El alcoholismo

El alcoholismo


Si vas a beber alcohol, hacelo con responsabilidad



¿Que es el alcoholismo?

El alcoholismo es una enfermedad que consiste en padecer una fuerte necesidad de ingerir alcohol, de forma que existe una dependencia física del mismo, manifestada a través de determinados síntomas de abstinencia cuando no es posible su ingesta. El alcohólico no tiene control sobre los límites de su consumo y suele ir elevando a lo largo del tiempo su grado de tolerancia al alcohol.

Caracteristicas

Hasta el momento no existe una causa común conocida de esta adicción, aunque varios factores pueden desempeñar un papel importante en su desarrollo y las evidencias muestran que quien tiene un padre o una madre con alcoholismo tiene mayor probabilidad de adquirir esta enfermedad.
Ello puede deberse, más que al entorno social, familiar o campañas publicitarias, a la presencia de ciertos genes que podrían aumentar el riesgo de alcoholismo.
Algunos otros factores asociados a este padecimiento son la necesidad de aliviar la ansiedad, conflicto en relaciones interpersonales, depresión, baja autoestima, facilidad para conseguir el alcohol y aceptación social del consumo de alcohol

¿De qué depende el efecto del alcohol?

Cuando se bebe alcohol, dos personas que toman la misma cantidad son afectadas de distinta forma. Incluso, una misma persona puede comportarse de distinta manera en oportunidades diferentes. Algunos de los factores que influyen en estos cambios son:

Características personales
» La edad, el estado físico, el peso, la cantidad de alimentos en el estómago, el tipo de personalidad y los antecedentes familiares influyen en la manera en que el alcohol afecta la conducta de cada persona.

Circunstancias
» El lugar donde se bebe, con quién se bebe y la ocasión en que se hace, inciden en la conducta del bebedor.


Estado de animo
» Las expectativas, los motivos y las emociones que se tienen para beber influyen en el comportamiento de la persona que ingiere alcohol.Una persona que ha ingerido una cantidad moderada de alcohol, en general, se pone más alegre, más audaz y más desinhibida de lo que habitualmente es.

Efectos en el organismo

Aún el consumo de pocas copas incide en su organismo, aprenda cómo:

En pequeñas cantidades puede:
» Perturbar la razón y el juicio
» Retardar los reflejos
» Dificultar el habla y el control muscular
» Provocar la pérdida del equilibrio
» Disminuir la agudeza visual y auditiva
» Relajar y disminuir la ansiedad
» Dificultar la capacidad de reacción
» Desinhibir, provocar sensación de euforia, locuacidad
» Irritar las paredes del estómago e intestino
» Provocar náuseas y vómitos por irritación de las paredes del estómago
» Alterar la absorción de sustancias nutritivas, especialmente las vitaminas B*
» Dilatar o expandir los capilares de la piel.

En grandes cantidades puede:

» Provocar pérdida de conocimiento
» Dificultar la respiración
» Producir gastritis crónica *
» Alterar el funcionamiento general del hígado provocando un daño celular que
se traduce, finalmente, en cirrosis hepática.
» Provocar una hepatitis aguda, que eventualmente puede llevar a la muerte
» Provocar hemorragia digestiva
» Causar la muerte por parálisis respiratoria y compromiso cardiovascular

Escala Gramos de alcohol por litro de sangre


Tolerancia


Cómo reconocer cuando beber representa un problema

Para la mayoría de los adultos, el consumo moderado de alcohol, no más de dos bebidas por día para los hombres y una para las mujeres y personas mayores, es relativamente inofensivo. (Una "bebida" significa 1,5 onzas de bebidas fuertes, 5 onzas de vino o 12 onzas de cerveza, que en todos los casos contienen 0,5 onzas de alcohol).

El consumo moderado, sin embargo, reside en un extremo del rango que va desde el abuso de alcohol hasta la dependencia del alcohol:

* El abuso de alcohol es un patrón de consumo de bebidas que deriva en consecuencias adversas importantes y recurrentes. Las personas que abusan del alcohol pueden no cumplir con sus obligaciones importantes en la escuela, el trabajo o la familia. Pueden tener problemas legales relacionados con el consumo de alcohol, como repetidos arrestos por conducir bajo los efectos del alcohol. Pueden tener problemas de relación asociados con la bebida.
* Las personas con alcoholismo "técnicamente conocido como dependencia del alcohol" pierden el control confiable de su consumo de alcohol. No importa qué tipo de alcohol uno tome y ni siquiera la cantidad: las personas dependientes del alcohol a menudo no pueden dejar de tomar una vez que comienzan. La dependencia del alcohol se caracteriza por la tolerancia (la necesidad de tomar más para lograr la misma euforia) y el síndrome de abstinencia si la bebida se interrumpe bruscamente. Los síntomas de abstinencia pueden incluir náuseas, sudoración, inquietud, irritabilidad, temblores, alucinaciones y convulsiones.

