TIEMPO DE LECTURA: 8 MINUTOS APROX.


El amor a los hijos es instintivo y sin condiciones. Es el único amor que dura para siempre, el que no nos va a defraudar y el que se encuentra disponible y atento en todo momento.


El amor a los Hijos.



Cuando perdemos a nuestros padres aunque ya seamos adultos, la sensación de orfandad nos pega a todos tan fuerte. No me ha tocado vivir algo asi, ojala nunca me pase....

El amor a los hijos se da por sobre entendido, por mas que ellos griten o lloren sin consuelo por vaya a saber dios por que, no nos molesta, tratamos de entenderlos y asi ver que es lo que quieren. suele ser a menudo un amor sin manifestaciones evidentes de cariño, amortiguado por la rutina, por lo cotidiano, por la vergüenza de expresar los sentimientos.


Cuando son chiquitos no saben hablar, pero se hacen entender de una u otra forma para decirte lo que quieren o necesitan.


amor






Ellos son nuestra sangre, nuestro cuerpo, nuestro todo.


En lo personal mi hijita es re pegota y ese lapso creado entre nosotros no se compra con nada del mundo. Los que son padres me van a entender.



(padre babeando frente a la compu )
hijos







Los hijos necesitan que los padres le manifiesten su afecto con señales más visibles que su atención, preocupación y apoyo; o sea con palabras, con gestos, con un trato diario afable y respetuoso para poder esperar que ellos cumplan con su rol de hijos.

Esto no representa para los padres un signo de debilidad, porque cumplir con el papel de padres afectuosos que expresan su afecto, no incluye dejar de lado su rol, la firmeza de las convicciones ni la disciplina.

Existe una expectativa de rol de madre en esta sociedad, que es necesario cumplir pero en forma creativa para favorecer la salud física y mental de los hijos; y que de ninguna manera representa el ideal de madre, que es algo que no existe.

La madre tiene a su cargo la protección y el cuidado de los hijos y la función de brindarle su calor y afecto, tarea que es importante que comparta con el padre.


El hogar es la contención que necesitan los hijos y los padres tienen que estar dispuestos y atentos.



La madre tiene que delegar sus tareas a una persona responsable si trabaja y facilitar la comunicación con ella para decidir sobre las situaciones que necesiten de su intervención y el padre tendrá que cumplir la tarea de autoridad y de sostenedor.

La autoridad no significa mandar, es un rol como cualquier otro que quiere decir hacerse cargo de la disciplina y responsable de asegurar el cumplimiento de las reglas.

Cuando las reglas son claras y las cumple también el que imparte la autoridad, es difícil que los hijos las trasgredan.

Es necesario que la madre mantenga a su cargo el timón de la casa, la dirección, la organización; y ser el gerente de la empresa más importante que es la familia. Porque cuando en una sociedad no se cumplen los roles familiares se produce un desequilibrio en el grupo que lleva a los hijos a comportarse en forma errática y antisocial.

Los padres pueden tener un ejército de empleados de servicio, pero su función es intransferible.

El amor a los hijos nunca se debe manifestar con sobre protección, porque los convertirá en personas débiles que necesitarán siempre vivir a la sombra de alguien más fuerte.

Proteger es brindarle sólo lo que necesitan y no más, porque es inconveniente acostumbrarlos a los excesos.



NUESTROS



La austeridad y la sencillez hará a los hijos menos exigentes, más capaces de afrontar las adversidades, de entender a los demás y de relacionarse, y más humildes y sensibles.

El amor no debe ser un obstáculo para ver las auténticas capacidades que tienen los hijos, porque la única forma de ayudarlos es respetando sus limitaciones y desarrollando sus habilidades específicas sin prejuicios.

Los hijos no tienen por qué ser iguales a los hijos de los demás, de hecho la diferencia es lo que los hace únicos y valiosos.

Este reconocimiento es esencial para desarrollar la autoestima en los hijos, a partir de lo que piensan sus padres, las personas más significativas para ellos.



