Enfermedad de Crohn

Enfermedad de Crohn


Nombres alternativos
Ileocolitis granulomatosa; Ileítis; Enfermedad inflamatoria del intestino; Enfermedad inflamatoria intestinal; Enteritis regional; Crohn, enfermedad de
Definición
Es una forma de enfermedad intestinal inflamatoria (EII) que implica una inflamación continua (crónica) del tracto gastrointestinal. La inflamación relacionada con esta enfermedad generalmente afecta los intestinos, pero puede ocurrir en cualquier parte desde la boca hasta el extremo del recto (ano).

Ver también: colitis ulcerosa



Causas, incidencia y factores de riesgo

Aunque la causa exacta de la enfermedad de Crohn se desconoce, la afección está ligada a un problema con la respuesta del sistema inmunitario del cuerpo.

Normalmente, el sistema inmunitario ayuda a proteger al cuerpo, pero en pacientes con la enfermedad de Crohn y otros tipos de enfermedad intestinal inflamatoria, el sistema inmunitario no puede establecer la diferencia entre las sustancias buenas y los invasores extraños. El resultado es una respuesta inmunitaria hiperactiva que lleva a una inflamación crónica, denominada trastorno autoinmunitario.



Existen 5 tipos diferentes de enfermedad de Crohn:

La ileocolitis es la forma más común que afecta la parte inferior del intestino delgado (íleon) y el intestino grueso (colon)
La ileítis que afecta el íleon
La enfermedad de Crohn gastroduodenal que causa inflamación en el estómago y la primera parte del intestino delgado, denominada duodeno
La yeyunoileítis que ocasiona parches de inflamación desiguales en la mitad superior del intestino delgado (yeyuno)
La colitis de Crohn (granulomatosa) que solamente afecta el intestino delgado
Los genes de una persona y los factores ambientales parecen jugar un papel en el desarrollo de la enfermedad de Crohn. El cuerpo puede estar reaccionando en forma exagerada a bacterias normales en los intestinos.

La inflamación relacionada con la enfermedad de Crohn suele presentarse en el extremo del intestino delgado que se une al intestino grueso, pero puede ocurrir en cualquier área del tubo digestivo. Se pueden presentar parches de tejido sano en medio de las áreas enfermas. La inflamación continua provoca el adelgazamiento de la pared intestinal.

La enfermedad puede ocurrir a cualquier edad, pero generalmente se presenta en personas entre los 15 y los 35 años. Los factores de riesgo abarcan:

Antecedentes familiares de la enfermedad de Crohn
Origen judío
Tabaquismo


Síntomas

Los síntomas dependen de la parte del tracto gastrointestinal que esté afectada. Estos síntomas pueden fluctuar de leves a severos, y pueden aparecer y desaparecer con períodos de reagudización.

Los principales síntomas de la enfermedad de Crohn son:

Dolor abdominal (área del vientre) con cólicos
Fiebre
Fatiga
Diarrea acuosa y persistente
Otros síntomas pueden abarcar:

Llenura y gases abdominales
Problemas de coagulación (trombosis venosa profunda)
Estreñimiento
Inflamación de los ojos
Fístulas (generalmente alrededor del área rectal que pueden causar drenaje de pus, moco o heces)
Sangrado gastrointestinal
Dolor articular
Cálculos renales
Inflamación del hígado
Pérdida del apetito
Dolor con las evacuaciones de heces (tenesmo)
Sangrado rectal y sangre en las heces
Erupción cutánea
Encías inflamadas
Pérdida de peso involuntaria
Signos y exámenes

Un examen físico puede revelar sensibilidad o una masa abdominal, erupción cutánea, articulaciones inflamadas o úlceras bucales. Los exámenes para diagnosticar la enfermedad de Crohn abarcan:

Enema opaco
Colonoscopia
Tomografía computarizada del abdomen
Endoscopia
Imágenes por resonancia magnética (IRM) del abdomen
Sigmoidoscopia con enteroscopia
Radiografías del tránsito del intestino delgado
Tránsito esofagogastroduodenal
Se puede realizar un coprocultivo para descartar otras causas posibles de los síntomas.

Esta enfermedad también puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:

Albúmina
Proteína C reactiva
Tasa de sedimentación eritrocítica
Grasa fecal
Hemoglobina
Pruebas de la función hepática
Conteo de glóbulos blancos
Tratamiento Volver al comienzo

Los medicamentos que se pueden prescribir abarcan:

Los aminosalicilatos (5-ASAs) son medicamentos que ayudan a controlar la inflamación de leve a moderada. Algunas formas de estos medicamentos se toman por vía oral, mientras que otros se aplican por vía rectal.
Los corticosteroides (prednisona y metilprednisolona) se utilizan para tratar la enfermedad de Crohn de moderada a severa. Se pueden tomar por vía oral o por vía rectal.
Los inmunomoduladores, como azatioprina o 6-mercaptopurina, ayudan a reducir la necesidad de los corticosteroides y pueden ayudar a cicatrizar las fístulas.
Los antibióticos se pueden prescribir para los abscesos o fístulas.
La terapia biológica se utiliza para tratar pacientes con enfermedad de Crohn severa que no responde a ningún otro tipo de medicamento. Infliximab (Remicade) y adalimumab (Humira) están aprobados para la enfermedad de Crohn y pertenecen a una clase de medicamentos llamados anticuerpos monoclonales, que ayudan a bloquear un químico del sistema inmunitario que favorece la inflamación. Infliximab también está aprobado para pacientes con enfermedad fistulosa. Se están estudiando otros fármacos conexos.
Si los medicamentos no funcionan, se puede necesitar un tipo de cirugía llamada resección del intestino para extirpar una parte dañada o enferma del intestino o para drenar un absceso. Se lleva a cabo un procedimiento llamado anastomosis para conectar los dos extremos remanentes del intestino.

