Corazón


El corazón, por Heikenwaelder Hugo.Para otros usos de este término, véase Corazón (desambiguación).
En anatomía, el corazón (de un derivado popular del latín cor, cordis) es el órgano principal del sistema circulatorio. Es un órgano muscular, una bomba aspirante e impelente, que aspira desde las aurículas o entradas de la sangre que circula por las venas, y la impulsa desde los ventrículos hacia las arterias. Entre estos dos se encuentra una válvula que hace que la dirección de la circulación sea la adecuada. El corazón es un órgano musculoso y cónico situado en la cavidad torácica, que funciona como una bomba, impulsando la sangre a todo el cuerpo. Un poco más grande que un puño, está dividido en cuatro cavidades: dos superiores, llamadas aurículas, y dos inferiores, llamadas ventrículos. El corazón impulsa la sangre mediante los movimientos de sístole y diástole.

Sístole es una contracción que usa el corazón para expulsar la sangre, ya sea de una aurícula o de un ventrículo.
Diástole es una relajación que usa el corazón para relajar los ventrículos o las aurículas y recibir la sangre.
El término cardíaco hace referencia al corazón en idioma griego ?a?d?a kardia.

Contenido
1 Anatomía del corazón
1.1 Localización anatómica
1.2 Estructura del corazón
1.3 Morfología cardíaca
1.3.1 Cavidades cardíacas
1.3.2 Válvulas cardíacas
2 Fisiología del músculo cardiaco
2.1 Ciclo cardiaco
2.2 Bloqueadores
3 Excitación cardíaca. Sistema Cardionector.
4 Datos curiosos
5 Véase también
6 Referencias
7 Enlaces externos



Anatomía del corazón

Animación de un ultrasonido del corazón.El corazón es un órgano mutuo hueco cuya función es de bombear la sangre a través de los vasos sanguíneos del organismo. Se sitúa en la parte inferior del mediastino medio en donde está rodeado por una membrana fibrosa gruesa llamada pericardio. Esta envuelto laxamente por el saco pericárdico que es un saco seroso de doble pared que encierra al corazón. El pericardio esta formado por un capa Parietal y una capa visceral. Rodeando a la capa de pericardio parietal está la fibrosa, formado por tejido conectivo y adiposo. La capa serosa del pericardio interior secreta líquido pericárdico que lubrica la superficie del corazón, para aislarlo y evitar la fricción mecánica que sufre durante la contracción. Las capas fibrosas externas lo protegen y separan.

El corazón se compone de tres tipos de músculo cardíaco principalmente:

Músculo auricular.
Músculo ventricular.
Fibras musculares excitadoras y conductoras especializadas.
Estos se pueden agrupar en dos grupos, músculos de la contracción y músculos de la excitación. A los músculos de la contracción se les encuentran: músculo auricular y músculo ventricular; a los músculos de la excitación se encuentra: fibras musculares excitadoras y conductoras especializadas.


Localización anatómica

Ubicación del corazónEl corazón se localiza en la parte inferior del mediastino medio, entre el segundo y quinto espacio intercostal, izquierdo. El corazón está situado de forma oblicua: aproximadamente dos tercios a la izquierda del plano medio y un tercio a la derecha. El corazón tiene forma de una pirámide inclinada con el vértice en el “suelo” en sentido anterior izquierdo; la base, opuesta a la punta, en sentido posterior y 3 lados: la cara diafragmática, sobre la que descansa la pirámide, la cara esternocostal, anterior y la cara pulmonar hacia la izquierda.


Estructura del corazón
De dentro a fuera el corazón presenta las siguientes capas:

El endocardio, una membrana serosa de endotelio y tejido conectivo de revestimiento interno, con la cual entra en contacto la sangre. Incluye fibras elásticas y de colágeno, vasos sanguíneos y fibras musculares especializadas, las cuales se denominan Fibras de Purkinje. En su estructura encontramos las trabéculas carnosas, que dan resistencia para aumentar la contracción del corazón.
El miocardio, el músculo cardíaco propiamente dicho; encargado de impulsar la sangre por el cuerpo mediante su contracción. Encontramos también en esta capa tejido conectivo, capilares sanguíneos, capilares linfáticos y fibras nerviosas.
El epicardio, es una capa fina serosa mesotelial que envuelve al corazón llevando consigo capilares y fibras nerviosas. Esta capa se considera parte del pericardio seroso.

Morfología cardíaca

Cavidades cardíacas

Vista frontal de un corazón humano. Las flechas blancas indican el flujo normal de la sangre.
Partes
1.-auricula derecho
2.-auricula izquierdo
3.-Vena cava superior
4.-Arteria Aorta
5.-Arteria pulmonar
6.-Vena pulmonar
7.-Válvula mitral o bicúspide
8.-Válvula sigmoidea aórtica
9.-Ventrículo izquierdo
10.-Ventrículo derecho
11.-Vena cava inferior
12.-Válvula tricúspide
13.-Válvula sigmoidea pulmonar
Miocardio (parte rosa)
?Epicardio (capa exterior del miocardio)
?Endocardio (capa interior al miocardio)El corazón es del tamaño de un puño de un individuo, se divide en cuatro cavidades, dos superiores o atrios y dos inferiores o ventrículos. Los atrios reciben la sangre del sistema venoso, pasan a los ventrículos y desde ahí salen a la circulación arterial.

El atrio y el ventrículo derecho forman lo que clásicamente se denomina el corazón derecho. Recibe la sangre que proviene de todo el cuerpo, que desemboca en el atrio derecho a través de las venas cavas superior e inferior. Esta sangre, baja en oxígeno, llega al ventrículo derecho, desde donde es enviada a la circulación pulmonar por la arteria pulmonar. Dado que la resistencia de la circulación pulmonar es menor que la sistémica, la fuerza que el ventrículo debe realizar es menor, razón por la cual su tamaño muscular es considerablemente menor al del ventrículo izquierdo.

