Cheque de la Abundancia


Cheque de la Abundancia





Cheque de la Abundancia



Este es un ejercicio que podemos utilizar para crear riquezas, oportunidades, talentos. Nos concentramos en la idea de que recibimos el dinero, que es una realidad en el aquí y ahora, disfrutamos de verlo, sentirlo, olerlo, cambiarlo, invertir. Los resultados son sorprendentes, aumenta el entusiasmo, los deseos de crear y hacer algo maravilloso en nuestras vidas, sus ingresos de dinero aumentarán, las inversiones aumentan.
Si desea probar… haga su cheque, de cualquier manera si cree que funcionará:
Funcionará y si no cree: también esto último se le hará realidad.
La fe es importante y la gratitud.


¿Cómo hago el cheque de la abundancia?

Hay varias formas de hacerlo, este es solo una de ellas:
1. Donde diga Páguese a: escriba su nombre.
2. Anote la cantidad de dinero que desea en inversiones y efectivo.
3. Coloque el cheque de la abundancia en un lugar seguro, donde lo vea
todos los días cuando despierte. Visualícelo con fe y gratitud, siéntalo que
la es suyo, disfrútelo en el momento presente.


Esta es la manera de hacer el cheque de la abundancia como se menciona en la película El secreto.
Algunas personas escriben el cheque de la abundancia en el lapso de 24 horas después de la luna nueva o de la luna de cuarto creciente


Ahora veamos qué es lo que dice la película El Secreto:

Jack L Canfield autor de Sopa de pollo para el alma dice (copia textual): Cuando estaba trabajando con Stone me dijo: Quiero que pongas una meta tan grande que si la logras, te sorprenderá. Y sabrás que has alcanzado esa meta, solamente por lo que te he enseñado.
Bueno, en ese tiempo ganaba alrededor de ocho mil dólares al año y por alguna razón, quería algo que pudiese medir realmente, así que dije, Quiero ganar cien mil dólares en un año.
No tenía idea cómo podría lograr eso. No veía ninguna estrategia, ninguna posibilidad, así que sólo dije: Voy a declarar eso, voy a creer que es posible, voy a actuar como si fuera verdad, y lo dejaré ir. Así que eso hice.
Una de las cosas que me enseñó fue que todos los días cerrara los ojos y visualizara las metas como si ya las hubiese alcanzado.
Y, de hecho, había preparado un cheque de cien mil dólares y lo había pegado en el techo, para que fuese la primera cosa que viese al despertar. Alzaba mis ojos y allí estaba y me recordaba que esa era mi intención. A continuación, cerraba mis ojos y visualizaba que tenía los cien mil dólares y el estilo de vida correspondiente.
Es interesante notar que durante alrededor de treinta días no pasó nada, no tuve alguna idea brillante, nadie me ofreció más dinero.
Y de repente, mientras estaba en la ducha, y llevaba unas cuatro semanas practicando, cuando me llegó una idea de cien mil dólares.
Y llegó directamente a mi mente. Tenía un libro que había escrito y me dije, si puedo vender cuatrocientas mil copias de mi libro a veinticinco centavos de dólar cada una eso me dará cien mil dólares. Bueno, el libro estaba ahí, pero jamás había tenido ese pensamiento.
Y creo que uno de los secretos es: Cuando te llega un pensamiento inspirado debes confiar en él y debes actuar de acuerdo con eso.
En realidad no sabía cómo lograrlo, no sabía cómo iba a vender cuatrocientas mil copias, ya que nunca habíamos hecho eso. Y entonces vi el National Enquirer en el supermercado, lo había visto millones de veces, porque estaba ahí en el fondo.
Pero de repente, saltó hacia mí en el primer plano.
Y pensé, Caramba, si los lectores tuvieran noticias de mi libro, seguramente cuatrocientas mil personas podrían ir a comprarlo.
Y, alrededor de seis semanas después, di una charla en el Hunter College de Nueva York para seiscientos maestros y esta dama se me acerca al final, y me dice: Fue una gran charla, me gustaría entrevistarlo. Permítame darle mi tarjeta.
Y le pregunté: ¿Para quién escribe? -Soy periodista independiente, pero vendo muchos trabajos al National Equirer.
Imaginen, de repente llegó a mi mente esa melodía de la Dimensión Desconocida.
Era como, ¡Caramba! esto funciona realmente!.
Así que se publicó el artículo, y despegó la venta de nuestro libro.
Lo que deseo aclarar es que estaba atrayendo a mi vida los distintos eventos, incluyendo a esa persona. Y para acortar la historia, no gané cien mil dólares ese año. Hicimos noventa y dos mil trescientos veinte dólares.


Tomado de: película El secreto http://www.thesecret.tv/



secreto

el secreto

the secret

cheque de la abundancia

cheque abundancia

Cheque de la Abundancia

secreto

3 comentarios - Cheque de la Abundancia

@gothan
................... ooh.. dios mio..... si esa es la conspiracion del universo.. q universo más pobre
@tirabomba
si, pero no logró hacer 100 000, asi que no sirve.