La hipersexualidad es una enfermedad cuya principal característica es un deseo sexual violento e insaciable


Por Elizabeth Flores
De10.com.mx - 2010-02-15


Cómo identificar a una ninfómana
Foto especial (Las ninfómanas buscan afecto a través del sexo)


Las ninfómanas existen, son reales. Se dice que el 6 por ciento de la población la padece. Sus orígenes son muchos, pero cada vez más deja de ser un mito para convertirse en un apetito sexual exagerado femenino, sin control ni límites.

Incluso, para las ninfómanas, una vez llevado a cabo el acto sexual, el pensamiento en torno al sexo continúa.

La palabra "ninfomanía" viene de ninfa y manía. Las ninfas en la mitología griega eran las deidades del bosque, del agua y del campo. Hoy en día, debido a las connotaciones peyorativas que podría tener la palabra ninfómana se le ha denominado "hipersexualidad" o "satiriasis" en los hombres, aunque en alguna ocasión también se le llamó "furor uterino".

Así, la hipersexualidad o ninfomanía es una enfermedad cuya principal característica es un deseo sexual violento e insaciable. La dependencia al sexo nunca cesa y aunque existen muchos tratamientos, el principal es de origen psiquiátrico.

Las ninfómanas buscan afecto a través del sexo, sin embargo, al no encontrarlo, el vacío se vuelve mayor y la adicción, imparable.

Se ha comprobado que la hipersexualidad se debe a lesiones en la zona límbica del cerebro, lo mismo por tumores que por desequilibrio de ciertos químicos en esa zona y consumo de ciertas drogas.

Causas:

Mujeres que de niñas fueron sometidas regímenes familiares muy estrictos o a severas represiones.

Mujeres que fueron violadas.

Personas que sufren de desorden bipolar pueden presentar continuamente enormes oscilaciones en el libido, dependiendo de su estado de ánimo.

La hipersexualidad es generalmente una manifestación de problemas psicológicos pero puede ser debida a padecimientos orgánicos.

Algunas drogas como las anfetaminas, opiáceos y andrógenos pueden provocar aumento del deseo sexual en algunas mujeres.

Puede estar presente en los trastornos de la personalidad como en la sociopática.

Síntomas:

Necesidad incontrolable por sexo de todo tipo, desde relaciones sexuales con otras personas hasta masturbación o consumo de pornografía.

Frecuente estimulación genital.

Ésta generalmente va acompañada de sentimientos de malestar y culpa.

Esta misma insatisfacción alienta la frecuencia de estimulación sexual.

Libido muy activa y una obsesión con el sexo.

Ese deseo sexual les obliga a acudir frecuentemente a prostíbulos, comprar artículos pornográficos, realizar con frecuencia llamadas a líneas eróticas y mantener relaciones sexuales con desconocidos.

Durante el acto sexual pueden estar presentes síntomas neuróticos como inconformidad general con la vida, inquietud y concentración alterada.

¿Cuáles son los remedios?

Psicoterapia: asesoría de un especialista para determina la causa y sus posibles remedios.

Grupos de apoyo: los hipersexuales pueden encontrar grupos de autoayuda de gente que padece el mismo trastorno.






fuente: http://de10.com.mx/wdetalle5579.html





saludos