Generalidades de Neurooncología

Generalidades de Neurooncología


Un cáncer es la proliferación incontrolada de células de un órgano o tejido. Esta proliferación puede ser lenta o rápida, pero en cualquier caso, nunca cesa.

Precisamente, es la capacidad de las células cancerosas de multiplicarse indefinidamente, la que diferencia un tumor maligno de un tumor benigno. Este último puede, en un momento determinado, dejar de crecer.

Los cánceres son clones: todas las células presentes en un tumor descienden de una única célula ancestral que al multiplicarse, da origen al tumor primario. Cuando algunas de las células del tumor primario se desprenden del mismo y viajando en la sangre o en la linfa se establecen en otro lugar, se dice que se han originado metástasis o que el tumor primario se ha metastatizado.

Tanto las células tumorales como las células normales pueden ser cultivadas “in vitro” observándose notables diferencias entre unas y otras:

- Las celulas tumorales necesitan para crecer unos medios de cultivo relativamente sencillos. Por el contrario, los medios de cultivo de las células normales son muy complejos y requieren una serie de factores de crecimiento específicos para cada tipo de célula

- Las células normales sólo experimentan un número de divisiones limitado. Esto se debe a que en cada división, el DNA de la célula pierde un fragmento de telómero (una especie de finalizador de las cadenas de ADN). Cuando todo el telómero ha sido consumido, la célula no puede dividirse y muere. Por el contrario, las células tumorales poseen una enzima llamada telomerasa que es capaz de reconstruir los telómeros consumidos en cada división y, por lo tanto son inmortales

- En un cultivo, las células normales crecen formando una monocapa. Cuando todo el espacio disponible ha sido ocupado por la monocapa, el cultivo se detiene. Esto se debe a que las células normales experimentan un fenómeno llamado inhibición de contacto. Cuando la densidad de células en el cultivo es tal que las células se tocan, dejan de dividirse. Por el contario, las células tumorales pueden crecer formando masas


info


Todas las células cancerosas tienen entre 6 y 8 genes mutados, genes que no están presentes en las demás células del cuerpo.

Estos genes, casi siempre incluyen los siguientes:

1. Genes que regulan el ciclo de división celular (mitosis). Son de dos tipos: oncogenes y genes supresores de tumores.

* Los oncogenes estimulan el crecimiento de la células aún en ausencia de factores de crecimiento. Cuando están mutados o se expresan por encima de lo normal producen cáncer
* Los genes supresores de tumores, por el contrario, paran la mitosis. Cuando están mutados o desaparecidos, la mitosis no es detenida de la forma normal y aparece el cáncer

2. Genes que regulan la apoptosis: cuando se produce alguna mutación en estos genes, las células ignoran que se ha producido en ellas un daño irreparable y no se suicidan.

3. Genes que mantienen los telómeros y, por lo tanto, permiten que la célula se divida indefinidamente.

4. Genes que permiten la metástasis: estos pueden ser de varios tipos:

* Genes cuyos productos mantienen las células adheridas unas a las otras
* Genes cuyos productos mantienen las células adheridas a un sustrato
* Genes que codifican proteases capaces de hidrolizar el tejido proteínico de sostén que soporta las células

5. Genes que estimulan la angiogenesis


cancer


Las translocaciones son la transferencia de un fragmento de cromosoma a otro cromosoma no homólogo. Muy frecuentemente, las translocaciones son recíprocas (imtercambio mutuo, pasando un fragmento del cromosoma A al B y viceversa). Este fenómeno origina cromosomas nuevos, de tamaño diferente que pueden alterar del fenotipo de varias maneras:

La ruptura de los fragmentos que se translocan puede ocurrir dentro de un gen que tiene una función que, por lo tanto pierde.

Los genes translocados pueden quedar bajo la influencia de promotores que pueden alterar su expresión

Por ejemplo, en el linfoma de Burkitt, un oncogen denominado myc-c que se encuentra el crosoma 8 pasa al cromosoma 14 quedando bajo la influencia de una zona de este cromosoma que regula la expresión de las cadenas pesadas de los anticuerpos. El resultado final es una expresión incrementada del myc-c y el paso de la célula a la malignidad

Se conocen docenas de genes tranlocados que intervienen en la formación de tumores sólidos y de leucemias. Todos estos genes se formulan como t(2;17)(p23;q23) que significa que la translocación se ha realizado entre los cromosomas 2 y 17 que han intercambiado los genes situados en p23 y q23, respectivamente


generalidades


La diversidad en los tumores intracraneanos y del eje espinal resulta de la diversidad de las células fenotípicamente distintas susceptibles de experimentar una transformación. Al menos 15 tipos de células diferentes pueden originar tumores.


incidencia


Los gliomas son las neoplasias intracraneales más frecuentes, representando el 48% de todos los tumores, cuando se consideran todos los grupos de edad.

Los meningiomas son los tumores no gliomatosos más frecuentes, mientras que los meduloblastomas son los tumores más frecuentes en los niños, representando un alto porcentaje cuando se consideran todos los grupos de edad.

El gráfico considera sólo tumores primarios y no metástasis craneanas, que en algunos casos, son muy frecuentes, y que pueden llegar a representar hasta el 50% de todos los tumores craneanos.


Generalidades de Neurooncología


Aunque la incidencia global de los tumores cerebrales aumenta con la edad, su tipo histológico es muy variable. Los meduloblastomas son los más frecuentes en la infancia y muy raros en la edad adulta. De igual forma, los ependimomas son más frecuentes en la infancia, mientras que los astrocitomas de grado bajo son los diagnosticados con mayor frecuencia en los adultos jóvenes.

Los glioblastomas, por su parte muestran una creciente incidencia con la edad siendo casi los únicos a partir de los 50 años.


info


El diagnóstico incluye los siguientes puntos

* Anamnesis
* Examen neurológico(incluyendo fondo de ojo y campimetría)
* Radiografía de cráneo (frente y perfil) Pueden ser necesarias otras proyecciones
* Rutina de laboratorio.
* Examen clínico general.
* RNM (con o sin gadolinio) y/o TAC encefálica (con o sin contraste).


fuente: http://fundacionannavazquez.wordpress.com/generalidades-de-neurooncologia/

1 comentario - Generalidades de Neurooncología