El atrio izquierdo y el ventrículo izquierdo forman el llamado corazón izquierdo. Recibe la sangre de la circulación pulmonar, que desemboca a través de las cuatro venas pulmonares a la porción superior de la aurícula izquierda. Esta sangre está oxigenada y proviene de los pulmones. El ventrículo izquierdo la envía por la arteria aorta para distribuirla por todo el organismo.

El tejido que separa el corazón derecho del izquierdo se denomina septo o tabique. Funcionalmente, se divide en dos partes no separadas: la superior o tabique interatrial, y la inferior o tabique interventricular. Este último es especialmente importante, ya que por él discurre el fascículo de His, que permite llevar el impulso a las partes más bajas del corazón.


Válvulas cardíacas
Las válvulas cardíacas son las estructuras que separan unas cavidades de otras, evitando que exista reflujo retrógrado. Están situadas en torno a los orificios atrioventriculares (o aurículo-ventriculares) y entre los ventrículos y las arterias de salida. Son las siguientes cuatro:

La válvula tricúspide, que separa la aurícula derecha del ventrículo derecho.
La válvula pulmonar, que separa el ventrículo derecho de la arteria pulmonar.
La válvula mitral o bicúspide, que separa la aurícula izquierda del ventrículo izquierdo.
La válvula aórtica, que separa el ventrículo izquierdo de la arteria aorta.

Fisiología del músculo cardiaco

Ciclo cardiaco
Cada latido del corazón lleva consigo una secuencia de eventos que en conjunto forman el ciclo cardíaco, constando principalmente de tres etapas: sístole atrial, sístole ventrícular y diástole. El ciclo cardíaco hace que el corazón alterne entre una contracción y una relajación aproximadamente 72 veces por minuto, es decir el ciclo cardíaco dura unos 0,8 segundos.


Sístole
DiástolePara que exista paso de sangre de una cavidad a otra del corazón, la presión de la cavidad impulsora ha de ser siempre mayor que la de la cavidad receptora.

Durante la sístole auricular, las aurículas se contraen y proyectan la sangre hacia los ventrículos, si bien este paso de sangre es esencialmente pasivo, por lo que la contracción auricular participa poco en condiciones de reposo, sí que cobra importancia durante el ejercicio físico. Una vez que la sangre ha sido expulsada de las aurículas, las válvulas atrioventriculares entre las aurículas y los ventrículos se cierran. Esto evita el reflujo de sangre hacia las aurículas. El cierre de estas válvulas produce el sonido familiar del latido del corazón. Dura aproximadamente 0,1 s. En este momento el volumen ventricular es máximo, denominándose volumen de fin de diástole o telediastólico.
La sístole ventricular implica la contracción de los ventrículos expulsando la sangre hacia el aparato circulatorio. En esta fase se contrae primeramente la pared del ventrículo sin que haya paso de sangre porque hay que vencer la elevada presión de la aorta o de la arteria pulmonar; cuando esto se produzca tendrá lugar la eyección, la cual ocurre en dos fases, una rápida y otra lenta. Una vez que la sangre es expulsada, las dos válvulas sigmoideas, la válvula pulmonar en la derecha y la válvula aórtica en la izquierda, se cierran. Dura aprox. 0,3 s.Hay que decir que los ventrículos nunca se vacían del todo, quedando siempre sangre que forma el volumen de fin de sístolo o telesistólico.
Por último la diástole es la relajación de todas las partes del corazón para permitir la llegada de nueva sangre. Dura aprox. 0,4 s. [Corrección: En las imágenes adjuntas, ambas corresponden a una contracción del corazón, por lo tanto a Sístoles, No Diastole.]
En el proceso se pueden escuchar dos ruidos:

Primer ruido cardiaco: cierre de válvulas tricuspide y mitral.
Segundo ruido cardiaco:cierre de válvulas sigmoideas (válvulas pulmonares y aortas).
Ambos ruidos se producen debido al cierre súbito de las válvulas, sin embargo no es el cierre lo que produce el ruido, sino la reverberación de la sangre adyacente y la vibración de las paredes del corazón y vasos cercanos. La propagación de esta vibración da como resultado la capacidad para auscultar dichos ruidos.

Este movimiento se produce unas 70 a 80 veces por minuto.

La expulsión rítmica de la sangre provoca el pulso que se puede palpar en las arterias radiales, carótidas, femorales, etc.

Si se observa el tiempo de contracción y de relajación se verá que las atrios están en reposo aprox. 0,7 s y los ventrículos unos 0,5 s. Eso quiere decir que el corazón pasa más tiempo en reposo que en trabajo.

En la fisiología del corazón, cabe destacar, que sus células se despolarizan por sí mismas dando lugar a un potencial de acción, que resulta en una contracción del músculo cardíaco. Por otra parte, las células del músculo cardíaco se "comunican" de manera que el potencial de acción se propaga por todas ellas, de tal manera que ocurre la contracción del corazón. El músculo del corazón jamás se tetaniza (los cardiomiocitos tienen alta refractariedad, es por eso que no hay tétanos)

El nodo sinusal tiene actividad marcapasos, esto significa que genera ondas lentas en el resto del tejido sinusal.


Bloqueadores
TTX tetradotoxina es un bloqueador de los canales de Na+ voltaje dependientes. Si es aplicado, se generará una onda lenta y no habrá contracción.
NIFEDIPINO, DILTIAZEM y VERAPAMIL son bloqueadores de canales de calcio dependientes de voltaje; afectan la amplitud de las ondas lentas.
ATROPINA es un bloqueador de los receptores muscarínicos por lo tanto hace que aumente la frecuencia cardíaca debido a activación del Sistema nervioso simpático.
PROPANOLOL es un bloqueador de los ß-adrenorreceptores del nodo sinusal; su acción es disminuir la frecuencia cardíaca.

