Rayos ultravioleta: cómo afectan la salud

Rayos ultravioleta: cómo afectan la salud
Conocé los perjuicios de los rayos UVA.

¿Es verdad que el uso de protector solar aumenta el riesgo de contraer melanoma?
Todos sabemos que el exceso de sol es perjudicial, y cubrirse de protector solar es un hábito muy común a nivel mundial. Pero recientemente ha surgido un debate entre los científicos sobre el daño que producen los rayos UVA en la piel y sobre la efectividad de los protectores solares. ¿Nos están contando
toda la historia? Selecciones lo demuestra con pruebas. Este verano, lea la guía esencial sobre protección solar.

¿Qué son los rayos UVA?
Los rayos solares llegan a la Tierra en diferentes longitudes de onda. El final del espectro del rayo ultravioleta (UV), con longitudes de onda medidas en nanómetros (1 nm equivale a una billonésima parte de un metro), es imperceptible para el ojo humano. Los científicos lo dividen en diferentes categorías.
Los rayos UV que atraviesan la atmósfera se denominan UVA y poseen longitudes de onda de entre 320 y 400nm; y los rayos UVB tienen longitudes de onda más cortas de entre 280 y 320nm.
Los rayos UVB representan sólo el 5 por ciento del total de los rayos UV que nosotros recibimos. Las longitudes de onda más cortas contienen mayor energía por lo tanto producen cambios bioló- gicos más importantes en el cuerpo. De hecho, son los responsables de broncear nuestra piel pero quedamos expuestos a niveles más altos de rayos UVA.

¿Por qué surge la preocupación actual?
Durante décadas utilizamos protectores solares pero la incidencia del melanoma, la forma de cáncer de piel que causa más muertes, no ha disminuido. De hecho, tiene un incremento anual del 3 al 8 por ciento.
Un importante estudio realizado en el Instituto de Investigaciones Médicas de Queensland en los años noventa observó a un grupo de personas que se aplicaba protector solar de amplio espectro todos los días en comparación con otro grupo que lo hacía al azar, como la mayoría de nosotros. De esta forma descubrieron que el protector solar los resguardaba de los carcinomas de células escamosas (CCE) pero no reducía la aparición de los carcinomas basocelulares (CBC). No hallaron pruebas suficientes que indiquen que los protectores solares prevengan la formación de melanomas.
La teoría indicaba que los CBC y los melanomas tardaban un tiempo en aparecer y que no exponerse al sol desde temprana edad nos protegía. Tradicionalmente, los protectores solares fueron formulados para resguardarnos de los rayos UVB porque son los que principalmente nos broncean y queman. Hasta aho-ra, los rayos UVB eran los responsables del cáncer de piel. (La teoría indicaba que el bronceado causaba daño en el ADN de nuestra piel, y de esa forma se producía el cáncer).
Ahora sabemos que los rayos UVA, los cuales no son fáciles de bloquear a través de los protectores solares, son los responsables de la formación de los cánceres de piel. Existen pruebas que demuestran que estos rayos tienen injerencia en cánceres de piel sin melanoma como el CCE, según afirma Diona Damian, profesora adjunta de Dermatología de la Universidad de Sydney, Australia.
Recientemente una teoría demostró que al filtrar selectivamente las secciones del espectro de los rayos UV a través del uso del protector solar, estamos bloqueando las proporciones naturales de los rayos UVA y UVB, y obtenemos una exposición desmedida a los rayos UVA. En la actualidad algunos científicos están investigando el motivo por el cual hay tantos casos de melanoma.
Hasta el momento, se estima que los responsables del origen del melanoma son los rayos UVA, pero sólo se trata de eso, de una estimación. “No existen pruebas definitivas que demuestren que este es el caso”, menciona Gavin Greenoak, director general y científico de la Instituto de Testeo de Fotobiología de la Universidad de Sydney, quien viene evaluando el funcionamiento de los protectores solares desde antes de que comience su comercialización.
Sin embargo, la posibilidad de que la sobreexposición a los rayos UVA produzca cáncer, tiene varias consecuencias serias para la salud pública. En diversas países del mundo, se están iniciando varias acciones colectivas en contra de los fabricantes de protectores solares respecto de los reclamos realizados sobre sus productos, mientras que existe un intenso debate entre los científicos sobre el papel exacto que cumplen los rayos UVA en el origen del melanoma.

¿Qué es exactamente lo que producen los rayos UVA?
Necesitamos la luz solar para nuestra salud. La vitamina D, que protege los huesos entre otros beneficios, es obtenida de esa luz. Lo que resulta peligroso es el exceso de luz solar.
Los rayos UVA penetran profundamente en la piel y la dañan; son los principales responsables de los signos de envejecimiento: arrugas, falta de elasticidad y decoloración amarillenta.
También sabemos que los rayos UVA reprimen la función inmune de nuestra piel: los médicos utilizan clínicamente estos rayos para tratar algunas reacciones alérgicas. Pero existe cierta preocupación sobre si esta represión inmunológica puede tener injerencia en el cáncer.