Si bien se da la mayor atención pública a los problemas graves por consumo de alcohol, hasta los problemas leves y moderados provocan importantes daños a las personas, sus familias y la comunidad.

Según el Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAAA por sus siglas en inglés), 1 de cada 13 adultos en los Estados Unidos abusa del alcohol o es alcohólico en un momento determinado. En 1997 una encuesta del gobierno reveló que los problemas por consumo de bebidas alcohólicas también son comunes entre las personas más jóvenes en los Estados Unidos. Por ejemplo, casi 5 millones de jóvenes, entre 12 y 20 años, beben cantidades muy elevadas de alcohol en cortos períodos de tiempo, según lo cual las mujeres consumen como mínimo cuatro bebidas una tras otra y los hombres como mínimo cinco.

¿Estoy bebiendo demasiado?

Sí si usted:

* Es una mujer u hombre que se toma más de siete bebidas por semana o más de tres bebidas en cada ocasión.
* Es un hombre que se toma más de 14 bebidas por semana o más de cuatro bebidas en cada ocasión.
* Mayor de 65 años y está tomando más de siete bebidas por semana o más de tres bebidas en cada ocasión.

*--Una bebida = una botella de cerveza de 12 onzas ( 4,5 por ciento de alcohol), o una copa con 5 onzas de vino (12,9 por ciento de alcohol) o 1,5 onzas de licor de alcohol destilado de 80 grados.

¿Mi ingestión de alcohol se habrá convertido en un hábito?

Sí si usted toma regularmente para:

* Relajarse, aliviar la ansiedad o para poder conciliar el sueño
* Sentirse más cómodo o cómoda cuando está en reuniones sociales
* Evitar pensar acerca de cosas tristes o desagradables
* Asociarse con otros bebedores habituales

¿Cómo puedo obtener ayuda para un problema de alcohol?

Si siente que necesita ayuda para disminuir la cantidad puede entrar en contacto con:

* Su médico para que le dé consejo, tratamiento o para que lo remita con un especialista
* Grupos de apoyo personal (Ver "Otras Organizaciones)
* Centros para el tratamiento del abuso de substancias (ver "Otras Organizaciones). Llame para pedir información acerca de programas de tratamiento locales y para hablar con alguien acerca de su problema con el alcohol.


¿Por qué necesito decirle a mi médico que me estoy restableciendo?


La decisión de dejar de usar alcohol u otras drogas es muy importante para su salud. Si su médico sabe que usted ha tomado esta decisión, el médico le puede proporcionar apoyo emocional y tratar cualquier problema médico que pueda ocurrir durante su restablecimiento. Es común durante los primeros meses de recuperación sufrir cambios; como por ejemplo, cambios de temperamento tales como irritabilidad, rabia, depresión y ansiedad, insomnio (dificultad para dormir) y tener problemas de funcionamiento sexual. Si usted tiene cualquiera de estos problemas y los comenta abiertamente con su médico, él o ella puede ayudarlo a afrontarlos.

Si usted estaba tomando un medicamento, tal como medicamento para la presión arterial (sanguínea) mientras estaba tomando o usando drogas, es posible que su médico tenga que ajustar la dosis de este medicamento ahora que usted se está restableciendo.

Anteriormente, puede que usted no haya sido honesto con su médico acerca de la cantidad, frecuencia y el tiempo que usó alcohol o otras drogas. Si usted ha abusado de medicamentos que se obtienen con receta médica es posible que se sienta incómodo diciéndole esto a su médico. Posiblemente usted tiene miedo de que si comparte esta información el médico no le vuelva a recetar medicamentos cuando usted los necesite. No importa cual haya sido la relación suya con su médico antes, y si usted fue o no fue honesto con él acerca de su problema con el alcohol o las drogas, su relación futura debe basarse en la honestidad. Usted debe cooperar con su médico con el objeto de apoyar su recuperación a largo plazo.