Aca les dejo un Test que hicimos con mi señora y el resultado del mismo.

incondicional





¿Cómo demuestras el amor que sientes por tus hijos?



En ocasiones los padres creemos que para demostrar el amor por nuestros hijos, basta con cubrir sus necesidades materiales; pero, así sólo conseguimos alejarnos de lo que más queremos para ellos: Convertirlos en personas íntegras...

y muy felices. La mejor manera de conseguirlo es estableciendo un espacio de confianza y diálogo para que puedan acercarse a platicar sin miedo de cómo se sienten y lo que les preocupa o alegra; de este modo podrán alcanzar seguridad en sí mismos.

Si quieres averiguar cómo demuestras a tus hijos cuánto los quieres, contesta este test y comienza a mejorar el lenguaje no corporal y afectivo con el que te relacionas con ellos. Demuéstrales lo importantes que son para ti.


1) Cuando regresan tus hijos de la escuela los recibes con un beso o un abrazo.
a) Siempre b) A veces c) Nunca

2) Acostumbras premiar sus logros escolares o personales.
a) Siempre b) A veces c) Nunca

3) Les das gusto, si te piden que les compres algo que sabes que les encanta, y se los regalas.
a) Siempre b) A veces c) Nunca

4) Cuando se acerca a preguntarte sobre alguna materia de las escuela que le cuesta mucho trabajo, estás siempre dispuesto(a) a ayudarlo.
a) Siempre b) A veces c) Nunca

5) Les expreso un “te quiero” por lo menos una vez a la semana.
a) Siempre b) A veces c) Nunca

6) Los Castigas y reprendes sólo cuando lo merecen
a) Siempre b) A veces c) Nunca

7) Has golpeado alguna vez a tus hijos, como método de aprendizaje y corrección.
a) Siempre b) A veces c) Nunca

8) Dialogas con ellos siempre que se equivocan, y hacen algo indebido, antes que regañarlos.
a) Siempre b) A veces c) Nunca

9) Estableces límites y reglas que deben cumplir, para enseñarlos a actuar de forma prudente y les sirva en todos los ámbitos de su vida actual y futura de adultos.
a) Siempre b) A veces c) Nunca

10) Cubres todas sus necesidades inmediatas: ropa, calzado, comida, educación, diversión.
a) Siempre b) A veces c) Nunca

11) Procuras crear un ambiente de confianza, dándoles la oportunidad de que expresen sus sentimientos y los dejas hablar cuando hay algo que quieran explicarte.
a) Siempre b) A veces c) Nunca






PUNTAJES.

El amor a los Hijos.


Si obtuviste de 11 a 17 puntos: ¡Cuidado!
Parece que estás presente, pero sólo físicamente. Procura ser más atento a lo que les pasa a tus hijos y cómo se sienten en determinadas situaciones. No basta con cubrir sus necesidades materiales. El amor es lo más importante que puedes darles para que tengan un buen desarrollo personal.


Si tu resultado fue de 18 a 23 puntos:
Estás preocupado por lo que necesitan tus hijos y les das oportunidad de externar sus sentimientos. Eres capaz de escucharlos y darles un buen consejo; ayudándolos, así, a sentir confianza en sí mismos.


Si tu resultado fue de 24 a 33 puntos:
¡Felicidades, eres un padre/ madre excelente! Sabes cuando premiarles o castigar sus logros o fracasos en cualquier ámbito (escolar o personal). Te interesas por lo que les sucede, piensan y sienten. Les brindas un espacio de confianza en el que son escuchados y, también, ganan seguridad en su propia persona.




Espero que les haya gustado este pequeño post dedicado para todos nuestros hijos.







Fuente

# YO
# http://www.asexoria.net/index.php?option=com_content&view=article&id=28:icomo-demuestras-el-amor-que-sientes-por-tus-hijos&catid=15:padres-e-hijos&Itemid=20