QUE ES EL CANCER DE PULMON?


El cáncer de pulmón es la causa más común de muerte por cáncer, tanto entre los hombres como entre las mujeres. Es el cáncer que ocurre más comúnmente entre los hombres y las mujeres. Se estima que en 1998 habrá 171,500 nuevos casos de cáncer de pulmón en EE UU.

La incidencia de cáncer de pulmón parece estar bajando entre los hombres de raza blanca de EE UU, pero sigue aumentando entre los hombres afronorteamericanos y entre las mujeres de razas blanca y afronorteamericana. Se estima que unos 160,100 estadounidenses morirán de cáncer de pulmón en 1998.

Es posible que el cáncer de pulmón sea el cáncer más trágico, porque, en la mayoría de los casos, se podría haber prevenido. Y en la actualidad la efectividad del tratamiento es limitada.

¿QUÉ CAUSA EL CÁNCER DE PULMÓN?

La principal causa del cáncer del pulmón es fumar. Más del 87 por ciento de los casos de cáncer de pulmón están relacionados con el fumar. El humo del cigarrillo contiene más de 4,000 agentes químicos, muchos de los cuales son carcinógenos demostrados; otros cientos de esos agentes aumentan el poder de causar cáncer de los agentes carcinógenos.

Muchos de esos agentes químicos también afectan a los no fumadores que inhalan el humo de "segunda mano" o el humo del tabaco de otras personas*, haciendo que el "fumar de manera pasiva" sea otra importante causa de cáncer de pulmón. En un informe de 1993, la Dirección de Protección del Medio Ambiente de EE UU (EPA) determinó que el fumar de manera involuntaria causa que 3,000 no fumadores mueran anualmente de cáncer de pulmón.

*El humo de tabaco de otras personas, con su elevada concentración de carcinógenos, va directamente al aire cuando se quema tabaco (cigarrillos, cigarros, etc.), y es inhalado tanto por los fumadores como por los no fumadores.

Si fuma, tiene muchas más probabilidades de contraer la enfermedad: se estima que los hombres que fuman tienen 22 veces más probabilidades de contraer cáncer de pulmón, y que las mujeres que fuman tienen 12 veces más probabilidades.

Cuanto más fuma y cuanto mayor tiempo fuma, mayor es su riesgo de contraer cáncer de pulmón. Pero si deja de fumar, el riesgo de cáncer disminuye constantemente cada año, a medida que las células anormales son remplazadas por células normales. En diez años el riesgo se reduce a un nivel que es un 30 a 50 por ciento inferior al riesgo de las personas que siguen fumando. Además, dejar de fumar reduce de manera significativa el riesgo de contraer otras enfermedades relacionadas con el cigarrillo, como las enfermedades del corazón y los ataques y, además, reduce el riesgo de contraer enfisema y bronquitis crónica.

Se considera que hoy en día el radón, por su propia acción y por su interacción con el cigarrillo, es la segunda causa principal del cáncer de pulmón en EE UU. El radón es un gas radiactivo que se halla en las rocas y en el suelo de la tierra, formado por la descomposición natural del radio, un producto radiactivo de la desintegración del uranio.

Se han encontrado problemas de radón en todos los Estados. La EPA estima que casi uno de cada 15 hogares en EE UU tiene un nivel promedio anual de radón en el edificio al nivel o superior al nivel en el que la EPA recomienda acción, es decir, de cuatro picocuríes por litro de aire (pCi/L). El radón también puede ser un problema en las escuelas y en los lugares de trabajo.

Debido a que el radón es invisible e inodoro, la única manera de determinar si uno está expuesto al gas es midiendo los niveles de radón. Además, la exposición al radón, combinada con el cigarrillo, aumenta significativamente el riesgo de contraer cáncer de pulmón. Por lo tanto, para los fumadores, la exposición al radón es un riesgo de salud todavía mayor.

Otra de las causas principales del cáncer de pulmón es la exposición en el trabajo a carcinógenos. El asbesto es tal vez la más conocida de las sustancias industriales relacionadas con el cáncer de pulmón, pero hay muchas sustancias que causan cáncer que se encuentran en el lugar del trabajo. Algunas de estas sustancias son: asbesto, uranio, arsénico, ciertos productos de petróleo y otras.

Además, es importante tener presente que hay muchos trabajos diferentes en los que las personas pueden estar expuestas a sustancias carcinógenas. Algunos ejemplos son trabajar con ciertos tipos de aislamiento, así como trabajar en ciertos medios, como en hornos de coque o reparando frenos. Como en el caso del radón, cuando la exposición a agentes carcinógenos en el trabajo se combina con el cigarrillo, el riesgo de contraer cáncer de pulmón aumenta de manera significativa.
Cancer De Pulmon

fumar

¿QUIÉNES SE ENFERMAN DE CÁNCER DE PULMÓN?