¿Es seguro tomar medicamentos para el dolor o para la ansiedad si tengo estos problemas?


En general, tomar medicamentos para la ansiedad o para el dolor durante períodos de tiempo prolongados puede aumentar la posibilidad de una recaída. Por esta razón, su médico quizás quiera que usted intente otras formas para aliviar el dolor, la ansiedad o el insomnio que usted tiene. Por ejemplo, su médico le puede sugerir que ensaye con fisioterapia, que se ponga bolsas de hielo o bolsas calientes en el lugar en que le duele o que se haga masajes. Por lo general, estos métodos resultan útiles. Los medicamentos para el dolor no opiáceos (no causan habituación) también pueden resultar útiles para aliviar el dolor si los otros métodos no funcionan. Usar técnicas de relajamiento como respiración profunda y meditación también pueden ayudar a aliviar las sensaciones de estrés y ansiedad.

Cuando su médico le receta un medicamento tal como la benzodiacepina o un opiáceo, puesto que los demás métodos no le alivian el dolor o la ansiedad, hable con el médico sobre la posibilidad de una recaída. Juntos pueden trabajar para encontrar el tratamiento más seguro. Si usted es activo en un programa de 12 pasos o en otro programa de apoyo de auto ayuda, debe dejarle saber a los demás miembros del grupo que está tomando uno de estos medicamentos.

Síndrome de abstinencia del alcohol

¿Qué es el síndrome de abstinencia del alcohol?

El síndrome de abstinencia del alcohol es un conjunto de síntomas que la gente tiene cuando de repente deja de beber después de usar alcohol durante un período de tiempo largo. Algunas personas pueden tener una tembladera leve y sudores fríos. Algunas personas alucinan; escuchan y ven cosas que no existen. La peor forma del síndrome de abstinencia se llama “DT” o Delírium Tremens. El DT puede ser muy grave si no es tratado por un médico.

Los síntomas del síndrome de abstinencia ocurren muy raras veces en las personas que beben muy ocasionalmente. Los síntomas usualmente ocurren en personas que han estado bebiendo mucho por semanas o meses y de repente dejan de beber. Las personas que han pasado por una abstinencia antes, tienen más probabilidad de tener síntomas del síndrome de abstinencia cada vez que dejan de beber.

¿Qué pueden hacer la familia y los amigos para ayudar a la gente que está pasando por una abstinencia?

Es importante para las personas que están pasando por una abstinencia, tener un lugar calmado, seguro donde puedan estar hasta que la abstinencia haya terminado. La necesidad de beber de nuevo durante la abstinencia puede ser muy fuerte. Algunas personas pueden ponerse en situaciones peligrosas. Después que los síntomas de la abstinencia desaparecen, es importante que la persona se una a un programa de tratamiento o programa de sobriedad, como el de Alcohólicos Anónimos (A.A.). Para encontrar un grupo de AA en el área donde usted vive utilice la guía telefónica o visite www.aa.org. El apoyo de la familia y amigos puede ayudar a una persona a salir exitosamente de uno de estos programas.

Cesación de fumar en alcohólicos en recuperación

Equivocación #1

"Fumar no constituye más problema para la gente en recuperación que lo que es para cualquier otra persona".

Hecho: casi el 85% de las personas que están recuperándose del alcoholismo también son fumadores en comparación con 21% del público en general. En comparación con los fumadores que no están recuperándose, los fumadores en recuperación para la adicción al alcohol pueden ser más adictos a la nicotina y con frecuencia fuman más cigarrillos.

Equivocación #2

"El dejar de fumar es una amenaza contra mi sobriedad"

Hecho: Los fumadores que están recuperándose del abuso del alcohol pueden dejar de fumar sin comenzar a tomar de nuevo. Puesto que fumar y tomar por lo general van mano a mano, fumar puede conducir a un ansia más fuerte por el alcohol. Por lo tanto, dejar de fumar durante o inmediatamente después del tratamiento para el alcoholismo puede en realidad aumentar su probabilidad de mantenerse sobrio.

Equivocación #3


"La adicción al alcohol era la amenaza más fuerte para mi vida y mi salud y ya dejé de tomar. Fumar no me hará mucho daño".