Excitación cardíaca. Sistema Cardionector.

Corazón humano.
Ilustración del corazón humano.
Corazón y venas principales.El músculo cardíaco es miogénico. Esto quiere decir que, a diferencia del músculo esquelético, que necesita de un estímulo consciente o reflejo, el músculo cardiaco se excita a sí mismo. Las contracciones rítmicas se producen espontáneamente, así como su frecuencia puede ser afectada por las influencias nerviosas u hormonales, como el ejercicio físico o la percepción de un peligro.

La estimulación del corazón está coordinada por el sistema nervioso autónomo, tanto por parte del sistema nervioso simpático (aumentando el ritmo y fuerza de contracción) como del parasimpático (reduce el ritmo y fuerza cardiacos).

La secuencia de las contracciones está producida por la despolarización (inversión de la polaridad eléctrica de la membrana debido al paso de iones activos a través de ella) del nodo sinusal o nodo de Keith-Flack (nodus sinuatrialis), situado en la pared superior de la aurícula derecha. La corriente eléctrica producida, del orden del microvoltio, se transmite a lo largo de las aurículas y pasa a los ventrículos por el nodo auriculoventricular (nodo AV) situado en la unión entre los dos ventrículos, formado por fibras especializadas. El nodo AV sirve para filtrar la actividad demasiado rápida de las aurículas. Del nodo AV se transmite la corriente al fascículo de His, que la distribuye a los dos ventrículos, terminando como red de Purkinje.

Este sistema de conducción eléctrico explica la regularidad del ritmo cardíaco y asegura la coordinación de las contracciones auriculoventriculares. Esta actividad eléctrica puede ser analizada con electrodos situados en la superficie de la piel, llamándose a esta prueba electrocardiograma o EKG.

Batmotropismo: el corazón puede ser estimulado, manteniendo un umbral.
Inotropismo: el corazón se contrae bajo ciertos estímulos. El sistema nervioso simpático tiene un efecto inotrópico positivo, por lo tanto aumenta la contractilidad del corazón.
Cronotropismo: se refiere a la pendiente del potencial de acción. SN Simpático aumenta la pendiente, por lo tanto produce taquicardia. En cambio el SN Parasimpático la disminuye.
Dromotropismo: es la velocidad de conducción de los impulsos cardíacos mediante el sistema excito-conductor. SN Simpático tiene un efecto dromotrópico positivo, por lo tanto hace aumentar la velocidad de conducción. Sn parasimpático es de efecto contrario.
Lusitropismo: es la relajación del corazón bajo ciertos estímulos.

Datos curiosos
El corazón bombea solamente el 70 por ciento de la sangre que se encuentra en las auriculas y en los ventrículos.
La presión que crea el corazón humano al latir, es suficiente para lanzar la sangre a 10 metros de altura.[cita requerida]
Existen sensores en nuestro sistema circulatorio que se encargan de "sentir (o recibir las sensaciones de)" las presiones, es por esto que se llaman barorreceptores. En el corazón tenemos barorreceptores de presión baja, localizados en las paredes del atrio y en vasos pulmonares, estos son sensibles a la distensión de las paredes. Por ejemplo si disminuye el llenado normal de los vasos pulmonares y atrios entonces habrá una señal (que llega al tronco encefálico) que le avise al sistema nervioso que debe aumentar la actividad simpática y la secreción de Hormona antidiurética para así compensar esa "baja de volumen" que había. También hay barorreceptores en el cayado aórtico y en el seno carotídeo que, según se produzca una disminución o un aumento de la presión sanguínea se estimularán el sistema nervioso simpático o parasimpático respectivamente para así restablecer el cambio de la presión (retroalimentación negativa).
Durante el desarrollo intrauterino del ser humano, estructuras que cumplen la función del corazón aparecen entre las semanas 4 y 5 pero, al no disponer el embrión de un sistema nervioso en funcionamiento, este funciona de manera automática, y sus latidos tienen una frecuencia de 160 lat/min. Esta frecuencia aumenta hasta la semana 8 a 10. En el último trimestre, cuando el sistema nervioso ya es funcional, la frecuencia disminuye. En esta etapa se produce un control parasimpático del ritmo cardíaco.
Casi todo el mundo tiene el corazón en el lazo izquierdo (centro-izquierdo) pero hay una pequeña proporción de la población (0.01%) que tiene el corazón a la derecha.

Arterias coronarias

Se llaman arterias coronarias a las arterias que irrigan el miocardio del corazón. Nacen todas ellas directamente de la aorta, al poco tiempo de su nacimiento en el ventrículo izquierdo. El ostium de las arterias coronarias se encuentra muy cerca de las valvas de la válvula aórtica y puede afectarse por patologías de ésta. Son dos: la arteria coronaria derecha y la arteria coronaria izquierda.

La arteria coronaria derecha se divide en dos ramas principales; la arteria descendiente posterior y la arteria marginal derecha. La arteria coronaria derecha irriga fundamentalmente, el ventrículo derecho y la región inferior del ventrículo izquierdo.

La arteria coronaria izquierda se divide, casi enseguida de su nacimiento, en arteria descendente anterior y arteria circunfleja. La arteria descendente anterior irriga la cara anterior y lateral del ventrículo izquierdo además del tabique interventricular por sus ramas septales. La arteria circunfleja irriga la cara posterior del ventrículo izquierdo.

Todo esto dicho de un modo esquemático, ya que la variabilidad de los territorios irrigados por cada rama coronaria es muy grande entre los individuos y existe circulación cruzada entre diferentes territorios.

