Enfermedad de Chagas, Una Realidad Silenciosa

ENFERMEDAD DE CHAGAS


ENFERMEDAD ENDEMICA DE NUESTRO PAIS, LA MAYORIA DE LA POBLACION DESCONOCE LA MISMA Y CON LA CUAL CONVIVIMOS A DIARIO.


Enfermedad de Chagas, Una Realidad Silenciosa




MAL DE CHAGAS EN 10 RESPUESTAS



1. ¿En qué consiste?

Es una parasitosis que puede lesionar seriamente el corazón y también otros órganos tales como el aparato digestivo, el sistema nervioso, etc.

2. ¿Cómo se trasmite la enfermedad?

La vinchuca o chinche gaucha, cuando está infestada, es el agente vector de mayor importancia sanitaria en nuestro país. Se trata de un insecto de hábitos estrictamente domiciliarios que se encuentran en el 70% del territorio nacional y en mayor cantidad en las regiones de clima cálido y seco. La segunda vía de transmisión de mayor importancia es la transfusión de sangre. Otra vía es la placentaria, por vía digestiva- de la leche de una madre chagásica- y por último por el manejo de animales infectados.

3. ¿Qué la produce?

El agente causal es el Trypanosoma Cruzi, parásito hemoflagelado que se reproduce en el interior de las células y circula en la sangre. La forma circulante es de gran movilidad y su tamaño y longitud son similares a dos glóbulos rojos. En la etapa inicial de la infección los parásitos circulantes son abundantes, disminuyendo en la medida en que aumentan las defensas inmunológicas del organismo, a partir del tercero o cuarto mes de la infección.

4. ¿Cómo se produce la infección?

El mecanismo más frecuente se realiza por medio de la vinchuca, insecto de hábitos nocturnos que se alimenta exclusivamente de sangre humana o de animales. Inmediatamente después de comer, el insecto deposita sobre la piel su material fecal, que contiene Trypanosoma Cruzi infectantes. Esto produce picazón, a través de lastimaduras por el rascado, los parásitos penetran en el organismo y se diseminan por la sangre, para alojarse posteriormente en los tejidos.

5. ¿Quiénes se enferman?

El ser humano y los animales domésticos mamíferos (perros, gatos) expuestos a la picadura de la vinchuca. Los animales son solamente reservorio del parásito y no lo transmiten al ser humano.

6. ¿Cómo evoluciona la enfermedad?

En el curso de la enfermedad en el hombre se distinguen tres etapas:

- aguda
- indeterminada
- crónica.

Estas fases tienen caracteres clínicos evolutivos diferentes. La primera –que dura entre 20 o 30 días-, comienza con un período de incubación de 4 a 10 días, la infección tiene como puerta de entrada el ojo en el 50% de los casos, el cual se presenta con edema palpebral (hinchazón) y crecimiento de los ganglios. Conjuntamente con fiebre, malestar general, cefalea, decaimiento. Se presenta agrandamiento del hígado y bazo, miocarditis aguda. En los niños es más común que afecte el encéfalo y el corazón, lo que origina un mayor riesgo de muerte.

La segunda, pasada la fase aguda, el paciente entra en un estado de cura aparente y asintomático, que puede durar de 10 a 20 años, hasta la aparición de otras manifestaciones. La fase crónica se presenta en alrededor del 30% de los pacientes y produce lesiones en el sistema cardíaco, digestivo y en el sistema nervioso central y periférico.

7. ¿Con qué frecuencia se observan los síntomas?

La gran mayoría adquiere la infección silenciosamente, sin que presenten síntomas evidentes de que han contraído la enfermedad. Se puede afirmar que un 5% presenta el complejo oftalmológico ganglionar que caracteriza a la enfermedad aguda.

8. ¿Cuál es la diferencia entre el infectado y el enfermo chagásico?

El infectado chagásico es el individuo sin síntomas, en buen estado de salud, sin lesiones viscerales, pero con parásitos circulantes en su sangre y con análisis de laboratorio positivo.

El enfermo chagásico es aquel que además de tener parásitos circulantes y serología positiva, presenta lesiones viscerales (por ejemplo, cardiopatía chagásica).

9. ¿Existe tratamiento para la infección chagásica?

Si, solamente para la etapa aguda. El enfermo debe atenderse con un profesional quien le debe indicar el tratamiento correspondiente.

10. ¿La enfermedad de Chagas es mortal?

Si, la enfermedad puede llegar a ser mortal en aquellos pacientes, en la etapa crónica, que desarrollan lesiones cardíacas graves, las que determinan la muerte en forma sincopal o por insuficiencia cardíaca progresiva.

El porcentaje de mortalidad en el Chagas varía del 1% al 5% con una mayor incidencia en niños de corta edad... En los casos de muerte cardíaca los casos ocupan más del 50%.


salud



info



enfermedad de chagas



Enfermedad de Chagas, Una Realidad Silenciosa


salud



DEFINICIÓN

Es una enfermedad infecciosa de mamíferos y de triatominos producida por un protozoo flagelado, el Tripanosoma Cruzi.En el hombre, la infección puede ser congénita o adquirida y afecta en grado variable, diversos órganos y sistemas, especialmente el corazón y el tubo digestivo.También es conocida con el nombre de Tripanosomiasis americana

ETIOLOGÍA

En el desarrollo de esta enfermedad intervienen un parásito, un vector y el huésped.