El cáncer de pulmón ocurre con mayor frecuencia entre las personas mayores de cincuenta años de edad que han fumado cigarrillos durante muchos años. La incidencia de cáncer de pulmón entre las mujeres en general ha aumentado de manera alarmante y estos aumentos se pueden atribuir claramente al aumento del número de mujeres que fuman. En 1987, el cáncer de pulmón excedió por primera vez el cáncer de seno como la principal causa de muerte entre las mujeres.

Se estima que en 1998 habrá 171,500 nuevos casos de cáncer de pulmón en EE UU, 91,400 entre los hombres y 80,100 entre las mujeres. En EE UU, la incidencia de cáncer de pulmón entre los hombres en general ha estado decayendo en años recientes: ha bajado de 86.5 por 100,000 hombres en 1984 a 73.4 en 1995.

Si bien los índices de incidencia del cáncer de pulmón entre los hombres de razas blanca y negra decrecieron entre 1984 y 1995, el índice entre los hombres de raza negra (114.7 por 100,000) es un 60 por ciento más elevado que el índice entre los hombres de raza blanca (71.5 por 100,000).

A diferencia de sus homólogos masculinos, los índices de incidencia entre las mujeres de razas blanca y negra han aumentado considerablemente entre 1984 y 1995. La incidencia en general bajó un 23 por ciento durante este período. Sin embargo, el aumento entre las mujeres de raza blanca (27.1 por ciento) fue sustancialmente más elevado que el aumento entre las mujeres de raza negra (8.1 por ciento).

El hecho de que la incidencia de cáncer de pulmón y las muertes por cáncer de pulmón estén ocurriendo entre algunos grupos de estadounidenses a tasas más elevadas que el promedio nacional -- como entre los hombres y mujeres afronorteamericanos y entre las mujeres de raza blanca -- y de que estos aumentos pueden deberse a causas posibles de prevenir, como el fumar, inquieta sobremanera a los funcionarios de salud pública.

¿CÓMO SE DETECTA EL CÁNCER DE PULMÓN?

En sus etapas iniciales, e incluso más adelante, el cáncer de pulmón es generalmente silencioso. Cuando ocurren los síntomas, el cáncer a menudo está en una etapa avanzada. Los síntomas del cáncer de pulmón incluyen:

* Tos crónica
* Toser sangre
* Sibilancias
* Dolor en el pecho

Estos trastornos también son sintomáticos de muchos otros problemas de los pulmones, por lo tanto, cuando ocurren, justifican la intervención médica.

Cuando una persona va al médico para que la examine, el médico toma una extensa historia clínica, en la que nota las posibles exposiciones a agentes peligrosos. Esto está seguido por un examen físico completo. Si el paciente tiene una tos productiva (es decir, una tos que produce esputo), se puede analizar el esputo para determinar si contiene células cancerosas.

El médico puede ordenar una radiografía del pecho o una radiografía especializada, como una tomografía computada, que puede ayudar a localizar zonas anormales en los pulmones. El médico puede realizar una broncoscopia para mirar dentro de los tubos bronquiales y de los pulmones. Un broncoscopio es un pequeño tubo que se introduce por la nariz o por la boca y pasa por la garganta hasta los tubos bronquiales.

Durante ese procedimiento es posible que el médico también obtenga una biopsia u otra muestra de tejido del pulmón, así como de células que se miran bajo un microscopio para determinar si son cancerosas y, si lo son, para identificar el tipo de cáncer. También es posible que el médico recomiende que se haga una biopsia del tejido de los pulmones o de los ganglios linfáticos entre los pulmones, empleando otras técnicas.

¿CÓMO SE TRATA EL CÁNCER DE PULMÓN?

La cirugía puede curar el cáncer de pulmón. Se utiliza en etapas limitadas de la enfermedad, con la posible excepción de los carcinomas de células pequeñas.

La terapia de radiación es una forma de rayos X de alta energía. Se utiliza:

* Junto con la quimioterapia y a veces con la cirugía

* Para aliviar el dolor

La quimioterapia es el uso de fármacos efectivos contra las células cancerosas. Se puede utilizar:

* Junto con la cirugía

* En etapas más avanzadas de la enfermedad

En todas las etapas de los carcinomas de células pequeñas

Además, se están haciendo descubrimientos en el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de pulmón. Algunos de los más promisorios son:

El número excesivo de ciertos oncógenos específicos (genes anormales relacionados con los tumores) que se han encontrado en algunas células de cáncer de pulmón. Hay esperanzas de que, gracias a estos conocimientos, se pueda inventar dentro de poco tiempo una prueba de oncógenos que ayude a planificar el tratamiento del cáncer de pulmón. El objetivo final de la investigación de oncógenos es encontrar fármacos que "apaguen" los genes anormales, poniendo fin así el crecimiento del cáncer.