Existen diferentes tipos de patologías coronarias aunque sin duda lo más frecuente y de mayor relevancia clínica, debido a prevalencia mundial, es la aterosclerosis coronaria que da lugar a la cardiopatía isquémica.

La cardiopatía isquémica es una de las principales causas de mortalidad a nivel mundial y más del 90% de los casos son secundarios a aterosclerosis coronaria.

La cardiopatía isquémica se puede manifestar de manera aguda en tres principales síndromes coronarios: Angina inestable, infarto sin elevación del segmento ST e infarto con elevación del segmento ST.


Referencias
? (Organización Mundial de la Salud, http://www.who.int/features/qa/18/es/index.html)


Inervación del corazón
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda
Este artículo o sección tiene un estilo difícil de entender para los lectores interesados en el tema. Si tienes capacidad, por favor edítalo, contribuye a hacerlo más accesible para el público general, sin eliminar los detalles técnicos que interesan a los especialistas.

1. Cerebro. 2. Cerebelo. 3. Puente. 4. Bulbo. 5. Médula espinal. 6. Seno carotídeo. 7. Aorta. 8. Cadena simpática con ganglios paravertebrales. 9. Vasos sanguineos. 10. Nervio glosofaríngeo (IX par). 11. Nervio vago (X par). Fibras motoras y sensitivas. 12. Nervio cardiaco. 13. Fibras simpáticas que inervan vasos sanguineos. 14. Barorreceptores del seno carotideo. 15. Barorreceptores aórticos. 16. Vías aferentes desde quimiorreceptores a centros bulbares. 17. Centro vasomotor bulbar.La inervación del corazón es dada por fibras nerviosas autónomas procedentes de los nervios vagos y de los troncos simpáticos.

Contenido
1 Inervación autónoma del corazón
1.1 Inervación autónoma eferente
1.1.1 Inervación simpática
1.1.2 Inervación parasimpática
1.2 Inervación autónoma aferente
2 Reflejos cardiovasculares
2.1 Del seno carotídeo y arco aórtico
2.2 De la aurícula derecha o de Bainbridge
3 Otras relaciones producto de la inervación del corazón
3.1 Regulación del flujo sanguíneo coronario
3.2 Inervación del pericardio
3.3 Inervación de la aorta



Inervación autónoma del corazón
El corazón es influenciado por el control autónomo de los sistema simpático y parasimpático (vagal), que ejercen su acción a través de los plexos cardiacos que se encuentran en la base del corazón, divididos en dos porciones; una superficial (ventral) y otra profunda (dorsal).

Plexo Cardiaco Superficial: proveniente del ganglio cervical superior izquierdo (simpático) y del nervio vago izquierdo (parasimpático), formará el plexo pulmonar izquierdo y coronario derecho.
Plexo Cardiaco Profundo: proveniente de los ganglio cervicales medio e inferior izquierdos, ganglios cervicales superior, medio e inferior derecho, ganglios torácicos (T1-T4/+T5+T6) de ambos lados y del nervio vago derecho, formará el plexo pulmonar derecho, coronario izquierdo y parte del coronario derecho.
Ramas comunicantes: entre ambos Plexos Cardiacos.

Inervación autónoma eferente

Inervación simpática
Las fibras simpáticas preganglionares se originan del I al IV niveles dorsales (y algunas veces del V y VI) de la médula espinal. Hacen sinapsis en los ganglios cervicales y dorsales.

Ganglios del Tronco Simpático: formación de las ramas cardiacas simpáticas hacia el corazónLas fibras simpáticas postganglionares que van al corazón, son conducidas por ramas cardíacas de las porciones cervical y dorsal del tronco simpático; estas fibras terminan en los nódulos sinoauricular y aurículoventricular, en las fibras del músculo cardiaco y dilatación de las arterias coronarias, comprendiendo tanto aurículas como ventrículos. La activación de estos nervios da por resultado: aceleración cardiaca, aumento de la fuerza de contracción del músculo cardiaco y dilatación de las arterias coronarias.
Ramas cardiacas: Las ramas cardiacas son extremadamente variables en su topografía y dirección, y están agrupados según su nivel de origen en la siguiente forma:

Las ramas cardiacas cervicales: con frecuencia superior y media; se originan en el tronco simpático cervical, en los ganglios, o en ambos, y generalmente se unen con ramas del nervio vago, plexo faríngeo, laríngeo, carotídeo y tiroideo. Después el conjunto de ramas desciende por delante o por detrás del cayado aórtico y entra al plexo cardíaco. El nervio simpático cervical superior no recibe aferencias sensitivas de la zona.
Las ramas cardiacas cervicotorácicas: denominadas también cervicales inferiores; se originan en el ganglio cervicotorácico (ganglio estrellado) y generalmente se unen por medio de las ramas cardiacas cervicotorácicas al nervio vago (a veces hay una rama del nervio frénico que se une). Después el conjunto de nervios se dirige por delante o por detrás del cayado aórtico hacia el plexo cardiaco.
Las ramas cardiacas torácicas: se originan en el cuarto o quinto ganglio simpático torácicos superiores y junto con las ramas cardiacas torácicas del nervio vago (relacionándose con los nervios laríngeos recurrentes izquierdos), van directamente al plexo cardiaco, especialmente a las paredes posteriores de las aurículas.

