antropologia humana

tenemos un gran potencial dentro de nosotros mismos, sin embargo, también somos expertos en el arte de vivir a medias. Vivimos a medias cuando no luchamos en el amor por la persona que queremos. Vivimos a medias cuando damos por supuesto que el otro puede adivinar nuestro pensamiento y nos frustramos cuando descubrimos que no ha actuado como nosotros esperábamos. No somos realmente auténticos cuando nos sometemos a los mandatos del “qué dirán”. Nos equivocamos al conceder importancia a cosas que en realidad son insignificantes y nos generamos grandes dosis de sufrimiento de manera innecesaria.

antropologia humana

introduccion

Existen vitaminas para el alma. Pequeños ingredientes que liberan la tensión cotidiana producida por el estrés, las decepciones o los malentendidos en la comunicación interpersonal. Existen pequeños o grandes regalos que hacen que la existencia humana a nivel individual merezca la pena ya que cada historia es única e irrepetible. Detrás de cada nombre propio existe la majestuosidad de una biografía vivida desde el corazón y desde la esperanza. Aquello que nos diferencia a la vez no convierte en semejantes. Sin embargo, más allá de la naturaleza humana que nos unifica a todos existen cantidad de matices y caracteres que nos convierten en seres completamente distintos unos de otros. Seres que vibramos al compás del enamoramiento, sufrimos ante una despedida definitiva, celebramos los grandes acontecimientos... somos seres que dotamos de significado el mundo a través de nuestra capacidad de trascender lo inmediato y aparente. Podemos ir más allá de aquello que vemos para soñar con otras posibilidades, y lo que es más importante, tenemos la capacidad de correr detrás de nuestros sueños para convertirlos en realidades.

Tenemos un gran potencial dentro de nosotros mismos, sin embargo, también somos expertos en el arte de vivir a medias. Vivimos a medias cuando no luchamos en el amor por la persona que queremos. Vivimos a medias cuando damos por supuesto que el otro puede adivinar nuestro pensamiento y nos frustramos cuando descubrimos que no ha actuado como nosotros esperábamos. No somos realmente auténticos cuando nos sometemos a los mandatos del "qué dirán". Nos equivocamos al conceder importancia a cosas que en realidad son insignificantes y nos generamos grandes dosis de sufrimiento de manera innecesaria.

Más allá del pensamiento de algunos filósofos que proponen la ataraxia espiritual como un modelo de vida plena, los hombres somos seres que nos emocionamos continuamente. Séneca fundó el estoicismo que propone la fortaleza anímica y el control de las pasiones como un medio para alcanzar la tranquilidad del espíritu. En el lado opuesto se encuentra Epicuro un pensador que propone la meta de vivir el presente a través del deleite y la búsqueda de placer. Sin embargo, pese a lo que pueda pensarse el fundador del hedonismo no propone el desenfreno en el placer sino que recomienda disfrutar de los pequeños detalles de cada día como forma de disfrutar de la existencia terrena y evitar el dolor en la medida de lo posible.

Puedes sentir tu alma en estado puro cuando tu conciencia te habla. En aquel momento en que inicias un diálogo interior contigo mismo. Cuando encuentras fortaleza dentro de ti más allá de tu agotamiento acumulado sobre tu espalda. Cuando no te importa ser diferente a los demás. Sientes tu alma cuando te emocionas. Quizá somos egoístas en algunas ocasiones pero también somos solidarios cuando vemos el sufrimiento ajeno tras la vivencia de una catástrofe natural como una inundación o un huracán.

emociones

Somos seres ricos en emociones que dotan nuestro mundo interior de un significado especial:

a) La envidia es aquella emoción que se produce cuando alguien no se alegra del bien del prójimo, por el contrario, la misericordia surge ante la compasión por la infelicidad ajena de forma que la misericordia está unida con el amor ya que por tendencia natural el sentimiento amoroso hace alegrarse por el bien y entristecerse por el mal hasta el punto que mueve al misericordioso a hacer algo por aliviar el sufrimiento del otro como si fuese propio.

