Hola Taringueros!. Aunque no me crean, en muchos lugares se está diciendo de que La leche de vaca es mala para la salud del humano.

La leche de vaca es mala para la salud

Aqui les muestro un artículo en el cual se explica todo esto:

¿Sabes lo que tomas cuando bebes leche de vaca?

Es importante que sepas que la leche de vaca…

Parece inofensiva y hasta un alimento rico y sano, pero ¿sabes exactamente que estás tomando cuando tomas un vaso de leche de vaca?


Entre los componentes de la leche de vaca encontramos en muy altas porcentajes, la caseína, sustancia que en el organismo tiene severas consecuencias: La caseína se coagula en el estómago y forma grumos muy difíciles de digerir y, aunque ciertamente ayuda a la formación de huesos y dientes, es un alimento indicado tan solo para los becerros, quienes tienen un estómago apropiado (con cuatro cavidades) para digerirla sin ningún problema. La caseína es usada en la industria para hacer pegamentos que se usan en carpintería, por lo mismo, cada vez que tomas leche de vaca estás dando a tu organismo una sustancia viscosa que se endurece y se pegostea en los intestinos, impidiendo y bloqueando y entorpeciendo la asimilación de nutrientes y la eliminación del desecho de agentes tóxicos.

leche de vaca

Nuestro estómago no esta adecuado para consumir leche de vaca

Hay mucha propaganda, muchos doctores y gente especializada en nutrición que recomiendan y hasta insisten en que se consuma leche de vaca porque aseguran contiene proteínas y calcio “indispensables” para las necesidades del organismo. Sin embargo, hay que saber que nuestro estómago no está adecuado para este alimento. Existen dos enzimas, la renina y la lactasa, que son las encargadas de descomponer y hacer digestible la leche de vaca. Dichas enzimas, en casi todos los seres humanos, dejan de producirse alrededor de los tres años. Cuando la leche entra al organismo y no encuentra dichas enzimas, sucede que el estómago tiene que hacer esfuerzos considerables por digerirla, y, a pesar de su enorme trabajo para que el alimento sea asimilado, no lo consigue del todo, así que la leche se queda en los intestinos adherida como una especie de pasta difícil de remover. Con el tiempo, estas adherencias se fermentan, se secan, se hacen una especie de costra que, con los años, da lugar a severas innumerables enfermedades, entre las cuales encontramos problemas de la tiroides, diabetes, alergias de todo tipo, intolerancia a ciertos alimentos, excesos de flemas y mucosidades, tos y catarro, etc.


Y además…

• La leche de vaca ya no es la leche de hace años. Actualmente contiene muchos químicos, hormonas, pesticidas, antibióticos, etc que no se notan en el vaso de leche blanca.
• La leche se vuelve ácida en el cuerpo humano debido al calor del organismo y a que tiene que pasar mucho rato ahí dentro, debido a la dificultad de su digestión
• La leche que no está pasteurizada es muy peligrosa, ya que fomenta las bacterias.
• La leche pasteurizada a altas temperaturas pierde casi por completo todos sus nutrientes y la grasa animal se satura, lo que la hace dañina y perjudicial para la salud.



¿Que consumir entonces?

Entre los derivados de la leche se encuentra la mantequilla, el queso, la crema, y el yogurt. Es difícil cuando uno está acostumbrado a estos alimentos, quitarlos de la dieta, sobre todo cuando hemos crecido bajo una cultura alimenticia que nos acostumbró a ciertos alimentos. Sin embargo, si lees este articulo, es porque sin duda estás inclinado a saber cosas acerca de tu salid, y seguramente para ti representa algo importante aquello que consumes. Haciendo un esfuerzo, puedes ayudar mucho a tu organismo eliminando poco a poco (si puedes radicalmente, mejor) la leche de vaca y sus derivados. A continuación te presentamos una serie de consejos para que puedas sustituirlos, pero haz de saber sobre todo que tu cuerpo no necesita estos alimentos en lo absoluto. Si tienes una dieta equilibrada, puedes eliminarlos con toda confianza. Si eres una mamá o un papá interesado en que tus hijos estén sanos, puedes seguir los mismos consejos sin ninguna preocupación.

• Sustituye la leche de vaca por la de soya. En la actualidad existen muchos productos, ya sea en polvo o líquida que la promueven.

• El yogurt puedes sustituirlo por los yougurts que venden en las tiendas naturistas o por búlgaros.

• El queso de vaca puede ser sustituido por el famoso Tolú, el cual puedes preparar en diversas recetas y tiene una consistencia parecida al queso panela.

• Si sientes mucho antojo por un queso hecho con leche de vaca, prefiere el de panela, el requesón o el queso blanco (fresco). Procura que no sean muy salados.

• El brócoli, las nueces, las verduras de hoja verde oscura, el amaranto, la miel, la avena, la naranja, el polen, la alfalfa, la levadura de cerveza, el coco, las almendras (sobre todo las almendras) son alimentos ricos en calcio. Dos almendras contienen el doble de calcio que un vaso de leche. Ideal para los niños, en mezcladas en un licuado de frutas por las mañanas antes de ir a la escuela.