Inervación parasimpática

Nervio Vago: principal componente parasimpático visceral, formando el plexo cardiaco.Las fibras parasimpáticas preganglionares en los nervios vagos (originadas en el bulbo raquídeo, en el núcleo dorsal (parasimpático), donde recibe aferencias del hipotálamo y del nervio glosofaríngeo) son conducidas como ramas cardíacas cervical y torácica hacia las células ganglionares en el plexo cardíaco (debajo de la bifurcación traqueal, en la adventicia del tronco pulmonar) o subepicárdico, donde hacen sinapsis.
Las fibras parasimpátcias posganglionares inervan el nódulo de Keith y Flack (sinoauricular) y el de Aschoff Tawara (atrioventricular) y las arterias coronarias. La activación de estos nervios produce una reducción de la frecuencia y la fuerza de la contracción del miocardio y la vasoconstricción de las arterias coronarias.

Inervación autónoma aferente
La mayoría de las vísceras están inervadas sólo por nervios autónomos. Por lo tanto, se deduce que el dolor visceral es conducido por nervios autónomos aferentes. El dolor visceral es difuso y mal localizado, mientras que el dolor somático es intenso y localizado. El dolor visceral con frecuencia está referido a las áreas cutáneas inervadas por los mismos segmentos de la médula espinal que la víscera dolorosa. La explicación del dolor referido no se conoce. Una teoría es que las fibras nerviosas desde la víscera y el dermatoma ascienden en el sistema nervioso central a lo largo de una vía común y que la corteza cerebral es incapaz de distinguir entre los sitios de origen. Otra teoría es que, en condiciones normales, la víscera no da origen a estímulos dolorosos, mientras que el área cutánea recibe repetidamente estímulos nocivos. Dado que ambas fibras aferentes entran en la médula espinal en el mismo segmento, el encéfalo interpreta la información como proveniente de la piel en lugar de la víscera.

Dolor cardiaco: se presume que el dolor en el corazón como resultado de una isquemia aguda del miocardio es causado por la deficiencia de oxígeno y la acumulación de metabolitos, los cuales estimulan las terminaciones nerviosas sensitivas presentes. Las fibras nerviosas aferentes ascienden hasta el sistema nervioso central a través de las ramas cardíacas del tronco simpático y entran en la médula espinal a través de las raíces posteriores de los cuatro nervios torácicos superiores. La naturaleza del dolor varía considerablemente, desde un dolor aplastante intenso hasta nada más que un malestar leve.


Dermatomas referidos como proyecciones de dolor visceral. Nótese el del corazón en el lado izquierdo del tórax y medial del brazo izquierdo, además de la línea media posterior a nivel de T1-T2.El dolor no se siente en el corazón, sino que está referido a las áreas cutáneas inervadas por los nervios espinales correspondientes. Por lo tanto, se afectan las áreas cutáneas inervadas por los cuatro nervios intercostales superiores comprometiendo así al nervio intercostobraquial (T2) que se comunica con los nervios braquial cutáneo interno y posterior, y se distribuye en la piel del lado medial y a veces posterior superior del brazo. Debe producirse cierto grado de propagación de la información nerviosa dentro del sistema nervioso central, ya que a veces se siente el dolor en el cuello y la mandíbula.

El infarto de miocardio que afecta la pared inferior (o diafragmática) del corazón a menudo da origen a un malestar en el epigastrio, inmediatamente por debajo del esternón. Debe suponerse que las fibras nerviosas aferentes desde el corazón ascienden en los nervios simpáticos y entran en la médula espinal en las raíces posteriores del séptimo, octavo y noveno nervios torácicos, y dan origen al dolor referido en los dermatomas torácicos T7, T8 y T9 en el epigastrio.

Dado que el corazón y la parte torácica del esófago probablemente tienen vías dolorosas aferentes similares, no es sorprendente que el dolor de la esofagitis aguda pueda imitar el dolor del infarto de miocardio.


Reflejos cardiovasculares

Del seno carotídeo y arco aórtico

Secuencia de sucesos en Reflejos del seno carotídeo y arco aórtico: 1. Barorreceptor aórtico 2. Barorreceptor carotídeo 3. Nervio inhibitorio de Ludwig y Cyon 4. Nervio del seno carotídeoEl seno carotídeo y el arco aórtico sirven como barorreceptores.

A medida que la presión arterial aumenta, las terminaciones nerviosas ubicadas en la pared de estos vasos son estimuladas. Las fibras aferentes provenientes del seno carotídeo ascienden en el nervio glosofaríngeo y terminan en el núcleo solitario (sensitivo) que tiene conexión con el núcleo dorsal (motor parasimpático) del nervio vago. Las fibras aferentes provenientes del arco aórtico ascienden en el nervio vago.

La activación de este recorrido, disminuye la frecuencia cardiaca. Al mismo tiempo, fibras retículoespinales descienden hasta la médula espinal e inhiben la eferencia de simpática preganglionar hacia el corazón y las arteriolas cutáneas. El efecto combinado de la estimulación de la acción parasimpático sobre el corazón y la inhibición de la acción simpática sobre el corazón y vasos sanguíneos, reduce la frecuencia y la fuerza de contracción del corazón y la resistencia periférica de los vasos sanguíneos. En consecuencia, la presión arterial cae. Así, la presión arterial de un individuo es modificada por la información aferente recibida desde los barorreceptores.


De la aurícula derecha o de Bainbridge

Mecanismo de control sobre el corazón. Reflejos de depresión (seno carotídeo y arco aórtico) y excitación (de Bainbridge) sobre el flujo sanguíneo y frecuencia cardiaca.
Se inicia cuando las terminaciones nerviosas ubicadas en la pared de la aurícula derecha (y de la vena cava) son estimuladas por aumento de la distensión de las paredes (receptores de volumen). Las fibras aferentes ascienden en el nervio vago hasta llegar al núcleo solitario (bulbo raquídeo) Las neuronas conectoras inhiben el núcleo dorsal (parasimpático) del nervio vago y las fibras retículoespinales estimulan la eferencia simpática torácica hacia el corazón, lo cual produciría, aceleración de la frecuencia cardiaca.

