10 consejos para la higiene en el baño
Hay veces en que el llamado de la naturaleza nos ataca en cualquier parte. Cuando no puedes luchar contra el tsunami de caca que se viene, obviamente se pone el pecho a las balas no más. Sin embargo, más de alguna vez nos ha tocado entrar a un WC que a primera vista parece limpio. Pero ¡¡¡stop, stop, pare pare!!! Antes de sentarse.

Aquí les doy unos tips, consejos o recomendaciones para poder leer el volante de loza antes del depósito.

1.- Lo más importante es que el asiento debe estar brillante y el agua cristalina, de preferencia sin esa aureola culiá que marca el límite del vital elemento. Así se nota que hubo preocupación por la limpieza.

2.- Si hay aureola debemos preocuparnos (en un water se pueden pegar infecciones). Aunque esté limpio el asiento hay que levantarlo y observar si hay suciedad. Ojo con esas puntitos de sospechosos y diversos tonos café, negro y verdosos, eso es mierda, y a veces hongos.

3.- En ese punto lo mejor es bajar el asiento, humedecer con agua (si en el baño vez cloro, alcohol o colonias es mejor) un buen trozo de papel y limpiar el lugar donde apoyarás tu delicado culito. Luego toma otro trozo de papel y seca el asiento. Recuerda poner papel entre tu culo y el water, por todo el borde, eso en parte dificultará que se te suban bichos a la raja. Así ya puedes sentarte y expulsar el vendaval de mierda.

4.- Si hay manchitas, rayitas y residuos de caca flotando en el water es porque alguien dejó sus huellas antes que tu. Lo recomendable es hacer el mismo procedimiento del tip 3 y además tirar la cadena. Por lo general después de tirar la cadena (o cisterna como decía nuestro amigo español) cuesta que desaparezcan los rayones de mojón dentro del water, así que si no se van vuelve a tirar la cadena si es posible con algo de papel adentro. La idea es que cuando caguís y te salte agüita sepas que viene con bichos tuyos y no con los de otros.

5.- Volviendo al tema de los puntitos, los colores son importantes, si es clarito hubo una churretera de comida, oscuros son de churrete de caña y verdes son hongos. En este último caso es peligroso porque nuestras partes húmedas son propensas a agarrar todo tipo de champiñón hediondo. Siempre el mejor fungicida es el cloro, si hay en el baño úsalo, si no, vuelve al tip 3 y esta vez pon el doble de trozos de papel en el asiento para prevenir el contacto con hongos.

6.- Siempre, pero siempre que haya una ventanita es mejor abrirla, especialmente si es el baño de la oficina que compartimos con más gente. También recomiendo fumar un puchito, el olor es menos desagradable al de un vinagre churrete. Si te contorsionas un poco puedes lograr lo que Polakín hace, tirar el humo adentro del water para neutralizar el olor de los zurullos que flotan bajo tu raja.

7.- Tratar de dejar siempre lo más limpio posible. Recuerden ser solidarios con la persona que limpia el water de la oficina. Pobre señor o señora. Siempre he admirado a esos trabajadores.

8.- Jamás, pero jamás agarrar revistas, libros o diarios de baños ajenos. Recuerden que es fácil contagiarse de hepatitis y otras infecciones. Además, serios estudios indican que las personas que leen en el momento de ir a cagar no denotan inteligencia. Pero si es una costumbre se recomienda llevar su propia lectura.

9.- Tirar la cadena para verificar si corre bien el agua, este debería ser uno de los primeros tips, pero luego de leerlo no se les olvidará así que no importa si va casi al final jojo.

10.- Por último, mis queridos lectores, siempre lavarse las manos con jabón. Si no hay traten de usar cualquier detergente a mano, champú o lavalozas por ejemplo. Ideal que en los baños haya bidé, pero está en extinción, si lo hay les recomiendo usarlo. No hay nada mejor que un refrescante chorrito de agua para el chiquitín luego de una buena cagada.