-Los huéspedes mamíferos pueden ser el hombre,perros, gatos, roedores y otros mamífero silvestres.

-El parásito: tripanosoma cruzi posee cuatro estadíos celulares a)amastigote:forma evolutiva esférica u ovoide de pequeño tamaño, 1,5-4 micrómetros, inmóvil por carecer de flagelo libre. Presente exclusivamente en el huésped vertebrado como parásito intracelular, donde se multiplica.b)epimastigote:tienen cuerpo alargado, delgado y fusiforme,con corta membrana ondulante y flagelo libre,mide de 20 a 40 micrometros.Parasita exclusivamente al insecto vector en el lúmen del tubo digestivo,donde se multiplica,manteniendose la infección del invertebrado por tiempo indefinido.c)esferomastigote:morfología similar a la del amastigote,excepto que posee flagelo libre y mayor tamaño.Se lo encuentra solo en el lúmen del tubo digestivo del vector.d)tripomastigote:presente tanto en el huésped como en el vector.Posee cuerpo alargado y fusiforme,con larga membrana ondulante y flagelo libre.Longitud promedio 20 micrómetros,son extracelulares y no tienen capacidad para replicarse.Se las define como forma de traslado para pasar de un huésped a otro.El parásito es capaz de atravesar las mucosas sanas.Las más expuestas son la ocular,la nasal y bucal.El material contaminante puede llegar directamente a ellas,debido a que las deyecciones frecuentemente son evacuadas con cierta violencia,disparadas como un proyectil,o ser arrastradas involuntariamente con las manos,al rascarse o refregar la cara.

-El vector:los triatomíneos son insectos hemípteros de la familia reduvidae,subfamilia triatominae.Se han identificado más de un centenar de especies.La más común en sudamérica es Triatoma infestans.Tienen el aspecto similar al de las grandes chinches vegetales,con forma alargada y el abdomen ancho y aplastado cuando esta vacío.El tamaño y la coloración varía con la especie.La cabeza es alargada,cilíndrica o cónica que posee en su parte anterior la proboscide o trompa picadora,tiene dos antenas largas,el tórax es firme,duro y de el nacen dos pares de alas bien desarrolladas,el abodomen es amplio,ensanchado con un borde lateral llamado conexivo que en muchas especies,posee manchas características de gran importancia taxonómica.Triatoma infestans en el ámbito domiciliario se comporta como un insecto nocturno,lucífugo,que solo abandona su refugio en la noche,o cuando hay oscuridad y tranquilidad suficiente para atacar a las personas y animales mientras duermen,durante el día se refugia en la profundidad de las grietas,o detrás de los cuadros o papeles,dentro de los muebles o de las prendas de ropa que quedan colgadas en la pared.Este insecto es conocido en Argentina con el nombre de vinchuca,en Brasil como barbeiro,chupa o bicudo,en Perú como chirimacha,en Ecuador como chinchorro,en Estados Unidos como kissing bug o cone nose bug

EPIDEMIOLOGÍA

La enfermedad de chagas es exclusivamente americana,porque en este continente se reúnen los tres eslabones necesarios para su existencia,es dedir,el tripanosoma cruzi,la vinchuca y el huésped suceptible.En estimaciones realizadas por la OMS en 1990 indicaron la existencia en America latina de 16 a 18 millones de personas infectadas y una población en riesgo de 100 millones.La mortalidad anual por la enfermedad de chagas en la región ha sido estimada en 23.000 defunciones en 1990 por el Banco Mundial y en 43.000 en 1995 por la OMS.

En Argentina tenemos 3.000.000 de infectados y en la provincia de Salta unos 100.000 aproximadamente.

Triatoma infestans se encuentra en los países del cono sur y sur de Perú; Rhodnius prolixus,en Colombia,El Salvador,Guatemala,Honduras,Nicaragua y Venezuela; Triatoma dimidiata en Costa Rica,Ecuador,El Salvador y Nicaragua;Rhodnius prolixus y Triatoma barberi en Mexico y Rhodnius pallescens en Panamá.

Existen tres vías de infección:la vectorial,la transfusional y la congénita.La más común es la vectorial.

El hombre puede infectarse con tripanosoma cruzi mediante diversos mecanismos:

-Por las deyecciones del vector

-Por vía placentaria,lo que determina la infección congénita.

-Por las transfusiones sanguíneas.

-Por transplante de órganos.

-Por la lactancia materna.

-Por la manipulación de sangre y animales infectados.

CICLO BIOLÓGICO

El insecto vector se infecta al ingerir sangre de los mamíferos con tripomastigotes.En el lumen del intestino medio del insecto,los parásitos se multiplican muy activamente como epimastigotos por fisión binaria y,al cabo de quince a treinta días,se desarrollan los tripomastigotes en el intestino posterior del triatoma.Cuando el insecto infectado pica al mamífero,emite deyecciones con tripomastigotes,que atraviesan la piel por el sitio de la picadura o por las mucosas.En los mamíferos,los tripomastigotes se introducen en las células del tejido celular laxo,vecino al sitio de la penetración y adquieren la forma de amastigotes.Los amastigotes se multiplican por fisión binaria,repletan la célula,que termina por romperse,y salen los parásitos a la circulación bajo el aspecto de tripomastigotes.El ciclo se completa cuando los tripomastigotes son ingeridos por el insecto vector.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

Las fases clínicas de la enfermedad son:

1-Período de incubación

2-Fase Aguda

3-Fase Crónica silenciosa, latente o indeterminada

4-Fase Crónica sintomática

1-El PERÍODO DE INCUBACIÓN cuando se trata de transmisión vertical oscila entre 5 y 12 días,mientras que en el caso de la transmisión por transfusión de sangre o plasma, los primeros síntomas aparecen entre los 25 a 45 días.

