Altura y uso correcto de muletas y bastones

Una duda frecuente que he observado en mi experiencia profesional es el misterio de cómo regular correctamente la altura de las muletas. Otra duda frecuente es ¿en qué lado se coloca la muleta cuando usamos una sola?. Si nadie se entretiene en explicarlo correctamente, es normal que no se regulen bien. Para evitar esto, vamos a explicar esta y otras dudas en el texto.


--------------------------------------------------------------------------------

A modo de resúmen sobre lo que se explicará en este artículo:

- Introducción. Diferencia entre muletas y bastones. [avanzar a este apartado]

- Regular la altura de la empuñadura de la muleta, bastón o andador para que quede a la altura de la cadera (trocánter mayor). [avanzar a este apartado]

- Adaptar la marcha dependiendo de si se usan una o dos muletas y si puede apoyar la pierna lesionada o por el contrario el apoyo está prohibido. [avanzar a este apartado]

- Importante: Al utilizar una única muleta o bastón, colocarla en el lado contrario al lesionado, para que ayude a aliviar el peso soportado por la pierna afecta. [avanzar a este apartado]


--------------------------------------------------------------------------------

Empecemos con la explicación de forma más extensa.

En primer lugar, vamos a situarnos un poco. Lo que aquí en España llamamos 'muletas' realmente recibe el nombre de 'bastones ingleses'. Las muletas son las ayudas técnicas que cuentan con un soporte sobre el cual apoya la axila. Estas son de uso corriente en muchos países de Europa y en Estados Unidos. En esta imagen de la izquierda podéis ver unas muletas apoyadas contra la pared.

Sin embargo, aquí las muletas que utilizamos con más frecuencia son de este tipo (bastones ingleses):
muleta


Bueno, aclarado esto, decir que en este artículo utilizaremos indistintamente los términos de muleta y bastones, puesto que ambos son ayudas técnicas para caminar y las normas para regular la altura de la empuñadura es idéntica en ambos casos. Ahí van dichas normas:

1. Caminar con dos muletas o bastones (apoyo no permitido)


--------------------------------------------------------------------------------

Por ejemplo, cuando se ha sufrido una fractura o en las etapas iniciales de un esguince de tobillo, lesión de rodilla... La pierna lesionada no puede apoyar el suelo. Si nos indican que no podemos apoyar, parece elemental, pero hay personas que necesitan que se les deje bien claro: esto quiere decir que, bajo ningún concepto se puede apoyar, puesto que el apoyo provocará dolor y, en el peor de los casos, puede agravar la lesión.

La altura de la empuñadura de los bastones debe quedar situada a la altura del trocánter mayor de la cadera.

Si nos llevamos las manos a los bolsillos, tocando por los laterales de la cintura, notaremos una 'bola'. Esa 'bola' es la articulación de la cadera (más concretamente, el relieve óseo conocido como trocánter mayor). Sabremos que estamos tocando lo que debemos porque el trocánter se moverá cuando movamos la pierna.

http://tufisio.net/images/stories/tfresr/RX%20cadera.jpg

En esta imagen podemos observar:

A) La pelvis.

B) La articulación de la cadera.

C) El trocánter mayor. Esta es la 'bola' que tenemos que palpar para tomarla como referencia.

Pues bien, la empuñadura de la ayuda técnica -muleta, bastón, andador...- que vayamos a usar, tendrá que estar justo a esta altura.

> Si la empuñadura estuviera más baja que el trocánter mayor, provocará que al andar vayamos inclinados hacia delante.

> Si la empuñadura estuviera más alta que el trocánter mayor, nos veremos obligados a flexionar los codos, con lo cual los brazos no estarán trabajando adecuadamente (los brazos deben permanecer completamente rectos durante la marcha con muletas o bastones). Además, los hombros estarán elevados y tensos.