Sin embargo, conviene aclarar que el envidioso no se entristece del mal del prójimo porque desee su mal sino porque ve en el bien del otro algo de lo que él mismo carece, es decir, pone su atención en su propia carencia aunque sea a nivel indirecto. La diferencia entre la envidia y el odio es precisamente que aquel que se mueve por este sentimiento desea el mal del otro. Sin embargo, tanto la envidia como el odio son dos sentimientos profundamente corruptivos para aquel que los padece puesto que mantener vivas dichas emociones supone un esfuerzo de concentración que recae sobre el objeto que se envidia o se odia y así la negatividad sigue vigente.

b) Por otra parte, la soberbia se da en aquel sujeto que se cree superior a los demás puesto que tiene un deseo desmedido de ser admirado por el otro, de forma que coloca la felicidad en el lugar equivocado: siempre en manos del aplauso ajeno. Sin embargo, como recuerda el propio Tomás de Aquino no existe nada tan efímero y pasajero como la fama. Por tanto, si la felicidad se coloca en el deseo de ser alabado (que también es propio de la vana gloria) la felicidad tiene un fundamento y un soporte muy débil: la decisión libre del otro para aplaudirnos o no hacerlo.

No hay nada como la opinión que tú puedas tener de ti mismo por esta razón debes construir un concepto adecuado y realista de ti mismo, quererte, valorarte y aceptarte tal como eres para ser feliz siempre desde tu propia identidad personal. Pero no debes vivir a la expectativa ajena sino guiado por tu propia voluntad personal ya que tu historia es tuya y eres libre de escribirla como quieras y en compañía de quien te apetezca.

c) En otras ocasiones, podemos experimentar avaricia, deseos de acumular más y más dinero, sin embargo, tal emoción aleja de la plenitud interior ya que se convierte en una obsesión que limita la existencia e impide disfrutar del dinero que en realidad no es un fin en sí mismo sino un medio para adquirir diferentes objetos. El dinero tiene un carácter de utilidad por tanto no puede convertirse en la meta. Aquello que es útil es una herramienta para conseguir algo más. Sin embargo, para aquella persona que está obsesionada con lo económico su máxima meta es la de la propia riqueza como tal. Una riqueza que en ocasiones puede servir aparentemente para llenar un vacío interior que no sabe cómo cubrirse. Sin embargo, como muestra por ejemplo el problema de la adicción a las compras existe una dependencia insana en el sujeto que depende de adquirir continuamente nuevos bienes materiales que no se adquieren en orden a la utilidad sino simplemente en orden a la necesidad de poseer.

d) También es posible experimentar ira. Una emoción compleja puesto que se constituye de tristeza más deseo de venganza. Cuando una persona se siente herida siente ira y desearía vengar la injusticia padecida para sentirse liberada interiormente. Sin embargo, lo más recomendable es no tomar decisiones importantes cuando se está bajo los efectos de una emoción importante que perturba la razón. Todo lo contrario, es recomendable desahogarse con alguien ajeno al propio conflicto y esperar a que pase la emoción para actuar ya que todo se ve de forma diferente una vez que ya no se siente ira.

Como muestra la teoría de los vasos comunicantes el ser humano está compuesto de emoción y razón, por tanto, cuando una persona está embargada por una emoción intensa no puede razonar de forma adecuada. Del mismo modo, cuando alguien está concentrado en un ejercicio importante no siente la emoción en el mismo grado. En definitiva, cuando aumenta el grado de razonamiento disminuye la emoción y al revés, cuando la emoción se da en grado máximo, la concentración resulta dificultosa.

e) La tristeza surge ante la pérdida de un bien amado (como queda claro en el caso por ejemplo, del desamor), también surge como consecuencia de algo inconveniente, una enfermedad, el sufrimiento, el dolor...