El modulador del sistema nervioso autónomo, es decir, el hipotálamo (hipotalámica anterior y preóptica, parasimpáticas; hipotalámica posterior y lateral, simpática), por su parte, puede ser influido por otros centros superiores del sistema nervioso central.


Otras relaciones producto de la inervación del corazón

Sistema nervioso autónomo: formación de plexos para inervación visceral.
Regulación del flujo sanguíneo coronario
El flujo sanguíneo coronario está regulado principalmente por factores locales relacionados con los requerimientos metabólicos del miocardio; los primeros estudios sobre los efectos del sistema nervioso autónomo en la circulación coronaria demostraron que este sistema ejercía muy poca influencia a nivel de la circulación coronaria; sin embargo en estudios más recientes hay evidencia considerable de influencia del sistema simpático en la regulación de la resistencia de los pequeños vasos coronarios y vasos de conductancia más grandes.


Inervación del pericardio
El pericardio seroso (formado por una sola capa de células mesoteliales) se inerva por ramas de los plexos subsidiarios del plexo cardíaco, que tienen fibras simpáticas, parasimpáticas y aferentes. El pericardio parietal se inerva por fibras sensitivas que viajan en su mayoría por los nervios frénicos, aunque también por los nervios intercostales. También recibe fibras simpáticas y parasimpáticas del plexo cardiaco.


Inervación de la aorta
Las aferencias sensitivas de la arteria aorta ascendente pasan por los tres ganglios cervicales derechos, mientras que las del primer tercio de la aorta descendente se integran en los izquierdos. El resto de las aferencias de la aorta torácica descendente se integran bilateralmente en los cinco primeros segmentos torácicos. La aorta torácica descendente se inerva con fibras de los ganglios simpáticos T4 y T5 y por los nervios esplácnicos mayores o sus ramas.

Los vasos sanguíneos del corazón comprimen las arterias coronarias y las venas cardíacas, los cuales trasportan sangre a y desde la mayor parte del miocardio. El endocardio y parte del tejido subendocárdico localizado inmediatamente por fuera del endocardio, reciben oxígeno y nutrientes por difusión o derectamente por microvascularización de las camaras del corazón. Los vasos sanguíneos del corazón, normalmente rodeados de grasa, discurren através de la superficie del corazón justo por debajo del epicardio. Ocasionalmente, parte de los vasos se introducen en el interior del miocardio. Los vasos sanguíneos del corazón reciben estímulos por inervación simpática y parasimpática.

Irrigación arterial del corazón Las arterias coronarias, las primeras ramas de la aorta, irrigan el miocardio y el epicardio. Las arteria coronarias derecha e izquierda surgen de los senos aórticos correspondientes en la parte proximal de la aorta ascendente, justo por encima de la valvula aórtica y pasan a los lados opuestas del tronco pulmonar. Las arterias coronarias irrigan ambas auriculas y ventriculos; sin embargo las ramas auriculares son usualmente pequeñas y dificiles de distinguir en corazones de cadaveres. La distribucion ventricular de cada arteria coronaria no esta presisamente demarcada.

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Inervaci%C3%B3n_del_coraz%C3%B3n"
Categoría oculta: Wikipedia:Artículos demasiado complejos

Trastornos del ritmo cardíaco
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda
El ritmo cardíaco es comandado por una estructura especializada llamada nódulo sinusal; desde allí parte un impulso eléctrico que estimula la contracción de las aurículas. Este impulso eléctrico alcanza luego el nódulo auriculoventricular y se propaga por las ramas derecha e izquierda del haz de His, para provocar la contracción ventricular.

Que la circulación de este impulso eléctrico siga la secuencia correcta es fundamental para que la contracción cardíaca se produzca cuando el corazón está lleno de sangre y, por lo tanto, el bombeo de la misma al resto del organismo sea adecuado.

Contenido
1 Clasificación de los trastornos del ritmo
1.1 Trastornos en la velocidad del ritmo cardíaco
1.2 Trastornos de la conducción
2 Conducta
3 Véase también
4 Referencias
5 Enlaces externos



Clasificación de los trastornos del ritmo

Trastornos en la velocidad del ritmo cardíaco
Cuando el ritmo cardíaco está anormalmente acelerado (por encima de 100 latidos por minuto), con el paciente en reposo, se habla de taquicardia. Por el contrario, un ritmo cardíaco de menos de 60 latidos por minuto, constituye una bradicardia. Ni la taquicardia ni la bradicardia constituyen enfermedades por sí mismas, sino que son signos clínicos de alguna patología cardíaca subyacente. Algunas de las causas más frecuentes de taquicardia son el abuso de estimulantes, ciertos medicamentos que aceleran la frecuencia cardíaca, sobredosis de algunas drogas, inhalación de monóxido de carbono, etc. Entre las causas más frecuentes de bradicardia se encuentran los trastornos de la conducción, también llamados "bloqueos cardíacos".

Una taquicardia extrema puede hacer que los ventrículos se contraigan tan rápidamente que no alcancen a llenarse de sangre en cada ciclo cardíaco, con lo cual se produce shock y eventualmente la muerte.

Una bradicardia extrema hace que el volumen eyectado por el corazón sea normal, pero como los latidos son tan espaciados la cantidad que llega a los tejidos no es suficiente para oxigenarlos, con los mismos resultados descritos anteriormente. Esto suele verse cuando no hay un funcionamiento adecuado del nódulo sinusal

En otras ocasiones, una parte del miocardio que normalmente no tendría actividad eléctrica propia genera un impulso que se propaga al resto del corazón y dispara un "latido extra", lo cual es conocido como extrasístole y se manifiesta con un síntoma muy conocido, la sensación de un vuelco en el corazón, con una pausa compensadora posterior. Cuando son pocas y aisladas no suelen requerir ningún tratamiento, pero siempre deberá ser el médico cardiólogo quien determine esto.