En esta situación, las muletas o bastones no tienen que ayudar a realizar la marcha normal: hay que emplear una marcha modificada, donde el pie lesionado no apoyará. Por lo tanto, ese pie tiene que ir elevado del suelo. Para esto, dos consejos:

- Utilizar en el pie de apoyo un calzado cómodo, firme y que tenga suela elevada. Esto favorecerá que el otro pie, al no llevar calzado -si va con yeso o férula-, quede algo más corto, con lo cual, es más fácil evitar su apoyo.

- Regular la altura del bastón para que quede a nivel del trocánter mayor de la cadera o tal vez un poco más alta. Al quedar ligeramente más alta favorecerá que el cuerpo no se incline adelante, evitando así que el pie lesionado se aproxime al suelo.

2. Caminar con dos muletas o bastones (apoyo permitido)


--------------------------------------------------------------------------------

Por ejemplo, en el caso de un esguince de tobillo o una lesión de rodilla que ya esté bastante curada y permita apoyo parcial. El uso de las muletas será para favorecer una marcha normal; es decir, ambos pies van a ir alternándose para caminar, apoyando en el suelo, sólo que las muletas ayudarán a soportar el peso del cuerpo, para disminuir el peso cargado por la pierna afecta.

La marcha tiene que ser lo más parecida a lo normal, sin saltos, 'pata coja', inclinarse hacia adelante... Algunas personas tienen verdaderos problemas para realizar una marcha coordinada utilizando muletas. Es bueno que se dedique tiempo a practicar bien y se corrijan errores, puesto que una marcha mal realizada va a probocar dolores, molestias, sobrecargas y otras incomodidades.

3. Caminar con una muleta o bastón


--------------------------------------------------------------------------------

Esto sería ya para una fase avanzada de la curación (seguimos con el ejemplo del esguince de tobillo, fractura, lesión de rodilla...). Estamos en una situación donde las dos muletas entorpecen la deambulación, pero la pierna lesionada todavía no puede soportar el peso completo del cuerpo.

Un error o descuido frecuente es que a veces no se sabe en qué mano hay que usar la muleta. Podríamos pensar, ya que vemos tanto 'House M.D.' que hay que usar la muleta o bastón en el mismo lado que la pierna lesionada. Así, al apoyar la pierna lesionada, apoyamos el bastón para que ayude. Bueno, pues esto no es correcto. House lo hará así bien por el dolor o bien porque sencillamente esa pierna no tiene fuerza y el bastón tiene que suplir la falta de capacidad de esa pierna para apoyar. Actualización: Muy en la línea de lo comentado en este texto: Hugh Laurie lesionado por la cojera del Dr. House, una prueba más de que caminar con el bastón del lado de la pierna lesionada no trae más que problemas.

En el caso de una recuperación de una lesión, no queremos que el bastón supla a la pierna (que la anule y actúe en lugar de ella), sino que lo que pretendemos es que el bastón ayude a la pierna lesionada a soportar el peso del cuerpo.

Por lo tanto, el lado de la muleta será el contrario de la pierna lesionada.

Si lo pensamos un momento, tiene mucho sentido: al caminar, los brazos se mueven al contrario que las piernas; por lo tanto, coinciden adelante la mano de un lado y el pie del lado contrario. De esta manera, si situamos el bastón en la mano contraria a la pierna lesionada, nos aseguramos de que, cuando la pierna esté delante, la mano del bastón estará también delante, y se repartirá el peso del cuerpo entre la pierna afecta y el brazo con bastón. Es la manera de realizar una marcha muy parecida a la normal sin realizar excesivo esfuerzo con la pierna todavía lesionada.

Si alguna cuestión no queda clara o no está bien explicada, no dude en solicitar más información.


Aviso legal: Todo el contenido de este artículo está sujeto a licencia cretive commons -detallada al final de la página-, excepto las imagenes 1 y 3, que tienen derechos de autor:

"Digital image content © 1997-2007 Hemera Technologies Inc., una sucursal perteneciente totalmente a Jupiter Images Corporation. Reservados todos los derechos".

Fuente: postura