Te tengo buenas noticias: no importa la contaminación, los problemas y el afán del día a día o lo difícil de tu trabajo, aún puedes lucir hermosa si disciplinadamente aplicas a una serie de cuidados que te harán ver como toda una mujer de tu tiempo; trabajadora y luchadora sin que eso te haga perder tu encanto femenino. En este post te vamos a enseñar a preparar algunas mascarillas naturales para la cara para que siempre luzcas fresca, así que abre los ojos y toma nota de lo que sigue.

Mascarillas naturales para el rostro

Los agentes contaminantes pueden ser los peores enemigos de tu apariencia. Tu cabello, tu piel, tus ojos pueden sufrir los embates del clima, por lo que es necesario que busques distintas alternativas para hacer frente a tal situación. Los productores naturales se abren paso entre el amplio mundo de opciones que encuentras por doquier para verte linda; desde la preparación de una mascarilla para crecer el pelo hasta la aplicación de cremas para el cutis, que es nuestro tema, son ítems que no faltan en todo foro, red social o cualquier otro medio de comunicación que comprende la importancia de estas temáticas que interesan a muchas mujeres.


Mascarillas faciales

¿Tienes la piel manchada, grasosa o seca? Sin importar tu caso es necesario que comprendas que antes de aplicarte cualquier crema te hagas una buena vaporización para quitar las impurezas de tu rostro mientras preparas la apertura de los poros, así estarás ayudando a introducir mejor los nutrientes en tu piel y evitarás posibles irritaciones por la acumulación de bacterias que se dan por la polución o el maquillaje, entre otros factores.

Una buena vaporización se hace hirviendo aproximadamente un litro de agua, después se agrega unas cuantas ramitas, bien sea de manzanilla, menta, canela, lavanda o esencia de rosas. Cuando ya se está llegando al punto de ebullición apagas y acercas tu rostro a la olla, teniéndolo separado por unos 20 centímetros; mantén tu rostro así por espacio de seis minutos. Con dos algodones presiona delicadamente con la yema de los dedos las zonas donde hay mayor concentración de puntos negros. Finaliza lavando tu cara con agua tibia.

Ahora estás lista para preparar cualquiera de estas opciones:

Mascarilla de avena casera: Si tu piel es grasosa esta mascarilla es tu mejor opción. Mezcla 3 cucharadas de avena y 1/4 de taza de agua. Puedes agregar dos cucharadas de zumo de limón y una cucharada de miel. La avena es un ingrediente perfecto para tratar con todo tipo de piel; el sitio http://blog.hola.com/ resalta sus bondades, tanto para la piel grasosa como para la piel seca y la piel sensible.

Mascarilla Casera de aguacate:
Esta mascarilla es especial para la piel seca. Consigue medio aguacate o palta y una cucharada de aceite de oliva. Vas a preparar una pasta y después la aplicas durante 15 minutos. Al momento de retirar hazlo con agua tibia.

Mascarilla Casera de miel y leche: Especial para tratar con las impurezas que se acumulan en los poros de tu cara. Necesitas una cucharada de miel, una cucharada de leche en polvo y una clara de huevo. Cuando tengas los ingredientes los mezclas todos y esperas que actúe por un cuarto de hora. Retíra con agua tibia y al final enjuaga tu rostro con agua fría.

Mascarilla Casera de almendras: Ten a la mano algunas almendras crudas y sin tostar, colócalas en un mortero y pulverízalas por completo. Acto seguido mezcla con una cucharadita de yogurt y aplica en el rostro durante tres minutos. Retira con agua templada y aplícate tu crema de siempre.