La tristeza siempre se experimenta en presente, sin embargo, su causa puede estar también en el pasado como sucede cuando alguien recuerda continuamente una tragedia vivida en el ayer. También puede tener su causa en el futuro como queda de manifiesto en aquella persona que experimenta ansiedad al adelantarse continuamente al mañana a nivel mental.

h) La esperanza es aquella emoción opuesta a la desesperación que se funda en el futuro en tanto que su verdadero significado reside en aquel bien que está por venir y que se espera con confianza. Sin embargo, la esperanza es difícil de mantener durante mucho tiempo ya que tiene un alto porcentaje de incertidumbre, por esta razón, alguien que está muy centrado en algo que desea convive con momentos en que se desanima ya que la duda siempre existe. La espera continuada produce angustia e intranquilidad en el alma ya que el ser humano por tendencia aspira a la seguridad propia de las certezas.

i) El temor es otra emoción que tiene su razón de ser en el futuro en tanto que se intenta evitar un mal que está por llegar. Pero en cuanto emoción siempre se experimenta en presente. El temor en su justa medida nos convierte en personas prudentes, sin embargo, la persona que centra toda su atención en su propio miedo experimenta un pánico que le paraliza a nivel físico. Por tanto, el pánico es el temor en grado máximo. Por el contrario, la audacia es la virtud que ayuda al hombre a superar su propio miedo ya que el audaz se acerca al mal arduo con la esperanza de superarlo.

i) El gozo es una alegría en grado máximo que aporta perfección a la intimidad del ser humano que surge como consecuencia de un bien conveniente. Sin embargo, el motivo de que el ser humano no pueda experimentar gozo durante un tiempo prolongado se debe a que la persona experimenta deseos de forma continuada: a la consecución de un deseo le sucede otro nuevo. Queremos terminar una carrera para después conseguir un trabajo que nos ayude a comprar una casa en la que fundaremos una familia... así la felicidad se va diluyendo en un proceso causal orientado casi al infinito ya que rara vez aprendemos a valorar aquello que tenemos y dejar de pensar tanto en aquello que nos falta. Sin embargo, como les digo a mis alumnos de Inteligencia emocional me gustaría aclarar que es posible aprender a hacerlo tomando conciencia del sin sentido que reporta tal actitud. ¿Por qué esperar a mañana para ser feliz si hoy tengo lo más importante que es la salud? Y todavía más fundamental... ¿por qué esperar a mañana para ser feliz si sé que hoy estoy vivo? Hoy puede ser un gran día si te das la oportunidad de experimentar felicidad a nivel mental. El inicio del cambio está en ti. De ti depende mirar la realidad desde un nuevo punto de vista que amplíe tu horizonte vital más allá de donde ven tus ojos.

La voluntad humana está en un proceso de búsqueda. Cuando se inicia el movimiento del deseo si se alcanza el bien amado entonces el hombre experimenta alegría, sin embargo, experimenta tristeza si ese bien que se anhela nunca llega a poseerse. Es decir, la voluntad humana está en constante movimiento del mismo modo que el ser humano está en una evolución constante de perfeccionamiento y adaptación al cambio y a la novedad.

sensaciones

Nos existen emociones buenas o malas sino agradables o desagradables. Este pequeño matiz nos ayuda a comprender que no debemos huir de emociones como la tristeza que pueden resultar poco agradables de vivir pero que en ningún caso son malas. Todo lo contrario, en muchas ocasiones la tristeza es un medio para un bien posterior como sucede, por ejemplo, en la realización del duelo ante la pérdida de un ser querido. En ese caso concreto la persona necesita realizar ese tiempo de despedida para sanar la herida de forma adecuada y poder reponer energías para enfrentar la vida nuevamente con optimismo más allá de la tragedia ocurrida.