2-El CHAGAS AGUDO presenta:

-Sintomas generales como fiebre ,decaimiento ,anorexia ,astenia, vómitos, diarrea, cefalea, raquialgia, irritabilidad, llanto persistente, inquietud, convulsiones, tos, palpitaciones, etc.

-La fiebre es el principal síntoma,esta no tiene ninguna característica particular(a veces es vespertina) va desde febrícula a hipertermias de 39-40 °C

-Síndrome Febril Prolongado: debe estar entre las primeras patologías causantes de este síndrome.

Se lo puede clasificar:

a) Sin puerta de entrada aparente

FORMAS TÍPICAS

-CHAGOMA HEMATÓGENO

-LIPOCHAGOMA GENIANO

-CHAGOMA METASTÁSICO

-EDEMAS (ANASARCA)


FORMAS ATÍPICAS

-FORMAS NEUROLÓGICAS, CARDIOLÓGICAS, DIGESTIVAS, ETC.

CHAGOMA HEMATÓGENO:son verdaderas tumoraciones planas,que toman dermis y tejido celular subcutáneo sin adherir a planos profundos,pueden ser únicos o múltiples,son a veces muy pequeños como una moneda grande,en otros pueden presentarse como grandes placas que toman buena parte del muslo o la nalga.Si bien se pueden encontrar en cualquier parte del cuerpo,la localización más frecuente es en abdomen inferior, nalgas y muslos.Son generalmente indoloros,aunque a veces algo sensibles a la presión, no alteran la coloración de la piel o raramente.Es más palpable que visible.Esta variedad de chagomas se observa más frecuentemente en niños pequeños,con cuadros graves o de mediana gravedad.Sin embargo puede darse a mayor edad. Involuciona en tiempo variable. Su valor diagnóstico es considerable cuando no existen síntomas de puerta de entrada.

LIPOCHAGOMA GENIANO:recibe esta denominación el chagoma hematógeno o metastásico que toma la bola adiposa de bichat. Es de consistencia blanda,casi siempre doloroso por lo que dificulta el amamantamiento o la succión al biberón ya que por lo general se trata de lactantes.

CHAGOMA METASTÁSICO:tiene las mismas características que el hematógeno,pero cuya presencia coincide con una manifestación de puerta de entrada,por lo general un chagoma de inoculación.

EDEMA: es de consistencia elástica,dura,que no deja godet,puede ser generalizado (anasarca) o localizado en miembros inferiores unicamente.

COMPLEJO OFTALMOGANGLIONAR:también es conocido con el nombre de "signo de romaña" y comprende edema de párpados,eritema de párpados,adenopatía satélite,conjuntivitis,dacrio-adenitis;menos frecuentemente se observan síntomas tales como:exoftalmos,edema de hemicara,queratitis,etc.

El edema es constante,excepcionalmente falta,es de intensidad variable,llega a veces a la oclusión de la abertura palpebral,mientras que en otros casos apenas se advierte,habitualmente es bipalpebral,pero puede tomar un solo párpado,en este caso es el inferior,al punto que se debe dudar de la etiología chagásica cuando el edematizado es unicamente el párpado superior.

El eritema también es frecuente de observación,puede presentar un tinte rosado,rojo violáceo o rojo ajamonado.

La adenopatía satélite casi nunca falta,especialmente la preauricular,pero también son sumamente frecuentes,las adenopatías cervicales,submaxilares,parotídeas.El tamaño es variable,generalmente pequeños,en general,no adheridos a planos profundos e indoloros.Hay especialmente en las adenopatías cervicales un ganglio más grande al que Mazza llamó "ganglio prefecto".

La conjuntivitis es menos frecuente que los anteriores y es variable en su intensidad,siendo leve en la mayoría de los casos.No supura nunca y la secreción es siempre serosa.

La dacrioadenitis se debe al infarto de la glándula lagrimal y es infrecuente.

CHAGOMA DE INOCULACIÓN:se observa de preferencia en partes del cuerpo habitualmente descubiertas,especialmente al dormir.Es de tamaño variable,casi siempre altera el colorido de la piel,tomando a veces el tinte simple de una mácula rosada,otras se asemejan a procesos piógenos (impétigo,ántrax,forúnculo,etc).es poco o nada doloroso,característica que permite diferenciarlos de los procesos piógenos citados que son siempre muy dolorosos.Puede semejar también la picadura de un insecto.

3-FASE CRÓNICA SILENCIOSA:luego de superada la fase aguda se entra en una fase de latencia que puede durar muchos años o el resto de la vida.Se considera que están dentro de esta fase los pacientes que tengan pruebas serológicas y/o parasitológicas positivas para una enfermedad de chagas,ausencia de manifestaciones clínicas de la enfermedad,electrocardiograma convencional y corazón,colon y esófago radiológicamente normales.

4-FASE CRÓNICA SINTOMÁTICA:se puede manifestar como miocardiopatía chagásica o como formas digestivas crónicas.

