El documental “8 años y soy anoréxica” narra la historia de Dana, una niña de origen británico, que estaba obsesionada con su peso al extremo de sólo comer 150 calorías y hacer ejercicios por una hora y media

“Cuando me miraba en el espejo, veía grasa en mi cuerpo”, expresó Dana en el documental difundido por el canal Discovery Home & Health. La pequeña de 8 años fue internada en el Rhodes Farm Clinic, un centro de rehabilitación para jóvenes anoréxicas en Londres, donde las pacientes son sometidas a un riguroso y controlado régimen de "realimentación", donde la meta es recuperar peso (un kilo por semana). Dana luchó por realimentarse en 12 semanas con el fin de regresar a su casa con su familia. Según las indicaciones de los médicos, la niña debía consumir 2 mil 500 calorías. “Primero dejé de comer comida chatarra y los dulces, luego carnes y después sólo comía verduras. También leía las etiquetas de los alimentos para saber las calorías”, señaló. La pequeña fue sometida a una exhaustiva terapia psicológica para encontrar el origen de su problema. “Hacía mucho ejercicio para bajar de peso. Saltaba por una hora y luego corría por media hora”, indicó. Luego manifestó con temor: “Solo quería perder un poco de peso”. Por su parte, la madre de Dana explicó que para una anoréxica es importante dejar el plato limpio para decir que se está recuperando. Actualmente Dana es una niña normal que disfruta de su infancia y del cariño de su familia. Cabe indicar que durante el documental también se mostró el testimonio de otras pacientes adolescentes con anorexia. “Me gustan mis huesos y no quiero engordar. Me gustaría estar muerta para que así nadie se preocupara”, dijo una joven de 15 años. Más niños con anorexia Un artículo extraído del diario ‘The Times’, reproducido en el sitio web de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y publicado a finales de 2008, indicó que la anorexia "afecta a una población adolescente y en los últimos años ha evolucionado, de manera que los afectados son cada vez más jóvenes". Estos datos se reafirman con estadísticas al indicar que 80 por ciento de niños entre 11 y 14 años se preocupan por su imagen y el número de menores de 10 años ingresados en hospitales por desordenes alimenticios va en aumento. Datos La anorexia consiste en un trastorno de la conducta alimentaria que supone una pérdida de peso provocada por el propio enfermo y lleva a un estado de inanición. La anorexia se caracteriza por el temor a aumentar de peso, y por una percepción distorsionada y delirante del propio cuerpo que hace que el enfermo se vea gordo aun cuando su peso se encuentra por debajo de lo recomendado.

Por ello inicia una disminución progresiva del peso mediante ayunos y la reducción de la ingesta de alimentos.

Normalmente comienza con la eliminación de los hidratos de carbono, ya que existe la falsa creencia de que engordan. A continuación rechaza las grasas, las proteínas e incluso los líquidos, llevando a casos de deshidratación extrema.

A estas medidas drásticas se le pueden sumar otras conductas asociadas como la utilización de diuréticos, laxantes, purgas, vómitos provocados o exceso de ejercicio físico. Las personas afectadas pueden perder desde un 15 a un 50 por ciento, en los casos más críticos, de su peso corporal.

Esta enfermedad suele asociarse con alteraciones psicológicas graves que provocan cambios de comportamiento, de la conducta emocional y una estigmatización del cuerpo


UNA FOTO DE LA NIÑA
http://zs.imges.org/uploads/463745vlcsnap-2659489.png

fUENTE: http://hn.globedia.com/anza-documental-nina-anos-anorexia