Las emociones a nivel anímico se contraponen a las sensaciones a nivel físico. El dolor es en el cuerpo lo que la tristeza es en el alma. Del mismo modo, el placer es a nivel corporal aquello que la alegría es a nivel espiritual. Sin embargo, algunos placeres sensibles tienen la capacidad de generar gozo como sucede cuando alguien se complace contemplando el paisaje del amanecer. Las sensaciones proceden de los sentidos que son el medio por el que el ser humano recibe información del mundo que le rodea. La vista, el gusto, el olfato, el tacto y el oído proporcionan la fuente de distintos tipos de placer aunque el principal sentido que produce deleite es el tacto que se sitúa en la piel.

A diferencia del animal que también experimenta placer o dolor, el ser humano tiene la capacidad de reflexionar sobre dicho placer. Por tanto, puede poner límites a sus propios deseos. De lo contrario, surgen diferentes adicciones cuando la persona no es capaz de ceder ante el objeto adictivo porque reporta placer. Un placer deja de ser agradable en el momento en que la voluntad humana queda sometida a él. En la sociedad actual proliferan nuevos tipos de adicciones, por ejemplo, a las compras. Del mismo modo, cada vez son más los trastornos vinculados con la alimentación. Los filósofos medievales prestaron especial atención a la gula como un tipo de tristeza sensible que muestra que la tristeza también puede manifestarse en función del tipo de relación que cada persona establece con la alimentación.

Por tanto, el ser humano experimenta sensaciones y emociones. Una caricia produce una sensación agradable mientras que un golpe hiere. Sin embargo, dicha sensación puede producir una emoción de alegría al saberse querido por otro o de tristeza al sentirse rechazado. Este hecho muestra la unidad corpóreo-espiritual que constituye al hombre. Además de la capacidad intelectual que permite interpretar nuestras sensaciones a nivel subjetivo.

Cada persona es un microcosmos en pequeñito. Cada uno ve la realidad desde una perspectiva diferente. Todos tenemos valores lo único que nos diferencia es el orden en que colocamos dichos principios que son la base para la acción éticamente correcta de cada uno. Por ejemplo, cada persona se acerca de manera diferente a la sexualidad que está basada en el placer del tacto y puede experimentarse de diferentes formas. Por otra parte, el masoquismo también muestra que en algunas ocasiones algunas personas pueden experimentar placer a partir de un dolor. Paradójicamente, el dolor es una lesión en el sentido del tacto que surge como consecuencia de algo inconveniente que hiere.

Darnos cuenta de que no existen leyes generales cuando hablamos de lo humano es el paso previo para orientarnos en el mundo con el mapa correcto. Como afirma la PNL, el mapa no es el territorio, es decir, debemos estar abiertos y ser flexibles para irnos adaptando a la realidad y al cambio a cada instante.

amor

autoconocimiento emocional

El único medio de conocer la solución a determinado conflicto es hallando su causa. Por tanto, una persona que experimenta frustración debe conocer el motivo para poder avanzar a nivel vital. Del mismo modo, aquel que se siente triste no dejará de estarlo hasta que descubra qué le pasa exactamente. En otras ocasiones, la ira puede producir grandes conflictos cuando tiende a reprimirse, por esta razón, es recomendable sentirla y vivirla como una reacción natural ya que tomada como tal la ira no es buena ni mala. Nadie puede vivir dando la espalda a su mundo emocional ya que, por ejemplo, la ansiedad tiende a aumentar si es reprimida puesto que las emociones son útiles para informarnos sobre algo que no funciona adecuadamente y que debemos mejorar en el arte de vivir la vida plena siempre conectados con el presente. Por tanto, si intentamos acallar una emoción veremos que la propia emoción se manifiesta de otra manera y con más fuerza para que la escuchemos. Por ejemplo, muchas emociones llegan a ser somatizadas provocando incluso diferentes enfermedades que quizá hubiesen podido evitarse. Los expertos muestran por ejemplo las consecuencias tan negativas que tiene sobre la salud el estrés al que viven sometidas determinadas personas dominadas por la prisa del resultado inmediato y de diferentes obligaciones. El mejor modo de experimentar emociones está en marcha hacia la meta pero no existe un destino definitivo y permanente. O quizá sí: la muerte.

