El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) es la última fase de la infección causada por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). Una persona que está infectada con el VIH puede sentirse y lucir saludable por hasta diez años o más antes de que aparezcan los síntomas del SIDA.

Pero el VIH debilita continuamente el sistema de defensa del cuerpo hasta que éste no puede luchar contra infecciones tales como la neumonía, la diarrea, los tumores y otras enfermedades.



1- ¿Cómo puedo contraer el VIH?
El SIDA es una enfermedad transmitida principalmente por el contacto sexual. Casi todas las infecciones del VIH han sido transmitidas a través de una relación sexual desprotegida con alguien que ya está infectado con el VIH. El VIH puede también transmitirse por sangre infectada o productos de la sangre (las transfusiones de sangre) y por compartir agujas contaminadas. También la madre puede infectar a su niño antes del nacimiento, durante el parto o a través de la lactancia. El VIH no se transmite a través de un contacto humano diario normal.

2- ¿Puedo contagiarme de SIDA a partir de un contacto casual con una persona infectada?
No. Esto quiere decir que con una persona infectada está bien practicar deportes y trabajar juntos, darse la mano, abrazarla o besarla en la mejilla o en las manos, dormir en el mismo cuarto, respirar el mismo aire, compartir toallas y utensilios para comer y beber, usar las mismas duchas o baños, usar la misma agua de lavado y nadar en la misma piscina. No te puedes contagiar a través de la expectoración, el estornudo, la tos o a través de las lágrimas o el sudor, o a través de la picadura de mosquitos u otros insectos.

3- ¿Cómo puedo reconocer si alguien está infectado con el VIH?
No hay forma de reconocer si una persona se encuentra infectada o no con solo mirarla. Un hombre o una mujer con la que te reúnes en el trabajo, el colegio o el estadio de deportes, en un bar o en la calle puede estar portando el VIH y sin embargo, lucir completamente saludable. Pero durante este período de aparente salud, él o ella puede infectar a alguien más.

4- ¿Qué debo hacer para protegerme a mí mismo del VIH?
No existe vacuna para proteger a las personas del VIH. Tampoco existe cura para el VIH. Esto significa que existe solamente una forma de evitar el SIDA: la prevención.

5- ¿Cuál es la forma más segura de tener sexo?
Obviamente, estarás totalmente libre de riesgos si no tienes ningún contacto sexual. Pero también estarás seguro si tienes una relación estable donde tanto tú como tu pareja se encuentran libres del VIH y si ninguno de los dos tiene otra pareja sexual. El sexo sin penetración es otra forma de tener sexo seguro y rebaja notablemente el riesgo de infectarse con el VIH. Tú puedes tener un alto grado de estimulación y placer a través de las caricias, los abrazos, los besos, y los masajes en diferentes partes del cuerpo. El sexo seguro incluye el uso del condón, pero usándolo en forma correcta, y utilizando uno cada vez que tengas sexo.

6- ¿Cómo puedo saber que mantengo una relación segura?
Después de un mínimo de tres meses de iniciada una relación monógama y recíprocamente fiel, es muy reconfortante hacerse un examen médico que indique que ambos compañeros se encuentran libres de cualquier enfermedad transmitida sexualmente. Si se encuentra disponible la prueba del VIH, un examen negativo del VIH después de tres meses de esa relación indicará que estás libre del VIH. Por supuesto, los dos, tu pareja y tú necesitan permanecer mutuamente fieles para asegurar que permanecen libres del VIH y las enfermedades transmitidas sexualmente.

7- ¿Y el sexo oral, es seguro?
Necesitas saber que el virus del VIH está presente en las secreciones sexuales, incluyendo las secreciones vaginales de una mujer y el semen de un hombre. Esto significa que tomar las secreciones sexuales de la pareja dentro de la boca puede plantear un riesgo de infección. Es aconsejable realizar el sexo oral únicamente con algo de protección. Deberías usar un condón sobre el pene erecto y colocar una fina hoja de caucho sobre los genitales femeninos.

8- ¿Y el “beso de lengua" plantea riesgos?
El virus del SIDA no se encuentra en la saliva de la boca en condiciones normales. De modo que cuando dos personas sanas se besan, aún cuando el beso involucra tocar las lenguas o insertar la lengua profundamente dentro de la boca de la otra persona, no debería existir un riesgo significativo. Sin embargo, todos experimentamos alguna vez sangrado de las encías o una pequeña úlcera en la boca. Hay gente que tiene esto casi todo el tiempo. Si esto sucede a ambos individuos que se besan, y si existe intercambio de sangre entre las dos bocas, hay un riesgo potencial de que el virus pueda transmitirse de una persona a la otra. Pero no se sabe exactamente cuán grande es el riesgo.