¿Cuál es la teoría sobre el melanoma?
Es muy difícil estudiar las causas que originan el cáncer de piel en los humanos; no se puede exponer a las personas al sol para saber quién contrae cáncer y quién no, y es casi imposible medir con certeza científica a qué tipo de rayo solar estuvo sometida una persona a lo largo de su vida. Sin embargo, sabemos que la exposición a la luz solar es sólo un factor en el cáncer de piel, ya que los genes también influyen (si el individuo tiene cabello rojizo o ciertos tipo de lunares).
Una investigación realizada en los Estados Unidos por el biofísico Richard Setlow demostró que la exposición a los rayos UVA puede originar melanomas, parecidos al de los hombres, en los peces del género xiphophorus. Estos resultados confirmaron la hipótesis de que los rayos UVA son los principales responsables de los melanomas en los humanos.
La teoría que hoy en día se sigue investigando es que la melamina, el pigmento de la piel responsable del bronceado, se oxida formando radicales libres que son los agentes responsables del origen del cáncer en el cuerpo.
Un trabajo reciente del químico Graham Timmins, de la Universidad de Nuevo México, sostiene que los rayos UVA son los responsables de la formación de estos radicales.
Si observamos las mutaciones genéticas dentro del melanoma, no se observan las marcas que se habrían victo si los rayos UVB hubiesen sido los responsables.
“Sí, se observan en cánceres de piel sin melanoma. Sin embargo, es muy extraño en los melanomas. Aparentemente, los rayos UVB no participan en este tipo de perspectivas,” señala Timmins.

protector solar

¿Estamos de acuerdo?
Con todo, hasta ahora, los especialistas aún no han llegado a un acuerdo que ponga fin a esta controversia. “Mientras que el efecto de los rayos UVA en nuestro sistema inmune puede contribuir a la formación de melanoma, no tenemos evidencia suficiente en humanos en la que se demuestre que realmente cause melanoma”, dice el profesor adjunto John Kelly, director del Servicio de Melanoma, en el Alfred Hospital de Melbourne, Australia.
Del mismo modo, otros expertos se niegan a responsabilizar directamente a los rayos UVA en esta etapa. Michael Kimlin, director del Laboratorio Australiano de Investigación sobre el Sol y la Salud, opina que el incremento de casos se debe a la pasión que existe por la vida al aire libre, el tipo de piel y el hecho de no usar el protector solar adecuado, y estima que aún es muy pronto para determinar si los rayos UVA tienen participación.
Greenoak sostiene que: “los rayos UVB y UVA no son los culpables. Nosotros vemos un espectro general de la luz solar y si nos exponemos mucho a ella, vamos a tener un problema. Y el melanoma aparece frecuentemente en lugares que no estuvieron expuestos al sol, lo que indica que hay otro factor además de la luz solar”.

¿Cuánto estamos tomando?
Hay alrededor de 19 veces más rayos UVA que UVB en los rayos solares que llegan a la superficie de la Tierra.
Un estudio reciente del Laboratorio Australiano de Investigación sobre el Sol y la Salud descubrió que las personas están expuestas a rayos UVA bajo techo en forma incidental y mientras manejan sus vehículos. Algunos modelos de camas solares también poseen una alta dosis de rayos UVA. Aunque los protectores solares más antiguos pueden tergiversar la proporción de rayos UVA a UVB filtrando predominantemente estos últimos, las fórmulas actuales reconocen la importancia de la proporcionalidad.
Los protectores solares son de “amplio espectro”, lo que significa que nos protegen de los rayos solares de la variedad de los rayos UVA.

¿Hay algún problema con los protectores solares?
En la Argentina, las cremas solares deben cumplir las normas obligatorias impuestas por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), que acepta también los productos testeados (e importados) según las normativas utilizadas en Europa y los Estados Unidos.
“No hay que confundir un protector común con uno de amplio espectro. El envase debe anunciar que protege contra los rayos UVA y UVB, aunque hay muchos productos que no han sido verificados en su protección contra los UVA”, explica el doctor Fernando Stengel, presidente de la Fundación del Cáncer de Piel.
A pesar de las regulaciones, aún los protectores solares de amplio espectro pueden llegar a tener menos protección para rayos UVA que UVB, menciona Timmins. Luego de realizar pruebas en pieles de animales, se descubrió que un protector solar de amplio espectro FPS 30 (Factor de Protección Solar) reducía la producción radical de melanina 34 veces en rayos UVB, y sólo 13 veces en UVA.
El problema es que es difícil producir protectores que nos resguarden de los rayos UVA. A 400nm, el final del espectro de estos rayos colinda con longitudes de onda donde la luz se hace visible. Los protectores que llegan a bloquear dichos rayos deberían ser opacos y, por consiguiente, no serían aceptados por la industria cosmética.

