El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Eres adicto al celular?

Eres adicto al celular?

La tecnología nos ha llevado a tener un buen número de hábitos desagradables, que en otros tiempos menos tecnificados eran considerados simplemente de mala educación o descorteses. Sin entrar en consideraciones demasiado profundas en el tema, lo cierto es que las modernas invenciones de comunicación como los smartphones están haciendo con los seres humanos exactamente lo contrario para lo que fueran diseñados, acercarnos.

Sobre este hecho, lamentablemente existen millones de personas que no se pueden despegar ni un segundo de su teléfono inteligente, como si de él dependiera su vida. Este amplio grupo sin saberlo tienen una adicción, que con el paso del tiempo irá acrecentándose cada vez más, hasta el punto de depender de su dispositivo hasta para saber cuándo deben respirar. Lo que los llevará irremediablemente a quedarse solos y aislados en su burbuja de chat e imágenes de Instagram.


seres

Aunque parezca una broma, lo que mencionamos más arriba es completamente real, sólo basta ver el catálogo de aplicaciones existente para todas las plataformas, el cual abarca desde software para ayudarnos a dormir, descubrir y compartir zapatos hasta diseños de tatuajes, entre muchos otras. La mayoría de estas aplicaciones han sido diseñadas con el propósito genuino de ayudarnos, pero lo cierto es que la dependencia de ellas nos ha quitado el placer de hacer algunas cosas por nosotros mismos, como elegir nuestros propios zapatos.

A partir de este punto, y para no volvernos unos autómatas dirigidos por nuestros dispositivos, en este artículo encontraremos algunas pautas para saber realmente si estamos en camino de convertirnos en unos adictos al teléfono, y si encontramos que estamos familiarizados con muchas de ellas, dar una vuelta a nuestra vida y apagar lo más pronto posible el teléfono inteligente, antes de que sea demasiado tarde.


comunicacion

Dolor de cabeza

Pero una mala postura no es todo lo que podemos obtener si abusamos del celular, sino que también podemos ser víctimas de fatiga y dolores de cabeza, sobre todo si la pantalla de nuestro dispositivo es pequeña. Además, y de acuerdo a recientes estudios, podemos sufrir de tecnoestrés, un problema surgido debido al exceso en el uso de la tecnología. Otros problemas vinculados al abuso de dispositivos son problemas cognitivos y pérdida de memoria.

No mirar a la gente a los ojos

Al principio del artículo comentábamos como algunos años atrás ciertas actitudes de los demás eran tomadas como señales de mala educación o descortesía, es más, en otro tiempo la gente que no miraba a los demás directamente a los ojos lograba rápidamente fama de mentiroso o ue algo tenía para esconder. La gente ya no mira a los ojos, y en esto tiene la culpa el smartphone. Si no quieres que los demás se aparten de ti, no uses el teléfono cuando hables con ellos.


modernas

Visión borrosa

Como si fuera poco quedarse solo, además el abuso en el uso de dispositivos puede acarrearnos serios problemas en los ojos, como visión borroso o fatiga. Si bien estos problemas pueden ser debidos a la edad, también es posible que gracias al tremendo esfuerzo por consumir contenidos, sobre todo en tamaños de pantalla chicos, haga que los ojos trabajen mucho más de lo debido, produciendo esta problemática. Lo primero es dejar el smartphone de lado, y lo segundo consultar rápidamente a un oftalmólogo.

No dormir lo suficiente para descansar

Si somos de los usuarios que lo último que hacen en el día es consultar las notificaciones, no debemos quejarnos de tener sueño a la mañana cuando nos despertamos. De acuerdo a recientes estudios, las personas que se exponen demasiado tiempo a sus teléfonos, y sobre todo aquellos que lo último que hacen en el día es echarles una ojeada a su dispositivo, son mucho más propensos a tener problemas para conciliar y mantener el sueño, además de no dormir las horas suficientes, con lo que no se produce el descanso suficiente.