Hecho: fumar es una adicción. Tiene tanta probabilidad de matarlo como cualquier otra adicción e inclusive más aun. Las personas que han estado en tratamiento por problemas con el alcohol tienen más probabilidad de morir a causa de enfermedades relacionadas con el tabaco que por problemas relacionados con el alcohol. De hecho, los alcohólicos en recuperación que fuman tienen más probabilidad de que les dé enfermedad del corazón, enfermedad del pulmón y cánceres en la cabeza, boca y en la garganta. Además, tienen más probabilidad de morir pronto que la gente del público en general.

Equivocación #4

"Estoy demasiado adicto para dejar de fumar. Traté de dejarlo antes y fallé".

Hecho: usted puede ser más adicto a la nicotina que otros fumadores, pero muy pocas personas tienen éxito la primera vez que tratan de dejar de fumar. Parte del problema puede ser que usted ha tratado de dejar de fumar por si solo. Hay muchos recursos que le pueden ayudar a dejarlo. Estos incluyen: su médico, sus amigos y miembros de familia, grupos de apoyo para dejar de fumar, terapia de reemplazo de nicotina y una organización tal como Nicotine Anonymous (Nicotina Anónimos), la American Cancer Society (Asociación Estadounidense para el Cáncer) y la American Lung Association (Asociación Pulmonar Estadounidense). Todo lo que usted tiene que hacer es pedir ayuda.

Cuando usted deja de fumar, usted puede sentir síntomas de abstinencia como irritabilidad, nerviosismo, dificultad para concentrarse y estreñimiento. La asesoría psicológica, el medicamento o ambos pueden ayudarle a manejar los síntomas de abstinencia. Pregúntele a su médico qué tratamiento es adecuado para usted.

Equivocación #5

"Tengo demasiado estrés en mi vida para dejar de fumar hora".

Hecho: su cuerpo está adicto a la nicotina de modo que se siente mejor con la droga que sin ella. Si usted está bajo mucho estrés es probable que otro momento sea mejor para dejar de fumar. Pero recuerde que usted, al igual que otras personas, siempre estará bajo algún tipo de estrés. El esperar hasta no tener ningún estrés antes de comenzar a tratar de dejar de fumar puede ser una excusa para no enfrentar su adicción a la nicotina.

¿Cómo puede ayudar un psicólogo?


Los psicólogos que están capacitados y experimentados para tratar los problemas con el alcohol pueden ayudar de muchas maneras. Antes de que el bebedor busque ayuda, un psicólogo puede guiar a la familia u otras personas a ayudar a que la motivación para cambiar aumente en el bebedor.

Un psicólogo puede comenzar con el bebedor evaluando los tipos y grados de problemas que experimenta. Los resultados de la evaluación pueden ofrecer una guía inicial al bebedor sobre qué tratamiento debe buscar y ayudar a motivarlo para que se someta al tratamiento. Las personas que tienen problemas con el consumo de alcohol mejoran indudablemente sus posibilidades de recuperación al buscar ayuda temprano.

Al recurrir a uno o más tipos de terapias psicológicas, los psicólogos pueden ayudar a las personas a abordar los problemas psicológicos subyacentes a sus problemas con el alcohol. Varias de estas terapias, incluyendo la terapia cognitiva conductual que facilita el desarrollo de habilidades para sobrellevar situaciones difíciles y la terapia de estimulación motivacional (MET por sus siglas en inglés), fueron desarrolladas por psicólogos. Las terapias adicionales incluyen terapias de facilitación en 12 pasos que asisten a quienes tienen problemas con el consumo de alcohol a usar programas de autoayuda como Alcohólicos Anónimos (AA). Las tres terapias, terapia cognitiva conductual para sobrellevar situaciones difíciles, terapia de estimulación motivacional y terapia de facilitación en 12 pasos, demostraron su eficacia a través de ensayos de tratamiento a gran escala bien diseñados. Estas terapias pueden ayudar a las personas a estimular su motivación para dejar de tomar, identificar las circunstancias que desencadenan el consumo de bebidas alcohólicas, aprender nuevos métodos para sobrellevar situaciones de alto riesgo que propician la bebida y desarrollar sistemas de apoyo social dentro de sus comunidades.