9- ¿Puedo tener sexo anal?
Posiblemente tienes sexo anal para prevenir embarazos no deseados. O talvez lo tienes porque crees que esta es la forma de evitar infectarse con el VIH. Desgraciadamente, mucha gente cree en este mito. Pero sucede todo lo contrario: el virus del SIDA se pasa más fácilmente de una persona infectada a otra durante el sexo anal, más que el vaginal. En estas circunstancias, el uso de un condón bien lubricado es absolutamente esencial para prevenir el contagio. A diferencia de la vagina, que produce secreciones que lubrican el sexo vaginal, el ano no produce estas secreciones. Sin esa lubricación, la fricción adicional durante el sexo anal, puede provocar la ruptura de los condones. En algunos lugares, es posible conseguir condones fabricados especialmente para sexo anal. Si estos no se encuentran disponibles, deberías realmente tratar de situarte en el lado más seguro: busca otras formas de obtener satisfacción sexual.

10- ¿Qué hay sobre los riesgos de adquirir el VIH a través del uso de “drogas inyectables”? ¿Puede reducirse este riesgo?

Para evitar el alto riesgo de estar expuesto de esta forma al VIH lo mejor es utilizar jeringuillas y agujas esterilizadas y no usadas anteriormente, y usarlas solamente una vez. Si no tienes nada disponible excepto jeringuillas y agujas usadas, la única forma de protegerse del contagio del VIH es no inyectarse drogas en absoluto. Debes haber escuchado que es bueno utilizar blanqueador para desinfectar el instrumental para inyectar la droga. Pero deberías saber que no es una garantía segura de que éste mate al VIH.

11- Estoy preocupado ante la posibilidad de que podría tener una enfermedad transmitida sexualmente (ETS).
Tu puedes tener una ETS, como la gonorrea o la hepatitis B, si tienes una sensación de calor o quemazón cuando orinas. Los signos de una ETS en la mujer pueden ser una emisión no usual o sangrado inesperado de la vagina durante o después del coito. Un hombre infectado con una ETS puede tener una emisión desde su pene, o puede sufrir úlceras o decoloración de su pene. Si crees que tienes una ETS, deberías consultar de inmediato al doctor, someterte al tratamiento adecuado, y solicitar consejo sobre cómo evitar estos riesgos a futuro. Si tienes una ETS, has recibido un serio aviso de que has tenido sexo sin precaución. Podrías ser afortunado de haberte infectado con una de las enfermedades curables ETS. Pero recuerda que el SIDA es también una enfermedad de transmisión sexual, y de que no hay cura o vacuna para éste.

12- ¿Qué debo hacer si pienso que estoy contagiado con el VIH?
Si piensas que puedes tener el VIH y quieres asegurarte, consulta a tu doctor sobre los exámenes de sangre para detectar el virus. También puedes hacerlo por tu cuenta, muchas ciudades tienen centros de salud donde se puede conseguir un examen del VIH y una buena ayuda psicológica, sin siquiera tener que identificarte.

13- ¿De qué me sirve saber si estoy contagiado o no?

Se requiere de un gran coraje para ir y obtener la respuesta a esta pregunta. Pero si estás contagiado te permitiría obtener atención médica y apropiada si estuvieses infectado. Con atención adecuada, personas infectadas con VIH pueden vivir muchos años. Si estás infectado, puedes averiguar qué hacer para permanecer saludable por el mayor tiempo posible. Por ejemplo, es muy importante no contagiarse de otra ETS ni exponerse a otros tipos de infección. Y existen otras dos razones por las cuales es importante saber si te encuentras infectado.
- Si estás infectado con el VIH y tienes sexo con otras personas, existe un gran riesgo de que puedas transmitírselo a ellos.
- En segundo lugar, si estás infectado, ciertamente no querrás que tu sangre se utilice en una transfusión, si tuvieras que donar sangre a alguien que la necesite. En este caso es fundamental saber si estás infectado con el VIH.

fuente: http://www.tierramerica.net/2001/1202/losabias.shtml

Comenten, NADA DE "SOYES LE PREMIER Y LA REP......"

slds