tomar sol

¿Qué debería hacer ahora para protegerme?
Recuerde: todos los rayos UV son perjudiciales, y usted debe protegerse de ellos siempre. Compre un protector solar de amplio espectro y de calidad.
“Los productos señalan su FPS y FP UVA?con sendos números. Los mejores tienen una relación de 3 a 1, es decir, FPS?30 y FP UVA?10”, comenta Stengel.
También hay que aplicarlos más veces de lo que probablemente esté acostumbrado y antes de salir al aire libre. El protector no es la solución completa: en ciertas horas del día cuando hay un índice alto de rayos UV —algo que se puede corroborar en el diario—, usted debería vestirse y ponerse un sombrero, y en lo posible mantenerse en la sombra desde las onde de la mañana hasta las tres de la tarde.

¿Cuánto sol necesitamos?
El mensaje “cubrirse y derramarse” nos hizo entender lo siguiente: todos sabemos que la exposición excesiva al sol nos puede quemar y causar cáncer de piel.
Existen pruebas suficientes de esto, pero también se dice que necesitamos algo de sol para mantenernos saludables: es nuestra principal fuente de vitamina D, esencial para mantener con buena salud a los huesos.
Un estudio realizado recientemente demostró que las mujeres que habían estado más expuestas a la vitamina D durante su niñez y adolescencia eran menos propensas a desarrollar cáncer de mama, mientras que otra investigación concluyó que el pronóstico fue entre un 15 y un 25 por ciento mejor para aquellas mujeres que fueron tratadas por su cáncer de mama durante el verano que en el invierno.
También se demostró que tomar sol ayuda a los pacientes a luchar contra el linfoma no Hodgkin.
Por lo tanto, si bien es fundamental proteger nuestra piel de la exposición solar durante el verano, es esencial tener algún contacto con el sol durante el día cuando disminuye el índice UV.
“Los pacientes tienen diferentes grados de metabolización de vitamina D — menciona Diona Damina, profesora adjunta de Dermatología de la Universidad de Sydney—. Probablemente con exponerse un poco al sol sea suficiente. La gente tendría que proteger su rostro, que es la zona más castigada por el cáncer de piel y por las manchas de sol, así como por las lesiones precancerosas”.
¿Un consejo? Proteja su rostro con una pantalla FPS alta durante todo el año y tome un poco de sol en las zonas menos vitales cuando sea seguro exponerse.

Protectores solares
Descifrar la etiqueta
cancer de piel
FPS: Indica cuánto tiempo usted tardaría en sufrir algún tipo de daño en la piel en caso que no tuviera protector. Los protectores son filtros, no bloqueadores: todos permiten que algún rayo UV lo atraviese. Hay consenso en Europa y los Estados Unidos en limitar los anuncios de FPS hasta 50. Si el producto tiene un FPS mayor, entonces debe anunciarse FPS50+. Existen en el mercado hasta FPS 100, pero ello no significa necesariamente que ese producto sea más eficiente que uno de FPS 60.

Amplio espectro: Los productos que hacen esta aclaración filtran los rayos UVA a 320-360nm. “Tenga precaución al elegir un protector: en la Argentina hay productos que no han sido verificados en su protección contra rayos UVA.
Resistencia al agua El FPS de los protectores seguirá actuando hasta un límite de 40 minutos posteriores a las cuatro horas de aplicación. Esta aclaración generalmente significa que el producto se adhiere perfectamente a la piel. Los rayos UV pueden penetrar el agua hasta un metro de profundidad.

Volver a aplicar cada dos horas: Un protector solar funciona siempre y cuando una película abundante se mantenga en la piel. Sin esta, usted puede quemarse; ninguna aplicación luego de este punto prevendrá que se enrojezca horas más tarde.

Leches, cremas, lociones, gels, pulverizadores: Son diferentes presentaciones de protectores solares. Todos los productos con la etiqueta de FPS contienen al menos un ingrediente activo que absorberá, dispersará o reflejará la energía de los rayos UV.

Óxido de zinc, óxido de titanio: Los ingredientes que bloquean y dispersan los rayos UV. Las partículas nano (muy pequeñas) que se encuentran en algunas fórmulas significan que siguen siendo invisibles.

Nota especial: Los productos cosméticos, como las cremas humectantes, que contienen FPS son considerados como protectores solares secundarios y no cuentan con los mismos requisitos regulatorios que los protectores solares comunes. Debido a que se utilizan cremas en pocas cantidades, no se obtendrá la misma protección que indica el FPS.

Fuente: http://www.rdselecciones.com/contenido/a442_Rayos-ultravioleta%3A-como-afectan-la-salud

5 comentarios - Rayos ultravioleta: cómo afectan la salud

@jcruzpe
excelente muy buen post, gracias!
@ojoconelcomentario
muy bueno lastima n lo lei antes........ tengo toda la espalda ampollada mal ... una cagada
@NaChiiiTooH
::
GRAX LO NECISITABA PARA EL COLE