-Miocardiopatía chagásica:se manifiesta desde el período subclínico,con alteraciones del electrocardiograma que comprenden un bloqueo de la rama derecha del haz de Hiss y un hemibloqueo anterior izquierdo.El paciente puede mantenerse con esta alteración durante años o durante toda su vida en forma asintomática pero también puede hacerse sintomática,en este último caso el paciente puede presentar disnea de esfuerzo,palpitaciones dolor precordial y puede llegar a la insuficiencia cardíaca que es predominantemente derecha y el ecocardiograma resulta de gran utilidad para el seguimiento y evolución,radiologicamente se encuentra una acusado agrandamiento del área cardíaca..Los pacientes con daño severo del miocardio desarrollan enormes aumentos de tamaño del miocardio,insuficiencia cardíaca y fenómenos de tromboembolismo.La muerte súbita,por fibrilación ventricular,puede ocurrir en cualquier momento de la evolución de la enfermedad.La punta del ventrículo izquierdo frecuentemente es sede de una lesión aneurismática característica de la miocardiopatía chagásica crónica.

-Formas Digestivas crónicas:las principales alteraciones del tubo digestivo en los pacientes chagásicos son las megavisceras como el megaesófago y el megacolon,que son los lugares que mas frecuentemente son afectados, pero también puede aparecer megauréter,megavejiga,megas de la vía biliar pero estas formas son de rara observación.El megaesófago se manifiesta por disfagia,dolor epigástrico o retroesternal,regurgitaciones,pirosis, tos y sialosis.La disfagia suele iniciarse de manera insidiosa,raramente en forma súbita y se va acentuando con la evolución,los pacientes se desnutren y sufren de frecuentes infecciones del aparato respiratorio.En el megacolon los principales signos y síntomas son la constipación,el meteorismo y el dolor abdominal.La constipación se instala de manera insidiosa,con períodos cada vez más prolongados de retención,ocasionando la formación de fecalomas.La retención de materias fecales durante diez,quince o más días son comunes.

DIAGNÓSTICO

El período agudo es el momento de mayor parasitemia,en consecuencia,para la confirmación diagnóstica corresponde recurrir,sea cual fuere la vía de infección(vectorial,transfusional,congénita,etc)a las técnicas parasitológicas directas o indirectas:

-Método Directo:comprenden el strout (microtécnica de capilares heparinizados),gota gruesa y gota fresca.El método de los capilares es particularmente útil para el estudio de los recién nacidos.

-Método Indirecto:comprende el xenodiagnóstico y el hemocultivo.

En la fase aguda es bien limitada,al menos en un primer momento,la producción de anticuerpos de la clase Ig G,por lo cual las reacciones serológicas,en general,son negativas,positivizándose las más sensibles (TIF) recién a los quince o veinte días de evolución por lo cual debe priorizarse la investigación parasitológica.En la investigación de la enfermedad de chagas en su etapa aguda,se cuenta en la actualidad con una nueva técnicaCR (reacción en cadena de la polimerasa).

Para la etapa crónica,también pueden utilizarse métodos de detección de parásitos en sangre periférica,tales como:

-xenodiagnóstico.

-hemocultivo.

Los métodos serológicos no son útiles para los casos sospechosos de chagas congénito en los recién nacidos y durante el período neonatal porque detectan anticuerpos del tipo Ig G,y estas,probablemente,tienen procedencia materna.Recién son propios a partir del quinto mes de vida.La opción en estos casos es el xenodiagnóstico.

TRATAMIENTO

El período agudo chagásico dispone de tratamiento específico:un nitronifurfuriliden-amino (NIFURTIMOX) y un Nitroimidazolacetamida (BENZNIDAZOL).En la actualidad casi no se consigue nifurtimox por que se suspendió su fabricación.

El Benznidazol se administra a la dosis de 5 a 7 mg/kg/día, a cualquier edad por 30 días.Este medicamento puede dar reacciones adversas por lo que es conveniente la vigilancia médica durante el período en que este es administrado.Se aconseja comenzar el tratamiento con dosis bajas,aumentando paulatinamente hasta llegar a la dosis ideal en 5 o 6 días.

Las reacciones adversas de ambos medicamentos pueden ser importantes.En cuanto al nifurtimox este puede provocar epigastralgias,hiporexia,náuseas,vómitos y pérdida de peso.En común el nifurtimox y el benznidazol pueden provocar alteraciones hematológicas por hipersensibilidad:leucopenia y plaquetopenia a veces agranulocitosis y púrpura,otro efecto en común puede ser la dermopatía por hipersensibilidad que es de intensidad variable y se presenta en el 30% de los casos,principalmente con el benznidazol,se observa alrededor del noveno día después de iniciado el tratamiento y cuando es intensa es necesario suspender su administración.Otro efecto adverso es la polineuropatía que es dependiente de la dosis.Ambos medicamentos son mejor tolerados en los niños y en particular en la fase aguda.

EL CHAGAS CONGÉNITO

En cuanto a las manifestaciones clínicas,se trata de pacientes con bajo peso al nacer,prematuros o desnutridos intrautero,con hepatoesplenomegalia,ictericia,anemia y trombocitopenia.Frecuentemente se encuentran infecciones bacterianas asociadas,especialmente urinarias.Ocasionelmente pueden presentarse lesiones cutáneas ampollares en cuyo contenido líquido se ha aislado tripomastigotes de tripanosoma cruzi,pero lo más importante es el compromiso del sistema nervioso central,en el que se produce una meningoencefalitis a líquido claro,que puede conducir a un síndrome convulsivo.Excepcionalmente,debuta el cuadro con ascitis y se ha descrito alteración en el fondo de ojos.Existen también casos asintomáticos y con peso de nacimiento igual o mayor a 3000g.

