Calambres

La gran mayoría de las personas han sufrido alguna vez de un repentino, involuntario e incontrolado dolor muscular conocido con el nombre de calambres o espasmos.

Calambres


Los calambres pueden afectar cualquier músculo del cuerpo, pero son más comunes en las pantorrillas, muslos, pies y manos.

Usualmente, los calambres no están relacionados con tipo alguno de trastorno y pueden tener su origen en la realización de algún movimiento inusual o excesivo de los músculos, la exposición al frío o el estrés.

Incluso, los calambres musculares pueden ser causados por la anemia y la pérdida de líquidos y de sales de sodio (potasio, magnesio y calcio) debido a vómitos o diarreas constantes o una abundante sudoración durante el ejercicio, especialmente en alta temperaturas.

Las personas con más probabilidades de sufrir calambres musculares son los atletas cuando están sometidos a intensos o prolongados entrenamientos y los adultos mayores debido a la pérdida normal de los músculos (atrofia), que comienza a mediados de los años 40 y se acelera con la inactividad.



Remedios populares

Remedio para calambres #1 Aplicar un masaje en dirección contraria al curso del dolor lo cual estirará gradualmente el músculo y logrará relajarlo.

Remedio para calambres #2 Envolver el área que sufre del calambre con una venda elástica para reducir el dolor. Sin embargo, se debe tener cuidado de no vendarse muy apretado, pues esto puede causar hinchazón.

Remedio para calambres #3 Tomar una infusión de Ginkgo biloba. Para ello, se debe hervir, por 10 minutos, tres cucharadas de ginkgo en una taza de agua. Pasado ese tiempo, retirar del fuego y beber una taza diaria.

Remedio para calambres #4 Llevar en el bolsillo el hueso del tobillo de una liebre .(según creencias populares en ciertas regiones).

Remedio para calambres #5 Aplicar, varias veces al día, aceites esenciales como el de eucalipto, pino, romero o tomillo en el área afectada ya que dan una sensación de calor que ayuda a relajarse.

Remedio para calambres #6 Presionar el labio superior con los dedos índice y pulgar durante unos treinta segundos (remedio de acupresión para los calambres en las piernas)

Remedio para calambres #7 Mezclar una cucharada de miel y otra de vinagre de manzana en una taza de agua caliente. Beber para lograr una adecuada distribución del calcio en el cuerpo y evitar los calambres crónicos.

Remedio para calambres #8 Mezclar una cucharadita de semillas de mostaza en un litro de agua. Hervir por 10 minutos y añadir al agua de una tina para realizar un baño de piernas durante 20 minutos.

Remedio para calambres #9 Mojar el dedo pulgar de la mano derecha con saliva y luego hacer varias cruces en el lugar adolorido. Después hacer un masaje con la saliva hasta que se haya remitido el dolor.(según creencias en ciertas regiones de Latinoamérica.)

Remedio para calambres #10 Colocar, al irse a acostar, los zapatos y las medias en forma de cruz. (según creencias populares en ciertas regiones de Latinoamérica.)

Remedio para calambres #11 Realizar un masaje vigoroso con tintura de mirra esparcida con un paño caliente sobre la zona afectada.

Remedio para calambres #12 Tomar, dos veces al día, un vaso de agua en el que habrá disuelto diez gotas de té de laurel. Las molestias desaparecen al cabo de tres días.

Remedio para calambres #13 Arrancar una rama de alcornoque y colocar entre la cama y el colchón (según creencias populares en ciertas regiones.)

Remedio para calambres #14 Aplicar, en el área con calambres, paños empapados de infusión de árnica o vinagre de manzana por 5 minutos. Retirar y volver aplicar si persiste la molestia. El árnica alivia el dolor y activa la circulación.


recetas


Recomendaciones

Algunas recomendaciones para las personas que sufren de calambres musculares son los siguientes:

Procurar una dieta saludable La probabilidad de desarrollar calambres puede reducirse si se agrega a la dieta alimentos que contengan vitamina B12, ácido fólico, vitamina E, niacina, calcio, magnesio y potasio.

Beber abundante cantidades de líquido antes, durante y después de una actividad física prolongada especialmente en verano. Se aconseja bebidas mineralizadas, agua y jugos con base a plátanos y albaricoques.

Aflojar la ropa. Si siente que un calambre está próximo a atacar, es recomendable aflojar la ropa apretada para dar un poco de espacio a sus músculos.

Hacer ejercicio mediante un adecuado programa de estiramientos. Estirarse, antes de hace ejercicios, es importante para que los músculos estén menos tensos y con menor posibilidad de lesionarse o acalambrarse.

Evitar ejercicio en condiciones extremas de calor o frío.

Tomar un baño con agua tibia antes de la hora de dormir puede aumentar la circulación a las piernas y reducir la incidencia de calambres nocturnos.

Practicar técnicas de relajación y de meditación lo cual ayuda a reducir el dolor asociado con calambres musculares y también puede disipar los espasmos.

Estirarse para fortalecer sus músculos Si se sufre frecuentemente de calambres musculares en el área del tobillo, se recomienda realizar ejercicios de estiramiento para fortalecer estos músculos. Para ello, se debe sentar en el piso y pasar una toalla por el talón, al tiempo que se retiene sus extremos en ambas manos. De forma alternada se debe tratar de apuntar los dedos hacia arriba y hacia abajo mientras estira la toalla hacia su cara y mantiene rectas las piernas. Repetir varias veces con ambos pies.

Luego, se debe recostar hacia atrás con la toalla alrededor de su pie hasta que sienta que estira el músculo de la pantorrilla. Conservar así durante 15 segundos y repetir el ejercicio varias veces.

Ponerse de puntillas. Para fortalecer las pantorrillas, se debe levantar lentamente sobre los dedos de los pies, y luego gradualmente volver a la posición inicial. Hacer este ejercicio al menos diez veces.

Practicar el levantamiento del teclado. Si sufre de frecuente calambres en la mano debido a la acción de escribir en el ordenador, se debe fortalecer los músculos de la mano. Para ello, se debe sentar frente a una mesa y sostener un peso ligero, por ejemplo de uno a dos kilos, en la mano con la palma hacia arriba, el antebrazo apoyado en la mesa y la muñeca sobre el borde. Levantar con lentitud el peso, flexionando la muñeca. Repetir con cada muñeca entre 10 y 20 veces.

Ahora con las palmas hacia abajo. Éste es otro buen ejercicio para las muñecas, que se practica sentado. Practique el ejercicio anterior de muñeca como se indica, excepto que debe volver la palma de la mano hacia el piso. Como antes, use pesos ligeros y repita el ejercicio de 10 a 20 veces.

Ver el doctor si, a pesar de los remedios arriba expuestos, continua sufriendo de calambres y espasmos musculares de forma frecuente, ya que pueden ser manifestaciones de problemas hormonales (hipotiroidismo), circulatorio o de otro género


ADIOS Y RECUERDEN COMENTAR

5 comentarios - Calambres

@gian_depor
a mi me agarran siempre en loz partidos jaj x no ir a entrenar xD jaja