien. En menor grado, puede ocasionar dolores de cabeza, fatiga visual y un pobre aprovechamiento académico. En mayor grado, produce visión borrosa en todas las distancias.

La catarata se desarrolla gradualmente y sin dolor. El lente del ojo pierde transparencia y la materia ocular se torna amarillenta. El resultado es una pérdida gradual de brillantez y una leve distorsión en la percepción de los colores que con frecuencia no se nota.

La catarata es la causa principal de incapacidad visual en las personas mayores de 65 años. Afortunadamente, la cirugía es uno de los procedimientos médicos más comunes y exitosos en el mundo hoy día. El examen anual de la vista es muy importante para las personas mayores.

Por último, debemos mencionar a la miopía, que es un error en el enfoque visual que causa dificultad de ver los objetos distantes.
Con este problema los objetos cercanos se ven claramente, pero los lejanos se ven borrosos. Esto es el resultado de que la imagen visual se enfoca delante de la retina, y no directamente sobre ella.

Por lo general, la miopía se desarrolla durante la niñez y adolescencia a medida que el ojo crece, haciéndolo de forma exagerada. Normalmente es en la edad escolar cuando se hace evidente la mala visión de lejos: no se ve bien el pizarrón, no se reconoce la cara de las personas a cierta distancia o no puede leerse los anuncios hasta que ya están muy cerca. Al detenerse el crecimiento en la adolescencia, se detiene también la progresión de la miopía en la mayoría de los casos.

La persona miope tiene mala visión de lejos pero buena visión de cerca. La distancia a la que ve bien depende del grado de miopía.

Conclusión
Una buena visión es una garantía de seguridad. Por eso, además de recurrir al especialista, hay que tender a adoptar las siguientes conductas:

-Descansar. Interrumpir la actividad visual prolongada cada cierto tiempo, mirando a lo lejos.

-Apoyar la zona lumbar contra el respaldo del asiento y los antebrazos bien apoyados en la mesa de trabajo.

-Es muy importante que haya dos fuentes de luz, una ambiental y otra sobre la mesa de trabajo. Un diestro se colocara la lámpara a su izquierda y un zurdo a su derecha.

-La altura del asiento debe permitir el apoyo de la planta completa del pie en el suelo, y los muslos deben quedar en posiciones horizontales y bien apoyados.

-La televisión, cuanto más alejada mejor. No es aconsejable mirarla a oscuras.

Datos
Los anteojos de sol no son sólo un elemento decorativo o de moda o de simple comodidad frente a la luz solar. Deben usarse fundamentalmente porque nos proporcionan los filtros específicos necesarios ante el espectro ultravioleta del sol. Y, un filtro solar mal elegido, no sólo es ineficaz, sino que puede ser altamente nocivo. Como el anteojo de sol es un instrumento óptico-científico muy delicado es el óptico quien puede ayudar en la elección y correcta adaptación. Por la seguridad visual, es aconsejable adquirir anteojos únicamente en ópticas.

El 90% de las decisiones y de los hechos necesarios para la conducción de un vehículo, dependen de la visión. Un automovilista de cada 3 podría ver mejor y lo ignora. Uno de cada 20 ve muy mal y lo ignora. Existe una estrecha relación entre la calidad de la visión y la seguridad en las rutas y calles. Pero para ver bien es preciso aprender a servirse correctamente de los ojos, y ser capaces de ver al mismo tiempo de lejos, cerca, a lo ancho o rápido.

Fuentes usadas:


http://cfpa.dolores.iespana.es/pdf/La_relacion.pdf
http://www.salud.mendoza.gov.ar/index.php?option=content&task=view&id=112