LOS RIESGOS DE AGUANTARSE LAS GANAS DE USAR EL BAÑO

Los riesgos de aguantar las ganas de ir al baño

La digestión es el proceso por el cual conseguimos asimilar los nutrientes de los alimentos que ingerimos a diario. Junto a los nutrientes que asimilamos, existen otras sustancias de desecho que el organismo tiene la necesidad de eliminar. La forma de hacerlo es a través de la cagada o de la meada. Por este motivo es importante que tengamos en cuenta la importancia de eliminar esos residuos y para ello desde Vitónica vamos a hacer hincapié en este proceso y en las consecuencias de no respetarlo.

Seguro que en más de una ocasión hemos aguantado las ganas de asistir al baño a eliminar el meo o la cagada. Este acto, que puede parecer inofensivo, no lo es en absoluto, ya que cuando el cuerpo avisa es porque tiene la necesidad de eliminar lo que le sobra y que por lo tanto no se trata de algo beneficioso.

Los residuos deben eliminarse, ya que es un aparte de los alimentos que el cuerpo desecha, y por ello es necesario acudir al baño siempre que tengamos ganas. Retrasar el momento de eliminar los residuos puede ser muy malo para el organismo. Por un lado, si no eliminamos la caca, el intestino que encuentra colapsado y asimilará mucho peor los nutrientes de los nuevos alimentos que debemos procesar. Por este motivo casi siempre solemos tener ganas de cagar cuando hemos comido, ya que el intestino se prepara para la nueva digestión eliminando los residuos que quedan.

Uno de los peligros de aguantar las ganas de cagar es la acumulación de bolsas de gases en el intestino. Las sustancias de desecho al descomponerse comienzan a generar una serie de gases que no son nada beneficiosos para el organismo. En este caso lo primero que pueden dañar es la flora intestinal, puesto que no expulsar, tanto los residuos como los gases pueden debilitarla y hacerla vulnerable a los ataques bacterianos y de los agentes que llegan del exterior.

En el caso del meo, contener las ganas de ir al baño es algo que debemos evitar, puesto que los residuos que se depositan en la meada suelen ser sustancias ácidas y amoniacos que el cuerpo no necesita y que por lo tanto debemos eliminar cuanto antes. Rara es la persona que alguna vez en su vida no se ha aguantado durante horas las ganas de mear. Hacer esto puede ser muy perjudicial, ya que esas sustancias ácidas que contiene el meo pueden desencadenar una infección en el aparato urinario si no las eliminamos del organismo cuanto antes.

Es importante que tengamos esto en cuenta, pues debemos mantener una disciplina con respecto a las eliminación de las toxinas y residuos que pueden hacer daño a nuestro organismo. Es esencial que sepamos que aguantarse no es un síntoma de fortaleza, sino todo lo contrario, ya que puede ser el camino para muchas infecciones.

uy ... tengo que cagar chau !