-Formas clínicas:

1)Recién nacido prematuro o Recién nacido de bajo peso

2)Síndrome hepatoesplenomegálico,fiebre,edemas e ictericia.

3)Forma meningoencefálica:convulsiones,rigidez y vómitos.

4)Formas asintomáticas (importante su pesquiza en áreas endémicas.

Como se trata de casos agudos el diagnóstico debe hacerse por el laboratorio,mediante las pruebas parasitológicas directas o indirectas.Entre las primeras se puede utilizar el microstrout o strout y entre las segundas el xenodiagnóstico.Las reacciones serológicas son generalmente positivas en el recién nacido,debido a los anticuerpos transferidos a través de la placenta,por lo que carecen de valor diagnóstico,sin embargo se aconseja repetirlos mas allá de los seis meses ya que a esta edad los anticuerpos son propios,reveladores de la enfermedad,por lo que corresponde tratamiento específico.Debe iniciarse tratamiento en todo niño con la infección comprobada.No debe indicarse tratamiento en la embarazada por riesgo teratogénico de la medicación.El tratamiento se realiza con NIFURTIMOX O BENZNIDAZOL este último a la dosis de 5-10 mg/kg/día en dos dosis por 30 a 60 días

EL CHAGAS EN LA EMBARAZADA

La transmisión vertical (de madre a hijo) del tripanosoma cruzi puede ocurrir en una embarazada con infección aguda (alta transmisibilidad pero situación infrecuente) o en una embarazada con infección crónica (baja transmisibilidad pero situación mucho más frecuente).La enfermedad de chagas es endémica an América del sur y central,y la prevalencia de la enfermedad crónica en gestantes varía considerablemente de una región a otra,oscilando entre un 2,7 (Santiago de Chile) hasta un 52% (Chaco-Argentina).Para un adecuado diagnóstico se deberá solicitar el estudio serológico por dos técnicas a toda embarazada en el primer control obstétrico.Deberá repetirse si existe riesgo de infección por haber recibido transfusiones o haber viajado a zonas de alta endemicidad (área rural del norte argentino,Bolivia y Paraguay).


b)Con puerta de entrada aparenteCOMPLEJO OFTALMOGANGLIONAR
CHAGOMA DE INOCULACIÓN


info



enfermedad de chagas


Enfermedad de Chagas, Una Realidad Silenciosa


salud


info


enfermedad de chagas


Enfermedad de Chagas, Una Realidad Silenciosa

salud



Situación de la enfermedad de Chagas


América Latina

Según el reporte del grupo de trabajo científico sobre la enfermedad de Chagas realizado en Argentina en abril de 2005; la tripanosomiasis americana es una zoonosis muy compleja que está presente en todo el territorio de Sudamérica, Centroamérica y México, y continúa representando una grave amenaza para la salud de los países de la región. El parásito se presenta en una gran variedad de capas e infecta 150 especies de 24 familias de animales domésticos y silvestres. La existencia de la enfermedad de Chagas humana es un hecho puramente accidental; en la medida en que el hombre fue entrando en contacto con los focos naturales y provocó desequilibrio ecológicos, forzó a los triatominos infectados a ocupar viviendas humanas, se llevó a cabo el proceso de domiciliación y, así, encontraron refugio y suficiente alimento en la sangre humana y la de los animales domésticos. De esta manera, entra el hombre a formar parte activa de la cadena epidemiológica de la enfermedad de Chagas.

La enfermedad asociada a la pobreza y a las malas condiciones de vivienda se encuentra ampliamente difundida, principalmente, en las áreas rurales de todo el continente latinoamericano. Está considerada como la enfermedad parasitaria con mayor carga económica en América Latina debido a su prolongada cronicidad. En general, los programas de control han centrado sus presupuestos y sus estrategias hacia la eliminación de los insectos vectores más asociados al hábitat humano, y el paciente infectado ha sido relegado a un segundo plano.

Existen ciertos recursos destinados a la lucha contra enfermedad, lo que le otorga cierta presencia en el interior de las instituciones de salud. Sin embargo, hay una actitud pasiva, provocada por el desconocimiento de la magnitud de la enfermedad, en cuanto a la detección de casos y solamente se notifican aquéllos en los que las personas han desarrollado una patología concreta. Esta situación opaca todos los demás casos (más del 70%) de personas que están infectadas por Trypanosoma cruzi y que no presentan manifestaciones aparentes, lo que disminuye la percepción sobre el verdadero alcance de la enfermedad, refuerza la idea de una enfermedad huérfana y lleva a una subestimación del interés comercial que pueda suscitar la enfermedad.

El abordaje subregional adoptado en los países de las Américas para enfrentar el problema de la enfermedad de Chagas tiene su fundamento en criterios entomológicos y epidemiológicos pero, en general, los objetivos son eliminar la transmisión, vectorial y por transfusión del parásito, y establecer estrategias de intervención diferenciadas según los criterios mencionados. En 1991 nació, por ejemplo, la iniciativa de los países del Cono Sur la cual tuvo como objetivo central interrumpir la transmisión vectorial por Triatoma infestans y por transfusión de la enfermedad de Chagas en Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay. Los logros obtenidos hasta la fecha han demostrado que las herramientas que se tienen a la mano son eficaces y económicamente abordables por los ministerios de salud de los países latinoamericanos, para establecer programas de control vectorial y de las transfusiones que permitan eliminar algunas especies de vectores y evitar la transmisión por transfusión.

