“El mundo usa un millón de bolsas plásticas por minuto. Estas no se biodegradan, no importa lo delgadas que sean pues están hechas por moléculas derivadas del petróleo. Las bolsas solo se fragmentan en pedazos más y más pequeños, incluso más pequeños que el diámetro de un cabello humano. Todo el plástico fabricado hasta hoy, sigue existiendo.”

Oaxaca, México.- El Océano Pacífico es el 50% del planeta. Lo que le suceda a este océano afecta a todos. El Niño es prueba de ello, empieza en las costas del Perú, en el Pacífico Sur, ocasionando alteraciones en todos los sistemas climáticos del hemisferio norte.

El Pacífico Sur esta lleno de plásticos, y otros químicos producidos por el hombre. Ahora, al filo de la saturación, este hecho esta acelerando drásticamente el calentamiento global y con ello, un aumento en la frecuencia e intensidad de El Niño.

El sistema de corrientes del Océano Pacífico recoge aguas de todas las corrientes del planeta, convirtiéndose en el colector de contaminación producida y vertida por todos los continentes.

El plankton, sostén de la vida en la cadena alimenticia, está muriendo. Los científicos de todo el mundo estamos documentando el fin de la vida conocida.

Uno de los peores contaminantes producidos por el hombre es el plástico. En la actualidad, se puede encontrar 3 Kg. de plástico por cada medio kilo de plankton en el mar, acumulándose en la ahora denominada :



LA GRAN MANCHA DEL PACÍFICO.


Una enorme isla de basura de un tamaño superior a lo imaginable por el ser humano, flota por el océano Pacífico, en algún lugar entre San Francisco y Hawai.

El montón de desechos, llamado “La gran mancha de basura del Pacífico”, ha venido creciendo a paso rápido desde la década de 1950. El revoltijo de porquerías de la mancha, se compone en un 80% de plástico y pesa millones de toneladas.


Monstruo marino de basura plástica


Charles Moore, el oceanógrafo norteamericano que descubrió la “gran mancha de basura” por casualidad en 1997 durante un crucero de Los Ángeles a Hawai, cree que esta contiene unas cien millones de toneladas de desperdicios plásticos.

Los biólogos marinos y los estudiosos del océano afirman que, “en el momento actual, limpiarla no es una opción” pues, “Mientras dure nuestra dependencia del plástico, la mancha se irá haciendo cada vez más grande”

consumo


La gran “mancha de basura” que flota en el océano Pacífico está creciendo de una manera alarmante, alcanzando hoy el tamaño de dos veces el territorio de Estados Unidos.

Esta mancha, que se ha convertido en el mayor vertedero de plásticos del mundo, ya cubre cerca de 500 millas de la costa de California, rodea Hawai y se extiende casi hasta el Japón. Los barcos y los navegantes marinos han empezado a evitar estas aguas por la peligrosidadad de “la mancha”.

Marcus Eriksen, un director de investigación estadounidense, dice que la idea original que la gente tenía, era que se trataba de una isla de basura de plástico, sobre la cual casi se podría caminar pero, esto no es así.

La mancha es casi como una sopa de plástico. Curtis Ebbesmeyer, otro oceanógrafo, compara la “sopa de plástico” con un ser vivo: “Se mueve como si fuera un gran animal sin ataduras”.

Cuando esta mancha se acerca a la costa, como el archipiélago hawaiano, el resultado es dramático, dejando la costa cubierta de cuerdas, botellas, bolsas, cepillos de dientes, juguetes, y un sinfín de productos de plástico.

productos

Localización satelital del crecimiento de la mancha de plástico



Según informes de Naciones Unidas, la contaminación del océano provoca la muerte de más de un millón de pájaros marinos cada año y de aproximadamente 100 mil mamíferos acuáticos que, quedan atrapados en las redes del plástico a la deriva o caen en la tentación de tragarlo creyendo que es alimento.

Aves, peces, tortugas y mamíferos marinos están comiendo plástico, confundiéndolo con alimento y millones mueren en todo el mundo. Sus cuerpos se biodegradan, pero el plástico ingerido se mantiene intacto y puede seguir matando una y otra vez en la cadena alimenticia marina.


plástico



El mundo usa un millón de bolsas plásticas por minuto. Estas no se biodegradan, no importa lo delgadas que sean pues están hechas por moléculas derivadas del petróleo. Las bolsas solo se fragmentan en pedazos más y más pequeños, incluso más pequeños que el diámetro de un cabello humano.

