Definición

Las convulsiones se presentan cuando el cuerpo de una persona se sacude de manera rápida e incontrolable. Durante las convulsiones, los músculos de la persona se contraen y se relajan en forma repetitiva.

El término "convulsión" a menudo se utiliza de manera recíproca con "crisis convulsiva", aunque existen muchos tipos de esta última, algunos de las cuales tienen síntomas sutiles o leves en lugar de convulsiones. Estas crisis convulsivas de todos los tipos son causadas por actividad eléctrica desorganizada y repentina en el cerebro.

Consideraciones generales

Puede ser perturbador presenciar la ocurrencia de convulsiones, pero a pesar de su apariencia, la mayoría de las crisis convulsivas son relativamente inofensivas. Generalmente, duran de 30 segundos a 2 minutos; sin embargo, si se presenta una crisis convulsiva prolongada o si se presentan múltiples crisis sucesivamente sin que la persona recupere el conocimiento entre una y otra, se trata de una situación de emergencia médica.

Si las crisis convulsivas recurren sin una causa subyacente que pueda identificarse, se dice que la persona tiene epilepsia, la cual generalmente puede controlarse bien con medicamentos.

Se debe prestar atención a cuáles brazos o piernas están temblando, si se presentó algún cambio en el estado de conciencia, si hay pérdida de orina o heces y si los ojos se desviaron en alguna dirección.

Causas

* epilepsia
* alcoholismo
* barbitúricos, intoxicación o abstinencia
* lesiones o enfermedades cerebrales
* tumor cerebral (raro)
* asfixia
* abuso de drogas
* shock eléctrico
* fiebre (especialmente en niños pequeños)
* lesiones en la cabeza
* enfermedades cardíacas
* enfermedad por calor (ver intolerancia al calor)
* hipertensión maligna (presión sanguínea muy alta)
* meningitis
* envenenamiento
* accidente cerebrovascular
* toxemia del embarazo
* uremia relacionada con insuficiencia renal
* mordeduras o picaduras venenosas (ver mordedura de serpiente)
* abstinencia de benzodiazepinas, tales como el Valium
* bajo nivel de azúcar en la sangre

Síntomas


* desmayo breve seguido de un período de confusión
* caída repentina
* babeo o espuma en la boca
* gruñidos o ronquidos
* apretar los dientes
* pérdida de control de la vejiga o los intestinos
* ausencia temporal de la respiración
* espasmos musculares incontrolables con contracciones o sacudidas de las extremidades
* movimientos de los ojos
* comportamiento inusual como ira o risa repentina o coger a alguien por la ropa

La persona puede presentar síntomas de advertencia antes del ataque, que pueden consistir en miedo súbito, ansiedad, náuseas, síntomas visuales o vértigo.

Primeros auxilios

1. Cuando ocurre una crisis convulsiva, el objetivo principal es evitar que la víctima se lesione, protegiéndola de una caída y acostándola en el suelo en un área segura. Se deben retirar los muebles u otros objetos cortantes del área alrededor de la víctima.
2. Colocar un cojín o almohada para que la persona descanse la cabeza.
3. Aflojar las prendas de vestir ajustadas, sobre todo las que están alrededor del cuello.
4. Voltear a la persona de lado; si se presenta vómito, esto ayuda a garantizar que dicho vómito no sea aspirado hacia los pulmones.
5. Buscar un brazalete de identificación médica con instrucciones en caso de crisis convulsiva.
6. Permanecer al lado de la víctima hasta que se recupere o hasta que llegue asistencia médica profesional, vigilando mientras tanto sus signos vitales (pulso, frecuencia respiratoria).

Si la crisis convulsiva ocurre con fiebre en un lactante o un niño, se le debe refrescar gradualmente con agua tibia. Al niño se le puede administrar acetaminofén (Tylenol), en especial en casos de antecedentes de convulsiones febriles, pero NO se debe sumergir al niño en una tina con agua fría. Ver convulsiones febriles.

No se debe

* NO SE DEBE restringir a la víctima.
* NO SE DEBE colocar objeto alguno entre los dientes de la víctima durante una crisis convulsiva, ni siquiera los dedos.
* NO SE DEBE mover a la víctima a menos que se encuentre en peligro o cerca de algún riesgo.
* NO SE DEBE tratar de hacer que la víctima deje de convulsionar, ya que él o ella no tiene control sobre la crisis convulsiva y no es consciente de lo que está sucediendo en el momento.
* NO SE DEBE administrar nada a la víctima por vía oral hasta que las convulsiones hayan cesado y ésta se encuentre completamente despierta y alerta.

Se debe buscar asistencia médica de emergencia si

Se debe llamar al 911 si:

* es la primera vez que la persona ha tenido una crisis convulsiva.
* la crisis convulsiva dura más de 2 a 5 minutos.
* la persona no despierta o presenta un comportamiento normal después de la crisis convulsiva.
* comienza otra convulsión poco después de terminar una.
* la persona tiene una convulsión en el agua.
* la persona no tiene un brazalete de identificación médica (instrucciones que expliquen qué hacer).
* hay algo diferente acerca de esta crisis convulsiva comparado con las crisis usuales de la persona.
* la víctima está embarazada, lesionada o tiene diabetes.


Prevención

* Las personas con epilepsia deben usar siempre una etiqueta de alerta médica y tomar los medicamentos que el médico les recete.
* Es importante mantener la fiebre bajo control, especialmente en niños.

FUENTE!: http://www.shands.org/health/spanish%20health%20illustrated%20encyclopedia/5/000021.htm