Me gustaría recomendarte la lectura del libro de Mario Benedetti titulado "La tregua" porque muestra a modo de diario el itinerario interior del protagonista que está a punto de jubilarse y se enfrenta a la vida con una actitud mental negativa hasta que descubre de nuevo el amor. La biografía mostrada en este relato transmite al lector infinidad de emociones que pueden aportarte algún mensaje positivo en relación con el tema que aquí nos afecta: aprender a vivir mejor gestionando de forma eficaz nuestro mundo emocional.

El hombre es un ser único e irrepetible capaz de realizar las mayores hazañas. Como el propio Homero cuenta en la Odisea, el ser humano tiene en su poder hacer de su destino una obra de arte a través de la acción.


conocimiento

La capacidad intelectual es propiamente humana de tal forma que diferencia al hombre del resto de seres del universo creado. El rasgo principal de la inteligencia es su inmaterialidad que muestra la vertiente espiritual de esta capacidad. La idea pensada remite de manera directa al objeto real de tal forma que la cualidad del pensamiento es su intencionalidad. Intelecto y razón son dos facultades que se diferencian en tanto que la razón remite a un proceso más discursivo. Sin embargo, el objeto directo del conocimiento es la verdad y su contrario es la mentira o la falsedad. Por tanto, no existen límites establecidos para la capacidad de conocer, de hecho, una persona está en constante aprendizaje a lo largo de su vida.

En la sociedad actual predomina el auge de ciencias como la Inteligencia emocional que te ayudan a comprenderte a ti mismo. Merece la pena que dediques un tiempo a acercarte a las páginas de la obra de Daniel Goleman y leas su libro Inteligencia emocional o también su obra Inteligencia social para descubrir la importancia de las habilidades interpersonales en orden a la felicidad personal. Sin embargo, dichas habilidades están directamente vinculadas con las emociones puesto que intervienen de forma directa en nuestra relación con el otro. Cualquier alegría aumenta al ser compartida en compañía igual que toda tristeza disminuye si se sobrelleva entre varios. Por esta razón, también es muy significativa esa frase tan repetida de "te acompaño en el sentimiento" muy utilizada en el funeral de una persona.

El conocimiento científico es fundamental, sin embargo, también lo es el conocimiento humano para describir unas leyes antropológicas que funden el concepto de felicidad según unas directrices adecuadas.

voluntad

La voluntad remite de manera directa a la capacidad de querer y elegir entre el bien y el mal. El conocimiento debe ser previo a la elección para poder decidir con el criterio adecuado y no desde la ignorancia. Tomás de Aquino afirma que el ser humano desea por naturaleza el bien, sin embargo, también existen otros autores como Hobbes que escribió en sus obras que "el hombre es un lobo para el hombre", es decir, un enemigo. Esta idea puede estar muy acorde a la sociedad liberal caracterizada por el individualismo, sin embargo, los clásicos reflexionaron sobre la fórmula de la sociedad del bien común como un estado de comunidad perfecta que supone la generosidad de unos ciudadanos con otros. Curiosamente, la virtud de la generosidad se opone al vicio de la avaricia que estudiamos anteriormente.

La capacidad de querer presupone el amor porque una persona sólo puede elegir aquello que quiere. Y sólo puede amar aquello que ha conocido previamente de verdad. Por esta razón, el enamoramiento en su fase inicial no se considera amor de verdad ya que no se tiene una imagen formada del otro sino que se tiene una imagen idealizada que irá cambiando al compás del conocimiento de la personalidad del ser querido.

El conocimiento remite al lado más teórico del ser humano mientras que la voluntad remite a su vertiente más práctica: la acción y el obrar. Lo más importante es aprender a querer lo conocido y también conocer más y mejor a la persona amada.

