El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Diez cosas que deberías saber sobre el párkinson



Diez cosas que deberías saber sobre el párkinson

¿Qué es? El párkinson es un trastorno que afecta las células nerviosas, o neuronas en una zona del cerebro que controla los movimientos musculares. En quienes la padecen, las neuronas productoras una sustancia química llamada dopamina, que se ocupa de coordinar movimientos, mueren o no funcionan adecuadamente.

Se escribe... El apellido Parkinson se escribe con inicial mayúscula si va antecedido por enfermedad (enfermedad de Parkinson) y con minúscula cuando va solo, usado como nombre común (padece párkinson)

¿A qué edad? Aunque la enfermedad de Parkinson afecta principalmente a personas en edades avanzadas –aproximadamente a un 2% de los mayores de 65 años- no es raro encontrar pacientes de menos de 40 años que empiezan a manifestar síntomas de la enfermedad: uno de cada diez casos de Parkinson es de inicio temprano.

Un misterio. El origen del párkinson es desconocido en un 85%, según la sociedad Española de Neurología. Un 10% de los cansos se consideran de origen genético y el 5% restante se ha sugerido que podría tener un origen ambiental o tóxico.

Los síntomas. Temblor, torpeza, pérdida de equilibrio, lentitud y experimentar bloqueos -tanto físicos como de expresión-, suelen ser los síntomas más característicos de la enfermedad. Pero también disfunción sexual o alteraciones de sueño. Además, hasta un 15% de los pacientes en tratamiento pueden desarrollar trastornos del control de los impulsos: hipersexualidad, ludopatía, adicción a las compras, tendencia a comer compulsivamente...

Mejor con café. Un estudio reciente de la Universidad McGill de Canadá reveló que. los resultados se publicaron en la revista 'Neurology' , la cafeína reduce los problemas motores en enfermos de párkinson. La clave de este efecto parece estar en los llamados antagonistas de los receptores A2A de la adenosina, que la cafeína es capaz de bloquear, lo que le confiere cierto papel neuroprotector.

Diagnóstico. Hasta hace poco no existían métodos para diagnosticar el párkinson más allá de sus síntomas. Pero científicos de la Academia Americana de Neurología demostraron hace poco que hay una prueba que podría permitir el diagnóstico infalible de la enfermedad: hacer una biopsia de una de sus glándulas salivares. En los sujetos enfermos, estas glándulas contienen proteínas anómalas.

Curso impredecible. La evolución de los síntomas en la enfermedad de Parkinson puede llevar 20 años o más. Sin embargo, en algunas personas la enfermedad avanza más rápidamente, y no hay manera de predecirlo.

Un tratamiento. La levodopa, que se utiliza desde hace más de 40 años, sigue siendo el tratamiento más eficaz para la enfermedad. También llamada L-dopa, es empleada por el organismo para fabricar dopamina y volver a llenar el suministro cerebral decreciente.

Vitamina K2. En pacientes con párkinson, la actividad de las mitocondrias y el transporte de electrones se interrumpen, y las mitocondrias no producen energía suficiente para las células. Esto supone la muerte de muchas neuronas en el cerebro. En los últimos años, los científicos han sido capaces de identificar varios defectos genéticos (mutaciones) que conducen a esta actividad mitocondrial reducida. Por suerte, científicos estadounidenses han encontrado un modo de ponerle remedio: administrando vitamina K2 se mejora el transporte de electrones en la mitocondria y la producción de energía.






Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 313 Visitas
  • 2 Favoritos

0 comentarios