demasiado

Estar lejos del teléfono nos asusta

Aunque parezca una locura para la mayoría de nosotros, existe una gran cantidad de gente que no podría soportar la idea de estar lejos de su smartphone por un tiempo prolongado. Esto lo ha descubierto un grupo de investigadores norteamericanos, quienes se dieron cuenta de que un alto porcentaje de usuarios de teléfonos entraban en pánico cuando se les quitaba su dispositivo. Tan curioso como lo anterior es el fenómeno llamado “Síndrome de vibración fantasma”, también conocido como “Vibranxiety”, el cual es una sensación que tienen algunos usuarios de que el celular vibra cuando no es así. Si sufres de algunos de estos trastornos, deja el teléfono y consulta al psicólogo.

Mandarla un SMS a alguien que se encuentra a pocos metros

Si caemos con facilidad en la tentación, o incluso llegamos a hacerlo, de enviarle un mensaje de texto a alguien con quien podemos comunicarnos fácilmente ya que está a pocos metros, es momento de replantear nuestra forma de vida.

Imposibilidad de orientarnos sin usar Google Maps

Si no somos capaces de llegar a la avenida sin la ayuda de Google Maps, verdaderamente estamos ante un problema. Si alguna vez nos hemos sentido desorientados aún en nuestro propio barrio, es momento de comenzar a caminar y redescubrirlo.


exactamente

Hábitos que quizás no nos hemos dado cuenta que tenemos

Además de todo lo citado anteriormente, también es posible que tengamos algunos pequeños hábitos, difíciles de descubrir y generalmente vinculados con el quehacer diario, pero que también son señales inequívocas de que podríamos tener una adicción con el teléfono. En el caso de que los ejemplos mencionados más abajo te sean familiares, es momento de plantearse que es lo que está sucediendo, y si queremos mejorar nuestras relaciones reales y tangibles, hacer un cambio radical de comportamiento.

Si hemos adquirido el hábito de llevar nuestro smartphone incluso al baño, hemos dejado que ciertos términos de la jerga tecnológica hayan reemplazado a otros en nuestro vocabulario habitual, y si mostramos fotos de lo que vamos a cenar en lugar de comer, es el momento justo de alejarse del teléfono.


Eres adicto al celular?

Otro punto que nos puede mostrar si estamos enviciados con el smartphone, es si abusamos exageradamente de lo que compartimos con los demás en Twitter o Facebook, o si subimos demasiados autorretratos a las redes sociales. Esto es fácilmente comprobable haciendo unas pocas cuentas: Si pasamos más tiempo compartiendo que haciendo.
Dolor en el cuerpo

Si hemos notado que la flexibilidad de nuestro cuerpo ya no es la misma de antes, y a veces en ciertas posturas los músculos producen dolor, además de un tema de edad, también puede que nuestro teléfono esté jugándonos una mala pasada.

Esto es debido a que los músculos suelen asentarse en la posición en la que nosotros más tiempo pasamos, y teniendo en cuenta que para escribir o leer desde el dispositivo nos inclinamos naturalmente hacia delante, y lo hacemos cientos de veces al día, no deberemos asombrarnos si en poco tiempo aparezca dolor.


Conclusión

En el caso de haber encontrado demasiadas coincidencias con lo que se menciona en este artículo, podemos hacer que sea un punto de partida y el momento exacto para mejorar el modo que tenemos de interactuar con los demás, además, y tomando los recaudos necesarios, evitar complicaciones de salud más tarde en nuestra vida. La tecnología es una bendición, ya que nos ayuda en muchos puntos importantes para nuestra vida, pero debe ser usada con moderación para evitar sus efectos adversos.

seres

6 comentarios - Eres adicto al celular?

P_38
No, soy adicto a la computadora.
tomux
"No mirar a la gente a los ojos "


Esto me pasa a veces, pero mas que nada porque soy tímido ._.
zaratustra2008
segun datos de la universidad de Purmamarca las mujeres son adictas en un 90%, el porcentaje de varones es más bajo, un 50%, los gays están en un punto medio entre ambos.