De acuerdo con la Crohn’ and Colitis Foundation of America (Fundación Estadounidense de la Enfermedad de Crohn y Colitis), de dos tercios a tres cuartos de los pacientes con enfermedad de Crohn necesitarán una cirugía del intestino en algún momento. Sin embargo, a diferencia de la colitis ulcerativa, la extirpación quirúrgica de la porción enferma del intestino no cura la afección.

Los pacientes con enfermedad de Crohn que no responde a los medicamentos pueden necesitar cirugía, especialmente cuando hay complicaciones tales como:

Sangrado (hemorragia)
Fístulas
Infecciones (abscesos)
Estrechamiento (estenosis)
Algunos pacientes pueden necesitar cirugía para extirpar todo el intestino grueso (colon) con o sin el recto.

No se ha demostrado que alguna dieta específica mejore o empeore la inflamación intestinal en la enfermedad de Crohn. Sin embargo, consumir cantidades saludables de calorías, vitaminas y proteínas es importante para evitar la desnutrición y la pérdida de peso. Se deben evitar los alimentos que empeoren la diarrea. Los problemas alimentarios específicos pueden variar de una persona a otra.

Es posible que las personas que presenten obstrucción intestinal tengan que evitar las frutas y verduras crudas. Asimismo, es probable que quienes tengan dificultad para digerir el azúcar de la leche (lactosa) tengan que evitar los productos lácteos.

Grupos de apoyo

La Crohn's and Colitis Foundation of America (Fundación Estadounidense para la Colitis y la Enfermedad de Crohn) ofrece grupos de apoyo a lo largo de los Estados Unidos. Ver http://www.ccfa.org/chapters/
Expectativas (pronóstico)

No existe cura para la enfermedad de Crohn. La afección se caracteriza por períodos de mejoramiento seguidos de reagudización de los síntomas.

Una persona tiene un mayor riesgo de padecer cáncer de colon y cáncer del intestino delgado si tiene enfermedad de Crohn. Las modificaciones en la dieta y en el estilo de vida son importantes. Hay evidencia que sugiere que las dietas bajas en grasas y ricas en fibra pueden reducir el riesgo de cáncer de colon, por lo que se le debe preguntar al médico si esto puede ser lo mejor para la persona.

Complicaciones

Abscesos
Obstrucciones intestinales
Complicaciones por terapia con corticosteroides
Eritema nodoso
Fístulas en las siguientes áreas:
vejiga
piel
vagina
Deficiencia en el crecimiento y en el desarrollo sexual en los niños
Inflamación de las articulaciones
Lesiones en el ojo
Deficiencias nutricionales (particularmente de vitamina B12)
Piodermia gangrenosa
Situaciones que requieren asistencia médica Volver al comienzo

La persona debe concertar una cita con el médico si:

Tiene síntomas de la enfermedad de Crohn.
Ya le han diagnosticado la enfermedad de Crohn y los síntomas empeoran o no mejoran con el tratamiento.
Ya le han diagnosticado la enfermedad de Crohn y presenta nuevos síntomas.

3 comentarios - Enfermedad de Crohn

@new_freak
buen post muy informativo
@thalcave +1
Saldudos.
Buen post, muy extenso, he notado la falta de referencias y conocer el origen del los datos.
Lo extraño es que el unico grupo de apoyo a a pacientes qeu citas es americano, de habla inglesa?¿?.
Yo conozco ACCU Málaga. Una Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de Málaga España, aunque abierta a todo el que este interesado en la enfermedad. En España hay muchas asociaciones de enfermos, pero esta es la que conozco porque es a la que pertenez, la recomiendo, se puede conocer a mucha gente que padece enfermedades inflamatorias intestinales. Y tienes consultas online, casa que está muy bien.
http://www.accumalaga.es/images/banners/bannerfoco.swf
link: http://www.accumalaga.es/images/banners/bannerfoco.swf
@KISSMASTER
100% verdad! AccuMalaga hace cosas muy grosas! te invito a que veas lo que AccuMalaga y otros en Europa y America han logrado en Argentina! UNA GRAN INFLUENCIA! ...te recomiendo que pases por aca! (no quiero puntos ni nada de eso, solo trato de difundir las eii) http://www.taringa.net/posts/salud-bienestar/16739386/Fundeccu-Fundacion-de-Crohn-y-Colitis-ulcerosa-Argentina.html