Razón y voluntad; no tiene sentido establecer un debate entre cuál de las dos facultades es más importante puesto que lo adecuado es que trabajen juntas.


el hombre un ser en el tiempo

Heidegger afirmó que el hombre es un ser en el tiempo concretamente explicó que el hombre es un ser para la muerte. Somos seres mortales que nacemos, morimos y compartimos un contexto espacio-temporal. Los propios órganos y por tanto la capacidad de sentir se deteriora con el paso de los años, especialmente, al llegar a la vejez. El propio conocimiento funciona de otra manera dependiendo del momento vital en que se encuentre una persona. Nadie puede comprender la naturaleza humana tal y como es si no asume que nuestra naturaleza es finita y por tanto corruptible, tiene principio y fin.

Asumir la temporalidad es el mejor modo de valorar el presente. Por el contrario, nadie valoraría cada instante en caso de ser eterno ya que desaparecería la perspectiva del tiempo que afecta de manera directa a la materia. Sin embargo, no afecta del mismo modo al espíritu como muestra el hecho de que existen ancianos que anímicamente siguen siendo vitales, jóvenes y con ilusión. Por el contrario, también se da el caso de personas jóvenes que viven como si por dentro fuesen viejas al sentirse apáticas y sin deseos concretos de superación.

El ser humano puede superar con éxito diferentes crisis a lo largo de su existencia. Una de las que más centra la atención de los expertos en la actualidad es la adolescencia caracterizada por los grandes cambios físicos y psíquicos a los que tiene que enfrentarse el adolescente que se está haciendo mayor en un corto periodo de tiempo. Incluso San Juan de la Cruz o Santa Teresa dejaron testimonio de algunas de sus crisis vitales expresadas de forma metafórica como "el silencio de Dios" o "la noche oscura del alma". Sin embargo, es fundamental saber que una crisis es un periodo de transición y pasajero para no tomar decisiones trascendentales en ese momento.


humanidad

ser o tener

Qué crees que es aquello que te define de verdad? ¿Quién eres o aquello que tienes? En el caso del avaricioso que comentamos anteriormente está claro que el tener es más importante que el ser. Como sucede en el caso de la persona soberbia que necesita aparentar delante del otro un tipo de vida determinado para sentirse bien consigo misma aunque paradójicamente este tipo de personas tienden a ser inseguras y acomplejadas pero traspasan su negatividad interior al otro a través de su actitud.

Ser es más importante que tener porque remite de manera directa a nuestra identidad personal. Aquello que tenemos puede variar a lo largo de la vida como muestra el caso de aquellas personas que han conocido la riqueza pero también la pobreza. Sin embargo, somos los mismos desde que nacemos hasta que morimos. Somos seres de una nobleza y una dignidad extrema.

La sociedad actual centra más la atención en el tener como consecuencia del afán consumista y materialista de nuestro tiempo. El ser humano está saturado de información de su mundo exterior, sin embargo, cada vez cuesta más centrar la atención sobre uno mismo aunque el auge de algunas artes orientales invita a la meditación.

amor

Cada persona aspira a construir su propio cuento de Hadas, sin embargo, las películas románticas han hecho un flaco favor a la mente humana puesto que ofrecen una visión distorsionada del sentimiento amoroso que llega de forma rápida y fácil a la vida de los protagonistas. El amor es más que el enamoramiento y que el sentimiento que por naturaleza es pasajero y temporal. Sin embargo, el amor está fundado en un compromiso de reciprocidad entre una pareja ya que sólo es completo cuando es correspondido de la misma manera a lo largo de los años. Establecer y mantener un compromiso no es sencillo puesto que supone entrega al otro, lealtad, confianza, ceder y establecer acuerdos... sin embargo, cualquier historia de amor crece al superar con éxito una crisis.

Nuestro tiempo también se define por la debilidad de las parejas ya que el porcentaje de divorcios en países como España ha aumentado en los últimos años. Tal estadística muestra claramente el fracaso del amor que se rompe, en ocasiones, por motivos incomprensibles para generaciones anteriores acostumbradas a pasar el resto de la vida con la persona amada.

