La mujer ideal

La mujer ideal

Un estudio de cuatro universidades británicas revela algunos rasgos fundamentales de lo que podríamos denominar el perfil de la mujer ideal para los hombres de hoy día; y el resultado es que la inteligencia es una característica de la que rehuyen muchos hombres.

Según el estudio, hay una relación directa entre el aumento del coeficiente de inteligencia en los hombres y sus posibilidades de contraer pareja. Mientras que en el caso de las mujeres, la relación es inversamente proporcional, es decir, que a mayor inteligencia en la mujer, menores son las posibilidades de encontrar un hombre adecuado a sus necesidades y deseos.

Otros estudios hechos con anterioridad nos han devuelto resultados similares. No hace mucho, en Alemania, los hombres no dudaban en dibujar claramente su perfil de mujer ideal; simpática, inteligente, encantadora, trabajadora, eficiente... fuera de casa y, dentro del hogar familiar, que siguiera claramente el rol de mujer tradicional, ocupándose de la familia como cuidadora y supervisora del espacio común.

Parece que a los hombres nos gustan las mujeres independientes... a medias. Nos gustan las que trabajan –sobre todo, las que lo hacen tanto fuera como dentro– y, más aún, nos gustan aquellas mujeres que no nos cuestionan, las que con su inteligencia y su práctica diaria, no nos ponen en evidencia nuestras muchas deficiencias y contradicciones.

Lo que ocurre es que esas deficiencias y contradicciones son tantas y tan grandes, que cada vez resulta más difícil encontrar mujeres que no nos devuelvan nuestra propia imagen en el espejo. Como ya indicábamos en un editorial reciente, la solución que están encontrando muchos hombres es la de buscar mujeres en otros países. Mujeres que por su situación personal y económica, no están en condiciones de plantear reivindicaciones a su salvador occidental.

A los hombres no les interesa una compañera inteligente que pueda poner en duda las continuas afirmaciones y verdades absolutas que solemos plantar en nuestras vidas diarias. No nos gusta que nadie ponga en evidencia que nuestras verdades no lo son tanto y que nuestra superioridad es, simplemente, un castillo en el aire que se desvanece al más mínimo soplo.

Buscaremos esas mujeres allá donde las haya y criticaremos y huiremos de las que han osado dar el paso de la liberación y exigen unas relaciones de igual a igual. Siguiendo nuestra línea, haremos todo lo posible para que todo siga igual y no tengamos que plantearnos ningún cambio personal. Todo antes que eso.

Quizás algunos ya sueñan con la “solución definitiva” que bien podría venir desde las nuevas técnicas de la manipulación genética... mujeres a medida; poco de cerebro, ningún sentido de la igualdad y todo ello envuelto en un cuerpo perfecto.

¿Y luego nos sorprendemos que haya cada vez más mujeres que se están planteando formar familias sin la presencia de un hombre en el papel de padre y pareja?


mujer ideal

6 comentarios - La mujer ideal

@Patus +1
A los hombres no les interesa una compañera inteligente que pueda poner en duda las continuas afirmaciones y verdades absolutas que solemos plantar en nuestras vidas diarias. No nos gusta que nadie ponga en evidencia que nuestras verdades no lo son tanto y que nuestra superioridad es, simplemente, un castillo en el aire que se desvanece al más mínimo soplo.



eso es una gran verdad..

muy interesante.
@854458 +1
¿Y luego nos sorprendemos que haya cada vez más mujeres que se están planteando formar familias sin la presencia de un hombre en el papel de padre y pareja?









soy una de esas