Todo el plástico fabricado hasta hoy, sigue existiendo. Actualmente, se encuentran hasta 3 Kg. de plástico por cada medio kilo de plankton en la gran mancha del pacifico.

En el Perú, se ha calculado que hay algo así como 3 Kg. de plástico por metro cuadrado de playa. Las bolsas plásticas cubren miles de kilómetros de fondo marino.

En algunas áreas del océano profundo, no se ha podido encontrar el fondo, pues esta cubierto por grandes capas de bolsas plásticas.

La mitad de todos los plásticos vertidos al océano se hunden, y al hacerlo, los moluscos, crustáceos, y otros pequeños animales que son parte de la cadena alimenticia encargados de la limpieza del mar terminan muriendo.


Los plásticos contaminan el mar, el suelo y los alimentos, pues contienen y vierten continuamente moléculas de PCBs (bifeniles policlorados derivados del petróleo), químicos utilizados y producidos por la industria humana ahora encontrados en toda la cadena alimenticia desde los pequeños invertebrados hasta los seres humanos.


Estas toxinas liberadas por los plásticos desde los años 70 han llegado a la leche materna de humanos y animales alrededor del mundo, razón por la cual el índice de cáncer se ha elevado de 1 en 10 durante 1975, a 1 en 2 en la actualidad. Esta amenaza esta creciendo aceleradamente.


Para que tanto humanos, plantas y animales sobrevivamos, debe detenerse la fabricación del plástico y reducirse su uso.


¿Qué podemos hacer?


El océano puede revertir esta amenaza si se deja de envenenar. Algunos ríos en Estados Unidos, China y Europa, alguna vez tan contaminados que se podían quemar, ahora se encuentran saludables.

La naturaleza puede recuperarse, pero hay un punto donde el envenenamiento ambiental es de tal magnitud que la recuperación no puede darse. Nadie sabe aún cual es ese punto.

El primer paso es dejar de usar el océano como un basural. Detener el uso de las bolsas y botellas plásticas debería ser una acción inmediata de conciencia social.

La mayor parte de los seres humanos desconocemos el estado en que se encuentra el océano, lo que éste significa para nuestras vidas, como contribuimos en su deterioro, y como podemos detenerlo.

Cada año, se consumen 100 billones de bolsas plásticas tan solo en los supermercados y estos son arrojados produciendo 400 mil toneladas de estas en el mar.



mar. contamimación



EL MUNDO USA UN MILLÓN DE BOLSAS PLÁSTICAS POR MINUTO…Y LAS VERTIMOS AL MAR.


No necesitamos bolsas plásticas. Con ellas estamos matando el océano, a nosotros mismos, y a nuestros descendientes en corto plazo.

Empieza desde tu casa con la reducción del uso de las bolsas y botellas plásticas.

No aceptes bolsas o bolsitas inútiles donde solo entra una pastilla.

Busca artículos de vidrio.

Utiliza bolsas de tela.


Las bolsas de papel no son viables porque usan millones de árboles y su procesamiento también libera toxinas al ambiente; sin embargo, muchas personas alrededor del mundo están volviendo al uso de bolsas de tela o paja trenzada.


Algunos países conscientes de los peligrosos efectos del plástico para la salud están vetando su uso, tales como Sudáfrica, Taiwan, Bangladesh, Francia, India, y ciudades como San Francisco en EE.UU., algunas otras en China y muchas otras en Alaska. En Australia e Irlanda, se esta aplicando impuestos al uso de bolsas plásticas.

Detener el uso del plástico es algo que todos y cada uno de nosotros podemos hacer.


Los océanos del mundo suplen del 85% de oxígeno y nitrógeno al mundo producido por la microflora y micro fauna que viven en su superficie. Sin el océano, nadie podría sobrevivir, ni siquiera un cactus.

Los océanos del mundo, esenciales para la vida, están muriendo. Los cuerpos de miles de ballenas, delfines y lobos marinos están llenos de toxinas (pcbs, derivados del petróleo y plástico) y al varar son considerados desechos tóxicos por muchos países. Los corales están desapareciendo. Decenas de miles de aves marinas están muriendo.


Monstruo marino de basura plástica

Esqueleto de un albatros en cuto estómago se ve toda clase de plásticos desechados por el hombre en los océanos




Fuente


consumo

productos

plástico

mar. contamimación