Muchas personas que tienen problemas con el consumo de alcohol tienen también otros problemas de salud, como ansiedad y depresiones graves, que ocurren al mismo tiempo. Los psicólogos pueden ser de gran ayuda para diagnosticar y tratar estos problemas psicológicos que ocurren al mismo tiempo cuando comienzan a crear problemas. Además, un bebedor en tratamiento puede recibir servicios de muchos profesionales de la salud y un psicólogo puede desempeñar un papel importante en la coordinación de estos servicios.

Los psicólogos también pueden brindar terapias de pareja, familiares y de grupo, que a menudo resultan útiles para reparar relaciones interpersonales y el éxito a largo plazo para resolver los problemas ocasionados por el consumo de alcohol. Las relaciones familiares influyen en la conducta relacionada con el consumo de alcohol y estas relaciones suelen cambiar durante la recuperación de la persona. El psicólogo puede ayudar al bebedor y su pareja a recorrer estas transiciones complejas, ayudar a las familias a entender el problema del consumo de alcohol, aprender a brindar apoyo a familiares en el proceso de recuperación y remitir a los familiares a grupos de autoayuda como Alcohólicos Anónimos y Alateen.

Dado que una persona puede experimentar una o más recaídas y volver a consumir alcohol, puede ser fundamental contar con un profesional de la salud adecuado como un psicólogo de confianza con el que la persona pueda analizar y aprender de estos hechos. Si el bebedor no puede resolver sus problemas con el consumo de alcohol enteramente, un psicólogo puede ayudarlo a reducir el consumo de alcohol y minimizar los problemas.

Los psicólogos pueden también hacer remisiones a grupos de autoayuda. Incluso al terminar el tratamiento formal, muchas personas buscan apoyo adicional continuando su participación en dichos grupos.

Los trastornos relacionados con el consumo de alcohol afectan gravemente el funcionamiento y la salud. Sin embargo, las posibilidades de una recuperación exitosa a largo plazo para quienes buscan la ayuda adecuada son buenas. Los psicólogos ponen en práctica sus sólidos conocimientos para ayudar a las personas a resolver los problemas con el consumo de alcohol y trabajan para poner a disposición servicios de tratamiento cuando sea necesario.

Genetica:

alcohol


Si se encuentra entre los millones de personas en este país que tiene uno de sus padres, abuelos o algún otro miembro cercano de la familia que es alcohólico, se habrá preguntado qué significado tiene este antecedente familiar en su vida. ¿Formarán parte de su futuro los problemas con el alcohol? ¿Tendrá más propensión al alcoholismo que otras personas, cuyas historias familiares no incluyen la enfermedad? Si así fuera, ¿qué puede hacer para minimizar el riesgo?

alcoholismo


Muchas investigaciones científicas han demostrado que los factores genéticos tienen influencia sobre el alcoholismo. Estos descubrimientos demuestran que los hijos de padres alcohólicos son hasta cuatro veces más propensos a desarrollar problemas con el alcohol que el resto de la población general. Sin embargo, el alcoholismo no se determina solamente por la composición genética heredada. De hecho, más de la mitad de los hijos de padres alcohólicos no llegan a serlo.

Existen estudios que demuestran que muchos factores influyen sobre el riesgo de desarrollar alcoholismo. Los investigadores creen que el riesgo en una persona incrementa cuando existen en la familia las siguientes dificultades:

o un padre alcohólico sufre de depresión o algún otro problema psicológico;

o ambos padres abusan del alcohol y otras drogas;

o el abuso del alcohol por parte de los padres es severo; y

o los conflictos llevan a agresión y violencia en la familia.

La buena noticia es que muchos de los hijos de padres alcohólicos, aún aquellos que provienen de las familias más perturbadas, no siempre desarrollan problemas con las bebidas alcohólicas. Así como la historia de alcoholismo en la familia no garantiza que una persona será alcohólica, tampoco lo garantiza el ser criado en una familia con muchos problemas, con padres alcohólicos. El riesgo es mayor, pero no tiene porqué ocurrir.

Si le preocupa que la historia familiar de alcoholismo o los problemas de su vida en familia lo pongan en riesgo de convertirse en una persona alcohólica, aquí se ofrecen consejos de sentido común para ayudarle:

Si es menor de edad, evite consumir bebidas alcohólicas—En primer lugar, hacerlo es ilegal. En segundo lugar, la investigación demuestra que se corre mayor riesgo de convertirse en una persona alcohólica, cuando se comienza a beber a edad temprana, probablemente como resultado tanto del medio como de factores genéticos.