Necesitamos testigos de nuestra existencia. Compartir nuestro tiempo con los demás ya sean pareja, familia o amigos. Por esta razón, apostar por vínculos afectivos fuertes es construir los cimientos de la felicidad personal en el orden correcto. Es fundamental saber estar sólo, sin embargo, una soledad continuada convertiría al hombre en un ser inhumano o insensible como afirmarían los clásicos.


autoayuda

amistad

La diferencia enriquece, sin embargo, también es cierto que el ser humano tiende a elegir la amistad en aquellas personas con intereses, inquietudes y modo de ser semejante. Los amigos son necesarios para el desarrollo de una buena autoestima ya que acompañan no sólo en los momentos de dificultad sino que también están ahí para disfrutar los momentos alegres propios de una celebración. Dotan nuestra existencia de un significado especial y nos acompañan en el recorrido de la vida. De hecho, una amistad verdadera también evoluciona y madura a lo largo del tiempo de forma que como el buen vino se torna mejor ya que supone un conocimiento más auténtico de la otra persona e implica la aceptación de sus virtudes y defectos. Conocer al amigo lleva tiempo ya que como dijimos anteriormente somos seres muy complejos a nivel emocional.

El consuelo del amigo es fundamental para aliviar cualquier tristeza en un momento de dificultad. La compañía del otro produce cierto grado de placer en aquel que se sabe querido y dicho placer es una medicina para cualquier tipo de tristeza. Por esta razón, afirma Levinas que "todo hombre necesita auxilio técnico pero también necesita alivio humano". Por ejemplo, en el proceso de recuperación de una enfermedad tan importante es ser atendido por buenos profesionales como estar acompañado por los seres queridos. De modo semejante, Victor Frankl afirma que no existe ninguna diferencia entre un médico y un veterinario si el médico que atiende no se dirige a sus pacientes a nivel personal asumiendo que cada uno es diferente, por tanto, no puede tratar a todos de la misma forma. Aquí reside también la importancia de la inteligencia emocional en la ciencia médica ya que los profesionales de la medicina en algunas ocasiones tienen que comunicar noticias que son difíciles de asimilar por parte del paciente.


vida humana

La vida del universo tiene millones de años. La vida del ser humano, en cambio, abarca mucho menos tiempo. Sin embargo, sus cualidades le convierten en un ser dotado de un significado especial dentro del cosmos. El hombre puede trascender su propia historia como muestra el caso de aquellos artistas que han pasado a la posteridad a través de su obra. Del mismo modo, alguien puede pervivir en el recuerdo de aquellos que le conocieron y amaron. El ser humano está llamado a ser feliz; un objetivo imposible de alcanzar para cualquier ser inerte o animal que carece de conciencia, inteligencia y voluntad.

Los animales sienten placer y es agradable experimentar dicho deleite físico, sin embargo, no existe nada tan pleno como recrearse en la emoción del gozo y la alegría.

sentimientos

recuerda: la vida es una obra de arte inacabada y tú eres el protagonista absoluto de tu propia historia.
autor: Maite Nicuesa Guelbenzu

visita mis otros post :http://http://www.taringa.net/buscador/?q=&categoria=-1&sort_by=1&autor=cristalito_77

6 comentarios - antropologia humana

@dcuberli
me estoy haciendo fanatico de tus post .-.-
@armandolito
esta bueno, pero antropologia humana es una redundancia, no hay antropologia no humana.
@sargazos
armandolito dijo:esta bueno, pero antropologia humana es una redundancia, no hay antropologia no humana.

puede haber antropologia inhumana
@armandolito
sargazos dijo:
armandolito dijo:esta bueno, pero antropologia humana es una redundancia, no hay antropologia no humana.

puede haber antropologia inhumana

jajaja, hay muchos antropologos que parecen unos animales, te lo aseguro
@Arnau99
Muy buen post! A favoritos!