El mapa 1 muestra el mosaico epidemiológico en el cual se basaron las diferentes iniciativas continentales de control vectorial de la enfermedad de Chagas. Se muestran las áreas geográficas correspondientes a la distribución de los diferentes insectos vectores, y los países que conforman las iniciativas con sus respectivas fechas de creación. En las iniciativas de control ejecutadas en varios países del Cono Sur se invirtieron cifras importantes de sus presupuestos nacionales o préstamos internacionales. El principal reto de estos países en el futuro inmediato es el diseño de estrategias y políticas que permitan que las acciones de control vectorial sigan siendo sustentables y mantener una vigilancia epidemiológica activa, además de centrar su atención y recursos en el paciente infectado.


info



Los países del Cono Sur (Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay), los países que conforman la iniciativa andina (Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela), las Guyanas, todos los países centroamericanos y México todavía adelantan programas de control vectorial con diversos grados de intensidad. Existe una gran variedad de insectos triatominos vectores del parásito que presentan diferente comportamiento biológico, lo cual hace necesario plantear nuevas estrategias de control vectorial, especialmente si se tienen en cuenta aquellas especies que se encuentran en el peridomicilio y en ambientes silvestres.

La situación descrita destaca la necesidad de ampliar las estrategias de lucha contra la enfermedad. Las cifras que se tienen a mano no están actualizadas y reflejan la falta de datos estadísticos confiables sobre la cantidad de infectados y sus variaciones en el tiempo, lo cual impide estimar la situación actual de la enfermedad de Chagas como un problema de salud pública y proyectar las acciones de prevención y control en su real dimensión.

A pesar de que el genoma de Trypanosoma cruzi se descifró recientemente, en la actualidad no existe una vacuna contra el agente causal de la enfermedad, y los únicos dos medicamentos disponibles que se encuentran en el mercado desde hace más de 40 años, son parcialmente eficaces, además de presentar serios efectos secundarios. Existen protocolos para la atención de pacientes con tratamientos estandarizados, pero se percibe poca capacidad de investigación clínica y, por lo tanto, poca perspectiva de innovaciones terapéuticas.

Por otra parte, es importante tener en cuenta que los movimientos migratorios de las zonas rurales a las zonas urbanas han cambiado las características epidemiológicas de la enfermedad de Chagas. Se estima que alrededor de 70% de la población latinoamericana vive en áreas urbanas, cuando las cifras en los años 30 mostraban que el 70% habitaba en las áreas rurales. La infección que había sido primordialmente rural, pasó a ser urbana y transmisible por transfusión sanguínea. En los últimos decenios, el número de donantes con serología positiva ha sido muy elevado en los países endémicos. Actualmente, en la mayoría de los países de América Latina se ha establecido por ley la obligatoriedad de que los bancos de sangre dispongan de sistemas de tamización para prevenir la transmisión de Trypanosoma cruzi por medio de las transfusiones; sin embargo, varios países aún no decretan la obligatoriedad para el diagnóstico y la tamización a nivel nacional.

Es importante agregar que dicha transmisión no se limita a los países en los que la enfermedad es endémica. La migración de personas infectadas por Trypanosoma cruzi plantea un problema de salud pública, incluso, en países en los que no hay transmisión vectorial del parásito, como Canadá, Estados Unidos y España, en donde han comunicado casos de transmisión de Trypanosoma cruzi por productos sanguíneos. El riesgo de transmisión del parásito por una transfusión de una unidad de 500 ml de sangre total oscila entre 12% y 20%. De igual manera, se han reportado en los últimos años varios casos de trasplante de órganos asociados a la enfermedad de Chagas en los Estados Unidos.

El mapa 2 muestra la dimensión de la expansión de la infección por Trypanosoma cruzi en países no endémicos debida a las migraciones de individuos infectados hacia países como los Estados Unidos, Canadá y, en Europa, principalmente, España. Esta globalización de la enfermedad de Chagas obliga a los países no endémicos a establecer medidas de prevención y control, además del establecimiento de nuevas políticas y estrategias para la tamización de donantes en bancos de sangre, así como el eventual seguimiento y tratamiento de los pacientes infectados. Como puede observarse en el mapa 1, el mayor número de inmigrantes procedentes de Latinoamérica corresponde a los Estados Unidos, seguido de España, Canadá y los demás países de Europa en menor grado, al igual que Japón y Australia.


enfermedad de chagas



En relación con la enfermedad de Chagas congénita, en modo alguno está limitada a las zonas rurales, sino que también se notifica cada vez con mayor frecuencia en ciudades donde no hay transmisión vectorial, pero a las que han migrado desde el campo numerosas mujeres infectadas en edad de procrear. Se han notificado casos de enfermedad de Chagas congénita en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela y, recientemente, se han registrado casos en España. El riesgo de transmisión varía según la cepa de Trypanosoma cruzi, la parasitemia de la madre, la existencia de lesiones en la placenta y la región geográfica. El riesgo de transmisión se ha estimado en un promedio de 5%. Hay muy poca experiencia en el continente sobre el manejo y tratamiento de madres e infantes infectados, además de que los medicamentos disponibles no ofrecen formulaciones pediátricas. Sin embargo, se han adelantado estudios longitudinales en Argentina y Chile que demuestran la eficacia del tratamiento en neonatos, a pesar de las limitaciones existentes.