Arritmia = toda irregularidad en el ritmo natural del corazón
Bradicardia = pulso muy lento, por debajo de 60 latidos por minuto
Taquicardia = pulso muy rápido, por encima de 100 latidos por minuto
Fibrilación = latidos rápidos no coordinados; son contracciones de fibras musculares cardíacas individuales.
Trastornos de la conducción
Suelen llamarse también "bloqueos cardíacos" y pueden producirse a nivel de cualquiera de las estructuras mencionadas al principio. Evidentemente, un bloqueo a nivel del nódulo sinoauricular es extremadamente grave, ya que impide que el impulso eléctrico generado en el nódulo sinusal estimule la contracción de los ventrículos y, por consiguiente, el bombeo de sangre al resto del organismo.

El bloqueo a nivel de las ramas del haz de His, no suele tener consecuencias graves.


Conducta
Todo trastorno del ritmo o de la conducción requiere de la consulta con un médico cardiólogo. En algunos casos el problema se resuelve con medicación y en otros podrá ser necesario implantar un marcapasos, de los cuales hay varios tipos, según el problema que se busque resolver. En otros casos, procedimientos quirúrgicos a corazón abierto o mediante cateterismo cardíaco son los que aportan una solución al problema.


Presión sanguínea
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda
Se ha sugerido que este artículo o sección sea fusionado en tensión arterial. (Discusión).
Una vez que hayas realizado la fusión de artículos, pide la fusión de historiales en WP:TAB/F.

Para otros usos de este término, véase Tensión.

Medidor automático de la presión arterial.La presión sanguínea o tensión sanguínea es la fuerza de presión ejercida por la sangre circulante sobre las paredes de los vasos sanguíneos, y constituye uno de los principales signos vitales. La presión de la sangre disminuye a medida que la sangre se mueve a través de arterias, arteriolas, vasos capilares, y venas; el término presión sanguínea generalmente se refiere a la presión arterial, es decir, la presión en las arterias más grandes, las arterias que forman los vasos sanguíneos que toman la sangre que sale desde el corazón. La presión arterial es comúnmente medida por medio de un esfigmomanómetro, que usa la altura de una columna de mercurio para reflejar la presión de circulación (ver Medición no invasiva más abajo). Los valores de la presión sanguínea se expresan en kilopascales (kPa) o en milímetros del mercurio (mmHg), a pesar de que muchos dispositivos de presión vascular modernos ya no usan mercurio.

La presión arterial varía durante el ciclo cardíaco de forma semejante a una función sinusoidal lo cual permite distinguir una presión sistólica que es definida como el máximo de la curva de presión en las arterias y que ocurre cerca del principio del ciclo cardíaco durante la sístole o contracción ventricular; la presión arterial diastólica es el valor mínimo de la curva de presión (en la fase de diástole o relajación ventricular del ciclo cardíaco). La presión media a través del ciclo cardíaco se indica como presión sanguínea media; la presión de pulso refleja la diferencia entre las presiones máxima y mínima medidas.

Los valores típicos para un ser humano adulto, sano, en descanso, son aproximadamente 120 mmHg (16 kPa) para la sístólica y 80 mmHg (11 kPa) para la diastólica (escrito como 120/80 mmHg, y expresado oralmente como "ciento veinte sobre ochenta". Estas medidas tienen grandes variaciones de un individuo a otro. Estas medidas de presión sanguínea no son estáticas, experimentan variaciones naturales entre un latido del corazón a otro y a través del día (en un ritmo circadiano); también cambian en respuesta al stress, factores alimenticios, medicamentos, o enfermedades. La hipertensión se refiere a la presión sanguínea que es anormalmente alta, al contrario de la hipotensión, cuando la presión es anormalmente baja. Junto con la temperatura del cuerpo, la presión sanguínea es el parámetro fisiológico más comúnmente medido.

Aunque a la presión sanguínea se la confunde con la presión arterial, se puede distinguir dos tipos de presión sanguínea:

Presión venosa
Presión arterial: Tiene dos componentes o medidas de presión arterial que son:
Presión sistólica o la alta.
Presión diastólica o la baja.
Contenido
1 Valores normales
2 Presión
3 Fisiología
3.1 Regulación
4 Patofisiología
4.1 Alta presión arterial
4.2 Presión arterial baja
5 Medición
5.1 Medición no invasiva
5.1.1 Métodos de palpación
5.1.2 Métodos de auscultación
5.1.3 Métodos oscilométricos
5.2 Medición invasiva
5.3 Monitorización en el hogar
5.3.1 Exactitud del monitoreo en el hogar
6 Véase también
7 Enlaces externos
8 Referencias



Valores normales
Los rangos normales de la presión arterial en humanos adultos son:

Sistólica entre 90 y 140 mmHg (12 a 18 kPa)
Diastólica entre 60 y 90 mmHg (7 a 12 kPa)

Presión
El corazón está bombeando constantemente sangre hacia el interior de la aorta, la presión en el interior de la aorta es extremadamente alta; alcanzando en promedio 100mm de Hg. Además, como el bombeo del corazón es pulsátil, la presión arterial fluctúa entre la presión sistólica, de 120mm de Hg. y la presión diastólica, de 80mm de Hg.

A medida que la sangre fluye a través del sistema circulatorio, la presión disminuye progresivamente hasta casi 0mm de Hg al final de la vena cava, en la aurícula derecha. La presión sanguínea se refiere a la fuerza por unidad de superficie ejercida por la sangre en un vaso sanguíneo


Fisiología
La presión arterial media (MAP) es la presión promedio medida sobre un ciclo cardíaco completo.