Nuevos estudios han demostrado la existencia de ciertos "marcadores" genéticos. Las personas cuya composición genética tiene esos marcadores pueden tener un mayor riesgo de contraer cáncer de pulmón. Es posible que este hallazgo ayude a identificar a las personas con un alto riesgo de contraer cáncer de pulmón. Dichas personas se observarían con mayor atención para determinar si presentan signos precoces de cáncer de pulmón.

Otro posible adelanto es el uso de anticuerpos monoclonales, que reconocen solamente las células del cáncer de pulmón. Estos anticuerpos son proteínas que se adhieren a partes de las células cancerosas, causando la destrucción de esas células de diversas maneras. Los anticuerpos ya están ayudando a diagnosticar y a tratar el cáncer de pulmón en experimentos clínicos.

Otro método promisorio es el estímulo del sistema inmunológico (la capacidad innata del cuerpo de combatir las enfermedades) utilizando sustancias naturales, como la interferona y la interleucina-2. Estas sustancias ya han demostrado ser promisorias para el tratamiento de muchos tipos de cáncer. Es posible que algún día estas sustancias sean una parte importante del tratamiento del cáncer de pulmón.

¿CÓMO SE PUEDE PREVENIR EL CÁNCER DE PULMÓN?

Si usted fuma, DEJE DE FUMAR. Su American Lung Association local cuenta con libros, videos y programas de grupos para ayudarlo a dejar de fumar para siempre.

Si no fuma, haga cumplir su derecho a estar en un medio libre de humo de tabaco.

Haga todo lo que esté a su alcance para contar con un medio libre de humo tanto en su hogar como en su trabajo.

Si vive en una zona con altos niveles de radón, determine el nivel de radón en su hogar.

Si está expuesto a polvos y emanaciones en el trabajo, indague al respecto.

El cáncer de pulmón es el cáncer que causa más muertes en EE UU y, hasta que haya una cura, la única manera de vencer el cáncer de pulmón es prevenir que ocurra. Póngase en contacto con su American Lung Association local para obtener información sobre cómo puede ayudar a eliminar las posibles causas del cáncer de pulmón.

¿EN DÓNDE PUEDO OBTENER MÁS INFORMACIÓN O AYUDA?

Su American Lung Association local (ALA) está dedicada a servirle como fuente de información y de remisión sobre todas las cuestiones relacionadas con la salud pulmonar, incluyendo la prevención y el tratamiento del cáncer de pulmón.

La ALA está reconocida como una institución en un puesto de liderazgo en la prevención del cáncer de pulmón y de las enfermedades de los pulmones mediante la ayuda a las personas para que dejen de fumar, la instrucción al público sobre el radón y la instrucción de los trabajadores sobre los peligros en el lugar de trabajo. Su ALA local cuenta con numerosos programas y materiales sobre estos temas.

El ALA local puede ayudar a las personas con cáncer de pulmón y a sus familias a encontrar recursos en la comunidad. El National Cancer Institute (NCI), de los National Institutes of Health, una entidad del gobierno federal, también es un recurso valioso. Su Servicio de Información sobre el Cáncer (CIS) es una red telefónica nacional. Con sólo marcar 1-800-4-CANCER puede hablar con un integrante del personal capacitado que puede contestar sus preguntas de manera confidencial y enviarle publicaciones del NCI.

En la mayoría de los lugares, al marcar 1-800-4-CANCER queda conectado a la oficina regional a cargo de servir esa zona. Esa oficina también le puede dar información sobre los servicios locales. En Alaska llame al 1-800-638-6070, en lugar de llamar al 1-800-4-CANCER. En Hawai o en Oahu llame al 524-1234 (llame por cobrar desde las islas vecinas).

El NCI también insta a los pacientes y a sus familias a que pregunten a su médico si conoce el Physicians Data Query (PDQ) del NCI. El PDQ es una base de datos computerizada que se pone al día mensualmente y que brinda a los médicos rápido acceso a la información más actualizada sobre el tratamiento del cáncer. Los médicos pueden tener acceso al PDQ a través de la Biblioteca Nacional de Medicina, así como de otras bases de datos. Si es necesario, el Servicio del NCI de Información Sobre el Cáncer puede brindar más información.

LES DEJO UNOS VIDEOS PARA TOMAR CONCIENCIA


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=eANt6F3v80k&feature=related

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=tsWloYhVH8k&feature=related

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=tan6BZ0cp1U&feature=related