Estudios recientes indican que en la naturaleza se pueden encontrar, al menos, dos grupos principales de poblaciones de Trypanosoma cruzi. El primero está estrechamente vinculado con el ciclo doméstico y produce infecciones y alta morbilidad en los seres humanos (Trypanosoma cruzi II). El segundo está asociado al ciclo silvestre y provoca infecciones más leves y menor morbilidad en los seres humanos (Trypanosoma cruzi I). Existen algunas pruebas de que la distribución de estas poblaciones de parásitos está relacionada con las especies de insectos vectores y su comportamiento biológico y de que esto tiene importantes consecuencias epidemiológicas en la enfermedad de Chagas humana; el compromiso del tubo digestivo es más frecuente en el Cono Sur, mientras que, en los países andinos y centroamericanos, circula con mayor frecuencia Trypanosoma cruzi I con, aparentemente, una mayor susceptibilidad a los medicamentos. Se requieren más investigaciones en este campo.

El mayor riesgo para el futuro de la enfermedad de Chagas es el que muestran las tendencias actuales de los programas de control en los diferentes países con logros obtenidos. Si bien es cierto que las acciones de control vectorial han permitido la eliminación de insectos vectores domiciliados, lo cual ha dado como resultado un descenso en la incidencia de la enfermedad, todavía hay cerca de 8 a 10 millones de individuos infectados debido a que se presentan escenarios epidemiológicos muy diversos en el continente, razón por la cual aún queda un largo camino por recorrer en el control y la prevención de la enfermedad.

Fuente: Reporte del grupo de trabajo científico sobre la enfermedad de Chagas, OPS, abril 2005


Enfermedad de Chagas, Una Realidad Silenciosa



salud


info


enfermedad de chagas


Enfermedad de Chagas, Una Realidad Silenciosa


salud


info


enfermedad de chagas


Enfermedad de Chagas, Una Realidad Silenciosa


salud


info


enfermedad de chagas


DICCIONARIO BASICO DEL MAL DE CHAGAS.


Chagas, Carlos Justiniano Riveiro (1879-1934): Médico brasileño. Fue director del Instituto Osvaldo Cruz. En 1909 comprobó que un insecto hemotófogo, el Triatoma Infestans, que se alimenta sólo de sangre, transmitía al ser humano a través de su deyección coincidente con el momento de la picadura, un parásito Trypanosoma Cruzi, agente causal de la enfermedad que lleva su nombre. Estos hallazgos y sus demostraciones, en un principio, no fueron aceptados por científicos y compatriotas.



Mazza, Salvador (1886-1946) Médico argentino. Su vida puede considerarse como paradigma del investigador médico, por su consagración a la lucha contra el Mal de Chagas. En el año 1926 ratifica los descubrimientos del Dr. Chagas, revelando que, en la Argentina, la enfermedad tenía el carácter de endemia. Sus comprobaciónes fueron resistidas, al igual que las del Dr. Chagas, pero la cantidad de documentación aportada, el apoyo de otros colegas y la extraordinaria actividad desplegada superaron toda oposición.

Era hijo de Francisco Mazza y Josefa Alfise, inmigrantes italianos de Palermo. Cursó sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de Buenos Aires. Ingresó en la Facultad de Medicina en 1903, en donde se destacó por sus actividades en el Centro de Estudiantes –por ejemplo, dirigió la "Revista del Círculo Médico Argentino y Centro de Estudiantes de Medicina", en la que publicó varios trabajos- y egresó, con el título de médico, en 1910. Ese año fue nombrado bacteriólogo del Departamento Nacional de Higiene.

En 1914 se casó con Clorinda Brígida Razori, inseparable compañera y colaboradora de toda su vida. Seis años después conoció al doctor Carlos Chagas y en 1925 creó, junto a otros profesionales, MEPRA (Misión de Estudios de Patología Regional Argentina) de la que fue director hasta su muerte el 9 de noviembre de 1946 en Monterrey, México. Según las anotaciones de su médico principal, tal vez, el Tripanozoma Cruzi haya estado presente.

En 1930 consiguió que le construyeran un vagón de ferrocarril y le dieran un pase libre para trasladarse por todo el país. Ahí se encontraba un laboratorio y consultorio completo, que había sido diseñado por el propio Mazza.

Después de su muerte, el MEPRA fue dirigido por Miguel E. Jörg (interino en 1946), Alberto Manso Soto (1946-1955), Flavio L. Niño (1955) y Guido A. Loretti hasta su disolución, el 16 de mayo de 1959, por rector interino de la Universidad de Buenos Aires, el Vicerrector Florencio Escardó, con el argumento de que en la institución no se realizaban trabajos de investigación.
En relación a esta cuestión, llegó un e-mail a la redacción de Sitio al margen firmado por Juan José Loretti, que efectuó la siguiente aclaración:
" Mi padre fué el Doctor Guido Antonio Loretti, último director de MEPRA, y no es cierto que se haya cerrado por no efectuarse investigaciones, sino que MEPRA, de estar instalada en toda una casa en el barrio de La Paternal, fué reducida a dos cuartos en el edificio de la facultad de medicina, sin presupuesto y casi sin personal, teniendo mi padre que ir a dar de comer a los animales de laboratorio los sábados y domingos, ya que no había personal para eso y más de una vez yo lo acompañé y hasta teniamos que subir por las escaleras porque los ascensores no funcionaban. En esas condiciones mi padre renunció a su cargo de director de MEPRA. Gracias por poder aclarar esto."






