CONTAMINACIÓN SONORA O ACÚSTICA EN EL PERU
La contaminación acústica es la forma de contaminación más frecuente y subestimada, que no está incorporado en el código Penal como delito contra la salud pública sino solamente como falta. Si consideramos la contaminación acústica como perjuicio grave por naturaleza, como bien establece los Derechos Humanos, ponen de manifiesto las graves consecuencias que la exposición prolongada a un nivel elevado de ruidos tienen sobre la salud de las personas, integridad física y moral, su conducta social y en determinados casos de especial gravedad, aun cuando no pongan en peligro la salud de las personas, pueden atentar contra su derecho a la intimidad personal y familiar, en el ámbito domiciliario, en la medida que impidan o dificulten gravemente el libre desarrollo de la personalidad, resaltando que constituyen supuestos de especial gravedad cuando se trata de exposición continuada a unos niveles intensos de ruido.
Contaminación sonora o acústica

El Código Penal Peruano solo se refiere en el Libro Tercero como Faltas y con Título VI como “Faltas contra la tranquilidad pública”, en el artículo 452, que no indica fehacientemente sobre los peligros traen como consecuencia la contaminación acústica, y no se refiere a “inmisiones acústicas” en su contenido, sin duda, al considerar que en todo caso este término es propio de la jurisdicción de los gobiernos provinciales.
Es por eso que proponemos incorporar el Artículo “la contaminación acústica como causal de daño a la salud pública” en las normas jurídicas del Código Penal peruano.