Como adulto, beba moderadamente—Aún cuando no exista antecedente de alcoholismo en la familia, aquellos adultos que eligen consumir bebidas alcohólicas deben hacerlo con moderación; en el caso de la mayoría de las mujeres, no más de una bebida por día; en el caso de la mayoría de los hombres, no más de dos bebidas al día, de acuerdo con las recomendaciones del Departamento de Agricultura y del Departamento de Salud y Recursos Humanos, de Estados Unidos. Algunas personas no deberían beber en absoluto, incluyendo mujeres que están embarazadas o están intentando hacerlo; personas que están recuperándose del alcoholismo; cualquier persona que anticipa tener que conducir un automóvil o llevar a cabo alguna otra actividad que requiera atención o pericia; personas que se encuentran tomando ciertos medicamentos y personas con determinadas condiciones médicas.

Información adicional

Contacte las siguientes organizaciones si usted o algún conocido suyo necesita ayuda o más información sobre el abuso del alcohol o sobre el alcoholismo:

Oficina Principal de Grupos para Familias Al–Anon

Direccón en Internet: http://www.al–anon.alateen.org

Lo remite a grupos locales de Al–Anon, que son grupos de apoyo para parejas y otros adultos importantes en la vida de una persona alcohólica. También crea contactos para grupos Alateen que ofrecen apoyo a hijos de alcohólicos.

* Puede obtener información sobre sitios de reuniones de Al–Anon o Alateen en todo el mundo llamando a (888) 4AL–ANON (425–2666) de lunes a viernes, 8 a.m–6 p.m. (e.s.t)
* Puede obtener material informativo gratis llamando a (757) 563–1600, de lunes a viernes, 8 a.m.–6 p.m.

Servicios Mundiales de Alcohólicos Anónimos (AA)
Teléfono: (212) 870–3400
Dirección en Internet: http://www.aa.org

Lo remite a grupos locales de AA y provee material informativo sobre el programa de Alcohólicos Anónimos.

Asociación Nacional para Hijos de Alcohólicos
Teléfono: (888) 55–4COAS o (301) 468–0985
Correo electrónico: nacoa@nacoa.org
Dirección en Internet: http://www.nacoa.net

Trabaja a favor de los hijos de padres con dependencia al alcohol y las drogas.

Concilio Nacional de Alcoholismo y Dependencia de las Drogas
Teléfono: (800) 622–2255
Dirección en Internet: http://www.ncadd.org

Proporciona números de teléfono de afiliados locales a NCADD (que pueden dar información sobre recursos locales para tratamiento) y material educativo sobre alcoholismo a través del número para llamar gratis, listado más arriba.

Instituto Nacional sobre el Abuso de Alcohol y Alcoholismo
Teléfono: (301) 443–3860
Dirección de Internet: http://www.niaaa.nih.gov

Pone a su disposición publicaciones gratis referentes a todos los aspectos del abuso del alcohol y el alcoholismo. Muchas de ellas están disponibles en español. Llame o escriba o busque en el sitio de la Internet de NIAAA para una lista de las publicaciones e información sobre cómo ordenarlas.


IMAGENES


adiccion


abtinencia


El alcoholismo


Video




link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=Mcse48tg6Yo&feature=related



link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=186lTxWw1iI


Fuente:
http://www.conacedrogas.cl/
http://www.nlm.nih.gov
http://pubs.niaaa.nih.gov
http://www.google.com.ar




Me costo mucho recopilar esta informacion espero que les sirva!!!

Muchos saludos y COMENTEN...





6 comentarios - El alcoholismo

@IvoMillonario
Este post no tiene comentarios, Soyez le premier!
Na mentira.
VEO TOP POST?
@buscadoportraidor -1
IvoMillonario dijo:Este post no tiene comentarios, Soyez le premier!
Na mentira.
VEO TOP POST?


FLACO SOS RE PELOTUDO SABELO ...
@IvoMillonario +1
buscadoportraidor dijo:
IvoMillonario dijo:Este post no tiene comentarios, Soyez le premier!
Na mentira.
VEO TOP POST?


FLACO SOS RE PELOTUDO SABELO ...


Porque la re concha de tu madre?
Mira, un posteo de " CAMPODONICO " fue top post, porque este no ?
@Silvia_15
Valoro tu esfuerzo y espero que muchos mas lo hagan muy Original y Un tema muy interesante!!!

Gracias y muchos saludos!!!