Dr. Mario Fatala Chabén (1936-62) Médico que falleció el 22 de julio de 1962, luego de debatirse con una grave miocarditis chagásica, tenía sólo 26 años y hacía 8 meses que se había graduado. Posteriormente se dio su nombre al Instituto del Diagnóstico e Investigación de Chagas, fundado en 1962, bajo la presidencia del Dr. Arturo H. Illia, que conoció a Salvador Mazza en su época de estudiante y cuando trabajaba en el Hospital Ferroviario en Cruz del Eje.



Vinchuca: especie argentina transmisora "por excelencia" de la Enfermedad de Chagas, se denomina Triatoma Infestans, vulgarmente conocida como VINCHUCA o CHINCHE GAUCHA. Es ovípara y pone hasta 200 huevos por año. Inicialmente tiene unos 3 mm de largo, pasando por cuatro mudas sin alas, que aparecen en la quinta etapa de adulta que alcanza después de 7 meses.
Posee costumbres domésticas y convive con el ser humano, refugiándose en grietas, techos y muebles, o en los alrededores de las viviendas, en corrales, gallineros o casillas para perros. Desde que nace se alimenta exclusivamente de sangre, tanto de animales domésticos como de seres humanos. Le afecta la luz, motivo por el cual deambula de noche para alimentarse; vive aproximadamente 15 meses. Conviene aclarar que cuando nace la vinchuca no está infectada con el Trypanosoma Cruzi, sino que se infectan al alimentarse con sangre de personas que padecen el mal.



Información obtenida de FALCHA (Fundación Argentina de Lucha contra el Mal de Chagas)

Información obtenida de ALCHA (Asociación de Lucha contra el Mal de Chagas)

Actualizaciones en la Enfermedad de Chagas. Simposio Satélite, Cordoba, noviembre de 1992. Editores: Cristian y Roberto J. Madoery, Mario I. Cámera. Organismo oficial del Congreso Nacional de Medicina. 1993 Argentina. (de la biblioteca de la Sociedad Argentina de Cardiología)

Enfermedad de Chagas. Dr Rubén Storino y Dr. José Milei. 1994 Doyma Argentina SA. Times Mirror de España SA. División Mosby. (de la biblioteca de la Sociedad Argentina de Cardiología)

Anuario del diario Clarín.

La película argentina - dirigida por Juan Batista Stagnaro- "Casas de fuego"


< Fuentes

ALCHA: Asociación Lucha contra el Mal de Chagas.
Fundadora: María Brígida Penna de Antico. Presidente actual: María Catalina Antico Penna. Director: Dr. Luis E. Rodríguez. (Fundada en 1974)
Dirección: J. Jaurés 695 4 A, Buenos Aires, Argentina. Tel: 4962-0205 / 4961-5946. http://www.drwebsa.com.ar/alcha

FALCHA: Fundación Argentina de Lucha contra el mal de Chagas.
Premio Konex 1988 (premio a la fundación de asistencia comunitaria) Presidente y fundadora: Beatriz Camps de Perez. Vice: Emilio Brunetti. Director Médico; Juan Hannuduche
Dirección: P. Echagüe 1261 / 65 / 79, Buenos Aires, Argentina. Tel: 4304-1300 / 4305 - 1110 - 14

Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud.
Representante en la Argentina: Henry Jouval (M. T. de Alvear 684 4to. Piso. Buenos Aires, Argentina. CP: 1395 Tel: 4312-5301 / 03 fax: 4311-9151. E-mail: info@ops.org.ar.
Site en Internet: http://www.ops.org.ar/
Organización Mundial de la Salud.
Site en Internet: www.who.ch/
Organización Panamericana de la Salud (incluye una revista).
Site en Internet: http://www.paho.org

Ministerio de Salud y Acción Social. (Av. 9 de Julio 1925, Buenos Aires, Argentina. Tel: 379-9000) www.presidencia.gov.ar
Secretaría de Programas de Salud. Secretario: Víctor Hugo Martínez 8vo. Piso. CP:1332 Tel: 4379-9012

Instituto del Diagnóstico e Investigación de Chagas, Doctor Fatala Chaben, o Instituto Nacional de Parasitología, Doctor Mario Fatala Chaben, dependiente del Ministerio de Salud y Acción Social. (Paseo Colón 568. Buenos Aires, Argentina. Tel: 4331-2330 / 4010 / 4016 / 17




ESPERO LES GUSTE.....

Fuentes de Información - Enfermedad de Chagas, Una Realidad Silenciosa

Dar puntos
12 Puntos
Votos: 2 - T!score: 6/10
  • 0 Seguidores
  • 25.734 Visitas
  • 2 Favoritos

4 comentarios - Enfermedad de Chagas, Una Realidad Silenciosa

@tendrepiedad Hace más de 6 años
buena info!!

aunque no lei!



perdon..
@cristianer Hace más de 6 años
tendrepiedad dijo:buena info!!

aunque no lei!



perdon..




@goku1201234 Hace más de 4 años
espero les guste ¿como es eso? esto es malo