La fluctuación hacia arriba y hacia abajo de la presión arterial resulta de la naturaleza pulsante del volumen cardiaco. La presión de pulso es determinada por la interacción del volumen de stroke contra la resistencia al flujo en el árbol arterial.

Las arterias más grandes, incluyendo las suficientemente grandes para verse sin ampliación, son conductos de baja resistencia con altos índices de flujos, que generan solamente pequeñas caídas en la presión (asumiendo que no hay un cambio aterosclerótico avanzado). Por ejemplo, con un sujeto en posición supina (acostado boca arriba), la sangre típicamente experimenta solo una caída de 5 mmHg (0.67 kPa) en la presión media, cuando viaja desde el corazón a los dedos del pie.

La fisiología moderna desarrolló el concepto de onda vascular de presión (VPW). Esta onda es creada por el corazón durante la sístole y se origina en la aorta ascendente, entonces viaja a través de las paredes de los vasos a las arterias periféricas mucho más rápidamente que la corriente sanguínea en sí misma. Allí, en las arterias periféricas, la onda de presión puede ser palpada como el pulso periférico. A medida que la onda es reflejada en las venas periféricas corre hacia atrás en una forma centrípeta. Donde se cruzan las crestas de la onda original y la reflejada, la presión dentro del vaso es más alta que la presión verdadera en la aorta. Este concepto explica la razón por la cual la presión arterial dentro de las arterias periféricas de las piernas y de los brazos es más alta que la presión arterial en la aorta, y alternativamente las presiones más altas vistas en el tobillo comparado al brazo con los valores normales del índice de presión braquial del tobillo.


Regulación
La regulación endógena de la presión arterial no es entendida completamente. Actualmente, tres mecanismos de regulación de la presión sanguínea han sido bien caracterizados:

Reflejo baroreceptor: Baroreceptores en varios órganos pueden detectar cambios en la presión arterial, y ajustan la media de la presión arterial alterando tanto la fuerza y la velocidad de las contracciones de corazón, así como la resistencia periférica total.
Sistema renina-angiotensina (RAS): Este sistema es generalmente conocido por su su ajuste a largo plazo de la presión arterial. Este sistema permite al riñón compensar por la pérdida en el volumen de la sangre o caídas en la presión arterial al activar un vasoconstrictor endógeno conocido como angiotensina II.
Liberación de aldosterona: Esta hormona esteroide es liberada desde la corteza suprarrenal en respuesta a la angiotensina II o a altos niveles de potasio en el suero. La aldosterona estimula en los riñones la retención del sodio y la excreción del potasio. Debido a que el sodio es el principal ion que, por ósmosis, determina la cantidad de fluido en los vasos sanguíneos, la aldosterona aumentará la retención de fluido, e indirectamente, la presión arterial.
Estos diferentes mecanismos no son necesariamente independiente uno del otro, como se indica por la relación entre el RAS y la liberación de la aldosterona. Actualmente, el sistema RAS es apuntado farmacológicamente por los Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina y los antagonistas del receptor de angiotensina II. El sistema de aldosterona es apuntado directamente por la espironolactona, un antagonista de la aldosterona. La retención de fluido puede ser apuntada por diuréticos; el efecto antihipertensivo de los diuréticos es debido a su efecto sobre volumen sanguíneo. Generalmente, el reflejo baroreceptor no es apuntado en la hipertensión porque si se bloquea, los individuos pueden sufrir de hipotensión ortostática y desfallecimiento.


Patofisiología

Alta presión arterial
Artículo principal: Hipertensión
La diagnosis de anormalidades en la presión sanguínea puede requerir mediciones sucesivas. Puesto que la presión arterial varía en el día, las mediciones deben ser tomadas al mismo tiempo del día para asegurarse que las lecturas sean comparables. Las horas convenientes son:

Inmediatamente después de despertar, mientras el cuerpo todavía está descansando/inactivo, (antes de lavarse/vestirse y antes de tomar el desayuno o una bebida)
Inmediatamente después de finalizar el trabajo
A veces es difícil cumplir estos requisitos en el consultorio médico; también, algunos pacientes se ponen nerviosos cuando su presión arterial es tomada en el consultorio, causando lecturas incrementadas (este fenómeno es llamado hipertensión de bata blanca). Tomar niveles de presión sanguínea en el hogar o el trabajo con un dispositivo casero de medición de presión sanguínea puede ayudar a determinar el verdadero rango de las lecturas de la presión arterial de una persona y evitar lecturas falsas por el efecto de la hipertensión de bata blanca. Los exámenes a largo plazo pueden ser hechos con un dispositivo ambulativo para medir la presión sanguínea que toma lecturas regulares de la presión arterial cada media hora en el curso de un día y una noche.

Aparte del efecto de la bata blanca, las lecturas de la presión arterial fuera de una instalación clínica generalmente son levemente más bajas en la mayoría de la gente. Los estudios que observaban los riesgos de la hipertensión y las ventajas de bajar la presión arterial en pacientes afectados estaban basados en lecturas en un ambiente clínico.

La presión arterial que excede los valores normales es llamada hipertensión arterial. En sí misma es solamente un problema agudo (ver emergencia hipertensiva). Pero debido a sus efectos indirectos a largo plazo (y también como indicador de otros problemas) es una preocupación seria para los médicos que la diagnostican.

Todos los niveles de presión arterial ponen stress mecánico en las paredes arteriales. Presiones más altas aumentan la carga de trabajo del corazón y la progresión del crecimiento malsano de tejido (ateroma) que se desarrolla dentro de las paredes de las arterias. Cuanto más alta es la presión, se presenta más stress y tiende a progresar más el ateroma, y el músculo de corazón tiende a engrosar, agrandar y llegar a ser más débil en el tiempo.