La micosis o candidiasis vaginal es una infección habitual: el 25% de las mujeres la tendrá alguna vez en su vida.


Candidiasis Vaginal


La candidiasis es causada por una levadura (un hongo) denominada Candida albicans , que suele vivir de modo inofensivo en la vagina, sin que la mujer se dé cuenta. Sin embargo, el equilibrio natural del pH vaginal que mantiene a la Cándida bajo control puede ser alterado por muchos factores, tales como enfermedades subyacentes (diabetes o deficiencias inmunológicas), falta o exceso de higiene, ingesta de algunos antibióticos o de anticonceptivos, en el embarazo, déficits alimentarios.

La micosis vaginal (o vaginitis) presenta algunos de los siguientes síntomas:
. Picazón y ardor persistentes alrededor de la vagina y vulva,
. Enrojecimiento
. Inflamación e hipersensibilidad de los tejidos causada por la infección.
. Secreción vaginal blancuzca.


¿Qué es una micosis vaginal?

La micosis vaginal es una infección producida por una levadura, llamada "Cándida Albicans", que puede afectar tanto a la vagina como a su parte externa (labios de la vulva). Es una infección muy común. Según datos estadísticos, tres de cada cuatro mujeres la padecen durante su vida, y muchas la contraen varias veces.

¿Se trata de una infección grave?

Aunque es desagradable e incómoda, la micosis vaginal no parece ser grave. Existen fármacos modernos -antimicóticos- que permiten tratarla de forma rápida y segura, siempre que se sigan de forma correcta las instrucciones del médico. Expóngale su caso al médico con toda naturalidad, sin prejuicios. Tal vez para Ud. sea algo extraordinario. Para él es algo normal y frecuente.

¿Qué factores internos y externos provocan su aparición?

Factores internos: Hay muchas causas que provocan la infección, por lo que una mujer puede contraer la micosis vaginal en cualquier momento de su vida. Las más significativas son:

· Ingesta de algunos antibióticos
· Consumo de anticonceptivos
· Diabetes
· Falta de defensa del organismo, por enfermedad, por una dieta inadecuada y por fatiga excesiva.
· Embarazo
· Ciclo menstrual

Factores externos: Otra de las causas es la higiene exagerada. La piel tiene mecanismos propios de defensa que, a nivel de la vagina, se ven amenazados por un exceso de lavados y baños con jabones perfumados, esencias de baño y el uso de sprays íntimos. La ropa interior y pantys de fibra artificial o los jeans demasiado ajustados son también factores externos a tener en cuenta. Estas prendas crean un clima cálido y pobre en oxígeno, favoreciendo el crecimiento y la reproducción de los hongos.


¿Cómo debe ser la higiene íntima diaria?

En la higiene íntima diaria, utilice siempre jabones suaves y neutros, sin aditivos desinfectantes ni perfumes. Asimismo, seque cuidadosamente la zona genital con una toalla limpia. Las toallas deben cambiarse a diario.

Después de la higiene, secarse con el papel higiénico desde la vagina hacia el ano; nunca al revés. De esta manera, es posible evitar que pasen a la vagina determinados hongos que pueden existir en el intestino.


¿Cómo debe ser la ropa interior?

Use preferentemente ropa interior de algodón. Evite las fibras sintéticas, puesto que conservan la humedad y pueden provocar la infección. La ropa interior debe llevarse ajustada, pero nunca apretada. Cámbiela cada día y, por supuesto, nunca utilice la de otra persona.

En un principio, no es posible evitar que la micosis vaginal se repita. De todas maneras, si cuida su higiene íntima diaria y su ropa interior, siempre podrá reducir el riesgo de una nueva infección.


¿Cómo se detecta una micosis vaginal?

Una micosis vaginal se detecta básicamente por una picazón o escozor en la vulva, como consecuencia de la infección, presentando enrojecimiento e hinchazón de tejido, así como aumento del flujo, que puede adquirir un color blanquecino o amarillento y, a veces, una consistencia más espesa.



Fuente: http://www.canesten.cl/especiales_candidiasis.asp